Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Educadora Pintura bailarina sindicalista Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

viernes, 16 de septiembre de 2011

Mujeres jóvenes inteligentes y generosas


La Doctora en Ciencias Médicas más joven de Camagüey
Olga Lilia Vilató de Varona

Conocí a Gretel Mosquera Betancourt desde que era una niña. Supe de sus logros académicos siempre. Su abuela paterna, Lilia Jiménez, Cuca, vivía orgullosa de su única nieta por su inteligencia, dedicación y consagración al estudio. Hoy es una mujer de 36 años que exhibe logros profesionales poco comunes a su edad y asume la jefatura del Servicio de Neurocirugía del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech.

“Cuando estaba en el nivel primario me inclinaba por dos cosas; primero me gustaba la docencia; luego, la Medicina. Ya en la Secundaria Básica y en la Vocacional de Ciencias Exactas Máximo Gómez Báez me llamó la atención la Psicología. Entonces pensé que en alguna carrera podía ejercer mis tres preferencias. La docencia me venía de mis padres, la Medicina era algo innato en mí y la Psicología porque el médico la necesita”.

— ¿Por qué la Medicina?

—Era la perfecta. Cuando comenzamos con el Sistema Nervioso Central, tan complejo, me gustó sobremanera. Mi profesora de Fisiología era paciente del Dr. Sergio Vega Basulto (ya fallecido) y decidió presentármelo, por mis inquietudes.

“A partir de la década del ‘90 permanecí al lado de ese Profesor que daba todo de sí a sus pacientes y sus conocimientos a los alumnos. Así fue hasta que él salió a cumplir misión a la República de Yemen. Al terminar mis estudios obtuve la especialidad de Neurocirugía por integrar el grupo de excepcional rendimiento académico: la Brigada Mario Muñoz.

“Antes hice un año de servicio social en el consultorio del Médico de la Familia de Cromo, del policlínico Finlay; una experiencia muy linda pues recibí mucho amor de mis pacientes”.

—¿Te resultó fácil la residencia de Neurocirugía?

—La comencé en 1999, en el mismo hospital. Me fue difícil, muy dura, aunque acompañada por el Profesor Vega que fue mi padre en la Neurocirugía y mi segundo padre por los valores que fue capaz de inculcarme durante mi formación integral. Debo añadir que a lo largo de mi vida he tenido excelentes profesores en todos los niveles de enseñanza y en la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, igual.

“Dentro de la Neurocirugía lo mismo, algunos ya no están como el Profesor Enrique Mendoza Rivera, tutor de mi tesis inicialmente y al fallecer, el Dr. Sergio Silva. Debo mencionar asimismo al Dr. José Montejo”.

—¿Qué tema escogiste para hacerte especialista?

—El Profesor Vega me sugirió el de las principales causas de morbilidad en el adulto mayor, desde el punto de vista de la Neurocirugía y acepté. Con el título “Comportamiento de la Neurocirugía Geriátrica en Camagüey”, un estudio de dos años, fue el primero en la provincia y en el país con este tema. Me gradué como especialista de excepcional rendimiento académico el 3 de diciembre del 2003. Luego, en el 2004, decidí seleccionar dentro de la tesis cuál era la causa más frecuente de morbilidad y mortalidad en Neurocirugía y era el trauma craneoencefálico.

—¿Conseguiste tu sueño de ser docente?

—Sí. En el 2004 obtuve la categoría de Profesor Instructor. Después de la licencia de maternidad alcancé la de Profesor Asistente y el año pasado la de Profesor Auxiliar.

“Continué el tema de la especialidad y presenté mi investigación con vistas a la tesis de Especialista de 2do. Grado, que adquirí en el propio año. Continué este trabajo y fue mi tema de tesis de Doctorado: “Protocolo para el diagnóstico y tratamiento del trauma craneoencefálico en el Adulto Mayor”. Como ves hay una continuidad de la anterior y me motivó mucho lo que significaron mis abuelos, sobre todo mi abuela paterna (ya fallecida), quien me crió y le debo todo. A ella está dedicado ese trabajo.

“En diciembre del 2009 obtuve el Título de Master en Longevidad Satisfactoria, sobre la misma tesis, pero con un enfoque educativo dirigido a la comunidad”.

Responsabilidades administrativas, desvelos, el cuidado de su pequeño hijo Kelvin, que hoy tiene cuatro años, acompañaron a Gretel hasta llegar a la Tesis de Doctorado.

“Fue muy arduo. La predefensa fue el 19 de marzo del 2010 en Camagüey y la defensa el 13 de noviembre del propio año en La Habana”.

—¿Te convertiste en la profesional más joven en alcanzar la categoría de Doctora en Ciencias Médicas de la provincia?

—Sí, pero fíjate en una cosa, en esto hay dos personas clave; una, mi tutor, el Dr. C. Ramón Romero Sánchez, mi motor impulsor. No dejé de trabajar y estaba al frente del Servicio de Neurocirugía del hospital. Él siempre me decía: “Tú puedes hacerlo”, y así revisaba cada detalle. La otra fue el Dr. Alejandro Capote Fradera, especialista en Bioestadística de la Universidad Médica de Camagüey, él con su genialidad fue imprescindible a la hora de procesar esos datos.

—No has dejado de mencionar a tantas personas…

—Es que uno tiene que ser agradecido. Mis padres me lo han dado todo; mi hijo es el sentido de mi vida; mis colegas asumieron parte de lo que me correspondía en momentos decisivos y a mis pacientes, figúrate, sin ellos, ¿qué razón tendría mi carrera?, ninguna. Y tuve el apoyo incondicional de mis directores: los doctores Raúl Koelig y Raúl Cepero.

—¿Cuál es el principal reconocimiento que recibes de tanto esfuerzo?

—Ver que salvas la vida de un paciente, claro, con el apoyo de muchos, somos todo un equipo. Operar un caso hoy y verlo bien al otro día por la mañana, eso te anima para seguir. De la misma manera que cuando no sale bien, es terrible, lo sufres.

En el reciente X Congreso de Neurocirugía, en Pinar del Río, la Federación Mundial de Neurocirujanos (WFNS por sus siglas en inglés) creó un concurso para especialistas con menos de 10 años de experiencia en Cuba y Gretel fue seleccionada para participar en una beca en Recife, Brasil, en septiembre de este año. Así le llaman a un curso del Congreso Intermedio de la Federación Mundial de Neurocirujanos, propuesta también por la FLANC (Federación Latinoamericana de Neurocirujanos).

http://www.adelante.cu/index.php/sociedad/salud/9453-doctora-en-ciencias-medicas-mas-joven-de-camagueey.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más