Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 30 de abril de 2014

Gladys Aifuwa



Nigeriana afincada en Dos Hermanas ( Sevilla)


Se la ve con su escoba, tarareando una canción de Celine Dion, en las aulas del colegio Maestro José Varela. Aparentemente, sólo su color de piel la diferencia del resto de limpiadoras. Pero es sólo en apariencia. La historia de Gladys Aifuwa daría para escribir varios libros y hasta una película.

Tiene sólo 30 años, pero ya sabe lo que es atravesar Africa a pie, cruzar el estrecho en patera o ser vendida por su novio a una red de prostitución. Muchos de los que emprenden esa odisea no viven para contarlo. Gladys ha tenido suerte y hoy vive en Dos Hermanas, en la barriada del Rocío, como una vecina más. Su hija de 6 años estudia en el colegio Carlos I de España y su hijo, de 12, en el Instituto Cantely.

¿Con qué edad huye de Nigeria?
Con 15. Vivía con mis padres y mis ocho hermanos en el campo, cerca de Lagos, la capital. Yo me dedicaba a la peluquería y la costura, nunca fui al colegio. No le dije a nadie que me iba de casa.
Como tantos africanos, partió en busca del sueño europeo.¿Sabía que las personas que le habían ayudado a salir la iban a vender como prostituta?
No. De eso me enteré en Malí. Me dijeron que iba a trabajar de asistenta en casa de una nigeriana que vive en Italia.
¿ Cómo fue el viaje para llegar a España?
Salimos unas 120 personas, todas a pie, a modo de caravana. Fue un viaje lleno de calamidades. Se dormía donde se podía. Tuve un problema en el pie y atravesando el desierto me quedé atrás del grupo, pero los alcancé. A Marruecos, un año después de salir, sólo llegamos 110. Diez murieron por el camino.
El día 19 de abril de 2001 atravesó el Estrecho de Gibraltar en una patera, sin saber nadar. 
¿Pasó miedo?
Mucho. La patera no sale de ningún puerto, sino que te espera en el mar, más allá de las olas, en plena madrugada. Cuando me adentré en el mar, el agua me cubrió y alguien me sacó la cabeza del agua y me metió dentro de la barca.
¿Cómo fue el viaje?
Íbamos como sardinas en una lata. Más de 100 personas allí apretadas. Por fortuna, llegamos a Tarifa en 45 minutos y las autoridades españolas nos trataron muy bien.
¿Cuánto dinero le costó pasar el estrecho?
1.200 dólares. Los pagó una mujer en Italia, a la que mi “novio” me vendió para ejercer la prostitución. Pero nunca llegué a ejercerla, ya que me rebelé contra lo que él había planeado. Me fui a Sevilla con los parientes de mi novio.
¿Cómo llega a Dos Hermanas?
Encontré trabajo en el Polígono de La Isla. He trabajado en Saimaza, en Eurobanana... también limpiando casas en Dos Hermanas y haciendo extensiones de pelo. Al final nos vinimos aquí porque era más económico que Sevilla..
Primero en Ciudad Blanca y ahora en la barriada del Rocío. Al final se divorció en 2011 y ahora vive aquí con sus hijos.
¿Eres feliz en Dos Hermanas?
Sí, soy una mujer fuerte y alegre. Vivo integrada, la gente me respeta y me quiere.

Gladys no ha dejado de barrer el aula durante toda la entrevista. Me despide con una sonrisa, la sonrisa que sólo ha encontrado, como muchos otros llegados de lejos, en Dos Hermanas. Aunque para ello haya tenido que jugarse la vida.
 23 DE ABRIL DE 2014 

Agradecemos la información sobre esta luchadora y heroína , sin duda, y nos hacemos eco de ella. 

http://www.lasemana.tv/es-noticia/la-entrevista/entrevista-a-gladys-aifuwa-23041428855

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más