Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

martes, 3 de mayo de 2011

Meena Keshwar Kamal: Heroína de Afganistán

 


La memoria de Meena Keshwar Kamal ,una mujer que dentro del Islam ha sido heroína y mártir por la liberación de la mujer, por el feminismo y la democracia.


Una de estas mártires fue Meena Keswar Kamal, cuya corta vida, sesgada por los enemigos de los derechos humanos y los derechos de la mujer, estuvo llena de compromiso, activismo y de implicación en la transformación de su país, Afganistán. Esa transformación pasaba por la promoción de la igualdad y la educación de la mujer. Meena declaró en una de sus entrevistas:
“Las mujeres afganas son como leonas durmientes, una vez despiertas, pueden desempeñar un papel maravilloso en cualquier revolución social." Y estas ideas no las perdonan ni toleran los fundamentalistas islámicos.



Meena fundó en 1977 la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA) y se alzo públicamente contra el gobierno ruso que por aquel entonces invadía su país. En 1981, fue impulsora de la revista feminista bilingüe, Payame Zan (Mensaje de las Mujeres) y fundó las Escuelas Watan para ayudar a los niños, niñas y madres refugiadas, ofreciendo cuidados médicos y capacitación en habilidades prácticas. Fue invitada al Congreso del Partido Socialista Francés, a finales del año 1981, como representante del movimiento de resistencia afgana.



El 4 de febrero de 1987 fue asesinada en Quetta (Pakistán) con tan sólo treinta años. En la actualidad todavía se desconoce la identidad de sus asesinos, especulando entre agentes de la policía secreta de Afganistán o el líder muyahidín fundamentalista Gulbuddin Hekmatyar.

RAWA dice sobre ella: "Meena dio 12 años de su corta pero brillante vida para luchar por su tierra y su gente. Tenía la certeza de que pese a la oscuridad del analfabetismo, la ignorancia del fundamentalismo, la corrupción y la decadencia de traidores impuestos en nuestras mujeres bajo el nombre de libertad e igualdad, finalmente esa mitad de la población despertará y cruzará el camino hacia la libertad, democracia y derechos de la mujer. El enemigo tenía razón al temblar de miedo ante el amor y respeto que Meena creaba en los corazones de nuestro pueblo. Sabían que todos los enemigos de la libertad, la democracia y la mujer se calcinarían en el fuego de su lucha".



La revista Time la incluyó en el 2006 entre los "60 Héroes Asiáticos" y dijo de ella: "A pesar de haber tenido sólo 30 años al morir, Meena ya había sembrado la semilla de un movimiento por los derechos de la mujer afgana, basado en el poder del conocimiento".



Su sensibilidad y compromiso con la causa del feminismo está reflejada en su poema:
Nunca Volveré

"Soy la mujer que ha despertado
Me he levantado y convertido en tempestad entre las cenizas de mis criaturas abrasadas
Me he alzado desde los arroyos de la sangre de mis hermanas
Me ha dado fuerzas la cólera de mi nación
Mis ruinosas y quemadas aldeas me llenan de rabia hacia el enemigo,
Soy la mujer que ha despertado,
He hallado mi camino y nunca volveré.
He abierto las puertas cerradas de la ignorancia
Me he despedido de todos los brazaletes de oro
Oh compatriota, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.
He visto criaturas sin hogar vagando descalzas
He visto novias con jena vistiendo luto
He visto gigantes muros de prisiones devorando libertad en su feroz estómago
He vuleto a nacer en medio del coraje y la resistencia épica
He aprendido el canto de libertad en el último aliento, en las olas de sangre y en la victoria
Oh compatriota, oh hermano, no me veas más como débil e incapaz
Con todas mis fuerzas estoy contigo en la senda libertadora de nuestro país.
Mi voz se entremezcla con miles de mujeres en pie
Mis puños se enlazan con los puños de miles de compatriotas
Junto a ti he subido los escalones hacia el camino de mi nación,
Para acabar con todos esos sufrimientos y romper los grilletes de la escavitud,
Oh compatriota, Oh hermano, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré".
Gracias a Maite y a CONTRADICCIONES ( muchas, muchas )

HH

Más