Acerca de nosotras ·

sábado, 3 de septiembre de 2016

Julieta Elisa Bendaña Monterrey


Nos sumamos al clamor que despide a Julieta, el amor que sembró florece y seguira floreciendo. Celebramos su vida, agradecemos su trabajo feminista y recordamos su libro de fotografia Mundo rural, gente, paisajes y detalles que nos muestra su visión del mundo.


Una estrella que dará luz por siempre

 Julieta Bendaña Monterrey fue una destacada profesional en el campo social en Nicaragua, mucho antes de que terminara la carrera de Sociología en la Universidad Centroamericana (UCA). Trabajó en revistas emblemáticas como Enlace y La Boletina. Se conoce que se encontraba en Colombia en un seminario relacionado con su trabajo cuando falleció.

 Su destacada labor en diversos proyectos del país hacen que su partida inesperada conmueva los corazones de quienes trabajaron a su lado. A través de esta nota el Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible (SIMAS) se une al dolor de su esposo José Manuel Fandiño; sus hijos Valentín, Roberto, Eva y José; y sus hermanos René, Chepita, Emilio, Alvaro, Aldo, Irene, Mario y Ricardo Bendaña Monterrey, y sus respectivas familias.




Siempre será recordada

Luego de que la noticia de la muerte de Julieta se diera a conocer, las redes sociales de diversos amigos y organizaciones que la conocieron estallaron en mensajes tanto para ella como sus familiares. A continuación compartimos algunos de los mensajes:

Falguni Guharay, compartió un hermoso pensamiento:


“Mientras que las olas seguirán llegando a la playa,
Mientras que las gaviotas seguirán volando sobre la oleadas
Mientras que el Tamarindo será la puerta entre nostros y el otro mundo
Julieta Bendaña, tu seguirás en nuestra corazón
Con tus luchas para abrir caminos para las mujeres”.


Sofía Montenegro expresó: “Se nos fue Julieta, la amabilidad hecha persona. Mis condolencias a su familia, a Puntos y a toda la tropa de mujeres que tuvimos el privilegio de conocerla y en particular, a sus amigas más cercanas por esta gran pérdida. Hasta siempre, Julieta Bendaña y gracias por tu vida. Te extrañaremos”.


Salvador Bustos dijo: “Transparente ...a 360 grados en derredor esférico, como hermana de todos y el horizonte y el cielo y la tierra... (y, tampoco vamos nadie a la universidad para saber la amistad o la confianza total mención nobleza y cariño, ...pero ella, de todo eso, es cátedra viva cotidiana y permanente)... preciosura de alma buena, extrañaremos tu imagen en ámbito terreno, pero en esencia (presencia brutal) no te vas, querida Julieta, aquí, más acá de lo que nos huesos y carne, para siempre, t.e. q.u.e.d·á·s. . .”


 Sara Hernriquez, compartió: “Me quedo con los múltiples recuerdos de cuando estudiabas sociología en la UCA llevando muchas veces a tus niños, de tu actitud ligera y apurada para sacar esas lindas fotos de las mujeres en su vida cotidiana para la boletina, de tu amistad sincera a distancia, de tus saludos cariñosos en las múltiples marchas feministas con la camara a tuto, de tu amistad cercana y pura con amigas muy cercanas como Luz Castrillo, donde siempre estabas vos en nuestras platicas, de ser la primera en responder y prestarme el collar isabelino para mi perrita callejera "La Mariposa", de la última vez que te vi sonriente en metrocentro con tu hermana y otros familiares... Pues estaba en migración hoy en metrocentro, en el mismo lugar donde te vi por última vez, cuando recibí la noticia de tu partida. Querida te fuiste en tu día, en la conmemoración de los 177 años de la fotografía, parte de tu trabajo y tu pasión. Que tus lindos recuerdos sean la fortaleza para tus adorados hijos, hija, compañero y toda tu familia. Hasta siempre querida Julieta”.
 Wendy Quintero -

 Lola Ocón  le escribio :

