Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Política Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Filosofa Historiadora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga Ilustradora Mujeres Creadoras dibujante Artista plástica Pintura bailarina guionista Educadora Literatura literata química Antropologa Novelista coreógrafa sindicalista Diseñadora Ecologista Pedagoga Psicóloga cineasta feminista y activista por los Derechos Humanos jurista pianista urbanista Descubridora Documentalista Fisica Narradora Teologa científica Anarquista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Jueza Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Selma Huxley experta en la historia marítima del País Vasco y Canadá

Selma Huxley (Londres, Reino Unido, 8 de marzo de 1927) viuda de Barkham, también conocida como Selma Barkham, es una historiadora canadiense de relieve internacional en los campos de la historia marítima del País Vasco y de Canadá.

En 1972, como investigadora independiente, se mudó al País Vasco para hacer investigaciones de archivo sobre un aspecto de la historia canadiense y vasca del que se sabía muy poco: la presencia vasca en la antigua Terra Nova, unos 2.000 kilómetros de la costa atlántica de Canadá, en los siglos XVI y XVII.

Las investigaciones que llevó a cabo en los años posteriores, sobre todo en archivos vascos y del resto de la Península, le permitieron hacer importantes descubrimientos históricos y arqueológicos. Encontró miles de documentos con los que pudo reconstruir un capítulo poco conocido de la historia de Canadá y del País Vasco: las pesquerías vascas de bacalao y ballena en Terra Nova especialmente en el siglo XVI. Descubrió la existencia de una industria ballenera vasca en el siglo XVI en Labrador, sus puertos balleneros, restos arqueológicos de sus bases, así como la presencia de galeones vascos hundidos en aquellos puertos, entre ellos el San Juan (1565).

En 1981 el Gobierno de Canadá le otorgó la Orden de Canadá, su máximo galardón civil, por su trabajo pionero y por haber hecho "una de las más brillantes contribuciones, en años recientes, a la historia de esta nación." Uno de esos puertos balleneros hallados por ella, el actual Red Bay, Labrador, ha sido declarado Sitio Histórico Nacional de Canadá y presentado por el Gobierno de Canadá para su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (fallo junio del 2013).


Huxley nació en Inglaterra en el seno de una familia de científicos e intelectuales. Su padre, Michael Huxley, diplomático y fundador-editor de la revista Geographical Magazine, cuyos primos incluían el escritor Aldous Huxley y su hermano el biólogo Sir Julian Huxley (primer Director General de la UNESCO), era nieto del eminente científico Thomas Henry Huxley conocido como el Bulldog de Darwin. Su madre, Ottilie de Lotbinière Mills, era nieta del político y conservacionista canadiense Sir Henri-Gustave Joly de Lotbinière, que fue Ministro del Gobierno de Canadá y Primer Ministro de Québec.

Pasó la adolescencia durante la Segunda Guerra Mundial entre Inglaterra y los Estados Unidos. Terminada la guerra realizó estudios en las universidades de París y Londres.

En 1950 decidió pasar una temporada visitando parientes en Canadá, donde se afincaría en Montréal, trabajando en las Páginas Amarillas, de profesora y finalmente como la bibliotecaria del Instituto Ártico de Norte América en la Universidad de McGill.

Allí, en 1953, conoció a su futuro marido un joven arquitecto inglés, Brian Barkham, amante del País Vasco. En 1950 éste había salido de Inglaterra , para estudiar la arquitectura rural de Andalucía. Pero, por diversas circunstancias, había terminado en el País Vasco estudiando sus caseríos, que sería el tema de su tesis. El y su compañero hicieron buenas amistades y se encariñaron de aquella tierra, de manera que regresaron al País Vasco en 1951.

Huxley no podía saber entonces que ese encuentro le iba a cambiar tanto la vida, ni que en el futuro sus propias investigaciones sobre el País Vasco le llevarían a descubrimientos de importancia para la historia vasca y canadiense. En 1954 los recién casados se mudaron a Ottawa, la capital de Canadá, donde Barkham estableció un estudio de arquitectura y empezaron una familia. Dos años después visitaron el País Vasco donde un amigo, el sacerdote Pío de Montoya, les habló de la antigua presencia vasca en Canadá.


Selma Huxley con sus tres hijos, en Oñati (Gipuzkoa), en 1976. Fot. Iñaki Linazasoro
En 1964, con 37 años, Huxley quedó viuda con cuatro niños menores de diez años y tuvo que ganarse la vida. Trabajó sobre todo para los Sitios Históricos Nacionales como historiadora en varios proyectos. Estos incluyeron la restauración de Louisbourg, la fortaleza y puerto pesquero-comercial francés del siglo XVIII en la Isla de Cabo Bretón, en la costa atlántica de Canadá.

