Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política Fotógrafa investigadora medica Arquitecta Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista urbanista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 12 de abril de 2015

Lola López Mondéjar


Estudió Psicología Clínica en la Universidad de Murcia, completando su formación como psicoanalista en Madrid, Alicante, Milán y París. 
Sus intereses profesionales abarcan desde la problemática de la adolescencia y los estudios de género hasta la revisión de la teoría psicoanalítica confrontada con los síntomas contemporáneos. Sobre estos temas ha publicado diferentes artículos en revistas especializadas y volúmenes colectivos. En la actualidad, compagina su actividad clínica con la docencia en cursos universitarios de posgrado, conferencias, seminarios y congresos.
Durante cinco años fue columnista del diario La Opinión de Murcia, con una sección semanal, Desde el diván, donde reflexionaba sobre la actualidad desde el periodismo literario. Posteriormente, amplió el formato de sus colaboraciones con crónicas de viajes y la creación de perfiles humanos de personajes singulares y anónimos de la ciudad. 
Del periodismo a la literatura, en 1997 publica su primera novela Una casa en La Habana (Editorial Fundamentos, Madrid) y, tres años después, la segunda: Yo nací con la bossa nova, en la misma editorial. Esta última recibió el premio Libro Murciano del Año 2000, en la modalidad de narrativa. No quedará la noche, tercera novela de la autora, apareció en el 2003 bajo el sello de la Editora Regional de Murcia. Algunos de sus relatos -Amazonas, El buda, Rehén, Pensamiento de amor, Cumpleaños feliz, Ley de costas- han sido publicados en diferentes revistas y antologías. En marzo de 2008 se publica su primer libro de relatos El pensamiento mudo de los peces (Editorial Páginas de Espuma) y, en octubre del mismo año, la novela Lenguas vivas (Ediciones Gollarín). En enero 2009 vio la luz el volumen de ensayos Psicoanálisis y creatividad: el Factor Munchausen (Cendeac). Su novela Mi amor desgraciado (Ediciones Siruela, 2010) fue finalista del Premio de Narrativa Torrente Ballester 2009.
Desde 1999 hasta el 2009 dirigió el programa literario La mar de letras, del Festival Internacional de Músicas del Mundo La mar de músicas, donde cada año se presenta una muestra de la cultura y la literatura de un país.  
Desde octubre 2005 coordina diferentes Talleres de Escritura Creativa en la Biblioteca Regional de Murcia.




Verdades

El pasado viernes, 8 de noviembre, Lola López Mondéjar visitó Málaga para presentar su última novela, La primera vez que no te quiero (Siruela, 2013), un título que cuenta lo que le sucedió a una generación de españolas al tiempo que ofrece una visión, tan personal como evocadora, de la juventud, de su concepto y cartografía emocional. López Mondéjar es el tipo de autora que a una le hace pensar, tras cada lectura de alguno de sus títulos, por qué la gente no se echa a la calle a comprar sus libros a granel, especialmente, tras comprobar que una generación de españolas se ha dejado cautivar por libros de tan dudosa credibilidad como Cincuenta sombras de Grey. Esta murciana de aliento incesante, mirada honesta e inteligencia tan sensible como su palabra, ofrece, en cada ensayo, conjunto de relatos o novela, una manera de observar la vida, le descubre al lector nuevos horizontes por los que nuestra inquietud –o nuestra certeza ante temas fundamentales para la condición humana– puede llegar a transitar. Su literatura echa raíces en quien la recibe y su impronta se presenta tan necesaria como urgente.
Durante la presentación de la mencionada novela, López Mondéjar dijo tanto y tan bien que los allí reunidos quedamos fascinados por la facilidad de palabra, por el trato afable del hecho literario, pero sobre todo, por esa manera tan especial de hablar de conceptos que nos atañen a todos, a los que leen y a los que no. Uno de esos temas fascinantes que la autora murciana diseccionó con maestría fue le asunto de la memoria, mejor dicho, la relación entre la necesidad de crear –escribir- y la memoria. La autora de Lazos de sangre (Páginas de espuma) se presentó como escritora porque la experiencia de la vida es un animal difícil y áspero que nos arrastra y lleva, que nos convierte, en ocasiones, en lo que no queremos ser. Mondéjar ejemplificó el hecho literario a través de la memoria, a través de la verdad narrativa y la verdad biográfica, siendo la primera aquellos recuerdos que cada persona alimenta y crea para sentirse refugiado ante la propia intemperie de la vida, y la segunda aquello que vamos acumulando conforme la realidad acontece, conforme la vida pasa. Una suerte de contraste entre el ser y el estar.
Escribir para salvarnos. Escribir para ser. Para estar de otra forma en el mundo. Para poder nombrar el dolor. Para reconocerlo. Para gozar. Para luchar. Todo esto y más concede el ejercicio de la palabra, y sin duda, la literatura de López Mondéjar nos permite seguir creyendo en ello. En esa verdad narrativa que todos llevamos dentro y alimentamos.
Cristina Consuegra 15.11.2013 | 05:00


Sipnosis
  Cuando el azar entrecruza sus vidas, las protagonistas de esta novela no pueden prever que un suceso terrible está a punto de transformarlas. ¿Qué angustia consume a Hélène? ¿Qué acontecimientos provocaron la decisión de la mujer que la observa? Sus historias esconden oscuras coincidencias. Las dos sufren una metamorfosis cuyas cicatrices las acompañarán siempre. Viven en una misma calle de París y, a su modo, una y otra son extranjeras. Cada día, Hélène arrastra a sus hijos al colegio sin reparar en ellos, su mirada se pierde en un horizonte invisible que sólo ella conoce. La otra mujer la sigue con curiosidad desde su ventana, ha abandonado a su marido y a su hija en un doloroso esfuerzo por buscarse a sí misma. ¿Qué une a estas dos mujeres? ¿Qué las separa? ¿Son la pasión sexual y el amor materno sentimientos incompatibles? ¿Quieren siempre las madres a sus hijos con una entrega sin ambivalencias?.© Asociación Canal Literatura 2008-2010  
Mi amor desgraciado/Editorial: Siruela/Colección Nuevos Tiempos/Edición: 2010


Ademas de  su trabajo como escritora, de su actividad clínica y docente  nos gusta su compromiso feminista que le viene de largo.


2 comentarios:

  1. Extraordinaria Lola. He tenido ocasión de leer su libro de relatos Lazos de Sangre, las novelas Mi amor Desgracido y La primera vez que no te quiero. Todos ellos repletos de comprometidos y profundos contenidos y ¡amenidad!. Un valor no excluye al otro.
    El trabajo de Lola López Mondéjar merece tener muchos más lectores. A ver si despertamos en España, de una vez, a la cultura con mayúsculas.
    Un saludo y enhorabuena por estar entre las heroínas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nosotras es un gusto dar a conocer la vida y el trabajo de una mujer como Lola y ojala sirvamos de ayudar para apoyar su reconocimiento como persona en todas sus facetas .

      Eliminar

HH

Más