Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Periodista Música activista Escultora directora de cine Política Defensora de derechos humanos abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora Maestra investigadora medica Arquitecta Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora dibujante fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Educadora Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista química Artista plástica guionista Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Pedagoga ceramista cineasta Narradora Documentalista Dramaturga feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza Psicologa cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Naturalista Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

lunes, 16 de abril de 2018

Charlotte Salomon pintora que quiso dejarnos un legado


Charlotte Salomon, pintora judía de origen alemán, nació en Berlín el 16 de abril de 1917 y fue asesinada por gas en el campo de concentración de Auschwitz, el 10 de octubre de 1943, a la edad de 26 años.


Su padre, Albert Salomon, era médico cirujano y un profesor universitario renombrado y su madre, enfermera. Pertenecientes a la alta burguesía tenían una acomodadda vida en el barrio berlinés Charlottenbourg. Cuando Charlotte tiene 9 años, el 22 de febrero de 1926, su madre, Franziska Grunwald, se suicida tirándose desde una ventana de su casa. A Charlotte, que tiene el nombre de la hermana de su madre que se suicidó a los 18 años, le dicen que su mamá ha muerto debido al agravamiento de una gripe. Fue educada por institutrices hasta que 4 años más tarde su padre se casa con Paula Lindberg, una importante cantante lírica. Será ella la que inicie a Charlotte en la belleza de la música y del arte mientras el nacional socialismo crece en Alemania.

En 1933 cuando Hitler llega al poder, su familia es catalogada como “100% judía”; como muchas otras familias judías intentan adaptarse y su padre continúa ejerciendo su profesión. A fines de 1933, los abuelos maternos de Charlotte, también judíos, emigran a Italia y, al año siguiente se instalan en Villefranche-sur-Mer, en el sur de Francia.

Víctima del antisemitismo del ambiente, Charlotte abandona el liceo para seguir estudios artísticos siendo la única estudiante “100% judía” que es aceptada en la Escuela Nacional de la Academia de Bellas Artes. Allí aprende las técnicas tradicionales oficiales pero sus trabajos de esa época muestran la influencia de las obras modernas, milagrosamente salvaguardadas, en la biblioteca de la Academia.

Cuando el 9 de noviembre de 1938 tiene lugar la Noche de los cristales rotos, Charlotte ya no está en la Academia: un premio que acababa de ganar se lo han dado a otra alumna por miedo de llamar la atención sobre su origen judío; la situación se volvía insoportable para ella y luego de una corta detención de su padre, ella deberá optar por abandonar Berlín y reunirse con sus abuelos en Francia, mientas que su padre y su esposa parten hacia Holanda.


Cuando se declara la guerra, en septiembre de 1939, ella descubre a su abuela que acaba de suicidarse y, mientras su abuelo reanima a su mujer, le confiesa el gran secreto familiar: su madre no ha muerto de una gripe sino que se suicidó, al igual que su tía Charlotte de 18 años, una tía y una prima: las mujeres de la familia se suicidan.

Charlotte con su abuela
Esta verdad fue un verdadero cataclismo para la joven Charlotte. Para conjurar esta fatalidad, urgentemente, se pone a pintar con la decisión de “crear algo verdaderamente loco y singular”."Me convertí en mi madre y mi abuela (...) aprendí a recorrer todos sus caminos y me converti en todas ella"

En menos de dos años ( 1940 –1942) crea una obra compleja que mezcla teatro, pintura y música. Un camino fulgurante de 1325 gouaches, desde la primera imagen, la del suicidio de su tía en 1913, a quién no conoció y de la que lleva el nombre hasta la última, donde se pinta a sí misma cuando en 1940 elige vivir y convertirse en pintora: se representa pintando frente al mar y escribe sobre su espalda el nombre de la obra “¿Vida? o ¿Teatro?” (“Leben ? oder Theater ?”).

Esta dedicación al trabajo le permitió lograr el equilibrio mental y salvar su vida, al menos por un tiempo, en ese mundo hundido en la locura de la guerra.

Para “¿Vida? o ¿Teatro?” Charlotte  seleccionó 769 aguadas, diversos textos y piezas musicales. Está dividida en tres partes: Preludio, Parte Principal y Epílogo. El Preludio muestra escenas admirablemente detalladas de su infancia en Berlín. En la Parte Principal, dedicada a Alfred Wolfsohn, el profesor de canto de su madrastra y probablemente el primer amor de Charlotte, anota sus ideas respecto del arte y del alma. El Epílogo está centrado en su vida en la Costa Azul.

El estilo varía considerablemente de un periodo a otro. Las primeras pinturas son muy coloreadas y muestran una excepcional memoria de los espacios y lugares donde pasó su infancia. Después, la pintura se va volviendo cada vez más abstracta en la medida que los temas dejan de ser recuerdos materiales para convertirse en impresiones y vivencias más complejas.


Salomon se caso y esperaba un hijo en 1943 cuando le confió el trabajo de su vida a un amigo y le dijo: "Mantenlo a salvo. Es mi vida entera". Poco después de esto, fue arrestada por la Gestapo, transportada a Auschwitz, e inmediatamente enviada a la cámara de gas donde ella y su bebé por nacer murieron.

Según articulo de New Yorker, Salome fue víctima de abusos sexuales por parte de su abuelo al que acabo envenenando.
Ella escribió una confesión  en una carta de treinta y cinco páginas que permanecieron ocultas por muchos años : Salomon ilustra los pedidos de su abuelo para "compartir una cama con ella "y su razonamiento predatorio:" Estoy a favor de lo que es natural ".
" Todo lo que hice por mi abuelo me llevó sangre a la cara ",  escribió en la confesión. "Estaba enferma. Estaba constantemente enrojecida por la furia y el dolor mudos". Ella también critica  su " actuación teatral  de hombre culto civilizado,"  al que llama un "actor y un egoísta", un "títere" que "nunca sintió verdadera pasión por nada". Visto a la luz de los suicidios de sus dos hijas y  su esposa, el  abuso del abuelo  probablemente abarcó generaciones.



https://www.newyorker.com/culture/culture-desk/the-obsessive-art-and-great-confession-of-charlotte-salomon
http://www.enciclopediadelledonne.it/biografie/charlotte-salomon/
https://es.wikipedia.org/wiki/Charlotte_Salomon
https://theculturetrip.com/europe/france/articles/the-first-english-edition-of-this-book-visualises-life-under-nazi-occupation/
http://www.losandes.com.ar/article/el-festival-de-salzburgo-estrena-una-opera-contemporanea-sobre-el-holocausto
http://elcorreoweb.es/aladar/las-tres-muertes-de-charlotte-salomon-KX2426905
https://lecturafilia.com/2015/09/17/charlotte-salomon-una-pintora-judia-acabada-con-el-nazismo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más