Acerca de nosotras ·

miércoles, 30 de noviembre de 2011

'El feminismo beneficia a hombres y mujeres': Lucy Garrido


La periodista uruguaya Lucy Garrido es la editora del periódico 'Cotidiano Mujer', una de las publicaciones feministas más importantes del continente, además, es una acérrima defensora de los derechos humanos, amante del vino, el tango y el fútbol, y está convencida de que el feminismo hace que las personas sean más felices. El Espectador habló con ella, aprovechando su asistencia al XII congreso feminista que se realiza en nuestro país.

El evento aprovechó la celebración del día internacional contra la violencia a las mujeres para discutir alrededor de esta problemática que afecta a todo el continente.


¿Por qué es feminista?
Yo soy feminista porque estoy de acuerdo que las mujeres tenemos que tener los mismos derechos que los hombres y que eso nos beneficia a los hombres y a las mujeres; pero si no fuera feminista, así fuera por inteligencia, debería querer que se cumplieran todas las exigencias que las feministas hacen.

¿Cómo evitar que las mismas mujeres terminen reproduciendo el machismo?
¿Cuándo descubrí yo el feminismo?: estábamos en el almuerzo y mi hermano quería la sal, él es un año menor que yo, que tenía 10 años, y mi mamá me dice, - tráele la sal a tu hermano - y yo empecé a decir - que la traiga él -, y eso generó unos cambios. Al poco tiempo mi mamá ya no se levantaba a traerle la sal a mi papá y si lo hacía era porque mi padre también era capaz de traerle un pan a ella. Mi mamá y mi abuela les prohibieron a sus hijas casarse hasta no terminar sus carreras, es decir, que hay esperanza, yo creo que con los medios de comunicación de ahora, las jóvenes seguro van a ser mejores que sus madres y van a educar a sus hijas de una forma más liberal y más igualitaria.

¿Usted cree que aquello de la emancipación femenina pasa necesariamente por el tema de la educación?
Sí, es imprescindible y lo es tanto la educación formal, la de las escuelas y las universidades, como la educación que todo el tiempo se está impartiendo por los medios de comunicación. Cuando vemos que el PIB de nuestros países ha crecido tanto, es el momento de devolver la deuda que se tiene con las mujeres. Y una manera es hacer campañas de sensibilización contra el machismo, ¿por qué los gobiernos no lo están haciendo? Eso es un trabajo que hay que hacer, igual hay que trabajar más por las mujeres negras y las mujeres indígenas, las mujeres pobres que son las que la pasan peor.

¿Cómo pensarse los estereotipos machistas que hay de nuestros países, por ejemplo, con los países rioplatenses y toda esta imagen del tango y que el tango es macho y es la sumisión de la mujer?
Me parece que es importante no perder la gracia, tampoco hay que ser como los ayatolá del feminismo, no somos las ayatolás del feminismo, nosotras queremos que la gente esté bien, que se ría. No es cierto ese coco del feminismo como había el coco del comunismo, de que ellos se comían a los niños, las feministas son todas lesbianas, muchas sí, pero la mayoría no, yo no creo que todos los hombres sean machistas, maleducados, que van a querer los hombres eso.

¿Cómo pensar esas diferencias entre una mujer de Buenos Aires adinerada y una pobre de Guatemala, cómo cerrar esas diferencias a través de la lucha femenina?
La mujer no existe, existen las mujeres; no existe el hombre, existen los hombres, y el problema no es la pobreza en realidad, el problema es la desigualdad en América Latina y es una desigualdad gigantesca que también aparece entre una mujer blanca de clase alta y una indígena. Pero la enemiga de una mujer negra no es una mujer blanca porque todas las mujeres seamos como seamos sufrimos algo que hace que el mundo no marche como debería marchar, y es el machismo y el sistema de clases que se apoyaron uno al otro.

¿Los hombres podemos aportar a la lucha feminista?
Pero por supuesto, y lo hacen, todos mis amigos son feministas. Ellos pueden aportar su sensibilidad, su inteligencia, sus experiencias y esas tres cosas ya me parece que son mucho: su imaginario, que los hombres van a ganar tanto. Mis amigos feministas son mucho más felices que mis amigos machistas, sienten que pueden hablar de lo que les pasa, esa parte la van a mejorar, nos pueden enseñar muchas cosas y pueden aprender otras.

En un país como Uruguay con tantos avances sociales, ¿qué pueden pelear las mujeres?
Le voy a decir lo que vamos a pelear, lo que vamos a lograr y esto es un aporte que daremos y es la legalización del aborto, no sólo despenalizar, ahora en diciembre el Senado lo va a aprobar y será legal en cualquier situación, además de que sea gratuito para que la mujer pobre y la rica puedan abortar y reciban el mismo ofrecimiento de salud, en las mejores condiciones.

¿Una política uruguaya que quisiera ver como presidenta de su país?
Mónica Javier o Constanza Moreira. Me parece igual que para ser presidente como Cristina o Roussef, tenemos que rendir más que los hombres, a cualquier hombre se le permiten cualquier estupidez, a las presidentas les cuestionan de todo. A pesar de eso, a las mujeres les ha ido muy bien.

Algunas de estas líderes han sido vistas a la sombra de alguien, Cristina a la de Néstor, Bachelet a la de Lagos, Roussef a la de Lula. ¿Cómo romper la idea de la mujer a la sombra de un hombre?
Esa es la prueba más grande de la discriminación porque a ningún hombre se le dice que esté a la sombra de alguien. Pero en el caso de Bachelet, ella terminó eclipsando a Lagos y a lo mejor con Dilma va a pasar lo mismo. Es decir, que sí están a la sombra pero después cuando están solitas lo hacen bien. En Finlandia han tenido muchas mujeres presidentes y entonces la última estaba en una escuela y les preguntó a los niños qué querían ser cuando grandes y le pareció curioso que ninguno decía presidente, entonces tomó a uno y le dijo ¿tú no quieres ser presidente? y él le dijo sí, pero ¿se puede? Estos niños habían visto solo mujeres presidentas, esta mujer estaba en su tercer mandato y este niño tenía 8 años y quizás pensó será que un hombre no puede ser presidente y fíjate que un niño argentino, como Cristina ya empieza su segundo mandato, puede que termine preguntándoselo mismo.

