Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Arte Defensora de derechos humanos compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Pintura bailarina sindicalista Educadora Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Anarquista Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 8 de enero de 2014

Esperancita


Rosa Hernández exige que se aclaren las malas actuaciones en el caso de su hija (Esperancita)
La madre ha presentado ya una serie de acciones judiciales en busca de que se esclarezcan los hechos, se determine qué se hizo mal, se juzgue a los responsables y se implementen los correctivos necesarios para asegurar la no repetición de casos como el de su hija.

Santo Domingo, 15 de julio de 2013
El día 15 de julio de 2013, las abogadas Wilmara Vásquez, Glenys de Jesús y el abogado Anselmo Muñiz, apoderados de la señora Rosa Hernández, madre de la menor conocida por la opinión pública como Esperancita, han interpuesto una querella contra los médicos tratantes del Hospital Docente SEMMA, centro hospitalario donde en agosto del 2012 falleció la joven en circunstancias poco claras, caso que entonces fue de dominio público.

La querella hace parte de un conjunto de acciones que ha emprendido Rosa Hernández exigiendo que se determine cuáles fueron las malas actuaciones en el caso de su hija, que se haga justicia y que se garantice que casos como este no vuelvan a ocurrir. En mayo de este año interpuso un recurso de amparo solicitando el expediente médico completo de la menor; y ahora presenta una querella penal y civil contra los médicos tratantes del Hospital.
“A mi hija ya nada me la devuelve, pero yo no puedo dejar pasar las cosas sin exigir que se diga con claridad qué se hizo mal en este caso para que no vuelva a ocurrir. Hasta que no se aclare esto y se haga justicia no habrá forma de evitar que otra madre tenga que vivir lo que yo viví tratando de que salvaran a mi hija”, señaló la madre. Recalcó que la sociedad Dominicana no puede quedarse con los brazos cruzados a esperar que otras jóvenes mueran.
Rosa Hernández espera que este proceso garantice que situaciones similares no se repitan en el país. Entre tanto, el equipo legal que acompaña a la madre confía en que se admita la querella para que finalmente se esclarezcan las malas actuaciones y se tomen las medidas necesarias para impartir justicia y asegurar que el derecho a la vida de mujeres y jóvenes no vuelva a ser vulnerado de esta manera




CRONOLOGÍA DE HECHOS

1. El pasado 2 de julio de 2012 la señora Rosa Hernández, madre de la joven de 16 años conocida por la opinión pública como “Esperancita”, acudió a los servicios de Medicina Interna del Hospital Docente SEMMA Santo Domingo en procura de atención médica para su hija que presentaba fiebre muy alta, debilidad extrema y hematomas en el cuerpo. El mismo día del ingreso al Hospital, la menor fue diagnosticada de “probable leucemia aguda”.
2. El 3 de julio de 2012, los profesionales del centro hospitalario confirmaron este diagnóstico y la presencia de un embarazo de siete semanas de evolución. Sin embargo, el personal médico se limitó a mantener en observación a “Esperancita” negándole tratamiento médico e ignorando la urgencia de la enfermedad y los protocolos de atención en casos de leucemia aguda.
3. Durante los siguientes días de permanencia de “Esperancita” en el Hospital la madre tuvo que soportar la indolencia del personal de salud que en ningún momento le brindó información clara y precisa sobre: las causas de la enfermedad; el tratamiento indicado; la finalidad de las transfusiones; los riesgos asociados del embarazo y las consecuencias de no iniciar el tratamiento de quimioterapia.
4. Mientras, los síntomas de la enfermedad de “Esperancita” se intensificaron y su estado de salud se agravó notoriamente por lo cual, la paciente y su madre solicitaron incansablemente que se iniciara el tratamiento oncológico y paliativo para el dolor. Dichas solicitudes fueron ignoradas alegando que no se podía afectar al embarazo.
5. El 26 de julio, es decir veinticuatro días después de la fecha de ingreso de la joven al Hospital y la confirmación del diagnóstico de leucemia aguda, el centro hospitalario decidió finalmente iniciar la quimioterapia pero sin interrumpir el embarazo. Una vez más, a la madre de “Esperancita” se le negó su derecho a la información sobre los riesgos concretos de este procedimiento sobre una paciente embarazada.
6. A partir de este momento, la salud de “Esperancita” se deterioró precipitadamente mientras su madre reclamaba que salvaran la vida de su única hija.
7. Finalmente en la madrugada del 17 de agosto de 2012, “Esperancita” muere en la sala de urgencias del Centro Hospitalario . Sumida en el dolor por la pérdida de su hija, el mismo día 17 de agosto la señora Rosa Hernández solicitó que se realizara una autopsia para conocer las causas de la muerte pero, los profesionales del Hospital se negaron mientras que enfáticamente le decían que su proceder no correspondía al de una buena madre dominicana.ente SEMMA, en medio de una hemorragia masiva.


