Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

lunes, 8 de agosto de 2016

Serafina Dávalos Alfonze primera feminista del Paraguay

 

Serafina Davalos Alfonze (9 de septiembre de 1883-27 de septiembre de 1957)

SERAFINA DÁVALOS: Fue la primera abogada y considerada la primera feminista del Paraguay. En 1907 había obtenido el grado de doctora en Derecho a la edad de 24 años con la presentación de su tesis "HUMANISMO", la cual es una ferviente defensa del feminismo, a más de una crítica al sistema cultural, educativo, político y jurídico del Paraguay en ese entonces.

Un párrafo de su obra expresaba lo siguiente "Si queremos construir un país verdaderamente democrático en que la libertad, la justicia y la igualdad, sean hermosas realidades, debemos empezar por organizar el hogar sobre la base de una perfecta igualdad". Pensamiento de notable vigencia en la actualidad.

Nació Serafina Dávalos en la ciudad de Ajos, hoy Coronel Oviedo en 1883. De niña se trasladó con sus padres a Asunción. En 1898 egresaba de la Escuela Normal de Maestras y luego del Colegio Nacional de la Capital. En 1908 ocupaba el cargo de Miembro del Superior Tribunal de Justicia, el organismo de más alto rango en el Poder Judicial. Fue la primera mujer en conquistar dicho empleo. Se distinguió como una extraordinaria catedrática en las instituciones secundarias de donde egresó. Fue fundadora de la Escuela Mercantil de Niñas en 1904. Su diligente labor docente y su magnífica profesión de abogada le permitieron obtener una solvencia económica en las primeras décadas del siglo XX.

Fue una bizarra pacifista. En 1904 firmó con otras mujeres una solicitud de paz a los revolucionarios de la guerra civil que terminó con la caída del Partido Colorado y el advenimiento del Partido Liberal en el Gobierno de la República.

Ganó fama como intelectual. En 1907 integró el cenáculo de "LA COLMENA", sitio adonde acudían los más ilustres pensadores de la brillante generación del 900. Uno de ellos, Rafael Barret, ilustrado anarquista de origen español que ejerció gran influencia en las ideas libertarias de las primeras décadas de este siglo, llamó a Dávalos "LA REINA DE LA COLMENA", "Una colmena sin reina, no está completa". Y ella desempeñó ese rol.

Reconocida internacionalmente. En 1910 asistió como Delegada oficial del Paraguay al Congreso Internacional Femenino celebrado en Buenos Aires, donde presidió la Comisión de Derecho y, a pedido de la organización, clausuraba el evento con un elocuente discurso. Allí mismo fue nombrada Miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Panamericana de Mujeres. Fue además cofundadora del Centro Feminista Paraguayo en 1920.


Se unió a las hermanas Speratti en la lucha por la educación pública de mujeres, exigiendo la creación de la Escuela Normal de Maestras, en 1896.

Sus actividades educativas y feministas le permitieron desempeñar varios cargos de relevancia en organizaciones de ese género.

Falleció en la más triste pobreza el 27 de setiembre de 1957. Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta. Por sus actividades y creencias positivistas se le negaron funerales cristianos.


Con motivo del sexagésimo aniversario de la Comisión Interamericana de Mujeres (18 de febrero de 1988), la Delegada Titular ante dicho organismo recordó a la primera paraguaya Doctora en Leyes que se cree fué la primera en el Paraguay.








¿Qué pensaba la primera feminista paraguaya? Serafina Dávalos hacía una defensa férrea de los derechos de las mujeres y de paso criticaba al sistema cultural, educativo, político y jurídico.

Cada 24 de febrero se conmemora el Día de la Mujer Paraguaya, recordando la ‘Primera Asamblea de Mujeres Americanas’, realizada en Asunción en 1867. En aquel entonces, las mujeres que participaron decidieron ayudar a la causa contra la Triple Alianza en la guerra, vendiendo sus joyas y alhajas.

Fue la historiadora Idalia Flores de Zarza la que logró el reconocimiento a ‘Las Residentas’, y desde 1974.

Esta fecha entonces, vale para recordar que Paraguay es un país con niveles altísimos de feminicidios y violencia contra la mujer, pero también para valorar a quien es considerada la primera feminista paraguaya.

Se trata de Serafina Dávalos, quien en 1907 obtuvo el grado de Doctora en Derecho a los 24 años con la presentación de su tesis denominada ‘Humanismo’. Un documento histórico, disponible en Portal Guaraní, en el cual defiende de manera ferviente a las mujeres y hace una furibunda crítica al sistema cultural, educativo, político y jurídico del Paraguay de aquel entonces, y que con el paso del tiempo aún se resiste a morir.

