Acerca de nosotras ·

martes, 21 de septiembre de 2021

Virginia Tango-Piatti escritora y periodista, poeta, crítica de arte, activista por la paz y antifascista.


Virginia Tango-Piatti (Agar AKA) ( 21 de septiembre de 1867-1958 ) nació en Florencia, Italia. Poeta y escritora feminista. Pacifista, antimilitarista y antifascista; defensora de la no violencia de por vida.  Se opuso a la Guerra de Libia en 1912; Habló abiertamente contra la Primera Guerra Mundial en  1915.  Publico unas Memorias publicadas como enfermera voluntaria, 1917.  Fue cofundadora italiana de  WILPF. Exiliada,  Entre 1933-39;  fue arrestada y enviada al campo de concentración. 1943.



Virginia Tango-Piatt es una  figura excepcional y compleja, una mujer que durante su larga vida fue escritora y periodista, poeta, crítica de arte, activista por la paz y antifascista.

Una exposición acompañada de un rico aparato de notas explicativas, amplio, lleno de referencias "colaterales" de gran interés histórico y cultural, con muchas ventanas que se abren para iluminar las tramas relacionales y narrativas de Agar tejidas incansablemente en su intensa vida de intelectual, sin embargo, sin distraernos de la historia central y apasionada de sus obras de arte, pensamiento y escritura.

¿Pero quién era Agar?

Virginia Tango, este es el nombre de su niña, nació en Florencia en septiembre de 1869 de una familia acomodada (su padre Vincenzo, de origen napolitano, con quien Virginia era muy cercana, es un funcionario del Tribunal de Cuentas del recién nacido reino de Italia) . Cuando Roma se convierte en la capital del reino, la familia Tango se muda allí. Virginia estudia en un instituto de monjas francesas, es una pianista experta, muestra un talento innato para el dibujo y la escultura, escribe guiones de pequeñas comedias para representar en la familia. La casa Tango está abierta no solo a los colegas juristas de su padre, sino también a artistas y escritores. Y, por supuesto, "se habla mucho de política". Permaneció sola en la familia después de la boda de las dos hermanas, "asiste a su padre y organiza las ocasiones sociales de la casa de Tango", durante las cuales no es raro encontrarse con jóvenes intelectuales como Gabriele D'Annunzio o Matilde Serao, amiga íntima de las hermanas Tango. .

Virginia habla de su juventud en un folleto autobiográfico velado de 1938, The Factory of Happiness, publicado por Barion, en el que se retrata a sí misma en la protagonista Anna, describiéndose a sí misma de la siguiente manera: “Ella no es hermosa sino agradable. Pequeña en estatura, pálida y de color oliva, con una cara móvil y sensible, tiene ojos claros y fosforescentes [...]. La educación rígida y anticuada recibida de un padre sureño y una madre que siempre se mantuvo sumisa y una niña pequeña a la sombra de su esposo, la había hecho permanecer increíblemente ingenua y humilde ". Y, debe agregarse, con una predisposición irreprimible al cuidado materno de otros, adultos y niños, que seguirá siendo su sello distintivo de por vida. “Cuando todavía era una adolescente, me convertí en la madre adoptiva, los hijos de dos de mis hermanas mayores, excepcionalmente prolíficos. Pero esto, que me tomó todo mi tiempo, me interesó mucho y me dio alegría "[...] escribirá más tarde, en un Curriculum Vitae que ella misma redactó en 1955, a la edad de 86 años.

En el mismo plan de estudios recordamos los primeros intentos literarios tímidos: una "novela ingenua" titulada Las reliquias de un desconocido (que se volverá a publicar mucho más tarde con el título La puerta prohibida), el folleto La educación de la alegría, que Virginia misma define " moralista e ingenua también ", una" pequeña revista "a la que fue llamada a colaborar, algunos poemas.

Durante el verano, el Tango se mudó de Roma a Alpignano en Val di Susa, a la villa de la madre, el "refugio más querido por la familia durante los períodos de vacaciones", donde Virginia se mudó con su madre en 1902, cuando su padre llegó a De repente desaparecido.

Ella es muy cercana a sus hermanas, pero particularmente a Eleonora, con quien comparte una cierta inconformidad innata (que, sin embargo, es objeto de cierta desaprobación en el contexto familiar).

