Acerca de nosotras ·

domingo, 7 de agosto de 2011

La violencia más antigua del mundo, esta vez fue contra Lucy


Adjuntamos la historia de Lucy, arrollada por varios automóviles cuando, al parecer, el prostituidor de turno la abandonó, de noche, en una carretera sin forma de volver al club de la provincia de Burgos donde trabajaba más que caminando por la autovía, .
También adjuntamos el escrito de la Asociación para la defensa de la mujer "La Rueda" .
Es una víctima, más, de la violencia machista.



   La violencia más antigua del mundo

 

Lucy, murió arrollada por varios vehículos la semana pasada. Tenía 29 años y era africana. Lucy era una mujer, una más, víctima de la violencia machista. Se ganaba la vida en un club de carretera. Un cliente, prostituidor, se la llevó en coche, la alejó de su club y la abandonó en la carretera sin posibilidad de volver de otra manera que no fuera andando. Era noche cerrada y no había otra manera de regresar que andando en la oscuridad de una autovía. Los coches a toda velocidad y ella sin ver por dónde iba. El prostituidor no consideraba a Lucy como una persona. La dejó en algún descampado y se olvidó de ella: total ejercía la prostitución y para él Lucy, no tenía ningún valor ni merecía la pena preocuparse por su seguridad.

La prostitución es una de las formas más arraigadas en las que se manifiesta, ejerce y perpetúa la violencia de género y Lucy ha muerto víctima de esta violencia. Seguramente llegó a nuestro país buscando una vida mejor y sus posibilidades de sobrevivir estaban en ese club de carretera. Sin derechos y sola. No sabemos si llegó a Burgos, víctima de la trata pero sí sabemos que éste es el negocio ilícito más lucrativo, después de las drogas y el tráfico de armas, y que obtiene grandísimos beneficios para las redes que no para las mujeres.

La prostitución forzada y la trata de mujeres con fines de explotación sexual constituyen una violación de los derechos humanos esenciales de las personas. Lucy murió porque el prostituidor de turno dejó que muriera. Y no podemos consentir o callar ante el sometimiento y la dominación que hay detrás de la prostitución que se ha llevado a Lucy impunemente.

Lucy, mujer africana de 29 años sigue en el depósito sin que nadie la reclame. Nosotras no la olvidaremos, y seguiremos luchando y denunciando a los prostituidores; para que nunca más, a ninguna otra mujer le ocurra lo que le ha ocurrido a ella.

 

No hay palabras.



El MARTES 12 DE JULIO DE 2011 en el Diario de Burgos nos cuentan la historia y podemos ver su rostro . De nuevo sin palabras,  solo PERDONANOS LUCY !
http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Local/20110712/sue%C3%B1os/rotos/lucy/0DD7662C-F8E8-304A-52E8A2F686F0B29A

1 comentario:

  1. No publicitaremos comentarios de quienes se definen como clientes y a quienes nosotras definimos como prostituidores. Este es un espacio a favor de los derechos de las mujeres .

    ResponderEliminar

HH

Más