Acerca de nosotras ·

sábado, 5 de marzo de 2011

Lourdes Ruiz heroína de Tepito en Mexíco




Tepito: una de sus 7 heroínas

Un pedestal en el corazón del Barrio Bravo las recuerda: mujeres que luchan por el lugar y contra su machismo. Una de ellas es Lulú, reconocida por estar echada para delante



"Las 7 cabronas e invisibles de Tepito" es un documental realizado por el grupo Obstinado Tepito en 1997



Víctor Adrián Espinosa
22 de junio 2011

Una base de concreto en el corazón del Barrio de Tepito es monumento en recuerdo a siete mujeres anónimas que en 2009 relataron sus historias de vida para un documental de la catalana Mireia Sallarès, integrante del proyecto curatorial Obstinado Tepito.



Este pedestal vació es para que ellas puedan subirse y llenarlo. Es reconocimiento a las historias de vida de las mujeres en el Barrio Bravo.



Lourdes Ruiz, una de las integrantes del documental Las 7 cabronas e invisibles de Tepito, asegura que vivirlo representa “ser una mujer que se quiere a sí misma, que se respeta, que lucha por ella y su familia. Y que si golpean su barrio, lo defiende como leona”.



Además se le reconoce como campeona de la capital al concursar en un encuentro de albures en 1997.



Tanto ella como el resto habitan en la Unidad Habitacional “La Fortaleza”, un edificio al que actualmente se ingresa con credencial.



Jóvenes y ancianas, todas ellas comparten su sentir por el barrio y una historia contra la represión que han vivido de parte de los hombres.



En entrevista a EL UNIVERSAL DF, la también tendera de ropa infantil relató que defender el condominio que habita y su propia historia permitieron que sea considerada en el barrio como una mujer echada para delante.



Entre vestidos de Carlota y La Fortaleza



Su fama creció después de ser una de las defensoras de “La Fortaleza” ante los operativos que realiza el Gobierno del Distrito Federal (GDF) desde la década pasada.



Cuando era niña le descubrieron un tumor cancerigeno que, probablemente, la mataría. A los 15 años y, anticipando el final, su madre le compró un vestido muy parecido a los que vestía la Emperatriz Carlota y la llevó a Europa para celebrar este cumpleaños.



Hoy tiene más de 40 años y defiende su barrio junto con mujeres que allí habitan. Resume que la identidad de las mujeres en el lugar se caracteriza por ser duro, valiente y “no se andan a medias tintas”.



“Los hombres llevan los pantalones... pero a la tintorería. Los hombres de acá tienen cierta rabia contra nosotras, porque estamos agarrando más fuerza”, declaró
http://www.eluniversaldf.mx/home/nota28518.html

HH

Más