En la casa de Eleonora, casada con el pintor Cesare Tallone (quien primero dirige la cátedra de pintura y el desnudo de la Academia Carrara en Bérgamo, y luego la de la academia Brera en Milán), Virginia pasa largos períodos y respira ese "clima artístico". vivissimo "y ese aire poco convencional que abre" nuevas perspectivas y nuevos entusiasmos "hacia el arte, un tema que será recurrente en su futuro trabajo como periodista. Frecuentaba el círculo de intelectuales y artistas que eran amigos de la familia Tallone, entre los que se encontraban los fundadores del primer movimiento socialista de Bérgamo y "esos exponentes de la burguesía milanesa trabajadora y culta que tienen como objetivo una sociedad más justa, que detestan la hipocresía y las poses afectadas de aquellos que quieren que las barreras sociales sean sólidas ". Conoció a Giuseppe Pellizza da Volpedo, un alumno de Tallone, a quien le dedicó un poema, a su trágica muerte en 1907.


Aquí también conoce a Antonio Piatti, un pintor del reconocido ex alumno de Tallone, que habría alcanzado notoriedad especialmente con sus retratos de Verdi, Mascagni y Giovanni Giolitti. Virginia y Antonio se enamoran y se casan en 1905. Una convivencia difícil y de corta duración. No podrían haber sido más diferentes: él era egocéntrico y tacaño, enojado, primero intervencionista y ávido defensor de la entrada de Italia en la guerra, luego fanático fascista; ella desinteresada y generosa, convencida pacifista y de mente abierta, antifascista desde la primera hora.

En su Currículum Virginia, escribirá lacónicamente sobre el tema: "Cuando fui a casarme con un pintor talentoso, nervioso y muy activo, pronto me vi obligado a separarme de él". Y agrega: "En este hecho, que ha pasado por mi vida como mujer, ya no deseo hablar".

En Antonio Piatti, Virginia tendrá cuatro hijos: la hija mayor, Rosabianca, será seguida, a poca distancia entre sí, por dos niños que solo vivirán unos pocos meses. El último hijo que Virginia dará a luz varios años después, con un embarazo tardío luego de otro intento de acercarse a su esposo, que terminó mal.

De alguna manera vinculada a los infelices asuntos matrimoniales está la elección de Virginia de adoptar el seudónimo de Agar. desde 1911. Lo conoció por primera vez en uno de sus poemas compuestos ese año:
 "Soy Agar huyendo / descuidado y abandonado por su señor / seguido por una dulce criatura. / Es el camino al exilio desconocido e inhóspito, / es la noche inminente ... / pero no miro hacia atrás en el camino / Sara tampoco me pincha de celos ... ". La referencia a la cruel historia, narrada en Génesis, de Abraham, quien concibió a su hijo Ismael con el joven esclavo Agar, pero los persiguió a ambos desde su hogar después de que su esposa Sarah dio a luz a Isaac, y se vieron obligados a deambular por el desierto, contiene el Una clara alusión a una aventura dramática con oscuras implicaciones experimentadas por la propia Virginia en su relación conyugal: después de la muerte repentina de su segundo hijo, de hecho, la propia Virginia es expulsada por su esposo, con su hija Rosabianca, de tres años. Al igual que con el Agar bíblico, la vida de Virginia está al revés. Pero a partir de ese momento, y apelando a su "orgullo innato", decide que, para su sustento, solo contará con su "modesta actividad por escrito".



En el siguiente período, Virginia se mueve con frecuencia. En realidad, toda su vida está marcada por movimientos constantes, de una casa a otra, de una ciudad a otra, sin mencionar estancias más o menos duraderas en el extranjero. Aunque, en todo este vagabundeo, sigue siendo el elemento básico de Alpignano, el constante norte de Virginia. Está impulsado por la necesidad de trabajar, o llamado para ayudar a un pariente, u organizar una exhibición de arte, o tal vez, quién sabe, por una necesidad interna de poner un punto y cabeza en su vida.

En cualquier caso, no es irresolución o inquietud, sino la necesidad indispensable de una mujer con una inteligencia nómada que traspasa fronteras, retiene relaciones y transforma la vida de las mujeres como se entendía tradicionalmente.

Esos son los años en que los grupos y clubes de mujeres florecen en todas partes, luchando por el sufragio y la emancipación de las mujeres. La Unión Nacional de Mujeres nació en Milán en 1899, y el Consejo Nacional de Mujeres Italianas se fundó en Roma en 1903. Entre las amistades femeninas de las hermanas Tango están Neera, Ada Negri, Margherita Sarfatti y Sibilla Aleramo.



