Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Educadora Pintura bailarina sindicalista Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

martes, 12 de agosto de 2014

Martha Valdés


Marta Emilia Valdés González. Compositora, guitarrista e intérprete cubana.

La creación bolerística de Marta Valdés refleja un trabajo artístico acabado que le ha permitido viajar con el tiempo. Su armonía —en estrecha interrelación con el carácter de la melodía y el sentido del texto— desempeña un papel fundamental en este logro, que le ha permitido trascender las referencias o pautas de comportamiento establecidas durante la década de 1950.

Marta Valdés se convierte en la figura más sobresaliente de una segunda generación del movimiento filin, e inicia una decantación de la sonoridad dominante hasta entonces en el marco de la tendencia. Así, su obra se convierte en un puente hacia la aparición de una nueva canción en Cuba. Y no sólo en el orden de la estricta estética musical, sino también en el ámbito poético. Composiciones como "Por si vuelves" y "Yo me quedo", son piezas claves en la búsqueda de nuevas sonoridades y también en el replanteo de la poesía amorosa en la canción.
El 6 de julio de 1934, nace en el barrio habanero de Luyanó.

En 1945 recibe, de la profesora Francisqueta Vallalta, las primeras nociones de guitarra.

En 1952 se gradúa de Bachiller en Letras en el Colegio Baldor y matricula, en la Universidad de La Habana, la carrera de Filosofía y Letras.

En 1955 se inicia en la composición de canciones con el bolero Palabras, al cual se suman –ese mismo año—piezas que se mantienen vigentes, más allá de la primera década del siglo XXI, en producciones discográficas merecedoras de premios de diversa índole.

En 1956 comienza a tomar clases de guitarra, e inicia una relación profesional permanente, con la profesora Leopoldina Núñez. Conoce a Renée Barrios –su primera intérprete--, Elena Burke, Frank Domínguez y Giraldo Piloto.

En 1957, los autores musicales agrupados en la Editorial Musicabana la invitan a incorporarse a esa entidad, a cuya gestión promotora se debe que varias obras suyas debuten, ese mismo año, en grabaciones profesionales (los boleros No es preciso, No te empeñes más y ¿Para qué rectificar?, interpretados por Fernando Álvarez, con arreglo de Bebo Valdés y la canción En la imaginación, interpretada por Vicentico Valdés con arreglo de René Hernández).

Entre 1958 y 1959 comienza a presentarse en radio y televisión como intérprete de sus obras. Este último año varios de sus intérpretes dedican un concierto a esta autora (Sala Talía). Asume la columna Discos/Shows /Éxitos en el periódico Revolución, donde, con el seudónimo “M. Elevé”, publica sus primeros escritos sobre música popular. Varias de sus canciones resultan seleccionadas por periódicos y revistas entre las mejores del año.


En 1960 integra, junto con los compositores Julio Gutiérrez e Ignacio Piñeyro, el trío de autores que preside la recién creada Sociedad Cubana de Autores Musicales (SCAM). Ese año, por primera vez, el título de una de sus  canciones sirve para dar nombre al disco de un intérprete ( Tú dominas / Doris de la Torre).



En 1961 participa en el Congreso de Escritores y Artistas. Al fundarse la UNEAC, es nombrada Presidenta de la Sección de Música Popular de esa institución y delegada de la misma en la Comisión Nacional de Música que preside el compositor José Ardévol. Alfabetiza a un obrero en el Mercado Municipal de La Habana.

En 1962 renuncia a su cargo en la SCAM y comienza a estudiar Solfeo y Teoría con Aida Teseiro. Musicaliza, por primera vez, textos de otro autor ( cinco canciones sobre poemas de Nicolás Guillén) y compone su primera música para la puesta en escena de obras de teatro (Y nos dijeron que éramos inmortales, de Osvaldo Dragún, para el Conjunto Dramático Nacional dirigido por Néstor Raimondi y Pasado a la Criolla, de José R. Brene, co-producción de Teatro Estudio y el Conjunto Dramático Nacional, dirigido por Roberto Blanco).

En 1963 participa como organizadora y ponente en el Fórum sobre feeling organizado por la UNEAC. Se incorpora, en calidad de alumna, a los cursos del Seminario de Música Popular creado por Odilio Urfé.

En 1964 entra a formar parte del Grupo Teatro Estudio en calidad de Asesora Musical, especialidad en la cual se centrará su actividad laboral por casi tres décadas.

En 1966, participa en los Encuentros de la Canción Protesta que tienen lugar en la Casa de las Américas.

En 1967, canciones suyas aparecen por primera vez en festivales internacionales que tienen lugar en Cuba (Yo me quedo, Festival de la Canción Protesta, Casa de las Américas / ¿Hacia dónde? y Nunca el otoño, Festival Internacional de la Canción, de Varadero), todas interpretadas por Miriam Ramos. 

