Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política Fotógrafa investigadora medica Arquitecta Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista urbanista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

domingo, 27 de diciembre de 2015

Daisy de los Reyes Castillo Casado


Daisy de los Reyes Castillo Casado, productora del Bosque Seco del Suroeste de la provincia de Azua. Miembro del comité directivo de la federación de productores del Bosque Seco y de la Articulación Nacional Campesina.
Daisy ha vivido toda su vida en la zona del bosque Seco del Suroeste en República Dominicana, zona que cruza los departamentos de Azua, Baoruco, Pedernales hasta la frontera con Haití. Al día de hoy, esta zona es considerada una “área de vida”, debido a la gran diversidad de recursos naturales y plantas medicinales que contiene. Pero esto no siempre fue así según lo que nos cuenta Daisy, productora agrícola del bosque seco, y líder de la federación por más de 18 años:
“En los años ochenta y noventa la región prácticamente se estaba convirtiendo en un desierto debido a la tala de árboles para la elaboración de carbón (…) venían los intermediarios a comprar la madera a precio de arenque. Es decir, madera por comida. (..) Ahí fue cuando nos organizarnos para luchar y recuperar el bosque. (..)  Hoy tenemos 85 organizaciones a nivel de la región sur y un programa de manejo racional del bosque seco”.

Ahora, Daisy y los miembros de la federación del bosque seco se enfrentan a otro reto. Luego de que Daisy junto otros productores y productoras de la zona se han dado a la tarea de cuidar, recuperar y vivir del bosque por más de 18 años, el Estado quiere nombrar estas tierras Parques Nacionales; regular la tenencia de tierra de la zona; y prohibir el uso de sus recursos naturales. Y como nos explica Daisy: “Si hoy están estos bosques es porque las comunidades los han cuidado, manejado, y hoy el Estado quiere impedirnos que lo usemos. Desde el aire. Desde sus oficinas. (…)Sabemos que es importante hacer predios agrícolas y quitar presión al bosque, pero esto debe hacerse con nosotros. Deben de tomar en cuenta no sólo los recursos naturales sino también los recursos humanos. Nosotros no estamos en contra de que se hagan parques y se cuide la diversidad, sino de cómo debe de hacerse”.

Daisy continua platicándonos que su comunidad ya tiene un reglamento colectivo para uso y cuidado del bosque, así como sobre el derecho de la tierra que beneficia tanto a mujeres como a hombres, y nos habla de las cosas que hacen. “Estamos trabajando por la soberanía alimentaria, la equidad entre mujeres y hombres. También damos talleres y capacitaciones. No somos dirigentes nada más. Nos involucramos en los procesos de gestión que hace cada organización”. Y continúa contándonos de un caso que ejemplifica como la organización ahora está luchando para frenar el avance de políticas del gobierno que podría afectar fuertemente todos estos procesos. “Por ejemplo, en el lago Enriqullo tenemos asentamientos. El Estado ahora ha querido dar tierra a compañeros de otras áreas que han sido afectados y traerles para acá, dándoles tierra, y sacando a los nuestros. Entonces nosotros no queremos impedir que venga más gente, pero que si vienen, que se unan al asentamiento colectivo que ya tenemos. Que se haga de forma organizada, planeada y donde todos tengamos igualdad de condiciones”.

Y es que lo que pasa es que el gobierno en los últimos años ha comenzado a traer campesinos de otras áreas afectados por el cambio climático, pero sin tomar en cuenta a sus pobladores actuales y a sus procesos. En algunos casos, el gobierno les ha otorgado títulos de propiedad a los nuevos habitantes, mientras que a Daisy, y a las organizaciones comunitarias, siguen teniendo títulos provisionales y colectivos. Esto está causando mucha confusión y daño al sistema comunitario de la zona.
Daisy, con gran seguridad y aplomo en su voz, nos dice para finalizar “ yo seguiré luchando por una reforma agraria integral, porque esto nos dará las condiciones para trabajar la tierra, para trabajar el campo y vivir en nuestro hábitat. Porque si tenemos agua potable, educación, salud, alimentos que producir, para qué irnos a las orillas de la ciudad, para que migrar”.
Daisy una líder comprometida con Republica Dominicana, la mujer, el campo y la alimentación. Apoyemos su causa. Conoce más de lo que la campaña CRECE en República Dominicana está haciendo junto con Daisy.


http://www.oxfamblogs.org/lac/mujeres-heroinas-de-la-comida-en-republica-dominicana/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más