Insiste en el tema de la educación infantil y en las responsabilidades de los educadores que deben ser capaces de guiar al niño "a pensar con su propio cerebro, acercando su espíritu a todas las verdades de la vida". Especifica sus pensamientos sobre la cuestión femenina: se declara "no feminista" y se opone firmemente a las "sufragistas nefastas" y sus actitudes provocativas. Al igual que muchas mujeres de la élite intelectual de su tiempo, como lo es para la mayoría de sus amigos en el Lyceum Club, está más inclinada a una acción dirigida a "abrir la mente femenina al conocimiento de la verdad y la bondad de la vida" y a " salvar a las mujeres de la marca injusta de una inferioridad legal ". Ella prefiere el trabajo persuasivo que la mujer puede hacer para detener el horror de la guerra, porque, dice, ninguna mujer puede desear la muerte de sus hijos.

El culto y altamente activo Hagar en 1912 se comprometió contra la guerra de Libia y la campaña militar en el Egeo, le escribió a Filippo Turati incitándolo a una acción pacifista más decidida.

A medida que se acerca el rugido de la guerra, se adhiere con creciente pasión a la causa de la paz. No hay razón para pensar que hay pensadores, artistas y poetas, como los futuristas lacerbianos, que no están con "los que piensan, los que resisten, los que hacen todo lo posible para aliviar los grandes males". No perdona a D'Annunzio y Annie Vivanti por su intervencionismo y discute con intelectuales que incitan a la guerra: "Si todos los grandes y pequeños incitadores, fiscales y poetas, pudieran sentirse o ser llamados responsables, en este momento difícil, por sus palabras y sus gestos, los pesarían mejor, los juzgarían de una manera muy diferente ". Su indignación también toca la invectiva aquí: "Desafortunados aquellos que ahora traen al alma, claros o no reconocidos, la duda de haber encendido este fuego en la Europa civil que ha barrido a miles de miles de criaturas de Dios que yacen enterradas, en los malditos campos de guerra ".

Colabora con la revista fundada por Anna Kuliscioff La defensa de las trabajadoras, sobre la cual Rosa Genoni, militante del Partido Socialista y comprometida con el movimiento pacifista internacional, ya escribe.

Desde 1915 Virginia se mudó con sus hijos, mientras tanto, la pequeña Rori nació, a Florencia.

La nueva casa en via della Fornace 9 siempre está llena de artistas e intelectuales, entre los que se encuentran Dino Campana y Sibilla Aleramo. Mientras continúa la producción literaria, que abarca desde la ficción hasta la poesía y el teatro, el drama de ese año The Inspirer, escenas de la vida del arte, brinda asistencia a los veteranos del frente hospitalizados en el hospital de la Cruz Roja. Lleva un diario de su experiencia como voluntario, que publicó en 1919 con el título Del diario de una enfermera.

Pero es sobre todo en el activismo pacifista que encuentra el canal coleccionista de sus arraigadas creencias y energías intelectuales presentes en ella desde su juventud. Su participación activa en el movimiento pacifista internacional y en el Wilpf, al que Rosa Genoni, Anita Dombelli, Isabella Grassi, Ida Vassalini y Maria Gioia ya se han unido a Italia en estos años.

A partir de 1920, su hogar florentino se convirtió en la sede del tercer grupo italiano de Wilpf, después de los nacidos en Milán y Roma. Virginia misma comunica esto a la secretaría de Ginebra, ofreciendo colaborar en el periódico de la Liga Internacional de Pax y agregando al comentario: "Dado que en nuestro país, ¡ay !, la esfera intelectual femenina es generalmente de un patriotismo nacionalista ciego, creo que es correcto , por la causa de toda la humanidad, reunir nuestras pequeñas fuerzas aquí lo antes posible. Espero poder ser útil para la idea a la que quiero votar por completo ".

En 1924, Ida Vassalini, ahora coordinadora del grupo milanés, a punto de partir hacia Washington, donde debe celebrarse el cuarto congreso internacional de Wilpf, renuncia al viaje por razones de salud. Agar ofrece reemplazarla como delegada italiana en el Congreso. En su plan de estudios recordará más tarde ese largo viaje y los "días inolvidables" del congreso. Tiene una cita en París con los otros delegados europeos, con quienes se embarcará para América desde Normandía: Jane Addams, la "gran benefactora estadounidense de emigrantes italianos", fundadora de Wilpf y futuro premio Nobel para paz. Virginia no está en la piel, está entusiasmada con "esta Liga que reúne a mujeres de todos los países que se oponen a la guerra entre naciones y todo tipo de violencia por principio ...".

