Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz Escultora directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Fotógrafa Política Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante bailarina Artista plástica Pintura guionista Educadora Literatura Novelista coreógrafa literata química Antropologa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Narradora Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Poetisa Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza cantautora ceramista matemática Actriz de teatro Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

jueves, 28 de diciembre de 2017

Doris Salcedo escultora colombiana


Doris Salcedo (Bogotá, 1958) es una escultora colombiana. Su trabajo responde en cierta manera a la situación política en Colombia. Utiliza a menudo muebles en sus esculturas, eliminando su naturaleza familiar y dándoles un aire de malestar y horror. Vive y trabaja en Bogotá.


Estudió Bellas Artes en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. En 1984 hizo el postgrado en la universidad de Nueva York, después regresa a Colombia entre 1987 y 1988, allí dirige la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Bellas Artes de Cali. Obtiene una beca de la Fundación Guggenheim y Penny Mc.Call, con esta aumenta su popularidad. Es en este momento que se da cuenta de qué es lo que quiere hacer como artista y se dirige a las zonas más deprimidas de Colombia, allí habla con familiares de personas que han sido asesinadas por la violencia, y luego utiliza sus testimonios como base en la creación de sus obras.

Sus obras han sido expuestas en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, en el Tate Modern de Londres, en el Centro Pompidou de París y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid. Es una de las artistas colombianas más importantes en la escena contemporánea internacional.



Sobre su obra se publicó el libro Doris Salcedo (2000), de la editorial Phaidon.

Entre 1987 y 1988 dirigió la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Bellas Artes de Cali. Ha sido becada por la Fundación Guggenheim y Penny Mc.Call. También fue reconocida por la Galería Camargo Vilaça, São Paulo


Doris Salcedo es sobre todo una artista política que trabaja los temas de la memoria, el dolor, la ausencia, sus obras consiguen conmovernos y sobre todo hacernos reflexionar, sus instalaciones como Acción de duelo, realizada en la Plaza Bolívar en Bogotá en Julio de 2007, es una de las obras más significativas de cómo esta artista utiliza su trabajo para hablar de las víctimas de  la violencia política de su país.

Doris Salcedo es una de las artistas colombianas más conocidas internacionalmente, probablemente la más conocida. Ganadora en el año 2010 del premio Velázquez de las Artes que otorga el Ministerio de Cultura Español, siendo la primera mujer que lo recibe. Becada por la Fundación Guggenheim y Penny McCall, ha expuesto en los museos más importantes como el MoMA de Nueva York, el Centro Pompidou de París, la Tate Modern de Londres o el  Centro Reina Sofía de Madrid.

Su obra Shibboleth es una de sus instalaciones más famosas, es la conocida grieta que atravesaba el suelo de la Sala de Turbinas de la Tate Modern. La grieta define una de las vertientes principales del trabajo de la artista, y es que siempre se define como una persona del tercer mundo, en este caso la grieta funciona como una especie de frontera que no hace, sino remarcar la separación entre el primer y el tercer mundo, además de ser una crítica feroz al racismo y la exclusión.

Otra vertiente en su trabajo es el uso de muebles viejos y ropa usada, objetos encontrados que modifica, por ejemplo en su obra Casa Viuda aparecían zapatos y muebles de personas humildes, los muebles que simbolizarían en cualquier otro contexto el calor familiar son tapiados o recubiertos con cemento y de este modo aluden a las víctimas del conflicto colombiano, al dolor de sus familias. Otras veces utiliza las camisas como si fuesen camisas almidonadas pero con cemento y cruzadas con una barra de acero punzante, que nos recuerdan a los desaparecidos. En otros casos como sus series de zapatos por ejemplo  Atrabiliarios, que no puedo evitar siempre me recuerda a la obra de Boltanski y sus referencias al Holocausto, utiliza pares de zapatos que son colocados por parejas y encerrados en una especie de hueco en la pared como un nicho que luego es cubierto por una piel translúcida de algún animal.

Cuando uno busca información sobre esta artista un término que aparece continuamente en la definición de su obra es que la artista trabaja sobre la política de la barbarie, en referencia a su trabajo que critica la violencia que surge del poder del opresor, o de un punto de vista de la historia, pero no desde el punto de vista del vencedor, sino como hace esta artista, la historia desde el punto de vista del vencido, de la memoria de los familiares que recuerdan a sus desaparecidos.

Otro de sus trabajos más representativos y más llamativos son las intervenciones en los espacios públicos en los que utiliza sus famosas sillas de madera, sus muebles invaden los lugares comunes como la instalación que realizó para la 8ª Bienal de Estambul en 2003 o como su espectacular obra de sillas  que caen por la fachada del Palacio de Justicia de Bogotá (2002).

Doris Salcedo en su discurso al recibir el premio Cervantes citó a uno de los filósofos de cabecera y que define todo lo esencial de su obra, la artista citó a Walter Benjamin “Pensó que los vencidos podíamos narrar nuestra historia… La memoria olvidada, la memoria reprimida, surja como una imagen, otorgando así una oportunidad a todo lo que en el pasado fue aplastado, desdeñado o abandonado”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más