Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 11 de septiembre de 2011

Heroínas a la fuerza en La Ribera - Murcia


Las empleadas del centro de mayores no cobran desde hace 4 meses, pese a la aportación del Ayuntamiento
06.09.11
ALEXIA SALAS | SAN JAVIER.




La crisis económica fabrica forzosas heroínas. Trabajar durante varios meses sin ver llegar el sueldo se ha convertido en la gesta cotidiana y obligada de las trabajadoras del centro de día para mayores de La Ribera, que mantienen el tipo y la dedicación a pesar de que la empresa Cruz Verde, adjudicataria del servicio municipal no les ha pagado los últimos tres salarios y, en algunos casos, les debe hasta cinco nóminas. La empresa ha dejado de pagar a las tres empleadas del centro de mayores de La Ribera y a las 6 del servicio de ayuda a domicilio, a pesar de que el alcalde, Juan Martínez Pastor, asegura que «el Ayuntamiento está al día en el pago».
«Es problema de la empresa, pero no es de recibo que estén sin cobrar las trabajadoras», indica el regidor, quien confirma su intención de «resolver el contrato con esta empresa». Esta dejación del compromiso laboral con las empleadas la puede costar la finalización del contrato a la compañía, que tiene también adjudicado el servicio de atención a mayores de Alcantarilla, donde los pagos irregulares han provocado una huelga, en Cieza y en Torre Pacheco.
Las cifras de deuda en salarios esconde detrás un drama familiar por cada empleada, ya que la mayoría de las tareas de cuidado de ancianos está desempeñada por mujeres. «Despertarse cada día para comenzar otra vez a pesar de la situación es el peor momento», comenta Pilar, una de las trabajadoras que sigue cumpliendo con su trabajo diario a pesar de que no ha cobrado desde hace tres meses. «Empezar la jornada, dejar a tu familia, a los niños, las cosas de casa a medio hacer, y venir a trabajar sin cobrar, es lo peor», explica Pilar.

Con buen ánimo
Aún así, cada mañana levantan el ánimo propio y el de los 14 ancianos que pasan la jornada en el centro de día de La Ribera. «Los abuelos y abuelas son solidarios y nos agradecen que estemos cada día con buena cara, porque además el ritmo de trabajo es elevado», explica Pilar. Hacen de cuidadoras, camareras, lavanderas, enfermeras, educadoras y monitoras de gerontogimnasia. Preparan actividades diferentes para cada día, con ejercicios de escritura, de medio ambiente y reciclaje, manualidades, taller de memoria y otras actividades. «Hacemos hasta de enfermeras, porque antes había un profesional pero ya ni siquiera viene», explican las tres trabajadoras.
No piden subidas de sueldo, mejoras laborales ni beneficios extraordinarios. «Queremos trabajar y vivir como todo el mundo, pero así tengo que pagarme hasta la gasolina para venir a trabajar», explica Amparo, una de las empleadas. Cree que «lo que espera la empresa es que nos levantemos una mañana y lo dejemos todo, pero no se me pasa por la cabeza porque me da rabia que estemos trabajando y nos ignoren de esta manera». Impotentes ante el silencio de la empresa, mantienen el servicio ellas solas, impulsadas por la responsabilidad social que contiene su trabajo y por el temor a perderlo todo definitivamente en estos tiempos inciertos. ¿Hasta cuándo?

http://www.laverdad.es/murcia/v/20110906/comarcas/heroinas-fuerza-20110906.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más