Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 29 de octubre de 2011

EE.UU.: Violencia hacia las mujeres


 "Untitled -2011" Obra de Maïmouna Galgano de Pakistan presentada en Dakar -junio de 2011 en Exposición contra la violencia hecha a las mujeres y a las niñas 

EE. UU.: víctima ahora activista reflexiona sobre decisión histórica en materia de violencia contra las mujeres


Durante los últimos 12 años, Jessica Lenahan ha estado luchando por conocer la verdad sobre aquella terrible noche del verano de 1999 en la que sus tres hijas aparecieron muertas en la parte trasera de una camioneta.
Las luchas legales hasta llegar al Tribunal Supremo de Estados Unidos no han resuelto por qué la ley no exigió a la policía ofrecer protección a sus hijas, a pesar de saber que en aquel momento corrían el riesgo de ser víctimas de violencia doméstica.
No obstante, la reciente decisión de un organismo internacional de derechos humanos podría estimular el impulso de importantes reformas para mejorar la protección de las víctimas de violencia de género en el ámbito familiar en EE. UU..
“Durante muchos años, la carga de la prueba ha recaído sobre las mujeres víctimas de violencia doméstica”, ha dicho Jessica Lenahan.
“Estoy un poco dolida, pero soy optimista y creo que esta decisión puede servir para ayudar a otras personas.” 

Falta de protección
Las autoridades locales de Castle Rock, en Colorado, sabían que Jessica Lenahan, por aquel entonces Jessica Gonzales, y sus hijas Leslie, Katheryn y Rebecca, de 7, 8 y 10 años, llevaban tiempo sufriendo violencia doméstica por parte de Simon Gonzales, ex marido de Jessica.
A pesar de la orden de alejamiento dictada por un tribunal contra Gonzales, la policía no respondió a las continuas peticiones de ayuda de Jessica –siete llamadas de teléfono y una visita a la comisaría de policía- después de que Simon Gonzales apareciese de forma inesperada en su casa el 22 de junio de 1999 y se llevase a las niñas en su coche.
A primera hora de la mañana siguiente, Gonzales fue en coche hasta la comisaría de Castle Rock y comenzó a disparar por la ventanilla. Inició un tiroteo con la policía y murió en el fuego cruzado. Cuando acabó el tiroteo, se encontraron los cuerpos sin vida de Leslie, Katheryn y Rebecca en la parte trasera de la camioneta.
Desde entonces, todas las autoridades estadounidenses, desde Castle Rock hasta el propio Tribunal Supremo de EE. UU., se han negado retiradamente a informar a Jessica Lenahan sobre cómo y cuándo murieron sus hijas, y nunca le han ofrecido ningún tipo de reparación por su sufrimiento.
“Quiero que me digan de quién eran las balas que mataron a mis hijas, y dónde y cuándo murieron”, ha dicho recientemente Jessica a Amnistía Internacional.
Aunque Jessica cree que la respuesta completa a sus preguntas nunca llegará, la reciente decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le da esperanzas para pensar que finalmente habrá algunos cambios positivos para otras personas expuestas a violencia de género en el ámbito familiar.

Búsqueda de justicia
Jessica Lenahan se hundió cuando en junio de 2005 el Tribunal Supremo de EE. UU. resolvió que la policía no tenía el deber constitucional de hacer cumplir la orden de alejamiento dictada contra su ex marido.
“Todo lo que había aprendido cuando era niña sobre lo que estaba bien y lo que estaba mal, y que el gobierno estaba ahí para protegerme, resultó ser mentira. Fue un golpe muy duro para mí. Estuve destrozada casi un año”, contó.
Caroline Bettinger-López, miembro del equipo de representación letrada que apoyó la causa de Jessica Lenahan, contó a Amnistía Internacional que quienes estaban llevando adelante este caso se sintieron frustrados porque no existían más vías legales en EE. UU.
Pero gracias al apoyo moral de su madre, Ernestine Rivera, al año siguiente, Jessica y sus abogados siguieron luchando, y presentaron una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
La Comisión, con sede en Washington DC, promueve y defiende los derechos humanos en toda América. Cuando las vías legales nacionales se han agotado, las víctimas de violaciones de derechos humanos pueden continuar con el proceso de sus causas ante la Comisión, que ofrece recomendaciones sobre los pasos que los gobiernos pueden llevar a cabo para solucionar la situación.
En agosto de 2011, la Comisión Interamericana publicó un informe sobre la causa de Jessica Lenahan, y resolvió que el Estado “no investigó debidamente las denuncias presentadas por Jessica Lenahan antes de la muerte de sus hijas, y tampoco llevó a cabo una investigación diligente de las circunstancias de la muerte una vez que se encontraron sus cuerpos”.
La decisión de la Comisión recomienda que EE. UU. estudie sus carencias con respecto al trato que ofrece a las víctimas de violencia doméstica, y que apruebe reformas generales a nivel local, estatal y nacional para garantizar que las víctimas reciben protección adecuada frente a sus agresores.
Esta decisión se ha recibido como una victoria para las víctimas de violencia doméstica.
“Este caso y la decisión de la Comisión demuestran que no hay excusa para no hacer cumplir las órdenes de protección de forma inmediata y efectiva, especialmente si se han realizado peticiones reiteradas a la policía”, ha afirmado Widney Brown, directora general de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional.
“Las autoridades dicen que les resulta difícil evitar que se produzcan actos de violencia. En este caso, podrían haber actuado para salvar la vida de tres niñas, pero prefirieron no hacerlo. Esperemos que estas decisiones de ignorar casos de violencia doméstica no vuelvan a repetirse.”
“Las autoridades estadounidenses, a todos los niveles, deben tomar nota de las conclusiones de la Comisión para garantizar que las mujeres y niñas que sufren violencia de género en el ámbito familiar reciben protección adecuada, y que se ofrece reparación y ayuda a las víctimas.”

Una vía para el cambio
Caroline Bettinger-López, una de las abogadas de Jessica Lenahan, ha dicho que es optimista pero cauta sobre el posible impacto que esta reciente decisión pueda tener.
Durante los próximos meses, ella y Jessica se reunirán con funcionarios de gobierno de EE. UU. para debatir sobre cómo mejorar la protección de las mujeres y niñas que sufren violencia de género en el ámbito familiar.
“Espero que se abran algunas puertas gracias a esta decisión”, ha expresado Bettinger-López.
5 Septiembre 2011

Muestra tu apoyo:
Fuente: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más