Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Educadora Pintura bailarina sindicalista Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 7 de abril de 2013

Guillermina Quezada artesana herrera


Xavier Guamán trabaja en el taller de Guillermina Quezada, que es parte de los artesanos de la calle de Las Herrerías, . Diego Cáceres | EL TIEMPO
GUILLERMINA QUEZADA
(Cuenca, 26 de septiembre de 1943) Artesana herrera, nació y vivió en Cuenca, en el tradicional barrio de las herrerías, actividad que aprendió de su madre y su padre que también se dedicaron esta labor. Desde edades tempranas estaba ligada a la comercialización de la producción y luego a la elaboración de la misma.
Contrajo matrimonio con el artesano herrero Rodrigo Guerra Fernández y ambos se especializaron en la elaboración de adornos en hierro: cruces, faroles, lámparas, que aunque no generaba grandes ingresos económicos, les permitía mantener su hogar. Guillermina Quezada y su esposo tuvieron tres hijas Lourdes, Marina y Joanna Guerra Quezada, sus tres “Marías”, de ellas ninguna aprendió el oficio de su madre y de su padre.
Con la muerte de su esposo, las personas cercanas a Guillermina le sugieren cambiar de actividad porque les parecía demasiado pesada para una mujer debido a que el trabajo con el hierro implicaba martillar, doblar y tallar dando forma al metal para obtener figurillas hay que tomar en cuenta que en la forja de hierro se mantienen prácticas y herramientas desde la colonia; sin embargo ella decide continuar con el trabajo en su taller.
Guillermina comerciaba su trabajo en lugares tradicionales de Cuenca como la Plaza Rotary, la “9” (Mercado 9 de Octubre); las personas preferían sus obras por el acabado de sus piezas y en la actualidad la gente que conoce su trabajo la busca para adquirir piezas para adornar sus casas y también para enviar a otros países del mundo.
Con el paso del tiempo, decidió comerciar sólo en su casa, ubicada en el barrio tradicional de quienes trabajan en la forja de hierro, denominado “Las Herrerías”, lugar en el que Guillermina creció y desarrolló su conocimiento y habilidad para dar forma al acero y hierro usando la forja, el yunque y la mordaza.
En la actualidad el trabajo en la herrería le permite cubrir sus necesidades y los gastos que le ocasiona su enfermedad (Diabetes), además en su taller ha integrado a jóvenes que estudian y que encuentran en este espacio la facilidad de tener tiempo para prepararse y la posibilidad de pagar los gastos que ocasionan sus estudios.

Guillermina recibe constantes visitas de turistas nacionales y extranjeros que desean conocer su trabajo y sus obras; la herrería que ha sido considerada un arte para hombres por la utilización de la fuerza física, en el barrio Las Herrerías tiene también un rostro de mujer, cuya obra aporta a mantener una tradición, a la vez que enriquece la arquitectura con sus cruces y su representaciones en hierro, surgidas de manos creadoras de esperanza y bienestar.

Signos contrahegemónicos
Si caminamos por la tradicional calle de las herrerías encontraremos casi un 100% de hombres dedicados a este arte, este hecho obedece a que históricamente la forja de hierro ha sido considerada una actividad para hombres, el aporte de Guillermina es romper con esa idea, porque con su trabajo ha demostrado que no existen trabajos exclusivos, y que la inclusión e incursión de las mujeres y de los hombres en labores no tradicionales (estereotipadas) es una de las claves para eliminar la discriminación en cada espacio.
Por Juan Carlos López


http://gammaecuador.org/article/mujeres-creadoras-su-obra-su-vida-3/
http://www.eltiempo.com.ec/fotos-ver.php?id=108283&mostrar=%5B%5BnroFoto%5D%5D
http://www.eltiempo.com.ec/noticias-cuenca/163295-el-trabajo-del-herrero-se-niega-a-desaparecer/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más