Acerca de nosotras ·

domingo, 26 de junio de 2011

EL ORDEN QUE ARROJO A LAS DIOSAS




La segregación de las mujeres vino antecedida y se conformó a través de la violencia, consumándose su sometimiento. Pero la esclavitud, para establecerse y normalizarse sin apariencia de violencia, precisó de la elaboración de un orden simbólico de subordinación. Cimentada tal construcción social del mundo, el dominio sobre las mujeres estaba ya plenamente implantado y aceptado bajo el fundamento inamovible de la normalidad. La desigualdad estaba en el lenguaje, en el pensamiento, en la cultura… el propio género se convirtió en metáfora de las relaciones de poder. Lo femenino dejó de ser simbólicamente poderoso con la emergencia de ritos, creencias, mitos, valores, discursos. El orden que invisibiliza y hasta expulsa a las mujeres del mundo, de la cultura, de los conocimientos, de la ciencia, del lenguaje, de los conceptos, de la espiritualidad, de la creación, de los sueños… ese orden arrojó a las diosas del cielo. Entonces el mundo, lo sagrado, lo interno, lo venerable, dejó de ser femenino. Rosa San Segundo.


 Gracias a Sara Beiztegi por su obra y a Rosa por su texto.
http://sarabeiztegi.blogspot.com/2009/11/sin-norte-ni-diosas.html

2 comentarios:

  1. Me gustaría que profundizases más sobre ello ya que forma parte de mi tema de estudio,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala tu nos cuentes. Nos interesa el tema muchisimo. Gracias por estar por aqui.

      Eliminar

HH

Más