Haciendo aquello se interesó por viajes pesqueros europeos a esa región en siglos anteriores, especialmente desde el País Vasco con el que tenía un vínculo personal. Ideó un plan para investigar, en archivos de Francia y España, las expediciones vascas a Canadá en los siglos XVI y XVII, combinando así sus intereses intelectuales y personales. Sabía que para ello tendría que aprender español, ya hablaba inglés y francés.

México y vuelta al País Vasco
En 1969 decidió trasladarse con sus hijos a México en coche, donde mantuvo a su familia como profesora de inglés. Tres años más tarde, en 1972, solicitó desde allí una beca al Consejo de Artes de Canadá para iniciar sus investigaciones. Después puso su familia y pertenencias a bordo de un barco de carga rumbo al puerto vasco de Bilbao.

Sin embargo, no empezaría esas investigaciones apoyada y financiada por una institución, sino por su cuenta, con pocos medios y contra todo pronóstico. Poco después de su llegada a Bilbao recibió la noticia de que la beca le había sido denegada. Se pensaba que aquel trabajo ya había sido hecho.

Huxley se encontraba sin trabajo, sin apenas dinero y sin perspectivas claras. Fueron momentos difíciles, pero no se rindió. Creía que los archivos podían contener información valiosa. Durante el primer año dio clases de inglés y estudió paleografía española por la noche en la Universidad de Deusto. Recibió mil dólares de un donante anónimo canadiense, que le permitieron pagar el alquiler, y empezó a hacer sus primeros hallazgos de importancia en archivos.

Sobre la base de éstos, en 1973 logró negociar un contrato con los Archivos Públicos de Canadá para localizar en España documentación de interés para Canadá. Pero el contrato, que sería renovable, era a tiempo parcial y no había presupuesto para teléfono ni coche. El resto del tiempo ella proseguiría con sus propias investigaciones. Ese año se mudó a Oñati, dándose cuenta de la riqueza del Archivo Histórico de Protocolos de Gipuzkoa ubicado allí, donde residiría veinte años.


A lo largo de los años investigó en unos 40 archivos parroquiales, municipales, notariales, judiciales, etc., en lugares como Tolosa, Bilbao, Burgos, Valladolid, Madrid, Sevilla y Lisboa. Poco a poco fue descubriendo miles de manuscritos de los siglos XVI y XVII, en español antiguo, relacionados con la presencia vasca en Terra Nova: incluyendo pólizas de seguro, pleitos, testamentos, cartas de fletamento, contratos para tripulantes y listas de aparejos y provisiones. También fue encontrando miles de manuscritos relativos a los otros sectores de la economía marítima vasca como la construcción naval, el comercio y la pesca en Europa.

Esta documentación detallada le permitió establecer que los vascos, además de una próspera pesquería de bacalao en el litoral atlántico de Canadá, habían llevado a cabo allí una gran pesquería de ballenas a escala industrial en el Quinientos. Profundizando en su análisis de estos documentos pudo reconstruir la mayoría de los aspectos de esas pesquerías vascas particularmente en el siglo XVI: su escala y evolución, la organización y financiación de las expediciones, tipos de barcos, rutas y destinos, temporadas de pesca, naufragios, la vida, el trabajo y la muerte de los marineros, sus alimentos y ropa, contacto con los amerindios, mercados, etc.

En cuanto al destino de los barcos en ese siglo resultó ser que, a diferencia de los bacaladeros, los balleneros iban a unos doce puertos de una zona de Terra Nova que los vascos llamaban la Gran Bahía. Huxley estudió derroteros, mapas y cartas marinas de aquella época en lugares como las bibliotecas nacionales de Francia e Inglaterra.

De esta manera pudo determinar que los bacaladeros usaban sobre todo puertos de lo que hoy día es la isla de Terranova. Respecto a la actividad ballenera, concluyó que la Gran Bahía correspondía con el actual Estrecho de Belle Isle, que separa Terranova de Labrador, y que los antiguos puertos balleneros, mencionados en los documentos de archivo, estaban situados a lo largo de la costa norte del Estrecho de Belle Isle o bien la costa sur de Labrador.

Crucialmente, logró identificar la ubicación de la mayoría de los puertos balleneros individuales y sus nombres modernos. Así, por ejemplo, Gradun se convertía en el actual puerto de Middle Bay, Puerto Bretón se convertía en Carrol Cove y Buttes, el puerto más importante, se convertía en Red Bay. Por lo tanto, no solo había dado a conocer la existencia de una industria ballenera vasca en el siglo XVI en Labrador sino también sus puertos balleneros.