¿Y qué líder femenina admiras?
Yo admiro a Bachelet.

¿Qué puede llevar la mujer al campo político?
Es importante no ser esencialistas, porque todos somos yo y mis circunstancias. Lo que las mujeres podemos aportar es que estamos resolviendo conflictos todo el tiempo y los solucionamos. Nos gusta, además, resolver conflictos, somos más rápidas, repartimos mejor la plata, con más justicia y ya con eso es bastante.
Por: Redacción Judicial


http://radiouruguay.com.uy/innovaportal/v/56777/22/mecweb/%E2%80%9Cno-esta-bien-regalarle-el-concepto-de-conciencia-a-los-objetores%E2%80%9D-afirman?parentid=44871
Leer más...

“No son crímenes pasionales: son femicidios”





El machismo golpea nuestras vidas : cuadruple femicidio en La Plata 


 Al día siguiente de que miles de nosotrxs nos movilizáramos por las calles de Argentina y el continente en contra de la violencia de género, cuatro mujeres fueron brutalmente asesinadas en La Plata. Las páginas de los diarios volvieron llenar la sección policiales, asociando este flagelo al crimen pasional. Bárbara Santos (29), Susana Bártoli (63), Micaela Galle Santos (11) y Marisol Pereya (30) fueron asesinadas por la ex pareja de Bárbara, Osvaldo Martínez. 
 El cuádruple femicidio, ocurrido durante la madrugada de este domingo, nos despierta a las organizaciones sociales y a quienes venimos luchando por visibilizar estos asesinatos como femicidios, varios interrogantes. ¿Volveremos a padecer las versiones mediáticas y los comentarios de sentido común machista que vivimos con el caso Barreda hace más de 10 años? ¿Será, por el contrario, que gracias a la lucha de mujeres, varones, trans, feministas estamos en otro momento? ¿Hay ahora más posibilidad de instalar que estas muertes son femicidios, que tienen que ver con el patriarcado? ¿Que son casos de violencia de género? Esta historia ya la leímos las mujeres y quienes tenemos una sexualidad disidente. La leemos diariamente en la continuidad de una violencia que está asentada sobre la impunidad de los femicidas; la investigación y criminalización de las víctimas y en la estigmatización de lxs que luchamos contra estas injusticias. En las versiones discriminadoras en torno a la figura de la Moma , brutalmente asesinada por travesti y luego criminalizada por los medios de comunicación platense. Nuevamente denunciamos estos femicidios, que implican el asesinato de mujeres por su condición de mujer, enmarcado en una cultura históricamente patriarcal y machista, donde el varón aparece en la escena del crimen con cierta licencia para matar.
 El amor descontrolado, el exceso de celos, suelen ser facetas que sólo encubren el sentido de propiedad y placer que los hombres, en estos casos, tienen sobre las mujeres. La utilización del término femicidio es una herramienta política para hacer de lo privado algo que es irremediablemente público, y por tanto para denunciar y visualizar la violencia contra las mujeres. El fantasma de carne y hueso de los asesinatos de Barreda sobrevuela nuestra ciudad, nuestro país, el continente. ¿Será juzgado como un crimen más, invisibilizado en sus claves que permiten describir las estructuras injustas del sistema que padecemos? ¿Reactivarán estos hechos las bromas machistas sobre el asesinato de suegras y los comentarios sobre lo acertado de realizar estas aberraciones contra las mujeres? 
 Desde el movimiento de mujeres y de género creemos que esto sucede porque hay posiciones hipócritas: mucho discurso pero pocas políticas públicas para prevenir y atender estas situaciones de diversas violencias que sufrimos diariamente las mujeres. Falta de definiciones de fondo que garanticen que una mujer no deba morir por tener que realizarse un aborto ilegal. 

Sólo con hacer memoria durante unos minutos recordamos los últimos hechos ocurridos en nuestro país: 
 .El asesinato de Candela: niña de 11 años, asesinada por bandas que se quieren vengar de su mamá, o familia
 .Tomás: asesinado por la ex pareja de la mamá, para castigarla. Se habla de femicidio vinculante para explicar estos hechos. 
 .La violación y el asesinato de Sandra Ayala Gamboa. Asesinada por joven, pobre, migrante y mujer. 
 . La niña salteña muerta por aborto clandestino, donde terminó presa su madre, C.G; quien por la lucha de las organizaciones populares (feministas, de mujeres, DDHH y otras) fue liberada, luego del entierro de su hija.
 . Houria Moumni y Cassandre Bouvier asesinadas en Salta, luego de ser violadas. 

 Según los informes relevados por la Asociación Civil La Casa del Encuentro, durante los primeros seis meses del 2011 hubieron 151 casos de mujeres asesinadas. En relación al 2010, hubo un aumento del 20% respecto del mismo período del año pasado en que se registraron 126 casos. Estas cifran sólo reflejan una parcialidad de los casos que llegan a visibilizarse en los medios de comunicación, sumado a la carencia de un registro oficial de femicidios, del que el Estado sigue haciendo caso omiso a dicha demanda. A pesar de que estos casos no son la totalidad de los crímenes, dan cuenta dela existencia de los mismos y que su incremento obedece a patrones culturales machistas que lo naturalizan. 
Este flagelo continua asociándose al crimen pasional, siendo el asesino, en la mayoría de los casos, el marido o ex pareja de la víctima. Seguro que todas y todos podrán sumar más a esta lista, cuántos nombres, atropellos, violencia recordemos con este ejercicio de memoria… Además del repudio sin concesiones y de la denuncia colectiva, nosotrxs tenemos mucho que decir sobre las causas de estas violencias. Sabemos que el patriarcado es un sistema de dominación, asentado sobre la desigualdad. Sabemos que estos femicidios ocurren porque hay un sistema que habilita, construye y legitima la violencia contra las mujeres. 

