Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Periodista Música Escultora activista directora de cine Política Defensora de derechos humanos abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora dibujante fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Educadora Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista Artista plástica guionista química Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Pedagoga cineasta Narradora ceramista Documentalista Dramaturga feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Naturalista Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

viernes, 16 de marzo de 2018

Selma Lagerlöf feminista y primera Nobel de literatura en 1909


Selma Lagerlöf óleo de Carl Larsson


Selma Ottilia Lovisa Lagerlöf , también escrito como Selma Lagerlof o Selma Lagerloef (Mårbacka,Värmland, Suecia  20 de noviembre de 1858-Mårbacka, 16 de marzo de 1940), fue una escritora sueca de fama universal y la primera mujer en obtener un Premio Nobel de Literatura (1909).

Muchos de sus ancestros habían sido sacerdotes o militares, y este era el caso de su padre, un teniente escribiente del Regimiento de Värmland y propietario rural. Los primeros años de la familia fueron de bonanza, a pesar de las carencias del padre en la administración de Mårbacka, lo que hizo que, a los pocos años, el bienestar de la familia se fuera degradando. Unos años antes de morir, Erik Gustav se volvió alcohólico, lo que empeoró la situación familiar.

Posiblemente sufrió de displasia infantil de la cadera, sin recibir tratamiento, lo que le hizo llevar una vida más bien sedentaria en su niñez, favoreciendo su natural afición a la lectura. A los 7 años de edad leyó el libro de Mayne Reid Oceola, y quedó tan impresionada que, se dice, le hizo decidirse a ser algún día escritora. 

Cumplidos los 12 años, escribió un largo poema sobre Mårbacka, iniciando así su carrera literaria. Tres años más tarde fue enviada a Estocolmo a terminar sus estudios (1873). A estas alturas, ya era claro que no le interesaban los quehaceres domésticos.

Selma entendió que debía aprender alguna profesión para poder mantenerse por sí misma. Eligió la docencia

Su vida como maestra, que comenzó a los 26 años  en Landskrona, se fue desarrollando  junto a su afición literaria. Llegó a ser muy popular entre las alumnas por sus amenas y cautivantes lecciones. También comenzó a escribir artículos para el periódico y la iglesia locales. La cercanía de Copenhague y su vida cultural atrajeron su interés, y las visitas fueron frecuentes, así como también le permitieron hacer nuevas amistades.

En otoño de 1886 recibió una carta de Estocolmo, y según sus propias palabras: «Cuando leí un par de líneas, comenzaron mis manos a temblar y las letras a bailar frente a mis ojos». La carta estaba firmada por la principal figura del movimiento feminista sueco, Sophie Adlersparre, y la invitaba a visitarla. Sus antiguas compañeras del Real Seminario habían enviado algunos de sus sonetos a la revista literaria femenina Dagny y habían despertado su interés en la talentosa maestra. La visita fructificó para Selma, al obtener una guía literaria y una importante amistad. La baronesa Adlersparre la convenció de desarrollar su obra en prosa.



En 1888  la propiedad Mårbacka salío a subasta, para pagar las deudas pendientes, su familia, se vió forzados a dispersarse. Selma se hizo cargo de su tía paterna Lovisa y la llevó a vivir con ella a Landskrona.

Gano el concurso del periódico cultural Idun  que ofreció un premio de 500 coronas a la mejor novela  con la obra La saga de Gösta Berling .  El libro se publicó en 1891, pero tuvo un tibio recibimiento. El extraño relato sobresalía un tanto localista.


Fue  aconsejada a presentar su libro al  crítico literario Georges Brandes. Unos días después apareció una brillante reseña en el periódico Politiken, desencadenando el anhelado interés entre los lectores de Dinamarca. Esto significó el comienzo de una nueva etapa en la vida de Selma Lagerlof. Con tristeza,  en 1897, terminó su carrera en Landskrona y se mudó junto a su anciana tía Lovisa a la ciudad de Falun, donde residían su madre y su hermana Greta. En el tiempo que residió en Landskrona había escrito su primera novela, La saga de Gösta Berling, la colección de cuentos Lazos invisibles y la novela Una aventura en Vineta.
Durante la Primera Guerra Mundial fue nombrada miembro de la Academia Sueca. Las tareas propias de ese cargo la privaron de tiempo para escribir, por lo que su producción durante ese período es escasa: "El Emperador de Portugalia" (Kejsarn av Portugallien) (1914), una historia fantástica sobre mentiras y verdades, considerada por la crítica como su última gran obra, y " Proscrito" (Bannlyst) (1918), novela pacifista al estilo del escritor estadounidense Dalton Trumbo que señala descarnadamente las miserias de la guerra.

