Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 17 de septiembre de 2011

De los cuidados:¿ Por que las hermanas hacen más feliz a la gente ?



¿Por qué las conversaciones con hermanas hacen más feliz a la gente?
 Por Deborah Tannen 

 "Tener una hermana te hace más feliz": fue el titular de un artículo reciente sobre un estudio que encontraba que los adolescentes que tienen una hermana son menos propensos a trasmitir sentimientos tales como "estoy infeliz, triste o deprimido" ó "Siento que nadie me ama. "

 Estos resultados no son casualidad, otros estudios han llegado a conclusiones similares .Pero ¿por qué tener una hermana hace que seas más feliz? La respuesta habitual, de que las niñas y las mujeres son más propensas que los niños y los hombres para hablar de emociones, es de alguna manera poco satisfactoria, sobre todo para una investigadora como yo. Gran parte de mi trabajo a lo largo de los años se ha desarrollado bajo la premisa de que los estilos de las mujeres en la amistad y la conversación no son intrínsecamente mejores que los hombres, son simplemente diferentes. 
Una vez un hombre me dijo que había pasado un día con un amigo que estaba pasando por un divorcio. Cuando regresó a casa, su esposa le preguntó cómo lo estaba afrontando su amigo. Él respondió: "No sé. No hablamos de ello. " 

Su mujer lo reprendió. Obviamente, dijo, el amigo necesitaba hablar de lo que estaba pasando. Esto hizo que el hombre se sintiera mal. Así que él se sintió aliviado al leer en mi libro "Tú no me entiendes" (Ballantine, 1990) que hacer las cosas juntos puede ser un consuelo en sí mismo, otra forma de mostrar cariño. Preguntar sobre el divorcio podría haber hecho que su amigo se sintiera peor porque se lo recordaba. 
 El hombre que me dijo esto, se consoló cuando le asegure que su instinto no se había equivocado y él no había dejado a su amigo sin apoyo. Pero si hablar de los problemas no es necesario para consolarse, tener hermanas no deberia hacer a los hombres más felices que tener hermanos.
 Sin embargo, el reciente estudio - de Laura Padilla-Walker y sus colegas en la Universidad Brigham Young - apoya esta idea como otros estudios.
 El año pasado, por ejemplo, los psicólogos británicos Liz Wright, Tony Cassidy encontraron que los jóvenes que habían crecido con al menos una hermana tienden a ser más feliz y más optimista, especialmente si sus padres se habían divorciado. Otro investigador británico, Judy Dunn, encontró un patrón similar entre adultos mayores. Entonces, ¿qué está pasando? Mis propias investigaciones recientes acerca de las hermanas sugieren una dinámica más sutil. Entrevisté a más de 100 mujeres acerca de sus hermanas, pero si también tenía hermanos, les pedí que compararan. La mayoría dijo que hablaba con sus hermanas más a menudo, más a fondo y, sí, sobre temas más personales. Esto a menudo significa que se sentían más cerca de sus hermanas, pero no siempre.
 Una mujer, por ejemplo, dijo que tenía conversaciones durante horas por teléfono con sus dos hermanos, así como sus dos hermanas. Pero los temas eran diferentes. Ella habla con sus hermanas sobre su vida personal, con sus hermanos analizaban la historia, la geografía y los libros. 
Además, agregó, que un hermano la llamaba a las 5 am como broma. ¿Una broma? ¿Es eso comunicación? Bueno, sí , le recuerda que estaba pensando en ella. Y hablando durante horas crea y refuerza las conexiones con los dos hermanos y hermanas, independientemente de lo que hablen.
 Una estudiante de mi clase relató una situación que muestra cómo esto puede funcionar. Cuando el perro de la familia murió, los hermanos (un hermano y tres hermanas), se llamaron entre sí. Las hermanas se dijeron lo mucho que echaban en falta al perro y lo terrible que se sentían. El hermano expresó su preocupación por todos en la familia pero no dijo nada acerca de lo que él mismo sentía.
 Mi estudiante no tenia duda de que su hermano lo sentía lo mismo que sus hermanas, simplemente no lo dijo directamente. Y apuesto a que las conversaciones telefónicas tuvieron exactamente la misma finalidad ya fueran de él o las llamadas de las hermanas : el proporcionar consuelo frente a su pérdida compartida.
 Así que la clave de por qué tener hermanas hace feliz a la gente - tanto hombres como mujeres - no puede estar en el tipo de conversación que intercambian, sino en el hecho de hablar. Si hombres, como mujeres, hablan con más frecuencia a sus hermanas que a sus hermanos, esto podría explicar porqué las hermanas hacen más felices. Las entrevistas que realicé con las mujeres refuerzan esta idea. Muchas me dijeron que ellas tampoco hablan con sus hermanas acerca de problemas personales.
 Un ejemplo es el de Colleen, una viuda de 80 años que me contó que había estado muy cerca de su hermana soltera durante toda su vida, aunque nunca hablaron de sus problemas personales. Una imagen de las hermanas ha quedado indeleble en mi mente.
 En sus últimos años, la hermana vino a vivir con Colleen y su marido. Colleen recordaba que cada mañana después de que su marido se levantaba para hacer café, su hermana se pasaba por la habitación de Colleen para darle los buenos días. Colleen pedia a su hermana se quedase con ella en la cama. Cuando ella se sentaba en la cama a su lado, agarradas de la mano, Colleen y su hermana "sólo hablaban".
 Hay otro tipo de conversación en que muchas mujeres participan lo que desconcierta a muchos hombres: hablar sobre los detalles de su vida cotidiana, como el jersey que encontraron en las rebajas, detalles que podrías decir, son tan insignificantes como los juego de pelota de la noche anterior, que tambien pueden desconcertar a las mujeres cuando por casualidad los hombres hablan de ellos. Estas conversaciones aparentemente sin sentido son tan reconfortantes para algunos como conversaciones " sobre problemas " puede confortar a otros. 
 Así que quizás es cierto que hablar es la razón por la que tener una hermana te hace feliz, pero no es necesario hablar de las emociones. Cuando las mujeres me dijeron que hablan con sus hermanas más a menudo, más a fondo y sobre temas más personales, sospecho que es que el primer elemento - con más frecuencia - el que es crucial en lugar del último.
 Esto tiene sentido para mí, como lingüista que creo firmemente que las forma de hablar de las mujeres no es intrínsecamente mejor que la de los hombres. También me hace sentir bien como una mujer con dos hermanas - una que le gusta tener largas conversaciones sobre los sentimientos y otra que no, pero que ambas me hacen más feliz.
 Deborah Tannen es profesora de lingüística en la Universidad de Georgetown y es autora, más recientemente, de "Siempre fuiste la madre favorita ! y Hermanas en conversación durante toda su vida. "
http://www.nytimes.com/2010/10/26/health/26essay.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más