En 1968 compone su criolla Aunque no te vi llegar, basada en el guión del primer cuento de la película Lucía, de Humberto Solás, y la interpreta en el filme.

En 1969, una canción suya aparece, por primera vez, en un festival internacional que tiene lugar fuera de Cuba (Canción desde otro mundo, seleccionada por la cantante Miriam Ramos para su presentación en el Festival Orfeo de Oro,  Bulgaria). Inicia su fecunda relación con jóvenes músicos y poetas matanceros.

En 1971 inicia su largo y profundo trabajo con el Maestro Harold Gramatges, encaminado a ampliar sus horizontes en el camino de la composición.

En 1975, con el propósito de contrarrestar la ausencia absoluta de difusión de su obra en los medios masivos y en el ámbito del disco, emprende, con carácter promocional, una labor sostenida de entrega directa de la obra mediante recitales, conciertos, actuaciones en eventos y presentación en diversos espacios con la colaboración de actores, poetas, artesanos y diseñadores.

En 1978 su Canción eterna de la juventud obtiene el Gran Premio del Jurado y el Premio de la Prensa en el Concurso Adolfo Guzmán de Música Cubana.

En 1979 viaja por primera vez al exterior como parte del elenco de Teatro Estudio, para participar en la Jornada de la Cultura Cubana en países socialistas.

En 1980, Pablo Milanés incluye varias canciones de Marta Valdés en el Volumen 1 de su Serie Filin.

En 1981 la EGREM inicia su Serie Nuestros Autores con un disco dedicado a la música de Marta Valdés donde se reúnen varios intérpretes (Elena Burke, Frank Emilio, Bola de Nieve, Pablo Milanés, Miguelito Cuní, Emiliano Salvador, Miriam Ramos, Alina Sánchez y Argelia Fragoso, con arreglos de Lucía Huergo, Frank Emilio, Emiliano Salvador, Eduardo Ramos y Guillermo Fragoso. En este disco, se produce el debut en grabaciones del pianista Gonzalito Rubalcaba, acompañando al piano a La Autora en su también primera grabación profesional.

En 1983, la cantante Miriam Ramos dedica su disco Canción desde otro mundo a las canciones de Marta Valdés, con arreglos de Hilario Durán y Lucía Huergo.
En 1985 la televisión dedica un programa especial a conmemorar los 30 años de labor de esta compositora, en el que participan varios de sus más destacados intérpretes. Su música creada para la puesta en escena de El becerro de oro, de Joaquín Lorenzo Luaces, bajo la dirección de Armando Suárez del Villar, obtiene el “Premio a la mejor música para una puesta en escena” en el Concurso de Artes Escénicas de  la UNEAC. Ediciones Vigía, en su primer año de labor, publica  Cancionero de Marta Valdés.

En 1986, su trabajo para la puesta en escena de La zapatera prodigiosa, de Federico García Lorca, bajo la dirección de Berta Martínez, obtiene el “·Premio a la mejor utilización de la música para una puesta en escena”, en el Festival de Teatro de Camagüey.

En 1987, primer viaje al exterior como intérprete de sus canciones, para participar en el Festival del Bolero en México, así como para formar parte del elenco del espectáculp Toda una época, junto a Elena Burke, José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz y Consuelito Vidal, bajo la dirección de Amaury Pérez García. Produce el disco Elena Burke canta a Marta Valdés de los intérpretes Elena Burke (voz) Frank Emilio y Enriqueta Almanza (piano y teclados) y Carlos Emilio Morales (guitarra).

En 1988, el disco de Elena Burke dedicado a su obra, obtiene el “Premio EGREM” en la categoría “Cancionística”.

En 1990 crea el espacio “La peña de Marta Valdés”. Graba una compilación de 15 canciones a voz y guitarra.

En 1991, viaja a Canadá con el recital de poesía y canción Piedra pulida, invitada por la poetisa Nancy Morejón. Viaja a Colombia para participar en el festival Boleros de América, así como en una serie de conciertos, junto a la Orquesta Aragón, la pianista Enriqueta Almanza y un grupo de cantantes encabezado por Elena Burke.

En 1992, recibe el “Premio anual de reconocimiento por la obra creada”, que otorga la Asociación de Músicos de la UNEAC.

En 1993 participa en festivales dedicados al bolero en Colombia y Venezuela. En este último país comparte labores como Jurado en el festival organizado por la Universidad de  Mérida, junto al cubano César Portillo de la Luz y  el venezolano Chelique Sarabia. Las cantantes Corina Peña (Venezuela) y Carmen Prieto (Chile), dedican una Gala en homenaje a su música.

En 1994 viaja a Colombia en más de una ocasión para dictar talleres sobre temas relacionados con la canción popular y la guitarra. Ofrece varios conciertos con la colaboración de destacados músicos colombianos como Sofronín Martínez, Gabriel Rondón,  Sonia Martínez y Claudia Gómez. En Medellín publica su cuaderno El arreglo para guitarra y voz en la canción popular.

