Acerca de nosotras ·

martes, 3 de enero de 2017

Marta Macho Stadler, Premio Emakunde 2016


Es un placer para nosotras dar a conocer a  Marta Macho Stadler y su  el certero y premiado trabajo. Ella desde su universidad difunde los innumerables aportes que venimos haciendo las mujeres, por eso visiblizarla significa rescatar del olvido a muchas otras. Ella se nos presenta así: 

Soy la tercera de cuatro hermanos (tres mujeres y un hombre), muy agradecidos a nuestra madre y nuestro padre por todo el apoyo que hemos recibido siempre. Los dos trabajaban sin descanso –uno fuera y la otra en casa– para que no nos faltara de nada y pudiéramos tener un futuro ‘mejor’, menos inseguro que el que ellos habían vivido.
A base de becas, obtenidas gracias a nuestras buenas calificaciones, los cuatro pudimos realizar una carrera. En mi caso elegí  la de matemáticas: siempre se me habían dado bien y me divertía jugando con ellas.
Tras finalizar la carrera, en 1985, entré como profesora en el Departamento de Matemáticas en el que continúo en la actualidad. Tras un par de años trabajando con una compañera del Departamento, decidí comenzar la tesis doctoral en Lyon, en un tema vinculado al área de geometría y topología. Un profesor francés demandaba alumnado para asignarle diferentes temas que quería desarrollar; y una de ellas fui yo.  Fue una época dura, que se alargó bastante: continuaba impartiendo mis clases a la vez que realizaba estancias en Francia; gracias a la ayuda de mis compañeras y compañeros, podía acumular la docencia en un semestre y viajar a Lyon durante el siguiente. Fue una época intenso en muchos sentidos. Algunos de mis compañeros de tercer ciclo eran franceses, pero la mayoría de ellos procedían del norte de África. A través de ellos conocí sus modos de vida, sus tragedias, sus guerras, sus injusticias y los esfuerzos que realizaban para obtener un título que les permitiría regresar a su país –aunque muchos de ellos no lo hacían finalmente– para llevar una vida mejor.
En los años posteriores, durante los períodos no docentes, realicé varios viajes a Managua para colaborar en cursos de nivelación para docentes universitarios.  Daba muchas horas de clases, dirigía tesis de maestría y sobre todo aprendía de aquellas gentes alegres y trabajadoras que compartían con alegría todo lo que tenían, aunque fuera bien poco. Aquellas estancias acabaron hace unos años, pero fueron vivencias enriquecedoras. Tengo mi familia ‘nica’ con la que sigo en contacto y con la que hablo cuando puedo por teléfono.
Mi interés por la divulgación científica fue quizás un poco anterior. Me encanta la docencia, me gusta estar en contacto con gente joven, te ayudan a cambiar y adaptarte a los tiempos casi sin darte cuenta. Enseñar es un lujo, aprendes y compartes; lo dicho, un lujo. Por ello, el paso a la divulgación no fue difícil, y mi pasión por la lectura me llevó a divulgar las matemáticas a través de la literatura, defendiendo además de esa manera que la ciencia es parte de la cultura.
También por aquella época creció mi interés por los temas de igualdad. Supongo que la experiencia durante la tesis  –una dura competitividad en la investigación– y la realidad vivida en Nicaragua –muchas veces mis alumnas me decían que era un ejemplo de superación para ellas– me empujaron a intentar pelear por esta situación tan injusta para las mujeres. Incluso en el ámbito científico –a pesar de que muchas personas piensen que es un entorno tranquilo– la discriminación hacia las mujeres es obvia.

Docencia, divulgación, investigación, cooperación al desarrollo, lucha por la igualdad entre mujeres y hombres… durante años con mayor o menor intensidad, dependiendo del momento, cambiando a través de  las experiencias.
En 2014 me llegó la propuesta de creación y edición del blog Mujeres con ciencia. Acepté, y desde entonces el trabajo ha sido muy intenso, pero muy grato y muy ilustrativo. Cada día conozco a nuevas mujeres de ciencia, luchadoras, verdaderas heroínas… me gustaría parecerme a muchas de ellas… Y mientras tanto, cada día, sigo aprendiendo



La profesora de la UPV Marta Macho, Premio Emakunde 2016



El jurado destaca sus esfuerzos por aplicar la perspectiva de género en la formación y su participación en comisiones científicas y académicas para promover la igualdad en la propia universidad.


El Premio Emakunde a la Igualdad ha recaído, en su edición de 2016, en la doctora en matemáticas, profesora de la UPV/EHU y responsable del blog 'Mujeres con ciencia', Marta Macho Stadler, por su trayectoria científica orientada a divulgar y promover el acercamiento de la matemática y del conocimiento científico a las mujeres, así como por hacer visible y reivindicar a las mujeres científicas y sus aportaciones tanto a la Academia como al progreso social.
El jurado destaca, asimismo, sus esfuerzos por aplicar la perspectiva de género en la formación matemática y su participación en comisiones científicas y académicas para promover la igualdad de mujeres y hombres en la propia universidad. En este sentido, destaca su labor en la Comisión para la Igualdad de la UPV/EHU y la edición del blog "Mujeres con ciencia" promovido por la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU, que aborda la temática género y ciencia visibilizando a mujeres científicas.
Con este premio, el jurado quiere hacer extensivo el reconocimiento a "muchas personas docentes que, en todos los niveles educativos, se esfuerzan por apoyar el empoderamiento de las niñas y jóvenes que quieren encauzar sus estudios en las ramas científico-tecnológicas".
Al mismo tiempo, quiere "llamar la atención sobre la necesidad de intervenir no sólo para que aumente la presencia y el reconocimiento de las mujeres científicas, sino también para reivindicar que tanto la academia como las empresas y el resto de agentes del sistema científico tecnológico se adecúen para propiciar sociedades más inclusivas e igualitarias", según ha informado Emakunde.
Finalidad del premio
La finalidad del Premio Emakunde es reconocer públicamente la actuación de aquellas personas físicas o jurídicas, públicas o privadas que se hayan distinguido por su labor en el ámbito de la igualdad de mujeres y hombres, realizando acciones, trabajos o proyectos que hayan supuesto la mejora de aspectos significativos en el reconocimiento del trabajo de las mujeres y de su empoderamiento o contribuyan con su trayectoria de manera destacada a la valoración y dignificación del papel de la mujer, o en la promoción de la igualdad de derechos y oportunidades entre sexos en Euskal Herria. El premio tiene una dotación bruta de 14.400 euros.
Desde que en 2006 se constituyó un único Premio Emakunde a la Igualdad han sido galardonadas Mari Jose Urruzola (a título póstumo) en 2006; la asociación Bagabiltza en 2007; La Asamblea de Mujeres de Bizkaia en 2008; Lilaton Taldea en 2009; Teresa del Valle, en 2010; los alardes mixtos de Hondarribia e Irun, en 2011; los Módulos psicosociales de Bilbao en 2012; la asociación la Posada de los abrazos en 2013; el Fórum Feminista María de Maeztu en 2014; y la Red de Mujeres del Medio Rural de Álava; y, por último, Hitzez "Baserriko Emakumeen Elkartea", en 2015.
02/12/2016


Nos congratulamos especialmente de su premio que nos toca por amigas, por  mujeres y por estar en el camino de un mundo más igualitario 
http://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/4521429/premio-emakunde-2016--marta-macho-doctora-matematicas-lo-recibe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más