QUERIDA JULIETA, UN TRIBUTO A TU PARTIDA
La muerte es vida y la vida es muerte. No puede haber vida sin muerte, ni muerte sin vida. La relación biunívoca entre esos dos conceptos, entre esos dos estados de la energía convertida en materia, nos acompaña siempre desde que nacemos. Para muchos seres humanos de occidente, la muerte es un hecho desastroso; pensamos que es el fin de nuestra relación con la persona que se va, la ruptura de todos los signos de amor y de afecto, y el tránsito a lo desconocido. Pensamos que es como salir de un cuarto iluminado y agradable, cordial y familiar, donde estamos reunidos con nuestros seres queridos, y pasar a las noches frías y oscuras, solas, esperando lo que vendrá y sin ninguna seguridad.
Olvidamos que diariamente perdemos aproximadamente 50.000 neuronas al día, lo cual no nos hace más “tontas”, sino que las neuronas restantes construyen nuevas ramas de fibras y nuevas sinapsis entre ellas, de forma que reemplazan las pérdidas. Desconocemos que cada minuto que pasa, 300 millones de células mueren en nuestro cuerpo, lo cual no es mucho si contamos los billones y billones de células que poseemos y las miles de millones que producimos diariamente.
Olvidamos que todas las noches, durante las horas de sueño, morimos en lo que respecta al plano físico y vivimos y actuamos en otro lugar. Olvidamos también que con facilidad dejamos el cuerpo físico, y aunque no podamos conservar en la conciencia del cerebro, los recuerdos de esa muerte y el consiguiente intervalo de vida activa, no relacionamos la muerte con el sueño.
Cada vez que tocamos la muerte de un ser querido, nos entristecemos sin tener la meridiana conciencia de que fueron las neuronas y las células que componen el cuerpo físico de esa persona las que se murieron. Lo intangible, la no materia convertida en memoria del recuerdo de nuestras vivencias con ella, es la que vive, perdura y se engrandece con el tiempo. En nuestro caso, en el caso del paso trascendente de nuestra amada Julieta a la otra dimensión del plano astral, debemos ensanchar nuestros corazones con el noble sentimiento del agradecimiento por el legado que dejó ella en nuestras vidas.
Dice el Zorro a El principito en el libro de Antoine de Saint-Exupéry Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos. Desde nuestro corazón, celebremos la vida de la Julieta, celebremos su compromiso, su alegría, su solidaridad, su sensibilidad, su sencillez, su acelere, su autenticidad, su lucha cotidiana en diferentes frentes de batalla como feminista, trabajadora, como amiga, como mama, como fotógrafa, como socióloga y comunicadora, como mujer aventada que todo lo sabía y lo podía, y si no, lo inventaba multiplicándose en mil todos los días, en su bicicleta, en su moto, en sus volskwagens, en todos sus trabajos.
Desde nuestro corazón agradecido, brindemos por el pase de su vida en el transcurrir de las nuestras, por el recuerdo que dejó, por la vivencia compartida como compañera de colegio, de trabajo, de lucha feminista, por las lecciones que nuestras almas han aprendido de la de ella.
Desde nuestro corazón agradecido, brindemos por su compromiso feminista que hizo de esta gran familia de mujeres, un transitar más tolerante, más tranquilo que el de muchas de nosotras, que nos enseñó a tener paciencia. Celebremos a la Julieta por haber conseguido la meta de juntarnos este día en un puro amor a ella y a su familia pequeña de sangre (Valentín, Roberto, Eva una y José Manuel), y a la nuestra, la grande, la que quiere transformar el mundo de injusticia y opresión en la que viven miles de mujeres.
Desde nuestro corazón agradecido, celebremos en el futuro a la Julieta cuando logramos un triunfo personal ante nuestras propias debilidades, cuando identifiquemos que el amor incondicional es un requisito de vida cotidiana, cuando la solidaridad se concreta en una llamada, en una palmada en el hombro, en un abrazo sororario, cuando la solidaridad se concreta en la generosidad con los más pobres, los más jodidos y excluidos, y abramos nuestro corazón y nuestra billetera, para contribuir con una causa justa.
Julieta querida, hoy nos hemos juntado para celebrar tu alegría, tus risas, tu sonrisas, tu disfrute al cantar y bailar lo gozaremos ahora que estamos juntas todas las personas que te amamos. Tu fortaleza y tesón nos acompañarán siempre.
Amiga querida, gracias por tu vida, la celebramos con agradecimiento y alegría. Viva la Vida, Viva la Julieta. Viva su vida. Viva el amor!!!!


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10154077710103558&set=a.70963753557.76910.768778557&type=3&theater
http://www.simas.org.ni/noticias/1619/una-estrella-que-dara-luz-por-siempre/
http://www.simas.org.ni/
http://www.libreroonline.com/nicaragua/libros/2655/bendana-monterrey-julieta-elisa/mundo-rural-gente-paisajes-y-detalles.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más