Acerca de nosotras ·

martes, 26 de julio de 2016

Amaya Bozal

Amaya Bozal,  es un referente del arte contemporáneo español, abre las puertas de su estudio para reflexionar acerca del momento actual y del futuro.
Con un estilo singular y propio, su obra artística, tanto en pintura como en escultura, se conforma como una isla de singularidad que gira en torno a la figura de la mujer.
En este documental de CB Mediacade Motion Media, dirigido por Carlos M. Fernández Soto para el laboratorio de artes audiovisuales El Manicomio-VJ House, Amaya Bozal profundiza en temas como la educación, el papel de las mujeres en el mundo del arte contemporáneo o la incidencia de la maternidad en el proceso creativo.
Bozal, ha expuesto su obra en galerías españolas e internacionales , se caracteriza por elaborar una pintura matérica cargada de color inspirada en la naturaleza y por una escultura que recupera materiales tradicionales, como el barro.




Con música de Nonú Iazabo, el documental descubre parte del proceso creativo de Amaya Bozal,
Nacida en1972 en Madrid inició su formación artística, en 1985, en la Academia Soto Mesa, donde asistió a los Talleres de Arte Actual del Círculo de Bellas Artes, dirigidos por Manolo Valdés y por Miguel Ángel Campano.
En 1995 se licenció en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid. Ella dijo que se aprende de los pintores que considera sus maestros como Rothko, Cezanne, de Staël, Motherwell, los pintores de la Escuela de New York y Goya.

En sus obras no tiene temas principales, sino que éstos le llegan, se le ocurren y los empieza a desarrollar. Pinta todos los días, y siempre con luz natural. En su producción ha dado protagonismo al paisaje y a las cabezas, también al cuerpo femenino, a segmentos urbanos, limitándose entre la abstracción y la figuración.

Incluso la música es vital para su trabajo, en especial la clásica. Es más, ésta debe ser apropiada para el cuadro que está pintando, sino, comenta, se vuelve loca. Por ejemplo, la serie roja la pintó escuchando el Sexteto de cuerda número 1 de Brahams.
Sus aspiraciones son sencillas: seguir pintando y exponiendo. No le interesa ser famosa, sino ser reconocida por quienes ella admira. Y desea que su pintura le siga interesando a críticos, que le gusta lo que dicen.




Alguna vez Bozal dijo que “un pintor tiene que encerrarse en su estudio y pintar, trabajar y no estar yendo a fiestas de aquí para allá”, por eso se siente cómoda en España, donde el mundo del arte es más reducido, siendo la galería la se ocupa de los asuntos del artista, por lo que éste no tiene que dedicarse a hacer relaciones públicas “que es lo que se hace cuando llegas a New York”.
¿Sus influencias? la tradición vanguardista española, en especial el grupo El Paso, los pintores de la escuela de New York, paisajistas como Caneja y, entre otras, Manolo Valdés.

Amaya cuenta con exposiciones individuales,  entre las que se destacan las que hizo en la Galería Sen de Madrid; también expuso en Paul Sharpe en Nueva York. Además, participó en diferentes muestras colectivas, como en la galería Marlborough de Madrid.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más