Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Música Periodista Escultora activista directora de cine Defensora de derechos humanos Política abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora medica Arquitecta Maestra Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas dibujante Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista Artista plástica Educadora guionista química Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Narradora Pedagoga cineasta Documentalista Dramaturga ceramista feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Asentando las bases de la desigualdad desde lo Ilustrado



”La educación de las mujeres deberá estar siempre en función de la de los hombres. Agradarnos, sernos útiles, hacer que las amemos y las estimemos, educarnos cuando somos pequeños y cuidarnos cuando crecemos; aconsejarnos, consolarnos, hacer nuestras vidas fáciles y agradables. Estas han sido siempre las tareas de la mujer, y eso es lo que se les debe enseñar en su infancia”Rousseau 



Con esta realidad pesando eternamente sobre nuestras cabezas, es normal que no tengamos modelos ni herramientas para manejarnos en completa igualdad. Si a esto añadimos que por ser madres de hijas e hijos con un normal entendimiento es muy difícil que pudiéramos haber hecho esto con nuestros hijos (condenarlos a la incultura y la subordinación); quiero decir que partimos de una distinta concepción de la existencia y es preciso que nos oigan y que nos apoyemos entre nosotras para  que suene más clara y nítida nuestra propuesta.

No imagino a mujer alguna dilucidando sobre la virginidad de Jesús, sobre cómo pudo ser María, su madre, virgen después de tenerlo (lo hizo sin romperse ni rasgarse según los padres de la Iglesia ) y como puede valorársela mas por virgen que por madre. 

 De aquí se entiende el permanente tutelaje sobre nuestras vidas, ya seamos musulmanas y queramos casarnos (que necesitaremos un tutor masculino para hacerlo en una mezquita en España), ya queramos interrumpir un embarazo  que cualquiera, incluidas muchas mujeres desgraciadamente, se puede creer con autoridad para juzgarnos y condenarnos sin el menor escrúpulo. Son siglos de consignas en nuestra contra sin darnos capacidad para defendernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más