Acerca de nosotras ·

jueves, 25 de julio de 2019

Rosalind Franklin, su fe mejoró el mundo y sembró en nosotras la sed de justicia.



Rosalind Elsie Franklin (Notting Hill, Londres el 25 de julio de 1920 — Chelsea, Londres el 16 de abril de 1958) fue una biofísica y cristalógrafa inglesa autora de importantisimas contribuciones a la comprensión de la estructura del ADN, los virus, el carbón y el grafito.

Tras conseguir graduarse en la Universidad de Cambridge a los 21 años, con el esfuerzo extra que suponía para una mujer enfrentarse a la oposición de su padre por querer dedicarse a la Ciencia, ingresó como investigadora en el King's College de Londres, donde sus compañeros tampoco se lo pusieron fácil. Rosalind Franklin (Kensington, Londres, 1920) empezó a destacar en sus trabajos bajo las órdenes de John Randall. Más adelante, su trabajo fue adquiriendo relevancia al sugerir la forma de estructura helicoidal del ADN. Sus innovadores experimentos le llevaron a conseguir la famosa «Fotografía 51», donde se aprecia la doble hélice, lograda gracias a la difracción de rayos X lograda con un ingenioso experimento.

Esa primera «radiografía del ADN» fue sustraída sin permiso por Maurice Wilkins, compañero del laboratorio de Rosalind. Este científico mostró la prueba de la forma helicoidal a   James Watson y Francis Crick. Un año después, los dos hombres escribían en la revista Nature cinco artículos explicando los nuevos descubrimientos en el ADN. Nueve años después, en 1962 gracias a el conocimiento de esa fotografia 51 , Wilkins, Watson y Crick recibieron el Premio Nobel de Medicina. 

Rosalind Franklin nunca tuvo tal honor, pese a que Watson reconoció que sus aportaciones fueron fundamentales.


Así se escribió uno de los capítulos más injustos contra las mujeres científicas. Después de todo su esfuerzo, de sobreponerse a los que no la permitían luchar en igualdad de condiciones, de morir en el laboratorio a consecuencia de un cáncer provocado por la radiación a la que se veía expuesta durante sus largas jornadas; pese a todo tuvo que ver cómo el reconocimiento pasaba de lado ignorándola.

Fotografia51

Rosalind Franklin es recordada principalmente por la llamada Fotografía 51, la imagen del ADN obtenida mediante difracción de rayos X, que sirvió como fundamento para la hipótesis de la estructura doble helicoidal del ADN en la publicación del artículo de James Watson y Francis Crick de 1953, y tras su publicación constituyó una prueba crítica para la hipótesis. Más tarde, Rosalind lideró varios trabajos pioneros relacionados con el virus del mosaico de tabaco y el poliovirus. Falleció en 1958 a causa de bronconeumonía, carcinomatosis secundaria y cáncer de ovario, minutos antes de que su último informe fuera leído en la Faraday Society.


Rosalind Franklin se graduó de la universidad de Cambridge en 1941, no sin antes salvar la oposición paterna. Hizo estudios fundamentales de microestructuras del carbón y del grafito y este trabajo fue la base de su doctorado en química física, que obtuvo en la universidad de Cambridge en 1945. Después de Cambridge, pasó tres productivos años (1947-1950) en París, en el Laboratoire de Services Chimiques de L'Etat, donde estudió la aplicación de técnicas de difracción de rayos X a sustancias amorfas.



Carta de Rosalind a su padre
En 1951, regresó a Inglaterra para trabajar como investigadora asociada en el laboratorio de John Randall en el King's College de Londres. Rosalind Franklin, una mujer de personalidad fuerte, mantuvo aquí una relación compleja con Maurice Wilkins, quien mostró sin su permiso sus imágenes de difracción de rayos X del ADN a James Watson y Francis Crick. Ninguna otra inspiración fue tan fuerte como ésta para la publicación por ellos, en 1953, de la estructura del ADN, tal como ellos mismos reconocieron.
En febrero de 1953, a la edad de 33 años, Rosalind escribió en sus notas de trabajo "la estructura del ADN tiene dos cadenas". Para ese entonces, ella también sabía que la molécula del ADN tiene sus grupos fosfato hacia afuera y que existe en dos formas.

Franklin murió prematuramente, de cáncer de ovario, en 1958 en Londres. Con toda probabilidad, esta enfermedad fue causada por las repetidas exposiciones a la radiación durante sus investigaciones.

Franklin observando virus al microscopio en 1955. (Foto: Museo de Londres).

Las condiciones que como mujer tuvo que soportar en Cambridge y ciertas palabras despectivas de James Watson, muestran como un agravio la concesión del Premio Nobel de Fisiología o Medicina sólo a Watson, Crick y Wilkins en 1962. 
Sus compañeros, incluso Watson, famoso por la mordacidad con que se refiere a sus colegas,(  había descrito a  Rosy como alguien malhumorada)  expresaron repetidas veces su respeto personal e intelectual por ella.



 Franklin no sabía que Watson y Crick vieron la imagen de rayos X que ella había tomado mostrando la evidencia inconfundible de la estructura helicoidal, y las medidas precisas de la más pequeña unidad celular que se repite en su secuencia: el cristal de ADN.
Cuando años más tarde Watson admitió  en su famoso libro La Doble Hélice publicado en 1968: "Rosy, desde luego, no nos dio directamente sus resultados. Por esa razón, nadie en King's College se dio cuenta de que estaban en nuestras manos", para ese año ya era un laureado Nobel y profesor de Harvard quien había compartido el premio de medicina y fisiología con Crick y Maurice Wilkins del King’s College. Para ese entonces Franklin había muerto  de cáncer ovárico a la edad de 37 años.

Anne Sayre, en su libro Rosalind Franklin y el ADN publicado en 1975,  ofreció un retrato mucho más justo y correcto de Franklin,.



 Nuestro recuerdo y agradecimiento a Adriana Pavón Sánchez que con 11 años hizo un precioso trabajo sobre Rosalind 
http://es.wikipedia.org/wiki/Rosalind_Franklin
http://www.abc.es/ciencia/20130725/abci-doodle-google-rosalind-franklin-201307241930.html
http://www.divulgacion.ccg.unam.mx/webfm_send/8488
https://cnioandthecity.cnio.es/la-ciencia-en-movimiento/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más