Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora dibujante Artista plástica Socióloga guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Pintura bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

martes, 22 de agosto de 2017

Andrea Dworkin escritora y activista del feminismo radical


Andrea Dworkin ( 26 de septiembre de 1946, Camden, Nueva Jersey, Estados Unidos- 9 de abril de 2005) fue una escritora estadounidense y activista del feminismo radical.

Había nacido el 26 de septiembre de 1946 en Camden, Nueva Jersey, en el seno de una familia de origen judío. En el plano personal, Andrea tuvo unos comienzos muy duros, con abusos por parte de su padre y de su primer marido, un anarquista holandés que la maltrataba. A los 18 años fue arrestada durante una protesta contra la guerra del Vietnam y estuvo en la cárcel de mujeres del Village, donde sufrió los abusos de dos médicos. Escribió entonces sobre su detención y su testimonio fue ampliamente divulgado por la prensa internacional.

Todos estos factores dominaron sus batallas subsiguientes contra toda forma de violencia contra la mujer. Tras licenciarse en Literatura en 1968 por el Bennington College, dedicó todas sus fuerzas a la lucha feminista. Básicamente, fueron batallas contra la pornografía, la pedofilia, la violencia contra la mujer y la conducta sexual del hombre como referente de la desigualdad imperante, ahondando en la utilización del sexo por el hombre como vehículo del poder patriarcal

"Cada siglo, hay un puñado de escritores que ayudan a la raza humana a evolucionar Andrea es una de ellas.." - Gloria Steinem


Andrea Dworkin, feminista polémica



La escritora estadounidense y activista del feminismo radical Andrea Dworkin murió el pasado 9 de abril en su casa de Washington, a los 58 años. Había nacido el 26 de septiembre de 1946 en Camden, Nueva Jersey, en el seno de una familia de origen judío. En el plano personal, Andrea tuvo unos comienzos muy duros, con abusos por parte de su padre y de su primer marido, un anarquista holandés que la maltrataba. A los 18 años fue arrestada durante una protesta contra la guerra del Vietnam y estuvo en la cárcel de mujeres del Village, donde sufrió los abusos de dos médicos. Escribió entonces sobre su detención y su testimonio fue ampliamente divulgado por la prensa internacional.


Todos estos factores dominaron sus batallas subsiguientes contra toda forma de violencia contra la mujer. Tras licenciarse en Literatura en 1968 por el Bennington College, dedicó todas sus fuerzas a la lucha feminista. Básicamente, fueron batallas contra la pornografía, la pedofilia, la violencia contra la mujer y la conducta sexual del hombre como referente de la desigualdad imperante, ahondando en la utilización del sexo por el hombre como vehículo del poder patriarcal.

Su activismo en contra de la pornografía le creó muchos enemigos tanto en sectores de la derecha como de la izquierda. Ya en su primer libro, El odio a las mujeres, editado en l974, cuando tenía 27 años, arremetía contra todas las formas de pornografía por incitar a la violencia contra las mujeres y llegó a ser acusada de promover la censura, Se defendió en varios ensayos, como Vida y muerte. Escritos sobre la guerra continua contra las mujeres, de l997.

Junto a la abogada feminista Catherine MacKinnon presentó una ley que definía la pornografía como una discriminación sexual y, por tanto, violación de los derechos civiles de las mujeres, que permitía a las mujeres presentar demandas contra los productores y distribuidores de pornografía ante los tribunales.

Aunque la ley fue aprobada en Indianápolis en l983, las apelaciones de la poderosa industria de la pornografía tuvieron finalmente éxito, y el Tribunal Supremo de Estados Unidos legisló en su contra. Entonces la revista Hustler atacó duramente a Andrea Dworkin, lo que la motivó para querellarse contra la publicación.

Otra batalla legal llevó a la escritora ante los tribunales de Canadá, país en el que la misma ley que había presentado en Indianápolis había sido introducida; Andrea condenó la manipulación de la que había sido objeto su documento, ya que estaba siendo dirigida contra las publicaciones homosexuales. En una dura conferencia de prensa acusó de homofobia y sexismo a los que utilizaron sus argumentos, lo cual contribuyó a asentar su fama de gran polemista.

Sus tempranas definiciones han hecho mella en la sociedad y lo que en los años ochenta se consideraba excesivo, hoy en día se comprende mejor. Ella trató de trazar una línea de definición y diferenciación entre la pornografía y el erotismo, utilizando el trabajo de Maplethorpe como metáfora, considerado como pornográfico por la derecha fundamentalista y que ella no entendía como tal.

Su actitud combativa y militante con la causa de la mujer y sus dramas sociales contemporáneos la llevó a arriesgarlo todo en función de sus ideales y principios. Su mente lúcida y su inteligencia siempre clara e incisiva definían una personalidad afectuosa y abierta que se ganó el apoyo de un sector incondicional. Pero también fue tildada por muchos de "melodramática" y ridiculizada por su aspecto y sus teorías radicales. Por ejemplo, por sus críticas contra el matrimonio, que equiparaba a la prostitución, con "la única diferencia de que sólo tienes que tener relaciones con un solo hombre" y que definía como una "licencia legal para la violación" en Cartas desde una zona de guerra, en 1989. En Chivo expiatorio: los judíos, Israel y la liberación de la mujer, publicado en el año 2000, su llamamiento a las mujeres para que, como los judíos, construyeran una nación propia, levantó ampollas y provocó una gran polémica.

En 1999, a los 53 años, fue drogada y violada en un hotel de París, un suceso que le hizo un daño enorme, agravado, además, porque hubo quien no creyó su historia. Durante unos años desapareció, sólo se reunía en contadas ocasiones con sus amigos más cercanos -entre los que se contaban los escritores británicos John Berger y Michael Moorcock, su compañero durante más de 30 años John Stoltenberg o las feministas Robin Morgan, Gloria Steinem y Catherine MacKinnon-, mientras su salud empeoraba cada día. En 2002 cobró nuevos bríos, emprendió una nueva batalla contra las violaciones y publicó su autobiografía, Corazón roto: memoria política de una militante feminista.

Lo que más la torturaba era tener un libro listo y no disponer de editor pero deja una larga lista de obras de ensayo; además de las mencionadas, hay que destacar, Nuestra sangre: profecías y discursos sobre política sexual, editado en l976; Pornografía, hombres poseyendo a las mujeres, en 1981; Pornografía y derechos civiles: un nuevo día para la igualdad de la mujer, en l988 y Mujeres de la derecha: la política de las hembras domesticadas, en 1991.

Entre sus novelas y cuentos habría que mencionar Caridad, de l990; Hielo y fuego, de l986; El corazón roto de la nueva mujer, de 1980, y Cuentos de hadas, de 1999. -

ISEL RIVERO Y MÉNDEZ



http://feministasfeas.blogspot.com.es/2010/08/que-es-el-feminismo-por-andrea-dworkin.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Andrea_Dworkin
http://www.nostatusquo.com/ACLU/dworkin/
http://elpais.com/diario/2005/04/13/agenda/1113343209_850215.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más