Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 8 de diciembre de 2013

Rosa Amelia Alvarado Roca



Rosa Amelia Alvarado Roca nació en Guayaquil, Ecuador en 1944. Es poetisa y periodista.

Cursó estudios de filosofía y literatura en Francia. En 1964 funda y dirige en Guayaquil la revista femenina “Hogar”, una publicación dirigida a la mujer ecuatoriana, la misma que se convirtió en la de mayor prestigio del país. En el presente, continúa en el cargo de directora fundadora de la revista. 
En 1967 y hasta 1972, estuvo colaborando con la televisión ecuatoriana, donde ejerció el cargo de Directora de Programación de Canal 2 de Guayaquil, especializándose en la dirección y organización de programas culturales. Actualmente continúa como asesora y crítica de televisión. Es miembro de la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas y actualmente es la Presidenta de la Institución.Miembro del Grupo América. Miembro Correspondiente de la Academia Ecuatoriana de la Lengua (2010) 
Como escritora y poeta, tiene varios libros publicados, dentro y fuera del Ecuador y ha participado en encuentros internacionales en varios países de América. Ha merecido la condecoración Nacional Al Mérito, en el grado de Caballero, otorgada por la Presidencia de la República del Ecuador. 

“Cada poema es una parte de mi vida”
Rosa Amelia Alvarado Roca, presidenta de la Casa de la Cultura del Guayas, presenta su nueva antología de poesía.

“No hay un momento en mi vida en que no haya escrito, ya sea poesía o prosa, pero a medida que pasa el tiempo uno madura y dice: 'bueno, llegó el momento de publicar'. Mi primer libro lo publiqué en el 84 (“Canciones sin tiempo”), y pasaron muchos años hasta que decidí lanzar el siguiente (“El silencio de las palabras”, 2003). Los seres humanos podemos entrar en etapas de silencios, y de repente, la palabra fluye con más facilidad, o quizá es que uno la tiene allí guardada hasta que esa palabra tiene la necesidad imperiosa de salir. Creo que eso fue lo que pasó”.

Periodista, directora fundadora de revista Hogar, gestora cultural, miembro Correspondiente de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, y actual presidenta de la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas ‒la primera mujer en ocupar ese cargo por elecciones generales‒, Rosa Amelia Alvarado Roca ha publicado además los poemarios “Hilaré mi nostalgia” (2005), “Arena Blanca” (2007), “Más allá de la rosa” (2008). Y acaba de presentar su último libro, “Una tibia tarde” (2012), en un recital musicalizado por Omar Domínguez y con Mariel Córdova cantando sus poemas. En la gala participó la Orquesta Filarmónica Juvenil y el Coro Inspiración (16 voces), con el actor Antonio Santos y la voz de la propia poetisa leyendo sus versos.

“Una tibia tarde” es una antología personal que incluye una selección de sus publicaciones anteriores, y la poesía inédita que da nombre al libro. La obra fue prologada por la poetisa cuencana Catalina Sojos, quien afirma en su texto que “la herida de las mujeres fuertes es el origen de su poder, desde la carne viva emanan los rayos de su misterio. De allí que para Rosa Amelia el sendero sea un reto permanente”. En su riguroso análisis, Sojos destaca varios poemas, entre ellos “Nana”, del que no duda en decir que debería figurar en la antología de la poesía universal: “Sobre la cuna/se mece un sol que tejí para ti/de mi sangre brotan rosas/para tu almohada/ duerme niño de mis espumas/que al despertar/perfumarás de canela mi rosa vacía”, (“Arena Blanca”, 2007). La prologuista además subraya “la pasión de su escritura poética” en versos como los de “Adiós desnudo” (“Una tibia tarde”, 2012): “…/primero tendré que salir de tu cuerpo/y petrificar tu
nombre/ que no se transforme en palabra/el adiós es como un hacha/que corta de un tajo/ y yo quiero sobrevivir a la sequía”.
¿Se puede clasificar su obra poética como romántica, o erótica quizá?
No creo que haya que clasificar la poesía, lo que yo hago lo considero “poesía de vida”. Escribo sensaciones, emociones, pasiones. La vida está compuesta por muchos ingredientes: la alegría, la nostalgia, la felicidad, el amor, el recuerdo, el silencio. Mi poesía refleja momentos de vida. Cada poema de este libro es un trozo de mi vida, es mi espejo. En todo caso es una poesía amatoria. El amor es un sentimiento que eleva al ser humano a otros niveles, es una plenitud, pero lo trascendente es amar y ser amado. Y yo he amado mucho, y he sido profundamente amada.
Hay elementos recurrentes en su poesía, como la rosa o el acantilado, por ejemplo¿qué simbolizan?
Para mí la rosa representa la vida. Emerge como un botón y va creciendo hasta que llega al máximo de su belleza, cuando florece y aroma la vida, luego caen las hojas, dobla el tallo y muere, la vida es así. Y el acantilado porque soy una mujer de mar, es allí donde busco y recibo mi fuerza, tengo un libro entero de poesía relacionada con el mar: “Arena Blanca”.
Ileana Matamoros / imatamoros@vistazo.com

EL ACANTILADO
Poemas de su obra Arena Blanca (2007)

Mientras tú duermes,
sobre el acantilado
el día no termina de nacer

dejo que la brisa me camine
contemplo las chispas de fuego
caer sobre el agua sin quemarla
le toman el pulso al mar
y el mar le toma el pulso a mi naufragio

de pronto despertaste
jardinero del agua
de tus ojos salían olas verdes
y tu cuerpo húmedo de azul
vistió de corales el aire
déjame beber tus algas
nómbrame capitana de tus ojos
y ven a compartir conmigo
esta desnudez del mar

sobre el acantilado
el mundo parece despoblado
solo un vacío sin ojos
y la infinita soledad del mar

dime
corsario del viento
¿cuándo el mar llora
quién seca sus lágrimas?

el vacío se llenó de fuego
y el fuego se vistió de sal

ahora ya somos tres
tú, yo y el acantilado

http://es.wikipedia.org/wiki/Rosa_Amelia_Alvarado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más