Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 19 de abril de 2017

María Trinidad Enríquez Ladrón de Guevara primera mujer universitaria y jurista en Perú


María Trinidad Enríquez Ladrón de Guevara (Cuzco, Perú, 5 de junio de 1846 - Lima 20 de abril de 1890) fue la primera mujer en cursar estudios universitarios en el Perú y Sudamérica, y la primera mujer jurista en el Perú. Fue famosa por su precocidad, por su aptitud para el estudio, y por sus esfuerzos para mejorar la condición de las personas de su sexo y de la clase proletaria.

Su formación escolar, junto con su precocidad y brillo intelectual, fue destacada. En el Colegio de Educandas, con la dirección de Antonina Pérez, a los once años daba geografía como profesora, lo que todos los comentarios posteriores sostienen y recuerdan.

Trinidad ingresa a la universidad San Antonio Abad de Cusco en 1875, gracias a una resolución suprema que se emitió al efecto en octubre de ese año. Sus exámenes según todos, fueron comentadísimos. No podría haber remembranza de su vida sin comentario de los diarios desafíos que tuvo que pasar para revalidar sus estudios escolares. El lucimiento de la candidata, su diario cambio de atuendo, su elegancia, su elocuencia y presencia de ánimo, son hasta hoy recordadas como en una burbuja emocionante.

En 1878 Trinidad se graduó de Bachiller y fue cuando desde Lima las damas de sociedad le mandaron una medalla y felicitación. Se convertiría así en la primera jurista del Perú.

Fundó la Sociedad de Artesanos del Cuzco en 1876, y editó La voz del Cuzco (1891), una publicación "radical" que circuló entre los artesanos de la localidad.

De las referencias que se pueden obtener, se deducen algunos hitos muy sólidos de su vida: primera universitaria del Perú y tal vez de América, maestra precoz del género femenino, propulsora de nuevas ideas y preocupaciones sociales, al fin y sobre todo: inteligente y contrita precursora de la lucha por los derechos de la mujer, feminista sin regodeos.



Cusco no solo se precia de ser una región con bellos monumentos arqueológicos, sino por ser cuna de la primera mujer universitaria en el Perú y la primera jurista, que arrancó a merito propio, el bachillerato en Jurisprudencia en nuestro país. Estamos hablando de Trinidad María Enríquez Ladrón de Guevara.

Así lo señala Tania Gutiérrez Samanez, en el libro denominado “Trinidad Enríquez”, el mismo que fue publicado en el año 2005 en la Ciudad Imperial.

Debemos señalar que por entonces la educación en colegios de mujeres era solo hasta el tercer año de secundaria, los dos últimos años, cuarto y quinto se continuaba con cursos de especialización para optar apenas al título de profesora de primeras letras.

Pero como Trinidad aspiraba desde niña a las aulas universitarias en el campo del Derecho, para lograrlo debía  prepararse; por esta razón, decide fundar -contra viento y marea- el Colegio Superior donde se dictaron cursos de Matemática Superior, Derecho Civil y Lógica Deductiva, Literatura, Música Filosofía y Francés.

El plantel estaba ubicado en la calle Mesón de la Estrella Nº44, antiguo local del diario El Sol, debido a la presión de los grupos conservadores fue cerrado después de tres años luego de ser apedreado en diversas ocasiones. Sin embargo, todo este tiempo le permitió a la estudiosa prepararse adecuadamente.

El 3 de octubre de 1874, el Gobierno durante el mandato de Pardo le otorga una autorización de ingreso a cualquier universidad nacional; sin embargo, para revalidar su formacion de cuarto y quinto año de secundaria, realizados en el colegio que ella fundó y que no fue reconocido oficialmente, debía rendir exámenes.

Estas evaluaciones orales realizadas ante un exigente jurado se hizo durante diez días, del 20 al 29 de abril de 1875. Al final primó sus conocimientos sobre los prejuicios sociales, logrando ingresar con una alta calificación a la facultad de Jurisprudencia. Este hito marcó el inicio de la profesionalización de la mujer en el Perú.

Trinidad María obtuvo el grado de bachiller en Jurisprudencia, más no el de abogada porque este título no estaba permitido en aquellos años para las mujeres. El presidente Piérola le otorgó una autorización especial para que se graduase como abogada, pero en un gesto de solidaridad feminista exigió que dicha autorización no sea solo para ella sino para todas las mujeres en el país.

En 1870, funda la Sociedad de Artesanos que tuvo patriótica actuación en la guerra con Chile en 1879, y años más tarde implementa en este lugar una escuela nocturna para los obreros, enseñándoles lectura, escritura y las leyes que amparaban sus derechos. De estas aulas, salió el primer diputado obrero en el Perú, Francisco González.
  
En su criterio había que educar a las mujeres y al pueblo para "nivelar su condición " pues ninguno de estos sectores se hallaba en pleno ejercicio de sus derechos debido al egoísmo de una fracción de la sociedad:




Luego de una serie de avatares, Trinidad Enriquez cae enferma pero se recupera y aún con las fuerzas que le quedaban impulsa la publicación del periódico La Voz del Pueblo.



Ella fallece el 20 de abril de 1890 a la edad de 45 años y  fue enterrada en el Cementerio de la Almudena en la Ciudad Imperial.

Adelayda Letona




http://mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com.es/2015/04/siglo-xix-maria-trinidad-enriquez.html
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151588324413453&set=oa.444921448927352&type=3&theater

http://palestraextramuros.blogspot.com.es/2016/03/trinidad-maria-enriquez-una-abogada-en.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más