Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Periodista Música Escultora activista directora de cine Política Defensora de derechos humanos abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora dibujante fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista Artista plástica Educadora guionista química Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Pedagoga cineasta Narradora Documentalista Dramaturga ceramista feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Naturalista Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 17 de marzo de 2013

Rosario Valpuesta, la primera mujer rectora de Andalucía


María del Rosario Valpuesta Fernández (Sevilla, 1953 - ibídem, 2013) , primera persona que ocupó el Rectorado de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla con motivo del comienzo de andadura de la misma, en 1997, y mujer pionera en Andalucía a la hora de ostentar el cargo de rector, falleció el 13/03/2013 como consecuencia de una larga enfermedad, según fuentes de la institución universitaria.

Valpuesta, que venía desempeñando sus funciones como catedrática de Derecho Civil de la UPO, fue también la primera catedrática de Derecho de la Universidad de Sevilla, donde cursó sus estudios, y la primera mujer vicerrectora de la Universidad de Sevilla, de los años 1984 a 1986. Fuertemente comprometida con la igualdad de mujeres y hombres, desarrolló su actividad en distintos campos. Colaboró con muchos ayuntamientos de Andalucía en la toma de conciencia de las mujeres rurales de su situación de subordinación y discriminación. También trabajó en América Latina con mujeres forjadas en la lucha por sus derechos, en países como Colombia, Ecuador, Perú o Bolivia.

Apuntes de sus ideas  

 Sobre la juventud.
“Normalmente las chicas son muy disciplinadas y estudiosas. No suelen faltar tanto como sus compañeros de pupitre, pero se equivocan en una actitud: les falta conciencia de género y eso no se puede consentir a sus edades, porque de ello depende lo que vivirán nuestras nietas”. Declaraciones a la revista Meridiam en 2012.

Sobre sus logros.

“Las mujeres nunca hemos subido solas, ya que siempre ha habido otras mujeres que han abierto camino. Por lo tanto, no soy precursora, soy resultado, y ahora lucho para abrir caminos a otras mujeres". Lasemana.tv El Periódico de Dos Hermanas. 26 de Mayo de 2009.

“Mi historia es la misma que la de muchas otras. Me siento bien porque soy el prototipo de la mujer que ha luchado y, por supuesto, sigue luchando”. Declaraciones a la revista Meridiam en 2012.

Sobre la igualdad.
“Quiero acordarme de esas mujeres que no están porque las mató la violencia de género o la vida no les dio la oportunidad o se perdieron entre peroles, entre hijos y entre una vida cotidiana que parecía ese cielo que les prometían. Otras no pudieron llegar porque la visión machista de la sociedad no les permitió visualizarlas como grandes aportadoras de esta sociedad”. Declaraciones con motivo de los Premios Meridiana. El IAM le otorgó este galardón en 2012, en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional.

“Ahora más que nunca tenemos que estar alerta. Creo que estamos en peligro, porque sobre la apariencia de una falsa igualdad estamos dando pasos atrás”. Declaraciones con motivo de los Premios Meridiana. El IAM le otorgó este galardón en 2012, en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional.

“El machismo universitario ha influido en que muchas mujeres valiosas tengan dificultades para acceder a determinados puestos en los gobiernos de la universidad. Hay que romper con esos parámetros masculinos que tienden a excusarlas o castigarlas”. Declaraciones a la revista Meridiam en 2012.






IN MEMORIAM

El 13 de marzo de este año Rosario Valpuesta Fernández, Catedrática de Derecho Civil de la Universidad Pablo de Olavide, nuestra amada Rosy, se ha ido para siempre, víctima del cáncer al que tantos años ganó con entereza la batalla. A la hora de recordarla,  lo poliédrico y atractivo de su personalidad, desplegada en las dimensiones académicas, públicas y privadas, unido a que poseía esa especial gracia de las sevillanas profundas, provoca la tentación de narrar las entrañables historias de su peculiar modo personal de estar y manifestarse en el mundo, que tanto nos confortaba y enseñaba. yo no he de ceder a ese reclamo, pese al dolor y la aguda nostalgia. De acuerdo con la severidad de la ciencia y de la ocasión, sólo he de evocarla como jurista y académica. 

