Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 18 de noviembre de 2012

Louise Bourgeois



Mi feminidad está roída por las ratas. Roída por dentro y por fuera como un  huevo agujereado con un alfiler y luego sorbido hasta vaciarlo. Hay que fortificarla,  reforzarla, hacerla como una pelota de espuma que rebota hasta el techo”.

 Os animamos a no perderos la exposición que hay en Madrid hasta el 13 de enero de 2012 en la Casa Encendida  dedicada a ella. Es una exposición difícil, como es difícil ser mujer en un mundo patriarcal . Su análisis es tremendamente profundo y fecundo . También os animamos a perderos en su obra, más allá de la exposición, que nos  ayuda a adentrarnos en nosotras  mismas.

Louise Caroline Bourgeois (París, Francia, 25 de diciembre de 1911- Nueva York, Estados Unidos, 31 de mayo de 20101 ) fue una reconocida escultora y artista francesa naturalizada estadounidense en 1955.2

Los padres de Louise Caroline Bourgeois, eran restauradores de tapices, lo que, según ella, no fue determinante en su carrera artística. Sin embargo, desde los diez años empezó a ayudar a sus padres con los dibujos de los tapices y a completarlos. Tras haber obtenido el bachillerato en 1932, estudió matemáticas superiores en la Sorbona y geometría, esperando encontrar así un orden y una lógica en su vida. Desde niña, era turbulenta y se dio cuenta de que su niñera era amante de su padre.
Bourgeois se apartó de las matemáticas, en su opinión demasiado teóricas. Empezó estudios de arte en París, primero en la escuela de Bellas Artes y luego en muchas academias así como en la Escuela del Louvre. Tuvo por esa razón de profesores a artistas como Paul Colin, Cassandre o el mismo Fernand Léger.
En 1937 conoció a Robert Goldwater, que se casará con ella y con quien se trasladará a Nueva York al año siguiente. Allí prosiguió el camino que había iniciado en París y llevó a cabo sus primeras exposiciones, impregnando sus obras, en especial esculturas, de esa vena psíquica, procedente de sus traumas personales.
Plenamente consciente de esta dimensión de su obra, está sin embargo muy alejada de las representaciones literales que caracterizaban en especial al surrealismo en su relación con el inconsciente, y en ese sentido abrió una vía muy vanguardista del arte contemporáneo. Sus esculturas monumentales de arañas, construcciones oníricas, son uno de los ejemplos más conocidos.
En el 2003 le fue concedido el Premio de la Fundación Wolf de las Artes de Jerusalén.(1991) en 1997 el "Lifetime Achievement in Contemporary Sculpture Award, International Sculpture Center, Hamilton, NJ, USA. y la Medalla Nacional de las Artes.
En 2008 le fue entregada la condecoración de la Legión de Honor del gobierno francés.
Bourgeois falleció en Nueva York a los 98 años de edad.1
Tuvo tres hijos: Alain, Jean Louis y Michel, fallecido en 1990.

                         


Una mujer no tiene lugar como artista hasta que prueba una y otra vez que no será eliminada.

En sus diarios revela vivencias infantiles pla­gadas de experiencias traumáticas. Como ella misma explica: "Toda mi obra de los últimos 50 años, todos mis temas, han encontrado su inspiración en la infancia. Mi infancia nunca ha perdido su magia, nunca ha perdido su misterio, y nunca ha perdido su drama". Nacida en el seno de una familia dedicada a la restauración de tapices fue llamada como su padre, con quien mantenía un parecido asombroso. De niña acompañaba a su madre quien seguía a su marido de campo en campo durante la Primera Guerra Mundial. Bourgeois compartía con su madre la ansiedad y retuvo las imágenes vividas de los heridos y muertos. Poco después de la guerra, su madre contrajo la gripe española (Louise la cuidó hasta su muerte). Bourgeois ayudó en el negocio familiar, dibujando las partes dañadas de los tapices a restaurar.

Durante los años de adolescencia, su padre tuvo una aventura con su institutriz y tutora de inglés, cercana en edad a Bourgeois. El hecho de que también fue amiga suya, a ojos de Bourgeois significó doble traición. Mientras su madre protegía y cuidaba a Bourgeois, su padre resentía las ambiciones intelectuales de su hija, así como su deseo de estudiar filosofía y matemáticas. Le atraían estos temas por su certeza, sus verdades verificables y fidedignas, y por ser un respiro de la tormenta emocional de su vida personal. Tras la muerte de su madre en 1932, Louise despegó. Abandonó las matemáticas a medida que se hacían más abstractas y volvió hacia las bellas artes, empezó a frecuentar varios ateliers y escuelas de París.

Lo que Bourgeois pretendió con el arte fue expresar y analizar la confusión y ansiedad que la acosaba, para poder exorcizarlo. Al igual que los agujeros y tapices desintegrados que su madre restauraba, Bourgeois quiso llegar a la plenitud. Así, como ella misma a menudo ha recordado, el arte es su forma de psicoanálisis y su garantía de juicio.


http://es.wikipedia.org/wiki/Louise_Bourgeois
http://www.lajiribilla.co.cu/2005/n199_02/199_18.html
http://www.portesepiques.com/2008_08_01_archive.html
http://www.portesepiques.com/2008_08_01_archive.html
http://blog.lacasaencendida.es/tag/louise-bourgeois/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más