Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 17 de mayo de 2015

Juana Salabert Gonzalez escritora


Juana Salabert  Gonzalez nació en París en 1962 y se licenció en Letras Modernas por la Universidad de Toulouse Le-Mirail. Ha publicado las novelas: Varadero (1996), Arde lo que será (1996), Mar de los espejos (1998), Velódromo de invierno (2001), La noche ciega (2004), El bulevar del miedo (2007), La faz de la tierra (2011) y La regla del oro (2015); el libro de relatos Aire nada más (1999), el de viajes Estación central (1999) y la novela infantil La bruja marioneta (2001).

 Según aparecio recientemente en prensa  Juana Salabert ha cambiado de pie y se ha pasado a la novela negra para indagar en la avaricia, "de los defectos más repugnantes del ser humano", y en la crisis con "La regla de oro", una trepidante historia en la que pone lupa al complejo comportamiento humano.

Desde aqui queremos poner el foco en una novela que incluye historias de mujeres :
Portada de Hijas de la ira, de Juana Salabert
Ellas son el resultado de una España rota, pero llena de esperanza.

España. 17 de julio de 1936. La guerra civil acaba de explotar en pleno país, infectando las calles de la fuerza falangista con ansias de poder, armados hasta los dientes y sin una pizca de compasión. 

Fusilamiento, injusticias, cárcel e inmundicia.

Una parte de nuestro pasado, y también el de ellas: Ana María Matute, Josefina Aldecoa, Julia Gutiérrez Caba, Ángeles Losada García, Margarita La Villa, Victoria Pujolar Amat, María Jesús Posada, Susana del Castillo, Juana Ginzo y Teresa Azcárate.

Diez mujeres, diez niñas.

Las hijas de la Ira.

"Hijas de la ira" (Nocturna) es un libro de testimonios desgarradores, de una verdad que se ha tratado de ocultar por muchos años en el olvido colectivo, una lucha que diez mujeres llevaron a cabo con todas sus fuerzas. 

"Hijas de la ira" es un libro de testimonios inolvidables que os enseñará algo que otros libros no podrán jamás. La dureza con la que está relatado, la franqueza de estas mujeres que una vez fueron niñas en una época difícil y complicada, te deja muchas veces estupefacto por la maldad humana. La escritora de renombre Juana Salabert llevó un excelente trabajo de investigación, exhaustivo y cuidado, para hacer realidad este pequeño tesoro. Fue puerta tras puerta, buscando a las víctimas de una guerra sin cuartel y sin tesón.

El libro está formado por diez testimonios, precedido por un extenso y analítico prólogo que te coloca en situación dentro de la Historia, y luego una pequeña y triste aclaración: algunas de las mujeres que prestaron su declaración ya no se encuentran entre nosotros. 

Y es que este libro fue originalmente publicado, en el año 2005, por la editorial Plaza&Janés y ahora podemos volver a disfrutarlo en una edición mucho más íntima y actualizada. De rápida lectura y con un peso sentimental monumental, os asegurará una historia desgarradora y verdadera, algo que pocas veces se puede leer. 

Son diez las valientes que se sometieron a las sensatas preguntas de Juana Salabert, pero sólo vamos a profundizar en tres: Ana María Matute, la ilustre autora –ganadora recientemente de un premio muy prestigioso-, Josefina Aldecoa y Julia Gutiérrez Caba. 

Ana María Matute nació en Barcelona en el año 1926; cuando estalló la Guerra Civil ella tan sólo tenía 10 años. Una niña con toda la vida por delante, tuvo que vivir las terribles consecuencias de una dictadura nefasta y cruel. La infancia es un periodo de nuestra vida donde cualquier suceso traumático, fácilmente, deja huella para siempre. 