Todos los días, como este 25 de noviembre, “Día Internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres” seguimos recordando a las hermanas Mirabal, seguimos gritando “basta de patriarcado”, seguimos reclamando por el cumplimiento de las leyes contra la violencia hacia las mujeres, y por políticas públicas efectivas y reales, que apunten a la prevención y a la atención de las víctimas; seguimos gritando que no hay que callarse. Seguimos, además, enojadas e indignadas por las trabas fundamentalistas que le ponen a nuestros proyectos de ley por el derecho al aborto, libre seguro y gratuito; seguimos reclamando que en todo el sistema educativo se traten y se problematicen los estereotipos de género; seguimos gritando contra los medios de comunicación que nos siguen tratando como objetos con posibilidad de que algunos sean los dueños. 
 También seguimos postulando que otra sociedad es posible; libre de prejuicios, de negocios donde las mujeres son mercancías; una sociedad con trabajo y dignidad, anti patriarcal e igualitaria en la diversidad. 

 Convocamos a todos y todas, todxs, a la sociedad en general a salir a las calles a denunciar, a no quedarnos calladas, a seguir luchando por el derecho a una vida sin violencia, hasta que todxs seamos libres!!! 

 *¡Justicia para Bárbara, Susana, Marisol y Micaela!*** 
 *¡Basta de femicidios! ¡Basta de encubrimiento de la justicia y de los medios de comunicación!*** 
*¡Incorporación de la figura de femicidio al Código Penal!***
 *¡Por el derecho de todxs a una vida libre de violencia!* 
 *¡Por aborto legal, seguro y gratuito!* * > * >

 *COMPA – Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares de  Argentina*
Leer más...

Violencia contra las mujeres: Europa necesita datos claros, análisis serios y medidas urgentes.




Todos los días nos despertamos con un nuevo caso de violencia de género, pero pocas veces nos paramos a analizar qué pasa en nuestro alrededor. Muchos países de Europa se encuentran en una situación peor a la española y no son precisamente los mediterráneos, los del sur.
Los países nórdicos baten récords. Otros simplemente lo ignoran o esconden. Para la abogada sudafricana Rashida Manjoo, relatora de Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer, “es un problema global. No es de ricos o pobres o de blancos o negros”. En estos momentos no podemos citar ni a un solo país europeo que haya podido eliminar la violencia contra las mujeres de sus sociedades. 

En unos hay más visibilidad del problema porque existen estadísticas y un poder político sensibilizado pero también nos encontramos con países avanzados que esconden sus datos. Otros, como el Reino Unido, engloban la violencia de género en violencia doméstica, que agrupa otros tipos de agresiones. Los países nórdicos, tan envidiados por su estado de bienestar y por sus políticas de igualdad, tienen los niveles más altos de violencia de género en Europa, mientras que España está a la cola en este tema, por increíble que parezca. 

Amnistía Internacional señala a Finlandia por no luchar contra la violencia sexual. En este país solo se informa del 2 al 10% de las agresiones frente al 25% de Dinamarca. Más de un 40% de las mujeres nórdicas han sido víctimas de la violencia por parte del algún hombre, a pesar de ser países que han trabajado bien las políticas de igualdad. Expertos en el tema hablan de exceso consumo de alcohol pero es obvio que alguna otra causa debe haber para que esas mujeres soporten estados de violencia similares. Y eso ocurre en donde la mujer ocupa el 44% de los puestos de los consejos de administración y en unos países que son los líderes en bienestar, según datos de Naciones Unidas. 

IANSA (movimiento contra la violencia) asegura que el 75% de las armas ligeras están en los hogares. Suecia y Noruega no tienen armas pero Finlandia ocupa el tercer país a nivel mundial en pertenencia de armas en las casas. Francia, que supera a España en casos de violencia de género, no ha desarrollado sin embargo políticas para combatirla a pesar de que el 16% de los homicidios cometidos en ese país, durante el año pasado, fueron contra mujeres. Solo un 9% de las agresiones son denunciadas, según el Observatorio Nacional de Delincuencia. 

Países como Eslovenia, Grecia, Holanda, Hungría, Lituania, Polonia y Rumania no registran información sobre violencia de género ni en las comisarías, ni en los juzgados. Sin lugar a dudas, la primera medida es reconocer que existe pero solo 23 países en el mundo, diecisiete de ellos europeos, cinco americanos y Japón, registran y hacen públicos los datos de mujeres asesinadas por sus parejas. 

En Italia, la Corte Suprema puede bajar la pena a un agresor si la causa son los celos. Susanna Bianconi, presidenta de la Casa de la Mujer contra la Violencia de Bolonia, denuncia que los informativos suelen hablar de “actos de celos, de demasiado amor”. En Alemania, una de cada cuatro mujeres ha sufrido algún tipo de agresión a lo largo de su vida, dato que coincide con la media de la Unión Europea. España, en su pasada presidencia de la Unión en 2010 propuso la aprobación de una ‘eurorden’ de protección para víctimas, que afortunadamente fue aprobada. 

