Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Periodista Actriz Música activista Escultora directora de cine Política Defensora de derechos humanos abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Socióloga Educadora Filosofa Historiadora Ilustradora Novelista dibujante fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Mujeres Creadoras bailarina pianista química Artista plástica Diseñadora guionista Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Dramaturga Ecologista Pedagoga ceramista cineasta Narradora Documentalista feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza Psicologa cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Naturalista Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Gestora cultural Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 3 de marzo de 2018

Elfriede Jelinek premio Nobel de Literatura en 2004



Elfriede Jelinek (Mürzzuschlag, Estiria, 20 de octubre de 1946) es una novelista, poeta, dramaturga, ensayista, guionista, traductora y activista feminista austriaca, premio Nobel de Literatura en 2004.


De padre judío checo (el apellido Jelinek, significa "cervatillo" en checo) y madre vienesa de clase acomodada, era nieta de Emil Jellinek, un diplomático y empresario que ideó la marca de automóviles Mercedes.​ Perteneció al Partido Comunista Austriaco de 1974 a 1991, y gran parte de su trabajo se puede inscribir en la sofisticada tradición lingüista de la crítica social. Desde muy temprana edad aprendió música y estudió composición en el Conservatorio de Música de Viena. Tras diplomarse en 1964, realizó cursos de teatro e historia del arte, mientras continuaba con sus estudios musicales. Aclamada y controvertida, las obras de Jelinek se mueven entre la prosa y la poesía, e incluyen descripciones que van desde escenas teatrales a secuencias fílmicas. Décima mujer galardonada con el premio Nobel de Literatura, y segunda de nacionalidad austriaca, lo obtuvo en 2004 por «el flujo musical de voces y contravoces en sus novelas y obras de teatro».

Se hizo popular por su novela Las amantes (1975), que conquistó al público de lengua alemana. Otras obras suyas sobresalientes son las novelas Somos reclamos, baby (1970), Los excluidos (1980), La pianista (1983), que plasmó en el cine el director Michael Haneke en 2001, Deseo (1989), Los hijos de los muertos (1995) y Obsesión (2000); el libro de poemas Las sombras de Lisa (1967); las obras teatrales Lo que ocurrió después de que Nora abandonara a su marido o pilares de la sociedad (1979), Nubes. Hogar (1988), Una pieza deportiva (1998), La Central (2003)... Como sus compatriotas Elías Canetti y Thomas Bernhard ha repudiado a su país, al que reprocha seguir anclado en su pasado nazi. Considerada como una de las autoras contemporáneas de habla alemana más importantes, crea en sus novelas la imposibilidad de las mujeres de lograr una vida completa en un mundo donde son pintadas con imágenes estereotipadas. Ha traducido al alemán a autores estadounidenses, Thomas Pynchon entre ellos, y actualmente reside entre Viena y Múnich.


Odio y admiración se reparten a partes iguales entres sus críticos y lectores. Sus obras han sido desde un comienzo un auténtico mazazo para la sociedad austriaca que, según Jelinek está dominada por la hipocresía de la clase pequeño burguesa y no ha conseguido superar todavía su pasado nazi.​ Sus novelas y obras teatrales, consideradas una auténtica provocación por la derecha de su país, han sido calificadas como anti-arte o como pornografía roja. Basta recordar que durante la campaña electoral de 1995 el ultraderechista Jörg Haider hacía a su posible electorado la siguiente pregunta: “¿A usted le gusta Jelinek, o el arte y la cultura?”.

La crítica la ha calificado de feminista radical y ella se declara a gusto con esta etiqueta. El tres de mayo de 2004 en la Academia Lessing,​ Jelinek decía: “Nadie logrará hacerme renunciar a mis bromas estúpidas, a mi tono desengañado, ni siquiera por la fuerza; bueno, quizá por la fuerza. Cuando yo quiero decir algo, lo digo como quiero. Al menos quiero darme ese gusto, aunque no consiga nada más, aunque no logre ningún eco”. El eco lo ha logrado, prueba de ello es el Nobel que recibió en 2004. Su instrumento de reivindicación es la escritura. Una escritura en la que su feminismo no aparece puesto en bandeja a los lectores bajo una óptica amable. Da la vuelta a los tópicos feministas más sobados y lo hace, eso sí, sin perder de vista la diferencia y desigualdad.

Según Jelinek, su postura está al lado de los oprimidos (que aparecen obsesivamente por sus novelas), entre ellos de la mujer. Considera que debe hacerse frente al caos de una sociedad patriarcal dominada por el sexo, que como elemento vertebrador, parece ser tan solo productor de podredumbre. Y para ponerla de relieve nada mejor que llevar la situación hasta extremos casi insoportables donde los personajes parecen perder su naturaleza de humanos para ser bestias.