A continuación, solo un extracto de la tesis, -la introducción específicamente- para conocer el nivel intelectual de Davalos:

Obligada por el Reglamento de la Enseñanza Superior del Paraguay á prestar una prueba escrita para optar al título de Doctora en Derecho y Ciencias Sociales, no puedo resistir al deseo de decir algo sobre un problema social palpitante, cual es, el llamado «Problema de la Mujer» por algunos, «Feminismo» por otros y Humanismo según mi modo de ver, á pesar de la grandiosidad de sus proyecciones, en mi triple carácter de mujer, de estudiante y patriota.

Como mujer, me siento irresistiblemente atraída á estudiar con toda la potencia de mi ser, la extraña ubicación que se da á mi sexo en el concepto de los seres racionales, según el común sentir de los varones. Como estudiante, esa tendencia se hace cada vez más profunda á medida que, avanzando en la investigación de las múltiples leyes de la naturaleza humana, veo que sus intérpretes masculinos, con una uniformidad que apenas reconoce poquísimas excepciones, hacen de la mujer un ser aparte, de tal suerte, que los postulados científicos deducen en vista y ocasión del hombre y respecto de la mujer, al través de apriorismos casuísticos arriban á conclusiones interesadas, echando en olvido la augusta imparcialidad de la justicia y, todavía peor, imposibilitando el reinado de la verdad que traer debiera la dicha y el bienestar de la humanidad.

Como amante de mi patria, experimento un profundo dolor al contemplar el aniquilamiento de la raza paraguaya, aquella raza que en otrora ha probado su varonil pujanza en lucha desigual; y ese aniquilamiento avanza con marchacada vez más precipitada, por numerosas causas, siendo, la dominante la gran corrupción de las costumbres, la mujermercadería y mercadería envilecida por su abarrotamiento, su calidad estrujada, convirtiendo este estado de cosas en un mito, la moralidad en el seno del hogar paraguayo, salvo honrosas excepciones; constituyendo un ambiente malsano que envenena con sus miasmas deletéreos todo el organismo social, el cual, agotado y enfermo, camina á su extinción, se convierte en fácil presa de la audacia y la perfidia, que en maléfico consorcio acabarán de darle el golpe de gracia arrojándolo al limbo donde se unirá á los otros estados muertos por falta de vialidad.

Grave es, pues, el mal que aqueja á la patria de los Yegros, Díaz y demás héroes venerandos y su enfermedad no puede curarse con el lenitivo de las marchas y contramarchas de los hombres públicos en el carnaval de la política. No, su tratamiento importa una larga paciencia, una reacción lenta y metódica sobre la savia, la esencia de la sociedad, esto es, sobre su educación moral en lo que tiene de más transcendente y decisivo, cual es, la moralidad en las relaciones sexuales.

Ese es el sistema regenerador que debe implantarse; pero mucho ojo en la elección de los medios, porque abundan sutiles venenos como “Ignacio A. Pane con el pomposo rótulo de «Regenerador», los cuales sólo sirven para apurar la agonía, acelerando la muerte. Tales son los puntos generales que me propongo desarrollar en su menor extensión por insuficiencia de materiales y premura de tiempo.


http://www.abc.com.py/edicion-impresa/locales/convocatoria-para-el-premio-serafina-davalos-888392.html
http://www.portalguarani.com/1670_serafina_davalos.html
http://www.abc.com.py/articulos/heroinas-paraguayas-202846.html
http://mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com.es/2009/01/siglo-xix-serafina-davalos.html
http://www.ip.gov.py/ip/?p=79760
https://ejempla.com/actualidad/lo-que-pensaba-la-primera-feminista-paraguaya
https://es.wikipedia.org/wiki/Serafina_D%C3%A1valos
http://m.ultimahora.com/50-mujeres-que-hicieron-historia-n773305.html

Fuente: FORJADORES DEL PARAGUAY – DICCIONARIO BIOGRÁFICO. Realización y producción gráfica: ARAMÍ GRUPO EMPRESARIAL. Coordinación General: Ricardo Servín Gauto. Dirección de la obra: Oscar del Carmen Quevedo. Tel.: 595-21 373.594 – correo: arami@rieder.net.py– Asunción-Paraguay 2001 (716 páginas).

Fuente: MUJERES PARAGUAYAS CONTEMPORANEAS. Por SARA DÍAZ DE ESPADA DE RAMÍREZ BOETTNER. Impreso en TALLERES GRÁFICOS MAKROGRAFIC. Asunción – Paraguay, Junio de 1989 (165 páginas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más