La eurodiputada socialista Carmen Romero justifica la importancia de que una víctima, una vez que logra esa protección, pueda desplazarse libremente y la medida siga vigente esté dónde esté. Solo en 2009, en España se dictaron 102.000 órdenes y más de 4.000 protegían a mujeres rumanas, unas 800 a inglesas, 450 a víctimas búlgaras y más de 300 a alemanas. 

El Eurobarómetro dice que el 84% de los europeos opinan que la violencia contra las mujeres es inaceptable y debe ser castigada por la ley. Naciones Unidas no deja de denunciar la impunidad de la violencia sexual en Europa haciendo hincapié en que sólo un 14% de los casos por violación acaba en condena. Hay que exigir a nuestros eurodiputados que se conciencien de la gravedad del asunto y comiencen a actuar. Necesitamos datos claros, análisis serios y medidas urgentes. 
Por Mercè Rivas Torres** 
**Periodista y escritora
Leer más...

martes, 29 de noviembre de 2011

Mónica Lavín rescata heroínas revolucionarias de México





GUADALAJARA, Jalisco.- La vida y obra de muchas mujeres ha quedado en el anonimato. Aunque su obra ha ayudado a ganar batallas, ya sea como enfermeras, fotógrafas, telegrafistas, hasta espías o cocineras, sus historias quedan en la oscuridad, por lo que Mónica Lavín decidió rescatar en Las Rebeldes, la figura de dos mujeres que ayudaron a ganar la Revolución mexicana en el norte del País.
La autora, nacida en el Distrito Federal, escribió una novela histórica en torno Leonor Villegas, fundadora de la Cruz Blanca Constitucionalista, y de Jenny Page, una joven que huyó de su casa para ser periodista y encontrar su propio camino. Ambas historias se entrecruzan entre pólvora, cartas de amor y estrategias bélicas, para ganar batallas.
La novela se remonta a 1913. El ejército constitucionalista se acerca a la Ciudad de México, entre las luchas y victorias de Pancho Villa y Venustiano Carranza. En ese periodo, Jenny Page hace la narración de la historia e investiga, entre amores imposibles y guerras ajenas, para documentar una cara desconocida de la Revolución.
Esta novela histórica está llena de datos y sucesos que en realidad ocurrieron, pero también hay ingredientes de ficción que la hacen mucho más atractiva a los lectores.
Algunos de los personajes que estarán en las páginas de Las Rebeldes, son Felipe Ángeles, Pablo González, Lucio Blanco y hasta La Adelita.
"Hay muchas mujeres muy interesantes, hay muchas historias que no se han contado, son historias no visibles y creo que la conmemoración del Centenario de la Revolución, apenas nos dio la oportunidad de asomarnos, de empezar a abrir los cajones, porque habrá muchas historias por contarse, las historias de las heroínas, pero también de las mujeres, de lo cotidiano", resalta la autora de Yo, la Peor.
Lavín, quien es profesora investigadora de la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México e integrante del Sistema Nacional de Creadores, sitúa su historia en Tamaulipas y Texas.

http://www.noticiasnet.mx/portal/fama/73883-rescata-lavin-heroinas-revolucionarias
 
Leer más...

lunes, 28 de noviembre de 2011

Voces de mujeres de Colombia



VOCES DE MUJERES


25 DE NOVIEMBRE
DIA INTERNACIONAL POR LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

Nada justifica la violencia contra la mujer


La elección del 25 de noviembre como fecha internacional de la lucha contra la violencia a la mujer fue un acuerdo tomado por las participantes en el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se llevó a cabo en Bogotá en 1981, aceptando la solicitud de la delegación de República Dominicana que proponía que de esta forma se rindiera homenaje a las hermanas Mirabal: Minerva, Patria y María Teresa Mirabal. Ellas son un ejemplo vivo del tipo de mujer comprometida con las luchas de su pueblo.

Las Mirabal cayeron por la violencia del régimen de Trujillo, quien durante 30 años mantuvo al pueblo dominicano en el atraso, en la ignorancia y el caos; participaron en el “Movimiento 14J”, donde fueron conocidas como LAS MARIPOSAS. Este movimiento de oposición se llamó así en honor a las víctimas del 14 de junio de 1959 quienes fracasaron en derrocar a Trujillo y fueron asesinados.

Minerva y María Teresa con sus esposos, así como el esposo y el hijo mayor de Patria fueron condenados a cinco años de prisión, sufriendo las mayores vejaciones y torturas.  Ante la denuncia por parte de los opositores que vivían en el exilio,  la Comisión de Paz de la OEA hizo una visita a Santo Domingo y constató la situación de los presos políticos, lo cual obligó a Trujillo a “ablandar la situación”.  En agosto de ese mismo año, Minerva y María Teresa pasaron a arresto domiciliario. Ellas tenían  permiso para salir dos veces a la semana: el domingo a misa y un día a ver a los esposos.  En el mes de Noviembre, los esposos fueron trasladados a la  cárcel de Puerto Plata, quedando más cerca de sus esposas. En esas  circunstancias, se “planeó” matar a las tres hermanas, en una solitaria carretera, cuando regresaban de visitar la cárcel, el día 25 de  noviembre de 1960.  El asesinato de las hermanas Mirabal produjo un gran sentimiento de dolor en todo el país, pero sirvió para fortalecer el espíritu patriótico de un pueblo deseoso de establecer un gobierno democrático que garantizase el respeto a la dignidad humana.

La propuesta que surgió en el Encuentro feminista fue reconocida oficialmente por las Naciones Unidas en 1999 como el DIA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.


En el día para la eliminación de la violencia contra la mujer, invitamos a la comunidad y a las autoridades de Barrancabermeja a aunar esfuerzos para  erradicar la violencia contra la mujer que en el caso de nuestra ciudad ha cobrado uno de los mayores índices en el país. 

