Acerca de nosotras ·

jueves, 8 de octubre de 2020

Tota Quinteros madre coraje


María Almeida de Quinteros (1918 - 7 de enero de 2001)  más conocida como "Tota" Quinteros  nació en 1918 en un barrio obrero de Montevideo.  Fue maestra rural, profesión que luego fue seguida por su hija Elena.

Compartió su docencia con la actividad política, sobre todo a partir del secuestro de su hija y durante toda la dictadura. Integró las filas del Partido por la Victoria del Pueblo y fue presidenta de la Junta Departamental de Montevideo durante el primer gobierno frenteamplista en la capital.

María Almeida  se casó  a los 26 años era  y su esposo  también integró las fuerzas políticas progresistas. “Tota” adoptó un hijo que tenia 30 años cuando ella murió.

 El 26 de junio de 1976  la vida de  Tota cambió radicalmente 

Con el objeto de conseguir  alguna información que pudiera dar con el paradero o conocer la suerte que corrió su hija, María Almeida de Quinteros se entrevistó desde 1976 –año en que Elena desapareció de los jardines de la embajada venezolana en Uruguay– con todos los presidentes venezolanos. Desde Carlos Andrés Pérez hasta Hugo Chávez.

Su búsqueda no solo trascendió fronteras sino también los estamentos sociales del país. “Tota” supo ser recibida por dirigentes políticos y organizaciones internacionales la tuvieron también entre los escritorios golpeando puertas, con la esperanza de tener algún dato que sirviera para conocer el destino de su hija.

Estuvo en las comisiones de Derechos Humanos de la ONU y de la OEA. Fue representante de la entidad “Pax Romana” y de la Asociación de Familiares de Desaparecidos en el Extranjero, primera entidad en elaborar una lista de uruguayos desaparecidos en la República Argentina.

Fue merecedora de varios homenajes de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, en Uruguay y en varios otros países.

Cuando murió Tota tenía 82 años, sufría una grave enfermedad que le había deteriorado la salud
En su despedida seguía presente su larga lucha y la solidaridad de muchas personas :
“Tota, la lucha continúa, Elena Quinteros presente” y “Murió sin saber la verdad” expresaban desde las ventanas de la sede de la Asociación de Maestros (Ademu) dos inmensas balconeras, y en la vereda una larga fila de ramos de flores. La decisión de realizar el velatorio de los restos de “Tota” en el local de Ademu se debió a su condición de maestra, al igual que su hija Elena y a la relación que mantuvo el sindicato de los maestros con ella, que la apoyó permanentemente en sus reclamos.

Una multitud se dio cita en la “despedida” de “Tota”, por lo que  se dispuso cortar el acceso a los vehículos que transitaban por la calle Maldonado entre las emblemáticas calles Héctor Gutiérrez Ruiz y Zelmar Michelini.

Entre la nutrida concurrencia estaban presentes legisladores y dirigentes del Encuentro Progresista-Frente Amplio, del Nuevo Espacio, dirigentes del PIT-CNT, autoridades de la Intendencia Municipal de Montevideo e integrantes de la agrupación de Familiares e Hijos de Detenidos Desaparecidos.

El  5 de enero de 2006 el cuerpo de Tota fue exhumado con el objetivo de descartar o confirmar que los restos hallados en el Batallón 13 pertenezcan a Elena, su hija.   Un  amigo de la familia , destacó que "es un mojón más de la lucha, que aún en la muerte, continúa Tota en la búsqueda de Elena".



https://www.montevideo.com.uy/Noticias/EXHUMAN-RESTOS-DE-TOTA-QUINTEROS-uc25399
http://www.lr21.com.uy/politica/32953-ayer-murio-tota-quinteros-hoy-miles-la-despediran

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más