Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 29 de diciembre de 2013

Florence Nightingale pionera en enfermeria


Florence Nightingale (12 de mayo de 1820, Florencia, Italia-13 de agosto de 1910, Mayfair, Londres, Reino Unido)


Hija de una familia terrateniente adinerada, de Hampshire, nació en 1820. Su padre, William Nightingale de Embly Park, un Unitario ( creencia que considera primordial el derecho de las personas para desarrollar sus opiniones religiosas.) estaba involucrado en el movimiento contra la esclavitud y era un fiel creyente en que las mujeres, especialmente sus hijas, deberían obtener una educación. Ella y su hermana aprendieron Italiano, Latín, Griego, Historia y Matemática de su padre y su tía, así como de otros tutores. 



La madre de Florence, Fanny Nightingale, también provenía de una familia fielmente Unitaria. Ella era una mujer que estaba primordialmente preocupada con la búsqueda de un buen marido para su hija. Por ello, se molestó ante la decisión de Florence de rechazar a varias proposiciones de matrimonio. 

Cuando Florence cumplió diecisiete se sintió llamada por Dios para enfrentar alguna gran causa desconocida. A los veintitrés años, dijo a sus padres que quería convertirse en enfermera. Y se encontró con una sólida oposición de ellos, ya que la enfermería se asociaba con mujeres de clase trabajadora. 

No fue hasta que el Lord Houghton (quien la había pretendido) se casó con otra en 1851, que Florence recibió permiso para prepararse como enfermera. Florence, entonces de treinta y un años, se fue a trabajar al hospital Kaiserworth en Alemania 
En 1852 ella escribió, pero nunca publicó: 

Se supone que las mujeres no deben tener una ocupación suficientemente importante para no ser interrumpida...Ellas se han acostumbrado a considerar la ocupación intelectual como un pasatiempo egoísta, y es su "deber" dejarlo, para atender a cualquiera más pequeño que ellas. 

Dos años más tarde ella fue nombrada la directora residentes del hospital para mujeres inválidas en Harley Street, London. El año siguiente a Nightingale se le dio permiso de que llevara a treinta y ocho enfermeras a cuidar a los soldados británicos en la guerra. Nightingale encontró que las condiciones en el hospital militar en Scutari eran alarmantes. Los hombres eran mantenidos en cuartos sin sábanas ni comida decente. Ellas mantenían sus uniformes puestos,sin lavar, "tiesos de la suciedad". En estas condiciones no era sorprendente que en los hospitales militares, las heridas de guerra fueran la sexta razón de defunción. Enfermedades como el tifus, cólera y disentería eran las tres causas principales por las cuales la proporción de muertos era tan alta. 

Durante este tiempo, Nightingale recolectó datos y sistematizó la práctica del control de registros. Ella inventó un gráfico y fue esa información su herramienta para promover la reforma. Sus cálculos sobre la tasa de mortalidad mostraron que con una mejoría en los métodos de sanidad, las muertes bajarían. (En febrero de 1855 la tasa de mortalidad era del 42,7% de los casos tratados.) 


Los oficiales militares y los doctores objetaron las visiones de Nightingale sobre reformas en los hospitales militares. Ellos interpretaron sus comentarios como un ataque a ellos y la hicieron sentirse fuera de lugar. 

Nightingale recibió muy poca ayuda de los militares, hasta que usó sus contactos para enviar la información. Entonces se encomendó a Nightingale la tarea de organizar las barracas del hospital después de la batalla de Inkerman y al mejorar las condiciones de sanidad, logró reducir la proporción de muerte de sus pacientes. 

Su recomendación a estudiantes de enfermería (1873): 
La enfermería es una llamada superior, un llamada honorable... El honor radica en el amor por la perfección, la consistencia y en el trabajo duro para conseguirla... 
Años más tarde, en el Englishwoman Review (1869), escribió: 
Pero debo decir a todas las damas jóvenes que son llamadas a esta vocación, que deben calificarse para ello como lo hace un hombre para su trabajo. Que no crean que lo pueden asumir de otra manera. 
En 1856 Florence Nightingale regresó a Inglaterra como una heroína nacional. Y decidió empezar una campaña para mejorar la calidad de la enfermería en los hospitales militares. Sus evidencias en la Comisión de Sanidad de 1857 eventualmente formaron parte de la formación de una universidad médica militar. 
Para difundir sus opiniones sobre la reforma, Nightingale publicó dos libros, Notas de Hospital (1859) y Notas de Enfermería (1859). Con el apoyo de amigos adinerados y The Times, Nightingale pudo reunir £59,000 para mejorar la calidad de la enfermería. En 1860 utilizó este dinero para fundar la Escuela y Casa para Enfermeras Nightingale en el Hospital St. Thomas. Ella también se involucró en el entrenamiento de enfermeras que trabajaban en "casas de trabajo", como resultado de una ley de protección de los pobres, de 1834. 

Nightingale tenía claras opiniones sobre los derechos de las mujeres. En su libro Sugerencias para pensar para los buscadores de las verdades religiosas (1859) ella argumentó enérgicamente para que se eliminaran las restricciones que prevenían a las mujeres de tener carreras. 

Como contradicción... otras mujeres fuertes se sintieron desanimadas por la falta de apoyo de Nightingale hacia las mujeres doctoras. Nightingale tenía dudas al principio de esta campaña y argumentaba que era más importante tener mejores enfermeras que mujeres doctores. 

Finalmente en su vida, Nightingale tuvo mala salud, en 1895 se volvió ciega, luego perdió otras facultades, lo cual significó que tuvo que recibir cuidado a tiempo completo. A pesar de estar completamente inválida, vivió otros 15 años, antes de su muerte en 1910. 



Referencias: 
1. http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/REnightingale.htm 
2. Larousse, Dictionary of Women, New York, 1996 
3. Audain, Cynthia, http://www.scottlan.edu/Iriddle/women/ 
4. Cohen, I.B. "Florence Nightingale", Scientific American, 250 (March 1984), 128-137 
5. Sandra Stinnett. "Women in Statistics: Sesquicentennial Activities," The American Statistician, May 1990, Vol 44, No. 2, 74-80. 
6. Kopf, E.W. "Florence Nightingale as a Statistician," J. Amer. Statist. Assoc., 15 (1916), 388-404. 
7. Nuttall, P. "The Passionate Statistician," Nursing Times, 28 (1983), 25- 27. 
8. Grier, M.R. "Florence Nightingale and Statistics," Res. Nurse Health, 1 (1978), 91-109. 
9. Lipsey, Sally. "Mathematical Education in the Life of Florence Nightingale," Newsletter of the Association for Women in Mathematics, Vol 23, Number 4 (July-August 1993), 11-12. 
10.Wadsworth Jr., Harrison, Kenneth Stephens and A. Blanton Godfrey, Modern Methods for Quality Control and Improvement, Wiley & Sons, 1986. Discute la historia de los métodos gráficos de control de calidad y las contribuciones de F. Nightingale. 

HH

Más