Rechazamos:

La violencia que desde lo cotidiano se viene cometiendo contra las mujeres y niñas, violencia que se expresa en abuso sexual, maltrato físico y psicológico.

La violencia simbólica que establece cánones, lenguajes e imágenes  que imponen una cultura que ve a la mujer como un objeto y en los que se funda la violencia sexual y afectiva.

La violencia económica, causa directa de muerte y sufrimiento, de la incertidumbre que rodea cada embarazo, cada parto, la crianza y supervivencia de cada hijo e hija y las condiciones para su sustento. 

La violencia institucional que revictimiza y desconoce los derechos de la mujer a la salud, al acceso a la justicia, a que se le proteja y garantice su seguridad, a que no  haya impunidad,


Nos adherimos a la campaña de los 16 días de activismo en contra de la violencia hacia la mujer, impulsada por UNFPA y ACNUR e invitamos a participar del Buzón por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias ubicado en las diferentes instituciones/organizaciones que hacemos parte de este proyecto.

Información de contacto:  Casa de la Mujer del Nororiente – Organización Femenina Popular, carrera 36E No. 53-37, Barrio Santander, telefax (7) 610 28 79. Barrancabermeja.



ORGANIZACIÓN FEMENINA POPULAR
Barrancabermeja – Magdalena Medio
Noviembre 24 de 2011
Leer más...

domingo, 27 de noviembre de 2011

En Chiapas se avanza para proteger a la mujer procurando una vida libre de violencia



Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Comisión de Equidad de Género de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado, reconoció que en Chiapas se avanza para proteger a la mujer procurando una vida libre de violencia.
                                            
A nombre de la Comisión tomó la palabra la diputada Gertrudis Hernández Hernández, Vicepresidenta de dicho órgano, quien destacó los logros alcanzados  por las políticas de género y protección a los derechos de las mujeres .Hernández se refirió de manera particular a las leyes que se han aprobado en la entidad para fortalecer el empoderamiento y derechos de las mujeres, entre ellas la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, la Ley que Previene y Combate la Discriminación, la Ley para Combatir, Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y recientemente las reformas y adiciones al Código Penal que tipifican el feminicidio como delito, imponiendo una sanción de 25 a 60 años a quien por razones de género prive de la vida a una mujer.  
                         


   Sobre el tema se pronunció también la diputada Rita Guadalupe Balboa Cuesta, del PRI, quien apuntó que la violencia contra las mujeres se deriva de la desigualdad entre hombres y mujeres y se utiliza para mantener a las mujeres en situación de inferioridad. Balboa Cuesta dijo que es necesario que en Chiapas exista la cultura de la prevención, protección y provisión de servicios a la mujer y aún cuando reconoció múltiples avances en Chiapas, dijo que entre los rezagos hay impunidad en los procesos judiciales a quienes agreden a las mujeres, la falta de transparencia y seguimiento en esos mismos procesos, urgencia de crear una cultura de respeto a la mujer en todos los municipios que conforman la geografía chiapaneca.   La legisladora priísta exhortó a adoptar y cumplir las leyes en Chiapas para poner fin a la impunidad, juzgar a los culpables de violencia contra las mujeres y las niñas y otorgar reparaciones y soluciones a las mujeres por las violaciones de que fueron víctimas.

Viernes, 25 de Noviembre de 2011 13:02 | Escrito por Raymundo Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
Leer más...

sábado, 26 de noviembre de 2011

Comunicado de La Mesa de Apoyo a la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres y la Paz en Colombia






La Mesa de Apoyo urge al gobierno colombiano a que investigue las agresiones a la defensora de Derechos Humanos Jacqueline Rojas miembro de la Organización Femenina Popular

La Mesa de Apoyo a la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres y la Paz en Colombia se hace eco de la denuncia emitida por la Organización Femenina Popular (OFP) sobre el reciente ataque sufrido por la defensora de derechos humanos Jackeline Rojas Castañeda, líder de esta organización radicada en el municipio colombiano de Barrancabermeja, en el departamento de Santander. La OFP pertenece a la Mesa de Apoyo con sede en Valencia.

Atelier/Valencia,  25 de noviembre de 2011

La Mesa de Apoyo a la defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres y la Paz en Colombia [1], conformada por más de una veintena de organizaciones de mujeres de España y Colombia, reclama al gobierno de Colombia que cumpla sus obligaciones en materia de garantías y protección a defensoras de derechos humanos y que se investigue debidamente la agresión sufrida recientemente por la líder de la OFP, Jackeline Rojas Castañeda, y su familia.

Asimismo, reclama al Estado colombiano que estas amenazas y ataques no queden impunes y garantice la protección integral de la representante de la OFP.


Los hechos que denunciamos ocurrieron el miércoles 9 de noviembre, hacia las 21 horas, cuando un hombre y una mujer armados y con el rostro cubierto irrumpieron en la vivienda de Jackeline Rojas Castañeda. Los asaltantes tomaron por la fuerza a su hija y la llevaron a una habitación, diciéndole a Jackeline que si gritaba matarían a su hija. Luego llevaron a Jackeline a otra habitación, la amarraron, la amordazaron y le interrogaron sobre el paradero de su hijo y de su esposo, integrante de la Junta directiva del Sindicato Nacional de 
Trabajadores de la Industria de Alimentos (Sinaltrainal).  Más tarde estas personas le pintaron con aerosol su cuerpo, le insultaron y revolvieron toda la casa. Se llevaron dos ordenadores portátiles, memorias USB, teléfonos móviles y documentos, además de hacer pintadas vejatorias por toda la casa.