En 1924, Ida Vassalini, ahora coordinadora del grupo milanés, a punto de partir hacia Washington, donde debe celebrarse el cuarto congreso internacional de Wilpf, renuncia al viaje por razones de salud. Agar ofrece reemplazarla como delegada italiana en el Congreso. En su plan de estudios recordará más tarde ese largo viaje y los "días inolvidables" del congreso. Tiene una cita en París con los otros delegados europeos, con quienes se embarcará para América desde Normandía: Jane Addams, la "gran benefactora estadounidense de emigrantes italianos", fundadora de Wilpf y futuro premio Nobel para paz. Virginia no está en la piel, está entusiasmada con "esta Liga que reúne a mujeres de todos los países que se oponen a la guerra entre naciones y todo tipo de violencia por principio ...".

Tampoco detiene la vigilancia cautelosa de la policía fascista, que se está volviendo cada vez más estricta. A su regreso a casa, se solicita su pasaporte, que le será devuelto solo después de muchos años. Pero incluso antes de su participación en el congreso de Washington, la policía política registró su casa y la calificó de "propagandista comunista socialista subversiva y peligrosa".

En la línea de correspondencia consultada con precisión por Gigliola Tallone, es posible conocer en detalle las vicisitudes que siguieron para Agar, las dificultades, las dificultades económicas recurrentes, la imposibilidad de publicar sus escritos en la prensa ahora sujetos al régimen, y aún con el obstinada voluntad de escribir, planificar, construir complots de paz.



Logró hacer una breve colaboración, desde septiembre de 1924 hasta marzo de 1925, con la revista Penélope publicada por la excéntrica Menotti Pampersi, gracias a la cual todavía puede dar noticias de las actividades de Wilpf y el pacifismo internacional. Al mismo editor expone su proyecto del Quaderni della pace en el que tiene la intención de publicar "las noticias gratuitas enviadas por los otros pacifistas de mi Liga ...". Un proyecto apasionadamente cultivado ("lo que podría llamar el imperativo categórico de mi existencia como escritor, su propósito final, sería un cuaderno mensual sobre los problemas de la paz [...]"), que, sin embargo, no verá la luz para la muerte posterior. de Pampersi.

En julio de 1926, Virginia, a pesar de la adversidad, decidió participar en el quinto congreso de Wilpf celebrado en Dublín. No tiene pasaporte, pero encontrará una forma aventurera de cruzar la frontera, a costa de poner en peligro su libertad y tal vez su vida ("Nadie más podría ir y me decidí"). Será la última aventura que hará por Wilpf. De hecho, cada vez es más difícil mantenerse en contacto, el correo es interceptado y desaparece en los remolinos de la represión fascista, cada paso es monitoreado. Los largos silencios entre ella y el secretariado internacional de Ginebra, la falta de noticias recíprocas se desgastan y al final rompen el hilo que la mantuvo atada con dedicación y pasión a su Liga (el último rastro de comunicación es de 1932).

Virginia medita para salir de Italia y obtener un pasaporte, usa una estratagema: acepta hacerse cargo de la organización de algunas exposiciones que Antonio Piatti (de las cuales nunca se ha separado legalmente) tiene la intención de celebrar en Francia. Obtuvo así su pasaporte bajo la garantía del marido "fascistissimo", una persona apreciada por los jerarcas del régimen, y logró escapar a París. Continuará escribiendo y publicando sus artículos, historias, poemas, comedias, novelas y vivirá mucho tiempo. Su fe antifascista no se rendirá ante ningún riesgo en su compromiso con la resistencia italiana (será, entre otras cosas, el discurso parisino de Angelo Tasca y Carlo Rosselli y colaborará en la prensa clandestina de Justicia y Libertad), también después de su regreso a Italia, en 1939. También será arrestada, en 1943, por haber corregido la propagación de folletos de Italia gratis y traducida en Florencia, donde cumplirá su condena en Mantellate. Incluso sufrirá la incomodidad de un largo internamiento en un campo de refugiados en Suiza, para finalmente regresar a Italia en 1945, el único sobreviviente de los hermanos Tango.



https://www.archiviotallone.com/virginia.html
Living War, Thinking Peace (1914-1924): Women’s Experiences, Feminist ...
https://www.archiviotallone.com/virginia.html
https://wilpfitalia.wordpress.com/2015/04/11/agar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más