En 1995 Ediciones Vigía, al conmemorar su X Aniversario, publica Cancionero propio, de Marta Valdés. Las cantantes Elena Burke y Sara González, dedican sendos conciertos a conmemorar los 40 años de vida de esta compositora en el camino de la canción la canción. La EGREM lanza el disco La música de Marta Valdés, una compilación al cuidado de La Autora, que reúne grabaciones antológicas de varios intérpretes.

En 1996, viaja a España como intérprete de sus canciones.
En 1997 y 1998, continúa su labor de difusión en España, al amparo de Luis Felipe Alegre, actor principal y  director del grupo teatral El silbo vulnerado. Inicia su fecunda actividad de colaboración con la cantante Martirio y su hijo, el músico Raúl Rodríguez.

En 1999 graba, con el pianista español Chano Domínguez y su trío, un disco donde aparecen canciones suyas y de otros cubanos; escribe los textos para el libro-disco que servirá de soporte a esa producción destinada a publicarse por El Europeo.

En el año 2000 graba en La Habana, junto con el guitarrista y compositor Sergio Vitier, el disco Nuestra canción, en homenaje a la canción cubana con obras de José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz y Juan Pablo Miranda.
En 2001, el disco Nuetra canción obtiene “Gran Premio” y “Premio en la categoría de Cancionística”, en la Feria Internacional Cubadisco. Desarrolla, junto a Chano Domínguez, dos giras para promover, en España, el libro-disco Marta Valdés/Chano Domínguez (Tú no sospechas).

En 2002 el disco Sin ir más lejos (homenaje a Marta Valdés), de Sara González, obtiene “Premio en la categoría Cancionística” en la Feria Internacional Cubadisco. El libro-disco Marta Valdés/Chano Domínguez (Tú no sospechas), es nominado, en España, para los Premios de la Música que otorga la SGAE. Participa en la delegación cubana que actúa en la Feria Internacional dell Libro en Guadalajara, México.

En 2003 graba, por vía independiente, el disco Marta Valdés/ Doce boleros míos (con Rey Ugarte).

En 2004 entrega a Ediciones Unión para su publicación, el libro Marta Valdés / Donde vive la Música, una recopilación de escritos varios sobre música popular, que abarca desde 1964 hasta 2004. En la conmemoración de sus 70 años de vida recibe, de Harold Gramatges, el Diploma Amadeo Roldán que otorga la Asociación de Músicos de la UNEAC.

En 2005, presentación del libro Marta Valdés / Donde vive la Música, en la Feria del Libro de La Habana,  a cargo de la editora Olga Marta Pérez y el músico Sergio Vitier. En co-producción con el Sello Unicornio de los Estudios Abdala, lanza el disco Marta Valdés/ Doce boleros míos (con Rey Ugarte). En conmemoración por sus cincuenta años de camino en la composición, organiza una serie de conciertos y una exposición con el auspicio del Museo Nacional de la Música, la Casa de las Américas y el Museo de Bellas Artes. El Coro Exaudi, bajo la dirección de María Felicia Pérez obtiene, interpretando su criolla Aunque no te vi llegar, seleccionada como obra obligatoria en el certamen, el Primer Premio en el Festival de habaneras en Torrevieja, España.

En 2006 el disco Marta Valdés/ Doce boleros míos (con Rey Ugarte) recibe “Premio Especial” en el evento Cubadisco.

En 2007 recibe el Premio Nacional de Música.

En 2008 participa en el documental Decir con feeling, de Rebeca Chávez.

En 2009, a instancias de la periodista y editora Rosa Miriam Elizalde, comienza a publicar en el sitio Cubadebate la columna dominical Palabras, que se mantiene activa hasta el momento en que redacta estos  apuntes biográficos.

En 2011, inicia labores para El libro de mis canciones, una selección crítica de su cancionero en la que aún trabaja.

En 2012,  retoma la actividad en la composición, que había interrumpido desde 1988. Entrega a Ediciones Unión para su publicación, el libro Palabras, una selección de 40 escritos publicados en la columna del mismo nombre, entre 2009 y 2011, en el periódico Cubadebate.

En 2013 viaja a Miami para participar como artista invitada de la cantante Gema Corredera, en el concierto de lanzamiento de su disco Derramando luz. Malena Burke estrena, en esa ciudad, dos de sus más recientes composiciones.

En 2014 celebra en La Habana sus 80 años de vida, con el lanzamiento de su libro Palabras. Inicia las labores de entrega de una información de primera mano acerca de su vida y obra, a través de las redes sociales. Retoma la escritura de El libro de mis canciones.

http://palabrasdemartavaldes.blogspot.com/
http://negracubanateniaqueser.com/2014/07/25/me-dicen-cuba-nunca-es-tarde-para-las-palabras-de-marta-valdes/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más