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos había decretado anteriormente medidas cautelares de protección tanto para Jackeline Rojas como para su marido, pero este nuevo ataque evidencia el elevado número de agresiones a defensores y defensoras de derechos humanos así como el alto grado de impunidad que persiste en Colombia. A pesar del cambio de discurso del gobierno colombiano, las organizaciones sociales critican la inexistencia de un avance efectivo en la implementación de políticas públicas de protección.

La Mesa de Apoyo comparte y defiende  la apuesta de las mujeres por la paz  y de  quienes  buscan una salida política al conflicto de Colombia que durante más de cincuenta años ha producido la muerte de miles de personas y el desplazamiento de 4 millones más, donde el 70 por ciento son mujeres, niños y niñas.

Y en ese sentido, la plataforma de organizaciones de mujeres con sede en Valencia reclama al gobierno de España que inste al Gobierno de Colombia al acatamiento pleno de las recomendaciones formuladas por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, la Relatora de Violencia contra las Mujeres, y demás agencias de Naciones Unidas, así como de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos respecto de la especial protección de los derechos de las mujeres víctimas del conflicto armado.



[1] La Mesa de apoyo está integrada por:
Organizaciones de España: Atelier, Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Alicante, Asociación de Mujeres Marxa 2000 de Valencia, Fundación Isonomía – Universitat Jaume I de Castellón, Secretaría de la Mujer de CC OO del País Valencia, Mujeres de Negro (Valencia),Asociación de Mujeres Inmigrantes (Valencia), Themis –Asociación de Mujeres Juristas, Mujeres en Zona de Conflicto (Córdoba), la Federación de Organizaciones de Defensa y Promoción de los DD HH, el grupo Mujer de la Asociación Pro Derechos Humanos y el grupo de acción y desarrollo solidario “Gades”, Intersindical Área de la Dona, Cátedra de estudios de las mujeres ‘Leonor Guzmán’, Asociación Por Tí Mujer.
Organizaciones de Colombia: Sisma Mujer; Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia (Anmucic); Organización Femenina Popular; Red Nacional de Mujeres; Indepaz, Ruta Pacífica de las Mujeres, Asociación Construyendo Nuestro Futuro y Movimiento Social de mujeres contra la guerra y por la Paz; Corporación Colombiana de Teatro.


Leer más...

viernes, 25 de noviembre de 2011

RED DE MUJERES CONTRA LA VIOLENCIA DE NICARAGUA













Dictadura Ortega-Murillo:
Fraude, mayor empobrecimiento, persecución y muerte a las mujeres

Las feministas de Nicaragua no reconocemos los resultados de los comicios nacionales del pasado seis de noviembre; y denunciamos desde ya, que el gobierno que se instalará el próximo diez de enero de 2012, representa fraude, mayor empobrecimiento, persecución y muerte para las mujeres y sus derechos, una característica de su política pública hacia las mujeres.

La falta de transparencia desde el inicio hasta el final del proceso electoral, no entrega de documentos de identidad a unos 200 mil jóvenes[i] para participar en las votaciones, entrega tardía de credenciales a fiscales de los partidos en contienda, cambio de dirección de Juntas Receptoras de Votos sin previo aviso, conteo de votos sólo con fiscales oficialistas, no publicación de resultados electorales de cada una de las casi doce mil Juntas Receptoras de Votos fueron parte de las condiciones adversas de todo el proceso y de un cúmulo de ilegalidades que lo convirtieron en un fraude incalculable. Sus resultados, por ende, no son nada confiables.

A lo anterior se agrega un Consejo Supremo Electoral de magistrados con períodos vencidos en 2010, pero que continuaron en sus cargos por decreto presidencial, contra toda ley. A ello se sumó la candidatura ilegal[1] del presidente Daniel Ortega, quien se convirtió en juez y parte.

La ilegal candidatura de Ortega, otrora sandinista, encendió las luces de peligro, representaba el peor escenario para el país no sólo por su autoritarismo, neoliberalismo y reciente conversión al fundamentalismo religioso –que ha convertido en política de estado- sino también por su pacto con el corrupto Arnoldo Alemán, con quien se repartió los Poderes del Estado; lo que se refleja en instituciones públicas dirigidas por funcionarios partidarios, sometidos al designio de sus caudillos y no sujetos a la ley.

Las elecciones del 2011 representan un retroceso de los avances electorales que experimentaba Nicaragua. Aunque esta tendencia inició en el 2008, en las elecciones municipales. El fraude se produjo en los municipios con mayor población como Managua, que reúne a un tercio del electorado nacional.

En Nicaragua el poder simbólico, subjetivo y real del voto ha sido evidente desde las elecciones del 90. El resultado electoral de ese momento puso fin a un proceso revolucionario, propició condiciones para desmontar la guerra que se vivía y dio inició a un nuevo proceso político y socioeconómico en el país. Aunque en 1984 se había realizado elecciones en condiciones diferentes a las que el somocismo tenía sumergido al país. 

Después de las votaciones de 1990, ha sido una constante a lo largo de todos los procesos electorales, la alta participación ciudadana, y particularmente de las mujeres, así como la normalización de tales procesos; y en las elecciones del pasado seis de noviembre, las feministas participamos desde una diversidad de posiciones, hemos sido incluso observadoras electorales.

A partir de los 90 también las fuerzas armadas han asumido un marco de atribuciones profesional y universal, trascendiendo la visión partidaria de sus orígenes; y pese a las dificultades y la imposición económica neoliberal, el marco constitucional establecido en 1987, se convirtió en un referente. Sin embargo, esta realidad se infringió cuando la Policía Nacional ha mostrado posiciones afines al partido de gobierno y se vio envuelta en gravísimos hechos de violencia electoral que costaron la vida a tres ciudadanos y generaron el terror en varias comunidades rurales.

