Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Educadora Pintura bailarina sindicalista Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 2 de enero de 2013

Mónica Hasenberg



“Pobre del fotógrafo que con su máquina no retrate alguna injusticia”


Mónica Hasenberg empezó sacando fotos como parte de un oficio heredado. Hasta que descubrió su deseo. Hoy toma imágenes de las luchas sociales y de género como parte de su compromiso vital. Hasta el 18 de noviembre puede verse en el Centro Cultural Comunarte su muestra “Madres nuestras” sobre las Madres de Plaza de Mayo.

Por Krizia Puig

Ella va por la calle, cámara en mano, capturando la historia en un instante. El compromiso es su bandera y la fotografía, su forma de dar testimonio. Mónica habla con la lentitud de quien está en paz. Se toma su tiempo para elegir cada palabra y compone, con cada verbo, imágenes cargadas de libertad. La contundencia de su discurso es, consecuentemente, igual a la de su trabajo, compuesto por más de 80.000 negativos que relatan la historia social, política y cultural de Italia y Argentina.
El oficio que hoy la define siempre formó parte de su historia familiar. Su papá, quien también era fotógrafo, murió cuando ella acababa de terminar la secundaria y fue en ese momento -y por necesidades económicas- cuando decidió continuar con el arte que heredaba: “En vez de trabajar en una oficina opté por seguir con las licitaciones que él tenía ganadas. En ese momento yo lo tomaba como una cosa laboral,  nunca como una elección. Y esto tiene que ver con que el deseo femenino nunca es tomado en serio. Yo no me preguntaba cual era mi deseo y creo que ese es el título mayor sobre lo que nos pasa a las mujeres”, afirma mientras sirve un poco más de té y las hojas del jardín hacen música con el viento.
A partir del año 2000 esa pregunta se ha redimensionado y ha encontrado respuesta a través de su lente.  ¿Cuál es tú deseo? “Deseo conmover. Contagiar el compromiso. El que está comprometido está sólo y te necesita. Acabo de cumplir 58 años y si hay algo que yo le quiero dejar a mis hijos es la imagen de que es bueno comprometerse. Más allá del dolor que te produce, vivir de acuerdo a tus ideas es bueno. Me gusta la transparencia”, contesta sin titubeos.
La lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el matrimonio igualitario, el aborto legal y los derechos de los pueblos originarios son sólo algunas de las batallas que ha retratado con su cámara. Todo lo que implique defender la libertad le interesa. “Creo que nadie es inocente en ninguna elección y la fotografía implica esto, toda mirada muestra alguna subjetividad y por eso muestro lo que me conmueve de una situación. Por ejemplo, el caso del matrimonio igualitario implica un derecho: si vos no podés hacer algo, no podés elegir y eso para mí es terrible”.
Actualmente, Mónica está comprometida con la digitalización de su archivo para lo cual, necesita del financiamiento de alguna institución o persona que entienda el valor documental de su trabajo.
Ahora, ahora, resulta indispensable…

http://www.comunicarigualdad.com.ar/pobre-del-fotografo-que-con-su-maquina-no-retrate-alguna-injusticia/
Pulicado por Sandra Chaher | Publicado el 12 noviembre, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más