Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Arte Defensora de derechos humanos compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Pintura bailarina sindicalista Educadora Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Anarquista Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 5 de abril de 2014

Louise L. Hay


Louise L. Hay (n. Los Ángeles, 8 de octubre de 1926) es una escritora y oradora estadounidense, considerada una de las figuras más representativas del movimiento Nueva Era y una precursora de los libros de autoayuda.

Ejerció inicialmente como modelo de alta costura durante los años de 1950 y 1960. En 1976 publicó su primer libro, Sane su cuerpo, donde  se contenía un listado de las principales enfermedades y su probable causa psicosomática. Esta lista fue ampliada y extendida en su libro oficial, Usted puede sanar su vida (1984), que se convirtió en un éxito y para 2008 seguía en las listas de superventas de Estados Unidos.  Además de fundar un instituto de enseñanza, estableció una fundación y la editorial Hay House, que publicó varios trabajos de autores como Deepak Chopra, Wayne Dyer y Jerry Hicks, entre otros.
Difundió programas de terapias alternativas y colaboró activamente con enfermos afectados por el sida. Su experiencia de vida —fue abusada sexualmente durante su infancia y logró sobreponerse a un cáncer supuestamente terminal— la llevó a efectuar múltiples conferencias, seminarios y apariciones públicas, ofreciendo consejos para combatir los temores y las causas de los malestares de la gente.

Louise L. Hay nació en Los Ángeles, California, el 8 de octubre de 1926. Sus padres se divorciaron cuando apenas contaba con un año y medio. A partir de ese momento, la madre de Louise debió desempeñarse como empleada doméstica para mantener su hogar y su hija quedó a cargo de una familia amiga. Posteriormente, su madre volvió a contraer matrimonio, esta vez con un hombre violento criado en Europa, y tuvo otra hija. Su infancia estuvo signada por la pobreza, la inestabilidad y los abusos físicos. Cuando Louise cumplió cinco años, poco después de la depresión de 1930, fue violada por un vecino alcohólico, el cual recibió 15 años de prisión. Hay luego recordaría: «... como a mí me repitieron insistentemente que "la culpa era mía", me pasé muchos años temiendo que cuando lo dejaran en libertad vendría a vengarse de mí por haber tenido la maldad de enviarlo a la cárcel».
Apenas cumplidos los 10 años, su padrastro comenzó a maltratarla físicamente y abusar sexualmente de ella. En 1941, Louise decidió huir de su casa y comenzar a trabajar como camarera, labor que calificó como «más llevadera» que todo lo que había padecido anteriormente. Se entregaba sexualmente a aquel que le demostrara un poco de atención, motivo por el cual quedó embarazada con 16 años y, al dar a luz, dio en adopción a su bebé a una pareja sin hijos.
 En 1950, regresó a su casa para llevarse consigo a su madre y buscarle un empleo como encargada de la limpieza en un pequeño hotel.


Poco después, se asentó con una amiga en Chicago, donde trabajo haciendo  labores domésticas hasta que obtuvo un trabajo como modelo de alta costura en Nueva York para diseñadores como Bill Blass, Oleg Cassini y Trigère Pauline. Mientras incursionaba en la industria de la moda, conoció a un empresario inglés, Andrew Hay, con el que se casó en 1954. Lo definió como un «caballero encantador y educado» y su relación le permitió desarrollar su carácter social en múltiples eventos presidenciales y de la realeza. Sin embargo, en 1968, luego de 14 años de matrimonio, su esposo la abandonó por otra mujer. «Fue precisamente cuando yo estaba empezando a creer que las cosas buenas podían ser duraderas. Sí, fue un golpe aplastante. Pero el tiempo pasa, y sobreviví», relató. Louise Hay no ha vuelto  a contraer matrimonio. 

En 1970, para sobrellevar su baja autoestima, comenzó a inclinarse por prácticas espirituales tales como la meditación trascendental y asistió regularmente a los servicios dominicales, reuniones y clases de la Iglesia Ciencia de la Mente (la Iglesia de la Ciencia Religiosa), donde estudió que «los pensamientos y las palabras son creadoras de nuestra vida, que cada uno es responsable de sus propias experiencias y que puede cambiar su vida si modifica su modo de pensar, escogiendo y prestando atención a las palabras que utiliza».

De regreso a Nueva York, continuó con los cursos de formación de sanadores y participó activamente en actividades sociales. Varios años después, analizando las dolencias y problemas de sus clientes, comenzó a relacionar y estudiar las causas psicológicas y espirituales con la aparición de las enfermedades, lo que la llevó a realizar una guía referencial que detallaba las causas mentales de las dolencias físicas. Fue así como en 1976 publicó Sane su cuerpo, una lista de causas metafísicas de enfermedades con pautas de pensamientos positivos para revertir las patologías que fue traducido a 25 idiomas. A partir de entonces, comenzó a dar conferencias y clases a lo largo de Estados Unidos. Hay aseguró, al igual que todos sus pares, que «la aceptación de uno mismo resuelve cualquier tipo de problema». Incluso, comprobó que cuando sus clientes comenzaban a apreciarse y respetarse a sí mismos, el problema por el que habían acudido a ella desaparecía prácticamente.