El ascenso al poder de Ortega en 2007 significó que intelectuales, artistas, feministas, grupos de jóvenes  y periodistas críticos fueran considerados enemigos a neutralizar, desprestigiar y perseguir; para lo cual se estructuró un sistema donde los derechos humanos de libertad de expresión, asociación y movilización, pasaron a ser “delitos políticos”.

Casi desde su llegada al Ejecutivo, el caudillo hizo de todo para mantenerse en el poder. Procuró transformar el actual régimen político presidencial en parlamentario, que le posibilitara mantener el control político del Estado. Según su argumento, el parlamentarismo es más democrático. No obstante, a la fecha no ha rendido informe ante la Asamblea Nacional ni ha sometido a ratificación del parlamento ninguno de los cargos que la Constitución establece deben ser ratificados por el  Legislativo.

Al no lograr las reformas constitucionales anteriores, el presidente Ortega mandó a la Corte Suprema de Justicia declarara que la prohibición constitucional de una reelección continua, era inaplicable. Contrario a la ley, impuso su candidatura.

Fraude: ¿estado de derecho, legitimidad del voto, convivencia pacífica?

Nicaragua es un país con muy reciente memoria de cruentos conflictos armados. La polarización política ha dividido a la sociedad, a las familias. Hace apenas veinte años se ha comenzando a despejar esta referencia. Por ello, el fraude de las recientes elecciones quiebra los cimientos del estado de derecho, afecta la legitimidad del sufragio y hace inviable la convivencia pacífica del país. Esta realidad abre para el país una crisis de estabilidad y legitimidad, expresada en la violencia y el luto que ya ha producido.

La intimidación, la impunidad, el abuso, el atropello constituyen parte del estilo del gobierno Ortega- Murillo. Se argumenta como política de estado la afectación a la libertad y los derechos democráticos, por encima de la justicia social. Si bien los altos niveles de pobreza han provocado acciones gubernamentales que permitan a las familias más empobrecidas resolver el día a día, es inmoral que esos bienes se entreguen como limosna partidaria y no como derechos, y se busque someterles al poder partidario negándoles su condición de sujetos de derecho.

Las feministas rechazamos que el gobierno orteguista antepongan las necesidades básicas a la libertad. La libertad es un derecho. La libertad no es negociable
Se ha construido desde el poder del caudillo y su familia, de manera deliberada, una descomposición sostenida de la conciencia ciudadana para someterla y convertirla en peones de sus propósitos. Mediante el fraude electoral se auto otorgó más del 60% de los votos, con lo cual controlará absolutamente la Asamblea Nacional y podrá imponer el régimen político y socioeconómico que quiera, incluyendo un mayor enriquecimiento ilícito de su familia a costa de la mayoría empobrecida.

Las feministas no olvidamos que el partido de Ortega fue el que indicó a las jerarquías religiosas el camino para eliminar el aborto terapéutico en el año 2006; y quien aportó los mayores votos en el Poder Legislativo para penalizar totalmente el aborto en el 2007.

La dictadura Ortega-Murillo ha despojado a las mujeres de su derecho a decidir y ha convertido un Estado laico en fundamentalista religioso contra todo precepto constitucional. Justifica su regresión autoritaria y criminaliza la lucha de las mujeres por sus derechos, ejerce violencia institucional y selectiva contra las mujeres y las feministas, particularmente. Denunciamos desde ya, que frente al reclamo de derechos que continuaremos haciendo, enfrentaremos mayor persecución.

La administración de justicia encabezada por magistradas y magistrados del partido de gobierno son quienes han dictado las peores resoluciones sobre delitos de violencia sexual, promueven la impunidad de los violadores y obligan a niñas a parir, bendiciendo los productos de tales violaciones.

Para las feministas, la democracia no es únicamente elecciones, pero la realización de votaciones legales, transparentes y legítimas constituyen un derecho de toda la ciudadanía. Por ello las mujeres en Nicaragua hemos invertido en la democracia procedimental y la institucional. Para que la democracia incluyente de las mujeres pueda ser una realidad, necesitamos un estado de derecho en el país.

Las nicaragüenses ya vivimos una dictadura, la somocista. Luchamos para que no hubiese otra. Por ello estamos en contra del control absoluto de todos los poderes del Estado como lo hace el jefe del partido en el poder. Nos oponemos al control de la población y a que sea utilizada como aparato paraestatal. Nos negamos a que vuelvan a la historia del mundo los camisas azules de Hitler.

Por tanto, las feministas nicaragüenses exigimos
o   La anulación de las elecciones del pasado seis de noviembre
o   Nuevas elecciones en condiciones de libertad, legalidad, transparencia y con árbitros imparciales, para prevenir nuevos conflictos armados, propuesta que  coincide con la de otros actores  
o   Cese a la represión contra todo derecho a la libertad de expresión y de movilización

Por tanto, las feministas nicaragüenses demandamos
o   A las feministas del mundo entero denunciar la actual situación que vivimos en Nicaragua
o   A las feministas y todos los actores sociales progresistas del continente que respalden la propuesta de realizar elecciones verdaderamente libres en Nicaragua



¡Democracia sí, Dictadura NO!

Feministas de Nicaragua


[1] […]“No podrá ser candidato a Presidente ni Vicepresidente de la República: a) El que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período anterior en que se efectúa la elección para el período siguiente, ni el que la hubiere ejercido por dos períodos presidenciales […]. Arto.  147 de la Constitución Política de Nicaragua.


[i] Valoración técnica final del proceso electoral para presidente y diputados, Nicaragua 2011. Grupo Cívico Ética y Transparencia. Managua 21 noviembre 2011.
Leer más...

Señora: para que nuestras hijas no sean unas simples mártires más, necesitan que usted se convierta en su heroína.



"Cualquier persona puede decir que fue violada, es una situación que no se puede comprobar", dijo Enrique Gómez Hurtado en uno de los debates sobre el aborto en el Senado.