Feminista convencida, Lagerlöf dedicó gran parte de la década de 1920 a luchar por los derechos de la mujer, en un país pionero en esos asuntos.


Selma Lagerlöf ocupó los últimos años de su vida en ayudar a los escritores y pensadores a esconderse, salir del país y luchar contra la dictadura alemana que oprimía a Europa.

Así consiguió, por ejemplo, un visado oficial sueco para la poetisa alemana judía Nelly Sachs, destinada por los nazis a un campo de exterminio alemán nazi, salvándole de esta desgracia.

Cuando Finlandia debió enfrentar la agresión soviética en la llamada Guerra de Invierno, la escritora donó su medalla de oro del Premio Nobel para ser subastada con destino a juntar fondos para la Resistencia finesa.

En medio del trabajo y el esfuerzo que le costaba ayudar a los refugiados fineses, agobiados por un largo bloqueo militar soviético, la laureada artista sufrió un ataque cardíaco masivo que la llevó a la muerte en su aldea el 16 de marzo de 1940 a los 81 años de edad.


Selma Lagerlöf: la primera mujer que sedujo a los académicos sueco



Los académicos suecos se ven invadidos por la duda. Entre sus candidatos al Nobel de literatura…¡horror! aquel cuya obra posee más calidad es una mujer, Selma Lagerlöf, una maestra rural que ha demostrado que su talento narrativo supera con creces al resto de los candidatos al preciado galardón. Pero… hay un problema: en sus más de dos siglos de historia, la docta Academia nunca ha otorgado el premio a una mujer.

Todos se muestran reacios a que una fémina franquee el umbral de su docta institución, y es que además Selma es una activa feminista, militante del movimiento sufragista sueco. La polémica está servida.

Pero la razón se impone al fin y el 16 de marzo de 1909 los académicos anuncian su decisión final: Lagerlöf pasa a ser la primera académica (con ‘a’) de su institución.






En la ceremonia de su nombramiento ‘justifican su elección’: la escritora había sido distinguida con el Nobel ‘en reconocimiento del elevado idealismo, la vívida imaginación y la espiritual percepción que caracterizan sus escritos’.
El 25 de enero del año siguiente Selma, en el tradicional banquete que pone el broche final a la entrega de los prestigiosos premios, pronuncia su ‘discurso de gracias’ oficial. La literata demuestra dotes narrativas y conocimiento del folklore de su país. Sus palabras seducen a sus ahora ya compañeros de fatigas. Con originalidad y poesía conquista también a sus compatriotas. Empática, cierra su discurso conminando a brindar con un sentido ‘Ska’ (viva), en apoyo a la institución que le ha permitido franquear los umbrales de una institución vetada hasta esa fecha a los hombres.
Sus obras, entre las que destaca El maravilloso viaje de Nils Holgersson, se convirtió en obra de culto de la literatura infantil y fue citada incluso como referencia en el discurso del también premio Nobel Kenzaburo Oé. 
En España, por su parte Josep Plà no duda en emitir su particular reflexión sobre el éxito de la narradora sueca: 'sus obras vinieron cuando la gente estaba harta de zola y los naturalistas'.
   Tomado del articulo de T ERESA AMIGUET







https://www.casadellibro.com/libro-el-maravilloso-viaje-de-nils-holgersson/9788466753814/1222183
https://elpais.com/cultura/2017/12/14/actualidad/1513280621_663900.html
https://books.google.es/books/about/La_saga_de_G%C3%B6sta_Berling.html?id=9JGmAwAAQBAJ&source=kp_cover&redir_esc=y
http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20161003/41746977176/selma-lagerlof-premios-nobel-literatura-escritora-suecia.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Selma_Lagerl%C3%B6f
Nuestro agradecimiento por sus frases a Silvia Regueira Craviotto.https://www.europeana.eu/portal/es/record/2048005/Athena_Plus_ProvidedCHO_Nationalmuseum__Sweden_24245.html
http://citasdemujeresfamosas.blogspot.com.es/2015/03/selma-lagerlof-suecia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más