RESUMEN DE LA QUERELLA PENAL Y ACCIÓN CIVIL ACCESORIA, CASO ESPERANCITA
El 11 de julio de 2013, los apoderados de la señora Rosa Hernández, madre de la menor de edad conocida públicamente como “Esperancita”, presentaron ante la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional una querella con constitución en actor civil en contra de diferentes profesionales de la salud del Hospital SEMMA de Santo Domingo, por el delito de homicidio involuntario (tipificado en el artículo 319 del Código Penal dominicano).

Los hechos en relación con los derechos vulnerados
La querella hace un relato detallado del “calvario” que vivieron “Esperancita” y su madre, Rosa Hernández, durante los 46 días en que la menor de edad estuvo ingresada en el Hospital Docente SEMMA de Santo Domingo. Los hechos relatados dan cuenta de: i) graves negligencias médicas que a la postre llevaron a la muerte de la menor de edad; ii) falta de información médica, lo que imposibilitó tanto a la paciente como a su acudiente a tomar decisiones bien informadas sobre la enfermedad y su tratamiento, y iii) invasión de la vida privada y familiar por parte del personal médico.
Dentro de los hechos que demuestran las negligencias médicas, de acuerdo a lo consignado en la querella, se encuentra, entre otras, la demora excesiva e injustificada en el inicio del tratamiento para controlar una leucemia aguda de alto riesgo de muerte.
Adicionalmente, se resaltan algunos hechos que demuestran la falta de información clara y oportuna por parte de los profesionales médicos del Hospital a la paciente y su representante legal, Rosa Hernández, lo que imposibilitó que ellas pudieran tomar decisiones bien informadas sobre la enfermedad y el tratamiento. Por último, la querella relata episodios asociados con la invasión de la vida privada y familiar de “Esperancita” y su madre.

Tipificación del delito y sus fundamentos jurídicos
La querella se interpuso por la comisión del delito de homicidio involuntario, que según el artículo 319 del Código Penal dominicano se define como:
“Art. 319.- El que por torpeza, imprudencia, inadvertencia, negligencia o inobservancia de los reglamentos, cometa homicidio involuntario, o sea causa involuntaria de él, será castigado con prisión correccional de tres meses a dos años, y multa de veinte y cinco a cien pesos”.
El delitode homicidio involuntario tiene tres elementos constitutivos, todos los cuales se encuentran reunidos en el presente caso: un hecho material de homicidio, la comisión de una falta, la relación de causa y efecto entre la falta y el homicidio o los golpes y las heridas.

 Gracias por la Información enviada desde  WUNRN
http://eljacaguero.com/rosa-hernandez-exige-que-se-aclaren-las-malas-actuaciones-en-el-caso-de-su-hija-esperancita/
http://lanaciondominicana.com/ver_noticia.php?id_noticia=41021&sesion_periodico=30

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más