Los archivos le revelaron tres singulares manuscritos de ese siglo redactados en aquella costa: una venta de chalupas (1572) y dos testamentos (1577 y 1584). Estos eran los documentos civiles originales más antiguos escritos en Canadá.

Hallazgos arqueológicos en Labrador
Sabía por la documentación que en esos puertos tenía que haber restos de la presencia ballenera vasca, tanto en tierra como bajo agua, y quería encontrarlos. Apoyándose en sus investigaciones hasta entonces, Huxley organizó una expedición de reconocimiento arqueológico al sur de Labrador en el verano de 1977. Exploró varios puertos a lo largo de la costa y descubrió restos arqueológicos de bases balleneras vascas, incluyendo en Red Bay, confirmando de esta forma su trabajo histórico en Europa. A la expedición se uniría, entre otros, el arqueólogo James Tuck de la Universidad Memorial de Terranova.

Entre los manuscritos encontrados por la investigadora se hallan algunos que hablan del hundimiento de varias naves balleneras vascas del siglo XVI en puertos específicos de la Gran Bahía, cuyos nombres actuales había identificado en la costa de Labrador: una de Pasajes (1563) en Los Hornos (Pinware Bay), la Madalena de Motrico (1565) y la María de San Sebastián (1572) en Chateo (Chateau Bay/Henley Harbour), y la San Juan de Pasajes (1565) y la Madalena de Burdeos (1574/75) en Buttes (Red Bay).

El año siguiente de la expedición de Huxley, en 1978, un equipo de arqueólogos subacuáticos de Parks Canadá con Robert Grenier al frente, basándose en los descubrimientos de la historiadora y en la información detallada que ella les había proporcionado, hizo prospecciones tanto en Red Bay como en Chateau Bay. Hallaron un pecio en ambos puertos, que resultaron ser barcos balleneros del siglo XVI. La rueda de prensa anunciando estos hallazgos tuvo lugar en los Archivos Públicos de Canadá.

De ahí en adelante Huxley continuó sus trabajos históricos paralelo a las excavaciones terrestres y subacuáticas, bajo Tuck y Grenier respectivamente, en Red Bay que fue declarado Sitio Histórico Nacional de Canadá en 1979.

Esta historiadora ha presentado los resultados de sus investigaciones en numerosos congresos y ha publicado extensamente. Su obra más completa es: S. Huxley, coord., Los vascos en el marco Atlántico Norte. Siglos XVI y XVII (San Sebastián: Etor Editorial, 1987). Su trabajo ha figurado en los medios de comunicación, revistas, libros y documentales. En julio de 1985 fue, junto con la arqueología en Red Bay, artículo de portada de la revista National Geographic.

Ha recibido varios premios y honores nacionales e internacionales. El comunicado de prensa notificando su nombramiento a la Orden de Canadá (1981) hace referencia a que, además de sus descubrimientos en Labrador, "destapó un período en la historia de Canadá (1540-1600) acerca del cual casi nada se sabía". En 1993 la Universidad Memorial de Terranova le otorgó un Doctorado Honoris Causa por haber "provocado una revisión total de la historia canadiense del siglo XVI". En 2009 fue nombrada Fellow de la organización internacional Wings WorldQuest que "reconoce y apoya mujeres visionarias, que están haciendo avanzar la investigación científica y la conservación del medio ambiente".

En junio del 2013 la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad el Sitio Histórico Nacional de Red Bay. Esta declaración refleja la importancia de la contribución hecha por Huxley a la historia del País Vasco y de Canadá.

Relación de los principales premios y honores otorgados a Selma Huxley (viuda de Barkham)[editar]
En 1980 la Real Sociedad Geográfica Canadiense le otorgó su Medalla de Oro - la primera mujer en recibirla - definiendo su trabajo como “un clásico ejemplo de investigación histórico-geográfica”. El editorial de la revista de dicha Sociedad, que anunciaba el premio, recoge: “Aunque [Barkham] continúa con su trabajo [...] ya ha hecho mucho por llenar un gran hueco en nuestra historia, desde el tiempo de Cartier y Roberval [...] hasta la llegada de Champlain a principios del siglo XVII. [...]”. La Medalla de Oro es un galardón sin periodicidad fija cuya intención es reconocer un logro particular de uno o más individuos en el campo general de la geografía, así como, en algunas ocasiones, brindar la oportunidad de reconocer un evento significativo nacional o internacional. En el caso de Selma Barkham la Sociedad consideró que merecía este reconocimiento por ambas razones.” (Canadian Geographic, 100 (#3), 1980, pág. 58.)

