Acerca de nosotras ·

viernes, 18 de enero de 2019

Theresa Kachindamoto luchadora contra el matrimonio infantil


Theresa Kachindamoto es la jefa suprema, o Inkosi , del distrito de Dedza en la región central de Malaui. Ella tiene autoridad informal sobre más de 900,000 personas. Ella es conocida por su acción enérgica para disolver los matrimonios infantiles e insistir en la educación de niñas y niños.
Theresa Kachindamoto, se sintió absolutamente indignada al ver constantemente a niñas de 12 años con esposos adolescentes y un  bebé  en sus caderas. Poco tiempo después de asumir su jefatura, Kachindamoto comenzó a actuar.


Ella no pudo persuadir a los padres para que cambiaran sus puntos de vista pero con 50 de sus subjefes acordó  poner fin al matrimonio infantil en todas las áreas bajo su autoridad.  Ella les dijo a  las y los jefes: "Le guste o no, quiero que estos matrimonios se terminen". Incluso despidió a cuatro jefes varones después de enterarse de que todavía estaban permitiendo matrimonios de niños en sus áreas.

Durante su tiempo como jefa, Kachindamoto ha anulado 850 matrimonios infantiles e informa que las niñas y niños han regresado a la escuela. Junto con este impresionante logro, Kachindamoto también ha prohibido la práctica de los campamentos de iniciación sexual*.

Según su criterio : "Ningún niño o niña debe ser encontrado merodeando en casa, haciendo jardinería o haciendo tareas domésticas durante el horario escolar. Ningún jefe de aldea,  o el clero de la iglesia puede oficiar el matrimonio  sin antes de examinar las fechas de nacimiento de la pareja"

El año pasado, Malaui hizo grandes avances para poner fin al matrimonio infantil en los últimos años. En 2015, el país aprobó la Ley de matrimonio, divorcio y relaciones familiares, aumentando la edad del matrimonio infantil a 18 años. Pero había una laguna en la constitución, lo que significa que las niñas de hasta 15 años podrían contraer matrimonio con el consentimiento de sus padres.

Este año, el Parlamento votó por unanimidad para enmendar la constitución y armonizar las leyes, un logro que muchos pensaron que sería imposible hace solo un año

 *Los campamentos de iniciación sexual, comprometen la vida de las mujeres malauíes. La iniciación sexual se viste como una preparación de las niñas para lograr el éxito en el matrimonio, asegurar la buena fertilidad de la mujer y conseguir aumentar la población y la competitividad del país. Sin embargo, esconde una obligación de tener sexo en contra de su voluntad y, por tanto, de exponerse a diversas enfermedades de transmisión sexual como el sida, muy extendido en la región en la que se sitúa Malaui





https://www.aljazeera.com/indepth/features/2016/03/malawi-fearsome-chief-terminator-child-marriages-160316081809603.html
https://en.wikipedia.org/wiki/Theresa_Kachindamoto
https://es.wikipedia.org/wiki/Theresa_Kachindamoto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más