Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora Maestra investigadora medica Arquitecta Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa coreógrafa sindicalista Ecologista Novelista Pedagoga Diseñadora Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica pianista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

jueves, 26 de octubre de 2017

Pilar López Júlvez bailarina y coreógrafa española


Pilar López Júlvez (San Sebastián, 4 de junio de 1907 - Madrid, 25 de marzo de 2008), fue una bailarina y coreógrafa española.

Su familia residía en Madrid, lugar donde pasó la niñez. Era hermana mayor suya La Argentinita, a quien ofreció en Santander un homenaje con sólo cinco años. Tomó clases de piano y solfeo, y en el Teatro Romea conoció a Pastora Imperio y Amalia Isaura, entre otros artistas de la época. En 1923, con once años, inició su carrera de forma independiente. Trabajó en el Teatro Romea, en el Teatro de La Latina y el Teatro Principal, cosechando éxitos. Junto al bailaor Rafael Ortega "Rafaé" representó un espectáculo propio en el Teatro de La Comedia.

En 1933 trabajó por vez primera con su hermana en Cádiz donde se estrenaba la obra de La Argentinita, El amor brujo de Manuel de Falla. A partir de entonces ambas hermanas iniciaron juntas una nueva carrera profesional, siendo Pilar la segunda bailarina de la compañía.

Tras recorrer España, prosiguieron sus actuaciones en París en el Teatro de Champs Elysées y recorrieron América. Hasta mediada la Segunda Guerra Mundial viajaron varias veces a Buenos Aires, México, Centroamérica, Orán y París. En 1943 estrenaron en Nueva York El Café de Chinitas, en el Metropolitan Opera House. Con el éxito cosechado recorrienron Estados Unidos: Washington D.C., Boston, San Francisco y otras grandes ciudades norteamericanas.

En 1945, la muerte de su hermana, La Argentinita, llevó a Pilar a disolver la compañía. Tardó un año en regresar a los escenarios, ya con una compañía propia integrada por prestigiosos bailaores como José Greco o Manolo Vargas, guitarristas como Ramón Montoya y figuras como Pastora Imperio, que se incorporó en algunas representaciones. Estrenó en esta época Pepita Jiménez, el Boléro de Ravel, una nueva versión de El Café de Chinitas, El sombrero de tres picos y otras composiciones de autores como Chueca o Enrique Granados. De nuevo salió de España y recorrió Europa y América (París, Edimburgo, Helsinki, Estocolmo, Lisboa, Buenos Aires, Caracas).

Mientras sigue en su febril actividad, amplió el repertorio en los finales de los 40 y durante la década de los 50: Capricho Español, de Nikolái Rimski-Kórsakov, Puerta de Tierra, Triana, El Polo y Rumores de la Caleta de Isaac Albéniz, La zapatera y el embozado de Jesús Leoz y Ballet de Alberto Torres, en una adaptación de personajes de la obra poética de Federico García Lorca, además de otras adaptaciones coreográificas, entre las que destacó Madrid flamenco.

En los años 60 se incorporaron como bailarines Mario Maya y Antonio Gades, reforzando una compañía en constante ascenso. Los años 70 representaron la culminación de la fama de Pilar López. El repertorio se amplío con obras de Georges Bizet, y también la geografía de las representaciones que van desde Londres a Japón y Oriente Medio.

Entre sus numerosas condecoraciones y premios destaca la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, la Cruz y el lazo de dama de la Orden de Isabel la Católica y otros reconocimientos, sobre todo en América y Francia.




La bailarina y coreógrafa, muy vinculada durante toda su carrera a Andalucía, muere en Madrid a los 95 años, un cuarto de siglo después de su retirada y convertida en un mito del baile nacional


La bailarina y coreógrafa Pilar López, hermana de la legendaria Encarnación López Júlvez La Argentinita, falleció la madrugada del lunes al martes en Madrid a los 95 años. Nacida el 4 de junio de 1912 en San Sebastián, en una familia de comerciantes de telas que se encontraba de paso. Muy vinculada a Andalucía, recibió la Medalla de Oro de la comunidad y fue galardonada con el título de Maestra del Baile en la Bienal de Sevilla, entre muchas otras distinciones. Fue su padre, un segoviano que viajaba con frecuencia a Argentina, quien la guió en sus gran afición al flamenco y a la danza.


Pilar y Encarnación López han sido referentes de El Güito, José Greco, Manolo Vargas, Rafael Ortega, Elvira Real, Alicia Díaz y, en especial, Antonio Gades.

Gran embajadora, junto con La Argentinita, de la cultura española, debutó profesionalmente con su hermana en 1933 con El amor brujo en el Teatro Falla de Cádiz. Viajaron a Argentina en 1935, y empezaron en el Teatro Colón de Buenos Aires, con una lluvia de ovaciones, una gira de más de un año por América. Regresaron a España unos días antes del estallido de la guerra civil, y optaron poco después por trasladarse a Argelia, París, Londres, Bélgica y Holanda.

La compañía de su hermana, formada por Pilar y los bailarines José Greco y Manolo Vargas, actuó durante cinco años en Estados Unidos, donde estrenaron con gran éxito sus coreografías de El bolero de Ravel y El Café de Chinitas, obra inspirada en una canción de Federico García Lorca y con decorados dalinianos; ambas en Nueva York.

La muerte de La Argentinita (en septiembre del 45 en la Gran Manzana) provocó el regreso de Pilar a España con los restos mortales de su hermana. A finales de los 40 montó su propia compañía, el Ballet Español, que se estrenó con El sombrero de tres picos, hasta entonces sólo interpretado por Léonide Massine, el sucesor de Nijinsky, y los Ballets Rusos.

Hizo suyas otras coreografías, como Agua, azucarillos y aguardiente, Capricho español de Rimsky-Korsakof, la Puerta de Tierra de Albéniz, Soleares y la Suite vasca de José María Franco. Pilar López paseó su arte en los años 50, 60 y 70 por Cuba, México, Brasil, Venezuela, Reino Unido, Bélgica, Francia, Portugal, Suecia o Finlandia, países donde se admiró su prestigio, que desde hacía años tenía un alcance mundial. Estrenó en 1952 el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo en Valencia. Momentos estelares de sus giras fueron también la que hizo en Oriente Próximo y Japón o su actuación ante la Reina Isabel II de Inglaterra.

Dejó de bailar en 1974 y se jubiló en 1982. Sólo en tres ocasiones retomó la actividad, únicamente para revisar los pasos del Concierto de Aranjuez que hicieron el Ballet Nacional Español de Antonio Gades (1979) y el Ballet Nacional de España de Elvira Andrés (2001 y 2002). Recibió dos homenajes en 1997 y 1998, el primero durante el Festival del Cante de las Minas, que le dedicó el libro Pilar López: Una vida para el baile, de Ángel Álvarez Caballero, y el segundo a cargo del Ballet Nacional de España, con motivo del vigésimo aniversario de su formación.

Estaba casada con el músico y director de orquesta Tomás Ríos, poseía una rica biblioteca comprada por su hermana al poeta sevillano Fernando Villalón, y la música, la pintura, el teatro, la lectura y la encuadernación fueron, junto con el baile, sus grandes aficiones durante toda su vida.

https://es.wikipedia.org/wiki/Pilar_L%C3%B3pez_J%C3%BAlvez
http://www.europasur.es/ocio/Luto-danza-espanola-Pilar-Lopez_0_134987380.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más