En Ana María Matute, le inculcó el amor a la libertad, a la sabiduría, a la justicia y la palabra. Tal vez, por lo que vivió, hoy en día es lo que es. Es más, dice recordar perfectamente el primer día de la Guerra Civil, “al día siguiente nos íbamos a la playa, porque mis padres siempre organizaban el verano primero en la playa, y luego en la montaña, en Mansilla de la Sierra, el pueblo donde mi madre que, era de una familia de terratenientes, tenía la finca”. Fue pocos minutos después cuando su madre le pronunció el nombre del general Franco (quien se había revolucionado y convertido en el amo del mundo) y le diría aquello que quedaría rondando en su cabeza para siempre: “la pelota está en el tejado”. Como era una niña, no entendí en un primer momento qué es lo que estaba ocurriendo, por qué no irían al día siguiente a la playa o por qué su padre no estaba yendo a trabajar. 

Los adultos, en un acto desesperado por proteger la infancia de sus hijos, siempre se decantan por ignorar que, aunque pequeños, los niños también miran y se dan cuenta de las cosas. Es difícil mantener la situación en calma teniendo en las manos una patata tan caliente como la que los padres de Ana María Matute sujetaban. 

Así fue también y tal vez con menos suerte, el caso de Josefina Aldecoa, autora de la inolvidable novela Historia de una maestra. Ella nació en La Robla, León, justo el mismo año que Ana maría Matute. También tenía diez años cuando la Guerra Civil estalló y lo que para ella fue denominado “el trauma de lo negro y lo triste de una guerra civil en la infancia, una guerra mundial en la adolescencia y una dictadura que vivimos durante cuarenta años”. Admite que su infancia terminó bruscamente un día de julio y fue justo ese día cuando conoció el miedo. Dando paso a una infancia marcada por la tragedia, como muchas niñas valerosas que sobrevivieron a una cruel guerra, donde los falangistas del Nuevo Orden, cualquier cuestión podía convertirse en motivo político de fusilamiento. 

Y con la misma situación, llegamos a conocer a la que ahora es una gran dama de la escena y la cinematografía española, Julia Gutiérrez Caba. Ella era aún más pequeña que sus compañeras de guerra, tan sólo tenía cinco años cuando todo ocurrió. Aún recuerda las estridentes y angustiosas sirenas de la alarma antiaérea y las situaciones amargas que tuvo que vivir, llegando a afirmar “y llegó un momento en que creo que hasta me tomaba con cierta naturalidad el hecho de que me despertasen, de que me levantaran a las seis de la mañana para bajar al refugio”. También afirmaba que sus mayores la atrapaban en una especie de burbuja de cristal donde no había comentarios sobre lo que sucedía fuera, no había explicaciones. Una táctica de los adultos para poder protegerla. Pero lo que ellos no sabían es que las hijas de la ira crecerían fuertes y valientes por la circunstancias, sin necesidad de esa protección. 

"Hijas de la ira" es un libro de testimonios inolvidables que os enseñará algo que otros libros no podrán jamás. La dureza con la que está relatado, la franqueza de estas mujeres que una vez fueron niñas en una época difícil y complicada, te deja muchas veces estupefacto por la maldad humana. 

Si queréis una historia real, contada de una manera perfecta por las propias testigos de aquellas fechorías, Juana Salabert os dejará más que satisfechos con esta obra. 

No obstante, no puedo negar que, aunque es un libro para cualquiera, para disfrutarlo tendréis que estar interesados en el tema, con la mente abierta para aprender y absorber todo lo que aparezca ya que se trata de una novela rica en datos anecdóticos de la época, fechas importantes en la Guerra Civil e impresiones personales sobre la política de derechas e izquierda españolas. 

Definitivamente, se trata de una obra que pocos debéis dejar pasar. Os aseguro que no os arrepentiréis porque el mensaje fuerte y claro de paz, abogando por un mundo mejor y consciente de los males pasados, os dejará con un apretado nudo en la garganta, latiendo como un segundo corazón. 

"Un acto de justicia para los que sufrieron las consecuencias dolorosas del conflicto bélico, de la represión y el exilio, y un deber democrático para las generaciones más jóvenes". María Teresa Fernández de la Vega


http://www.conoceralautor.com/autores/ver/NzMx
http://www.nocturnaediciones.com/libro/3/hijas_ira
http://www.eldiario.es/cultura/Juana-Salabert-novela-crisis-regla_0_384962007.html
http://www.fantasymundo.com/articulos/3518/hijas_ira_juana_salabert

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más