Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Educadora Pintura bailarina sindicalista Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

viernes, 22 de enero de 2016

Agnes McLean sindicalista escocesa que soñó ser bailarina


Nacida en el barrio Kinning Parque de Glasgow en 1918, Agnes McLean trabajó inicialmente como encuadernadora antes de conseguir un trabajo en la planta de Rolls Royce Hillington en las afueras de Glasgow a finales de 1939. Era hija de un sindicalista que murió con 34 años
Agnes en 1943 lideró una huelga solicitando igual salario en la empresa de Rolls Royce ,

Se unió al sindicato   Unión General de Trabajadores y Transportista con 15 años,  más tarde se paso a la Amalgamated Engineering Union  (AEU)) que canceló su prohibición a las mujeres a integrarse   después de una votación de miembros en 1942.

Las trabajadoras en Rolls Royce - y de todo el conjunto de la industria - estaban  con salarios más bajos que sus homólogos masculinos. En el otoño de 1941, y luego a una escala mayor en octubre de 1943, las trabajadoras salieron en huelga.

McLean  se unió  al partido comunista  en 1942 entre  una membresía de entre seis y setecientos trabajadores y trabajadoras en las plantas de Rolls Royce escocesas. Ella  desempeñó un papel clave en el comité de los delegados sindicales. 

En los años de la posguerra McLean desde las filas de la AEU fue  delegada en la primera conferencia de la AEU para las mujeres (1948);  Fue delegada en  la conferencia de la  AEU nacional (1949, a la que asistieron sólo siete mujeres);  Fue primera mujer miembro de la Ejecutiva Nacional AEU (1954).





McLean también tuvo un papel importante dentro del partido comunista, primero  se convirtió en miembro del Comité Escocés , y luego en  miembro del Comité Nacional. 

En su papel de miembro de la Ejecutiva Nacional AEU, McLean asistió a conferencias internacionales, como representante de la llamada Federación Sindical Mundial (FSM).

La paz también fue un tema crucial para Agnes.  McLean fue activa en las distintas campañas de paz de la década de 1950, que denunciaban las armas nucleares.

McLean fue activa en el Llamamiento de Paz de Estocolmo , una petición masiva lanzada en marzo de 1950 por el Consejo Mundial de la Paz .




En los años sesenta McLean estuvo  involucrada en las luchas  por la igualdad de remuneración. Dentro del  partido comunista escocés habían decidido poner en marcha una campaña en torno a la igualdad de remuneración, que fue resurgiendo como un problema importante.En octubre de 1968, por ejemplo continuaban los paros con los mismos objetivos

McLean habló en una serie de reuniones públicas organizadas  en apoyo de la igualdad de remuneración y en el 1969  en la conferencia de la federación de sindicatos en Inglaterra, Gales y Escocia ( STUC )se trato  la igualdad de remuneración. En ese año  en el  congreso  del STUC fue McLean,  quien actuó de delegada de Glasgow Trades Council, trasladando su preocupación  sobre la igualdad de remuneración.

En el polígono industrial Hillington, donde todavía trabajaba en la planta de Rolls Royce, McLean ayudó a organizar una huelga en apoyo de la campaña de igualdad de remuneración.


McLean renunció al partido comunista  en 1969 y se unió al Partido Laborista.

Su explicación fue: "Sentí que el partido no fue capaz de convencer a la gente que ellos, el partido comunista , eran el partido del futuro, a pesar de  la espléndida labor en favor de los trabajadores en las fábricas o los sindicatos."

A mediados de la década de 1970 McLean fue  elegida como concejal del distrito de Glasgow. Desde 1978 en adelante, poco después de haberse retirado de trabajar en Rolls Royce, fue Consejero Regional de Strathclyde y miembro de la ejecutiva del Grupo de Trabajo hasta 1988.
Ella murió en abril  de  1994.

Hace algunos años se le  había concedido la insignia de oro del Congreso de Sindicatos, el más alto honor dado entonces a una sindicalista  que surgio de las bases, en reconocimiento a su trabajo.

McLean, quien nunca se casó, tuvo una ambición desde la infancia ser una bailarina de ballet. Ella nunca podría haber previsto que era su amor por el baile  lo que la haría conocida mucho más allá de los límites de  Glasgow y el oeste de Escocia.

Ella alcanzó el estatus de celebridad cuando participó en un programa de television  para la serie Ex-S de la BBC de Escocia llamada "En Cuba ellos siguen bailando " .La película ganó un premio BAFTA y sólo dos semanas  antes de su muerte  los productores de programas  le avisaron  que querían  su participación para una nueva serie sobre  la danza.

La película sigue a Agnes desde su moderna clase de baile en  el Centro Pollok  de Glasgow al famoso cabaret Tropicana en La Habana, y luego en  las calles de la capital cubana donde descubre las raíces reales de la Rumba, uno de sus bailes latinos favoritos. En La Habana,  descubre que la rumba de Glasgow,  a la que se ha dedicado tanto tiempo.  es un híbrido fabricado Hollywood. Ella experimenta la rumba real   de Cuba en medio del pueblo, lo que es algo muy diferente.

Ojala ustedes se maravillen como a nosotras nos ha maravillado esta mujer que se hizo a si misma, que nos ayudo a todas en su contribución a conseguir igual remuneración  y que además tenia su punto de frivolidad  disfrutando  de la rumba. 
La imaginamos bailando e infundiendonos fuerza para seguir en la lucha. 


http://www.eyeforfilm.co.uk/review/in-cuba-theyre-still-dancing-film-review-by-chris
http://www.heraldscotland.com/news/12674149.Agnes_McLean/
http://www.workersliberty.org/story/2012/05/02/legacy-agnes-mclean

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más