Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 12 de febrero de 2012

Gregoría Apaza de Bolivia




Gregoría Apaza Nina, hermana menor de Tupac Katari, nació en el Ayllu de Sulcavi, Jayu Jayu – Suka Suka (Ayo Ayo – Sica Sica, La Paz – Bolivia). Es hija de Nicolás Apaza y Marcela Nina, ambos natrales de Chuchito (Perú). Fue compañera de armas del joven Andrés Tupac Amaru con quien lucha en del cerco y toma del pueblo de Sorata provincia Larecaja del Kollasuyu (Bolivia).

Gregoría Apaza organizo a las mujeres aymaras a recoger y juntar piedras, con el fin lanzar contra los enemigos. Asimismo se encaraba de suministros necesaria para las tropas guerreras y después asumiría la conducción de las tropas militares indígenas, incluso en algunas batallas mas peligrosas se vistió de hombre.

El 5 de septiembre de 1782, Francisco Tadeo Diez de Medina que no se cansa de pronunciar y dictar el fallo contra Gregoría Apaza quien dictaminará “A Gregoría Apaza nominada…la reyna… a sentenciar en el pueblo de Sorata…la muerte de aquellos buenos y leales vasallos y del bárbaro de estos carniceros, sangrientos tiranos caudillos…”

Por estos se le condena a morir en la horca, y para su ejecución le sacaron de la cárcel montada sobre una bestia y en su cabeza estaba puesto la clásica corona de clavos y espinas: además tenía un aspa pesada en la mano que simboliza el cetro. La pasearon junto a Bartolina Sisa por las calles y plazas de los colonos españoles de La Paz. Hasta que fue puesta en le cadalso y ahorcada hasta morir.

Sus piezas corpóreas, después de ser despedazadas tienen el rotulo con su nombre y son llevado a la Capital Achacachi; su cabeza es clavada en Sorata, en el lugar donde se asentó al lado de Andrés Tupac Amaru presenciando el ajusticiamiento de los españoles europeos. Después de un tiempo como de costumbre, sus restos son recogidos y echados al fuego, para después arrojarlos sus cenizas a los cuatro vientos.

Después de la muerte de Tupac Katari, Bartolina Sisa, Andrés Tupac Amaru y Gregoría Apaza en el Kollasuyu (Bolivia), los españoles invaden las tierras indígenas, con el pretexto de pacificar los levantamientos de Umasuyus y Larecaja. Buscan tierra y cielo a los cabecillas y combatientes indígenas, como los Amaru, Katari, Quispe, Condoris, Apazas, Willcas y otros. Al encontrarlos mataban a toda su ascendencia y descendencia (Abuelas, Abuelos, Niñas y niños), cometían toda clase de violaciones y atropellos contra la Nación Indígena Originario.

Sirvan estés ejemplos para recordar como hasta hoy no se ha hecho justicia a nuestro más grande héroes, y es que los explotadores actuales, descendientes de los de ayer nunca podrán elevar a un héroe Indígena; solo cuando el pueblo triunfe, conquistando el poder para el pueblo indígena originario, los mártires ocupara el lugar que le corresponde en nuestra historia y esto porque solo el pueblo puede reconocer y exaltar a sus héroes surgidos de sus propias entrañas revolucionarias.

El fantasma de miles de almas rebeldes están vigilantes como los alkamaris y el cóndor de los andes…


Por: Ruben F. Apaza M. (Estudiante de Ing. Industrial - UMSA)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más