Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 22 de noviembre de 2017

María del Carmen Serdán Alatriste, quizá la primera revolucionaria de la gesta histórica de 1910 en México


María del Carmen Serdán Alatriste (Puebla de Zaragoza, Puebla, 1875 - ibídem, 28 de agosto de 1948) fue una revolucionaria mexicana. Compartió las ideas de la Revolución mexicana y simpatizó con la causa maderista. Fue hermana de Aquiles Serdán, también revolucionario, y nieta de Miguel Cástulo Alatriste, quien fungió como gobernador liberal del estado de Puebla de 1857 a 1861.

Trabajó junto a su hermano Aquiles (ambos pertenecieron al Partido Nacional Antirreeleccionista, fundado por él y por Francisco I. Madero) durante la campaña a favor de este último, quien se oponía al régimen de Porfirio Díaz Mori.

El 18 de noviembre de 1910, su domicilio particular fue atacado por el ejército federal e iba a ser cateado por el jefe de policía Miguel Cabrera. La familia Serdán se resistió, mientras su hermano Máximo se fortificó en la azotea. María del Carmen arengó a la población desde un balcón de su casa.

Fue herida y capturada. Se le envió a la cárcel de La Merced y posteriormente al hospital municipal de San Pedro (véase Real Hospital de San Pedro o Templo del Ex-Hospital de San Pedro y San Pedro Museo del Arte). Cuando terminó el período de Victoriano Huerta, trabajó en diversos hospitales como enfermera. Vivió sus últimos años en su ciudad natal, y murió el 28 de agosto de 1948.


Colaboró en las páginas de El Hijo del Ahuizote y del Diario del Hogar.

Carmen Serdán fue una de las pocas mujeres que difundieron la entrevista Díaz - Creelman (que detonó la situación que terminaría por generar la Revolución mexicana) en gacetas y en reuniones.

Fundó y formó parte de la Junta Revolucionaria de Puebla.

Organizó la recepción a Francisco I. Madero en Puebla, en compañía de un grupo de mujeres de esa ciudad, con quienes llevó a cabo acciones de propaganda antirreeleccionista. Madero ofreció al grupo una política con igualdad en el trabajo y en la remuneración. Al grupo se unió después Sara Pérez Romero, la esposa del candidato. El 20 de noviembre de 1910, Carmen Serdán quedó al frente de la logística del movimiento revolucionario en su estado. En esos días, ella utilizaba un lenguaje en clave, de su invención, y un seudónimo, "Marcos Serrato", para intercambiar, a través de varios periódicos, mensajes con su hermano Aquiles, quien se encontraba en San Antonio, en el estado de Texas. Mientras los hombres eran vigilados por el gobierno de Mucio P. Martínez, las mujeres del llamado Club Femenil se encargaron de los preparativos de guerra y de difundir el Plan de San Luis, que indicaba los pasos a seguir en el levantamiento armado.


En su memoria, varias escuelas (jardines de niños, primarias y secundarias), casas de cultura, mercados, bibliotecas y deportivos de México llevan su nombre


Documental sobre la vida y obra de Carmen Serdán, figura clave de la primera etapa de la Revolución Mexicana.




Carmen Serdán, una heroína olvidada


Este mes se conmemora un año más del levantamiento revolucionario de 1910 y qué mejor que traer a la memoria a una de las grandes heroínas de esta lucha.

Hacia finales del siglo XIX, la mujer todavía no soñaba con el reconocimiento civil o social   que actualmente goza. Sin embargo, por esa época, a pesar de todas las restricciones que tenía la mujer, muchas se convirtieron en heroínas de su patria; este es el caso de Carmen Serdán, que junto con sus hermanos Aquiles y Máximo fueron pioneros de la Revolución de 1910, luchadores incansables contra el régimen de Porfirio Díaz.

María del Carmen Serdán Alatriste nació en Puebla, Pue., en la casa de Los Picos, en 1875. Fue una mujer tenaz, con carácter, brío y valor, en su lucha contra la dictadura porfirista; participó en el primer levantamiento armado de todo el país.

El perfil de Carmen la presenta como una mujer hasta cierto punto contradictoria: por un lado, muy religiosa y piadosa, pero por el otro, liberal, violenta y con mucha valentía y determinación, que espiaba para los revolucionarios, pegaba clandestinamente propaganda subversiva en contra del gobierno, compraba armas y fabricaba bombas. Además, sufría de epilepsia. ¿Cómo es posible que teniendo esa enfermedad, no fuera impedimento para ser tan aguerrida?

Tuvo una inmejorable educación; después que su padre muere, tuvieron que dejar la casa paterna por estrechez económica e irse a vivir a una casa más chica, que en la actualidad es un museo.

Fue una importante activista, que para comprar armas y explosivos usaba el nombre de “Marcos Serrato”.

La familia Serdán hizo fuerza común con Francisco I. Madero, uniéndose al partido Nacional anti-Reeleccionista, abocados a la no reelección de Porfirio Díaz. A principios de 1909 su hermano Aquiles fue nombrado en Puebla presidente de este partido, inmediatamente Carmen como su hermano Máximo y toda la familia se unieron al partido.

Aquiles va a San Antonio a ver a Madero que había huído y Carmen se va a llevar dinero para la causa. Ahí se tomó la determinación de que el 20 de noviembre de 1910 estallara el movimiento armado.

El gobernador Mucio Martínez estaba ya tras los pasos de los hermanos Serdán, pero el 18 de noviembre de 1910, estando varias personas, entre ellas los hermanos Bautista con Aquiles y su familia, accidentalmente se cae una arma y se dispara; esto alertó a las autoridades, que bajo el cargo de conspiradores rodearon la casa. En el tiroteo mueren todos los hombre que se defendían desde la azotea, Aquiles es escondido en el sótano, mientras Carmen, herida, trata de llevar armas a los que estaban en la azotea.

Carmen, su madre y su cuñada son llevadas a la cárcel de la Merced, pero después las trasladan al hospital de San Pedro.


Un día después de estos eventos es asesinado Aquiles por los policías que custodiaban la casa.

Antes de estos acontecimientos, Madero visita Puebla y queda gratamente sorprendido del grupo de mujeres a favor de la causa, encabezado por Carmen, y le llama la atención ver la formación política de Carmen.

Con el paso del tiempo comenzamos a develar una serie de imágenes de esta extraordinaria mujer; fue tan grande que inventó un lenguaje cifrado que salía en diferentes periódicos, firmado con el seudónimo de Marcos Serrato.

Carmen Serdán quizá sea la primera revolucionaria de la gesta histórica de 1910. Sin embargo, casi permanece oculta y sólo queda en el recuerdo de su patria chica Puebla. Murió el 28 de agosto de 1848.

Dentro de los innumerables mitos y estereotipos de la soldadera, Carmen queda casi invisible, quedando confinada al espacio doméstico.

A la que fue pionera de la Revolución Mexicana no se le ha dado su justo valor al abonar el camino al levantamiento de 1910.
Olga Fernández Alejandre




http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/work/sites/filosofia/resources/PDFContent/749/006.pdf
https://www.diariodexalapa.com.mx/cultura/carmen-serdan-una-heroina-olvidada
https://es.wikipedia.org/wiki/Carmen_Serd%C3%A1n_Alatriste
http://www.corazondepuebla.com.mx/aquilesserdan.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más