En 1981 fue nombrada Miembro de la Orden de Canadá, máximo galardón civil otorgado por el Gobierno de Canadá. El comunicado de prensa hace referencia, entre otras cosas, a que: “destapó un período en la historia de Canadá (1540-1600) acerca del cual casi nada se sabía” y que “descubrió la presencia de asentamientos vascos [y galeones hundidos] de hace 400 años en Labrador”. Termina con la declaración: “Selma Barkham ha hecho una de las más brillantes contribuciones, en años recientes, a la historia de esta nación.”

En 1981 fue nombrada socia de número de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

En 1985 la Universidad de Windsor, Canadá, le otorgó un Doctorado Honoris Causa.

En 1992 fue nombrada Cónsul Honorario de Bilbao por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao, siendo hasta ahora la única mujer en recibir este galardón.

En 1993 la Universidad Memorial de Terranova, Canadá, le otorgó un Doctorado Honoris Causa. El discurso pronunciado en esa ocasión hace referencia a que “el redescubrimiento [hecho por Huxley] del elemento vasco ha provocado una revisión total de la historia canadiense del siglo XVI.” (Memorial University of Newfoundland Gazette, 3 de Junio de 1993, pág. 7.)

En 1999 recibió el Premio de Cultura (edición 1998) de la Fundación Sabino Arana, Bilbao.

En 1999 la ciudad de San Juan de Terranova, capital de la provincia de Terranova y Labrador, puso en su honor el nombre de Barkham Street a una de sus calles. Declaró: “el redescubrimiento por Barkham de la presencia vasca ha sido reconocido como una de las más significativas aportaciones individuales al conocimiento de la historia temprana de Terranova.”

En 2000 el Ayuntamiento de Red Bay, Labrador, puso el nombre de Selma Barkham a su Centro Cívico.

En 2002 el Gobierno de Canadá le otorgó la Medalla del Jubileo de Oro de la Reina, medalla concedida a “canadienses que han hecho contribuciones sobresalientes y ejemplares a sus comunidades o a Canadá en general”.

En 2008 se leyó en el Parlamento de la Provincia de Terranova y Labrador una declaración conmemorando el 30 aniversario (1977-2007) del descubrimiento por Huxley del asentamiento ballenero vasco del siglo XVI en Red Bay, Labrador, que ha hecho a ese puerto internacionalmente famoso. Este aniversario fue celebrado en dicha localidad con un homenaje a la historiadora.

En 2009 fue nombrada Fellow de la organización internacional Wings WorldQuest que “reconoce y apoya mujeres visionarias, que están haciendo avanzar la investigación científica y la conservación del medio ambiente, y comparte sus conocimientos con el mundo en un momento cuando más nos hacen falta”. Su nombramiento fue sobre todo en reconocimiento de su descubrimiento de miles de manuscritos del siglo XVI en archivos vascos y españoles, y de yacimientos arqueológicos de los balleneros vascos del siglo XVI en la costa sur de Labrador.

En 2010 recibió, entre otras personas y entidades, un homenaje de la Asociación de Ikastolas de Bizkaia (Ibilaldia 2010) por su labor “ayudando e impulsando el euskara y la cultura vasca” en temas relacionados con el mar.

En 2012 fue nombrada Académica correspondiente de la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes.
La reconocida investigadora, hace unos años en el museo naval donostiarra

En 2012 el Gobierno de Canadá le otorgó la Medalla del Jubileo de Diamante de la Reina.

En 2013 recibió la Medalla de Oro de la Sociedad Oceanográfica de Gipuzkoa/Aquarium “en reconocimiento a sus investigaciones y descubrimientos pioneros”.

En 2014 recibió el premio Lagun Onari del Gobierno Vasco.

Sus descubrimientos sobre los pescadores vascos han inspirado Euskal baleazaleak (‘Historia de los balleneros vascos’)   cantata profana para coro, quinteto de viento, percusión y narrador, compuesta a partir de un texto de Agustín Arrazola, un homenaje a la historia de los balleneros vascos que, sobre todo en el siglo XVI, dominaron la pesca de la ballena en el Atlántico Norte.

http://www.diariovasco.com/alto-deba/201604/22/ayuntamiento-crea-beca-selma-20160422000747-v.html
http://www.euskomedia.org/aunamendi/53848/146054
https://es.wikipedia.org/wiki/Selma_Huxley
http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2013/12/selma-huxley-investigadora-del-legado-vasco-en-terranova.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más