Como jurista, quizá lo más significativo haya sido su atención a realidades evasivas y subversivas, a la revuelta de la realidad contra las normas, a las figuras que se mueven entre el Derecho y el «no Derecho», posición que ya se atisbaba desde su tesis doctoral sobre los pactos de separación de hecho entre los cónyuges, que permanece como un testimonio de cómo los cambios de los tiempos se imponen a los armazones jurídicos preexistentes. Este trazo profundo de su actitud ante la ciencia la convirtió en una jurista peregrina, siempre en el camino, con solo el gran bagaje de los conocimientos clásicos, y aún estos sometidos a continua revisión, sobre todo de su «por qué», antes que del «como». El resto de su equipaje era escaso, no por hondura y cantidad, que eran extensas, sino por su total irreverencia hacia él. No es  de extrañar que esa actitud la condujera al sendero del Derecho de Familia, del que pudo finalmente concluir una visión global, y desde ahora ya imprescindible, su opus magnum, «El Derecho de Familia en la experiencia constitucional europea», escrito codo a codo con la muerte, a la que ganó la partida por breve tiempo. Esto dicho, sería un error reducir su aportación a la civilística  al Derecho de Familia. 

Rosario Valpuesta no desconocía las sofisticadas armas del Derecho patrimonial, y a él dedicó estudios de grandísima calidad, como las tensiones entre dualismo y monismo en la protección hipotecaria,  y su monografía, hoy también libro de referencia, sobre la acción reivindicatoria; ni fue ajena a la puntual y minuciosa exégesis, comentando la legislación arrendaticia o el Código Civil (el último gran comentario fue codirigido por ella), donde resplandecen importantes páginas dedicadas a la compensación o la forma del contrato, entre otras. Rosario Valpuesta, y esta es faceta que se tiende a olvidar, también desempeñó una importante actividad práctica como Consejera del Consejo Consultivo de Andalucía, en la que resplandecieron sus dotes de civilista al tiempo que su elevado conocimiento de los capítulos esenciales del Derecho Público, dejando importantes dictámenes sobre responsabilidad o contratos de las Administraciones públicas, donde el fondo de soluciones es esencialmente de Derecho Privado; dictámenes gobernados en su impecable razonamiento por las reglas esenciales del Estado Social, y en especial, el principio de igualdad. 

Ha sido muchas cosas más: entre tantísimas, creadora de la Universidad Pablo de Olavide, que ocupó inmediatamente un puesto de prestigio en el concierto de las universidades españolas, éxito que se explica porque la brillante, enérgica y carismática Rectora que fue apostó, como era su costumbre de vida, prioritariamente por las personas, y ello al tiempo que construía una infraestructura original y excelente de campus. Allí, además, deja una escuela importante, de presente y futuro, que impulsó siempre desde la persuasión, sin olvidar que en esa esencial misión universitaria de la transmisión de saberes,  se han de conjugar, como ella lo hizo, severidad de maestra y amor de madre. 

Rosy, nuestra Rosy, potente voz de los más débiles en su frágil cuerpo mortal, ha muerto, pero no se nos ha muerto. Sus ideas y su vida peregrinas, peregrinan  ahora con nosotros, todas y todos los que la amamos y con ella aprendimos; y alumbran un mundo que sin su presencia viva es más gris y más pobre. 
Ángel M. López y López Catedrático de Derecho Civil Universidad de Sevilla



http://www.diariosur.es/v/20130314/andalucia/muere-rosario-valpuesta-primera-20130314.html
http://www.eldiario.es/andalucia/Rosario-Valpuesta-obituario-breve-frases_0_110939785.html
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/13/actualidad/1363206161_892657.html
http://www.abcdesevilla.es/sevilla/20130313/sevi-rosario-valpuesta-fallecimiento-201303131821.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/13/andalucia_sevilla/1363197925.html
https://www.boe.es/publicaciones/anuarios_derecho/abrir_pdf.php?id=ANU-C-2013-40150101502_ANUARIO_DE_DERECHO_CIVIL_Rosario_Valpuesta_Fern%E1ndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más