Posteriormente, Hay fue diagnosticada con un cáncer de útero, experiencia sobre la cual comentó: «Como a cualquiera que acaban de decirle que tiene cáncer, fui presa de un pánico total». Hay relató que, en su opinión, el cáncer solamente era la manifestación externa de un profundo resentimiento que «devoraba» el cuerpo, por lo que decidió no operarse ni someterse a ningún tratamiento médico y convenció a su médico de posponer la operación durante tres meses. Hay se sometió a tratamientos naturales como la reflejoterapia y la terapia del colon, realizó una dieta específica para liberar toxinas y acudió a un psicoterapeuta especialista en expresar la rabia. Averiguó cómo había sido el pasado de sus padres —Hay consideraba que todos son «víctimas de víctimas»— y descubrió que ellos también habían sido maltratados de pequeños, por lo que llevó a cabo un trabajo personal para liberarse del resentimiento que albergaba hacia las personas que abusaron de ella y la maltrataron de pequeña, especialmente su padrastro, su vecino y su madre, hasta que pudo sentir compasión por ellos.
La palabra «incurable», tan aterradora para tantas personas, para mí significa que esa dolencia, la que fuere, no se puede curar por medios externos, y que para encontrarle curación debemos ir hacia adentro. Si yo me hacía operar para librarme del cáncer, pero no me liberaba del modelo mental que lo había creado, los médicos no harían otra cosa que seguir cortándole pedazos a Louise hasta que ya no les quedara más Louise para cortar. Y esa idea no me gustaba.

Seis meses después de empezar su propia curación, el médico le confirmó que el cáncer había desaparecido completamente, sin haber recibido tratamiento de quimioterapia o cirugía.

Cuando se recuperó en 1980, Hay abandonó Nueva York para regresar a California, donde continúa trabajando. Ahí, inesperadamente debió hacerse cargo de su madre, enferma y anciana, luego de una caída que le había generado una fractura de espalda. En el otoño de 1984 relató: «Mi madre no había sido capaz de protegerme cuando yo era niña, pero ahora yo podía, y quería, cuidar de ella. Mi madre... está cada vez más fuerte y flexible. Le encargué un audífono... también conseguí convencerla de que se operase las cataratas en un ojo, y ¡qué júbilo fue para ella volver a ver, y para nosotras volver a ver el mundo con sus ojos!».
En 1984, publicó uno de sus libros más relevantes, Usted puede sanar su vida, donde explicó como lograr cambios a través de la eliminación de las creencias limitantes.

Usted puede sanar su vida alcanzó la lista de best-sellers del New York Times y se mantuvo en ese puesto durante doce semanas consecutivas. Hasta la actualidad, se han vendido más de 50 millones de copias en 30 países a lo largo de todo el mundo.
Luego del éxito de su libro, fundó su propia editorial, Hay House,. También estableció la Fundación Hay y e l Fondo de Caridad de Louise Hay, organizaciones sin fines de lucro que apoyan a diversas entidades, incluyendo aquellas relacionadas con el sida, las mujeres maltratadas y demás personas rechazadas por la sociedad. En 1985, Hay comenzó su grupo de ayuda, «Hay Rides», con seis hombres diagnosticados con sida. Para 1988, el grupo realizaba reuniones semanales con 800 personas y se había mudado a un auditorio en Santa Mónica, poco antes de que Hay publicara su libro SIDA: Un acercamiento positivo, basado en sus experiencias con este grupo.
El mensaje de sanación de Louise Hay fue motivo de muchos artículos en periódicos y revistas. Apareció con notable aceptación en El Show de Oprah Winfrey y su columna mensual, Querida Louise, figuró en más de 50 publicaciones de Estados Unidos, Canadá, Australia, España y Argentina. Incluso, los medios periodísticos australianos se refirieron a ella como «lo más parecido a un santo en vida».

En 2008, cuando contaba con 81 años, se estrenó la película Usted puede sanar su vida. En sus propias palabras, «es la historia de mi vida, mis enseñanzas, y cómo he aplicado los principios de mis enseñanzas a mi vida». Por otra parte, en el mismo año Hay recibió el premio Minerva durante la Conferencia de la Mujer junto
En septiembre de 2011, Hay y Cheryl Richardson publicaron su libro Usted puede crear una vida excepcional. En la actualidad, a pesar de su avanzada edad, además de ofrecer conferencias por Estados Unidos y trabajar en su fundación, Hay disfruta de la pintura, la jardinería y el baile en su casa de San Diego

Os invitamos a descubrir sus libros, a escuchar sus audios, así como a escucharos a vosotras mismas , a través de  los mensajes que os manda vuestro cuerpo y a analizar  la respuesta que le dais . Seguro que os ayuda a estar más sanas y más felices. 

http://es.wikipedia.org/wiki/Louise_Hay
http://reikinuevo.com/pensamientos-crean-vida-audiolibro-louise-hay/
http://www.argentinawarez.com/ebooks-gratis/3015809-descargar-gratis-usted-puede-sanar-su-vida-louise-hay-doc-autoyuda.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más