La austriaca Elfriede Jelinek, premio Nobel de Literatura




MADRID.- La austriaca Elfriede Jelinek, una de las más destacadas y controvertidas escritoras contemporáneas de habla alemana, ha sido galardonada con el Premio Nobel de Literatura. Autora de una gran obra lírica, narrativa y teatral, ganó reconocimiento internacional tras ser llevada al cine su novela 'La pianista' (1983), interpretada por Isabelle Huppert. Jelinek es la décima mujer galardonada con el Nobel de Literatura.

El jurado le ha concedido el premio, dotado con 10 millones de corones suecas (1,1 millones de euros, 1,36 millones de dólares) por "el flujo musical de voces y contravoces en sus novelas y obras de teatro, que con un extraordinario entusiasmo lingüístico revelan el absurdo de los clichés sociales y su subyugante poder".

El premio se entregará el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

La escritora se mostró sorprendida por haber sido honrada con el galardón y señaló que lamentablemente no podrá recogerlo personalmente en diciembre por motivos de enfermedad. "Por supuesto que me alegro, no tiene sentido negarlo, pero siento en realidad más desesperación que alegría. No me siento preparada como persona para hacer frente a la opinión pública. Así me siento amenazada", afirma Elfriede Jelinek en declaraciones recogidas por la agencia de prensa austriaca APA.

Siguiendo su talante crítico hacia su país natal, la escritora subrayó que no creía que Austria, pueda colocarse el premio "como flor de ojal".

La enfermedad de la que habla Jelinek es fobia social, que sufre desde hace años, "a intervalos regulares". "No puedo soportar las muchedumbres" asegura.

Puja editorial

'La pianista', la obra en que se basa la película de Michael Haneke, fue editada en castellano por Mondadori a principios de los noventa, al igual que 'Los excluidos'. Ya ha anunciado que reeditará la primera en noviembre. Pero se trata de una autora prácticamente descatalogada, y la puja por los derechos de sus títulos está abierta. 'La pianista' obtuvo el Gran Premio del Jurado en Cannes 2001.

'El ansia', traducida por Carlos Fortea, fue publicada en su día por Versal (Anaya) y que ahora editará Destino (Planeta). Además, El Aleph Editores publicará en enero de 2005 la novela 'Las amantes' (1975). En catalán aparecerá de la mano de Editions 62. Su editora alemana es Rowohlt.

"Soy elogiada como autora dramática cuando en realidad yo no sé nada de teatro. Escribo contra el teatro. No me imagino nada más absurdo que personas vivas en un escenario", aseguró en su día la autora. Controvertida y polémica, Elfriede Jelinek fue ganadora en 1998 del Premio Georg Büchner , la más alta distinción de la lengua alemana. Entre sus novelas figuran 'Los amantes', 'Los excluidos', 'El ansia' y 'La pianista'.

Crítica social

Entre sus preocupaciones figuran la crítica social, el análisis de la condición de la mujer y el desarrollo de un lenguaje propio, muchas veces devenido en verdadero protagonista de sus obras. Feminista a ultranza y defensora de las ideas de la izquierda, Elfriede Jelinek ha sufrido en su país el ataque de los partidos de derecha y, tras la llegada al Gobierno de Jörg Haider, sus obras fueron prohibidas en los teatros públicos austriacos.

Elfriede Jelinek nació el 20 de octubre de 1946 en Mürzzuschlag (Estiria), y se crió en Viena. Con raíces checo-judías, a los cuatro años recibió clases de ballet y francés, más tarde una amplia formación musical.

En 1960 empezó a estudiar piano y composición en el Conservatorio de Viena. Después de su Abitur (bachiller alemán) se matriculó en la Universidad de Viena y estudió Ciencias del Teatro e Historia del Arte. En 1967 interrumpió sus estudios y comenzó a escribir. Lírica y textos en prosa aparecen en antologías y revistas literarias, antes de la publicación de su primer libro 'Wir sind Lockvögel baby' (Somos reclamos, baby') en 1970.



También traducción y cine

Actualmente Elfriede Jelinek figura entre los autores contemporáneos de habla alemana más importantes. En 1979 se estrenó su primera obra de teatro, 'Was geschah, nachdem Nora ihren Mann verlassen hatte oder Stützen der Gesellschaften' ('Lo que ocurrió después de que Nora abandonara a su marido o los pilares de las sociedades'), seguida desde entonces por otros textos teatrales. Jelinek ha entrado también en el terreno cinematográfico y radiofónico, así como la traducción al alemán de autores estadounidenses.

La austriaca es la décima mujer que ha sido premiada con el Nobel, después de la sueca Selma Lagerlöf (1909), la italiana Grazia Deledda (1926), la noruega Sigrid Undset (1928), la estadounidense Pearl S. Buck (1938), la chilena Gabriela Mistral (1945), la alemana Nelly Sachs (1966), la surafricana Nadine Gordimer (1991), la estadounidense Toni Morrison (1993) y la polaca Wislawa Ssymborska (1996).








http://www.elmundo.es/elmundolibro/2004/10/07/protagonistas/1097160781.html
http://www.elmundo.es/elmundolibro/2004/10/07/protagonistas/1097147317.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Elfriede_Jelinek

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más