Lo dijo como con la certeza de quien conoce de cerca los detalles de un caso de violación impune. El supuesto de Gómez Hurtado es lo que le da seguridad cada día a los violadores de este país machista donde se duda de cada mujer que denuncia una violación. ¿Se lo buscó por coqueta?, ¿fue la minifalda?, ¿empezaron a tirar pero ella cambió de opinión y ahí ya no se vale?, ¿lo que quiere es plata?
El martes entrevistaron en La W a Lina Castro, la mujer que denunció al asesor presidencial en Derechos Humanos, Tomás Concha, por abuso sexual. Julio Sánchez Cristo comenzó por preguntarle cómo podía probar que el abuso de Concha no había sido una “aventura de oficina”. Le pregunta a Castro si de verdad cada una de las veces fue abuso, tal vez implicando que ella le cogió el gustico con el tiempo.Que si fue en la oficina, o por fuera de la oficina y que si alguna vez pasó algo afuera y que si fue afuera en dónde fue. Y Lina, llorando, dijo que no daría detalles y a eso Julio lo llamó discreción.

Silvia Inxtaurrondo, otra periodista de La W, le preguntó a Lina si en cada uno de los encuentros ella había dicho explícitamente “no”, (¿porque el que calla otorga?) que por qué eso duró tanto tiempo sin que ella lo denunciara, que por qué no prefirió simplemente perder su trabajo. Porque Silvia dice, además, que si ella hubiera estado en el lugar de Lina se habría negado virtuosamente, habría denunciado cuanto antes. No todas las mujeres son tan asertivas como Silvia lo es en su imaginación, pero todas, hasta ella, somos vulnerables. Según el X Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia 2000-2010, cada hora, nueve mujeres son víctimas de abuso sexual. Lo anterior es solo contando las denuncias, pues probablemente son más las mujeres que callan.

¿Y por qué callan? Callan porque cuando hacen sus denuncias públicamente no les creen, las cuestionan, les hacen preguntas que sugieren que algún provecho sacaban del abuso, las hacen sentir como unas putas. Y después de enfrentarse a eso nadie les dará trabajo, por sapas, porque en el nuevo trabajo también creerán que se lo inventaron todo, y que su misión en la vida es arruinarles la vida a hombres tan románticos como Concha, que llama desliz sentimental a las felaciones que, a puerta cerrada, le daba contra su voluntad su subalterna.

El abuso sexual es un asunto de poder. Se trata de poder controlar a su víctima y eso se logra con violencia física y psicológica. Las víctimas de abuso sexual suelen además sentirse culpables y, cuando salen del closet de la violación, la sociedad les refuerza ese susurro judeocristiano de su cabeza que les dice que se lo merecían. Este tipo de temas debe ser tratado con compasión, especialmente por los medios, pues matonear al denunciante en público es apabullar a otros posibles denunciantes. Los principales culpables de que estos crímenes queden impunes somos nosotros, que cuando las mujeres alzan la voz las agarramos a piedras.
Catalina Ruiz Navarro 

En respuesta al artículo  anterior : 

Soy Silvia Intxaurrondo y con este texto quiero ejercer mi derecho de réplica a un artículo publicado en este mismo diario. Soy mujer y periodista. Por ese orden. Es decir, he tenido más tiempo de presenciar las desigualdades y las situaciones de abuso contra las mujeres que tiempo para poder denunciar esas lacras. Así que voy a aprovechar este pequeño espacio para hacer lo segundo. Y voy a dirigirme directamente a las afectadas.

Señorita, señora: nadie tiene derecho a amenazarla, insultarla, golpearla o abusar sexualmente de usted. Ni en casa, ni en la calle ni en su trabajo. Quizás le resulte obvio que se lo recuerde, pero no lo es. Primero, porque, desgraciadamente, puede que usted esté en cualquiera de las situaciones que acabo de citar. Segundo, porque debe estar aterrada; de hecho, hay muchas mujeres que están en su situación y no denuncian por miedo. Es un fenómeno en todo el mundo. Y es tan evidente que no necesita que le aporte más datos.

Hoy quiero hablarle de lo que no es obvio. Quiero hablarle de las mujeres que se han convertido en heroínas. Estaban en su misma situación y lo denunciaron. Y eso a pesar de que estaban aterradas. Se lo recuerdo porque, a pesar de que es obvio, no suelen aparecer en los medios de comunicación. Ellas también pensaron que ni la policía ni los jueces las iban a escuchar. Y debieron de pensar que, si lo denunciaban y el sistema no las escuchaba, ningún periodista iba a contar su drama. Es más, seguro que lo pensaron, porque a muchos periodistas les gusta regodearse en la crítica a las autoridades y no asumir su responsabilidad de dedicar el espacio que tienen en los medios de comunicación para denunciar que el sistema no funciona. Es un fenómeno en todo el mundo. Y es tan evidente que no necesita que le aporte más datos.

Hoy quiero hablarle de los otros periodistas. De los que, con espacios como este, demostramos que no nos resignamos a hablar sobre las injusticias, sino a combatirlas. Así que, denuncie, por favor. Hay periodistas que presionaremos al sistema para que las autoridades hagan su trabajo. Porque es nuestra responsabilidad. Para que ni sus hijas ni las nuestras tengan miedo de regresar a casa, salir a la calle o ir al trabajo. Para que, si se sienten violentadas, sigan su ejemplo y denuncien. Señorita, señora: para que nuestras hijas no sean unas simples mártires más, necesitan que usted se convierta en su heroína.
Silvia Intxaurrondo

 Agradecemos los textos de estas dos magnificas periodistas y difundimos por su gran intereses no solo en Colombia  :

Leer más...
Más