Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Música Actriz Periodista Escultora directora de cine activista Defensora de derechos humanos Arte Política abogada compositora Fotógrafa Profesora investigadora medica Arquitecta Maestra Historiadora Filosofa fotografa Ilustradora Rosas para todas nuestras heroínas Socióloga dibujante Mujeres Creadoras Artista plástica Novelista bailarina guionista Educadora Pintura coreógrafa pianista química sindicalista Diseñadora Literatura literata Psicóloga Ecologista Pedagoga cineasta jurista Documentalista Narradora feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Descubridora Fisica Poetisa Teologa ceramista científica Anarquista Artesana Cuentista Dramaturga Economista Enfermera Filóloga Jueza cantautora matemática Actriz de teatro Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora gráfica Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

jueves, 17 de mayo de 2018

Friederike Mayröcker poeta


Friederike Mayröcker (nacida en Viena el 20 de diciembre de 1924) es una poeta austriaca.

Comenzó a escribir a los 15 años de edad. En 1946 publicó sus primeros trabajos en el periódico Plan. Desde 1946 hasta 1969 Mayröcker trabajó como maestra de inglés en varias escuelas públicas en Viena. En 1969 abandonó su trabajo como maestra y en 1977 se retiró .

Mayröcker es reconocida como una de las poetas austriacas contemporáneas más importantes. También tuvo éxito con obras para la radio. Cuatro de ellas las escribió junto a Ernst Jandl, con quien vivió desde 1954 hasta la muerte de él en 2000.

Mayröcker describe su forma de trabajo de esta manera: "Vivo en imágenes. Veo todo en imágenes, todo mi pasado, los recuerdos son imágenes. Transformo imágenes en palabras ascendiendo por la imagen. Camino dentro de ella hasta que se transforma en lenguaje."​

Su vocación experimental y dadísta ha sido reconocida con premios como el Friedrich Hölderlin o el Georg Büchler a toda su carreta literaria entre otros múltiples reconocimientos y premios.

Su obra, salvo piezas sueltas en revistas o antologías, no ha sido traducida al castellano


Inventario de un lapso de vida

en mi mochila
un tronquito de tomillo
dos monedas
un lápiz romo
anotaciones arrugadas
migas de galleta
una pinza verde para la ropa
la tarjeta de visita de una germanista japonesa
un peine pequeño y desdentado
las hormigas de Dalí sobre una hoja de música





Mejor viajar en los pensamientos, Hokusai

sobre la espalda, o bajo la lámpara
correr al pie del Fuji y mirar hacia arriba
la punta nevada, las botas de nieve
húmedas y frías, el collarín marchito.
Cómo, pregunto, indagación de la distancia
con los propios pies, cómo, pregunto, experiencias de la distancia
con los propios ojos. Como unir la nostalgia por la distancia
con lo sedentario. Como, pies y ojos,
lágrimas y placer.


Retorno a ti mi niño muerto
Tengo un niño yace enterrado
con dos ojos-ojos azules
dos ojos del color del pomito de olor
y las aves trizadoras de Etiopía acuden en bandadas
en torno a sus dos ojos azules para arrancarlos con sus picos
y los pequeños cisnes de Seckau
que querían venir al bautismo
se han vuelto volando
mi bello niño muerto yace sobre mí
y encima de mí ha respirado
yo oía sus largos alientos dormidos
parecía el murmullo de las hojas en los árboles estivales
cuando bajo la techumbre de esos árboles él y yo nos acuclillábamos
y las hojas verde esmeralda murmuraban
y él me miraba desde sus ojos azules
y los árboles seguían murmurando luego y murmuraban:
pronto estará muerto.
pusimos luego en la iglesia su ataúd
tenía tan sólo una pequeña ventanita
por la que él miraba hacia afuera
es mi niño
y se llamaba como el cielo azul y el arrebol
y el viento matinal en primavera y las hojas en la copa murmurante
y el narciso y el más bello de los días
y aunque le había cerrado los ojos
los párpados volvían y volvían a elevarse
tenía ojos azules y una redonda naricita
y una boca entreabierta con dos hermosos dientes
era un varoncito
era un regalo como jamás lo había antes recibido
lo amo por sobre todo
está muerto
ya no volverá jamás
a mi brazo izquierdo a mi brazo derecho a mis dos brazos
a mis pechos yaciendo sobre mí yo inclinada sobre él
las aves todas los arroyos todos las piedras todas las nubes todas y el humo
vienen a la ventanita y contemplan a mi niño muerto
yo le tejo una guirnalda de diente de león silvestre
le entrelazo un suave cestillo para el rostro
plantaré sus ojos azules en la tierra
como un par de flores de azafrán
derramaré sus cabellos rubios
esparciré su boca su nariz su piel
sus rodillas y muslitos
sus uñas sus lugares rubicundos en los pliegues del codo
jugaba con pequeños caballitos y borriquillos de crin rizada
con espiralados caracoles a la vera del camino
y soplaba en sus cuernos
y se posaba gozoso las antenas de las mariposas
y compartía con las lilas
las nubes de lluvia y a las bellísimas nubes saturadas de la siesta
a los balcones los conocía por su nombre
y como Miró escribía en ellos: »s 5«, »s 5«, »s 5«, y sin cesar
salteaba muchas cosas
y arriesgaba los saltos más osados de hocico a hocico de oveja
hasta que la lana se desgreñaba más y más
le gustaba encrespar el agua con la mano
y yo arreglaba cosiendo su peinado
él sacaba hacia adelante la bandera negra
y a su horquilla le ponía un asta
la mandaba a buscar el cordero pascual de mansa errancia
e iba por la punteada curvatura de un arbusto maduro de viburno
se iba a menudo con mi sombrilla azul
yo gritaba detrás de él y lloraba por su dulzura

(él está muerto él es mi todo)

Obras 
Gesammelte Prosa 1949-2001 (Prosa seleccionada) ed. por Klaus Reichert, 5 volúmenes, Fráncfort del Meno, 2001
Magische Blätter I-V (Páginas mágicas I-V), Fráncfort del Meno, 2001
Requiem für Ernst Jandl (Réquiem por Ernst Jandl), Fráncfort del Meno, 2001
Mein Arbeitstirol - Gedichte 1996-2001 (Mi Tirol trabajador – poemas), Fráncfort del Meno , 2003
Die kommunizierenden Gefäße (Los vasos comunicantes) Fráncfort del Meno, 2003
Sinclair Sofokles der Baby-Saurier (Sinclair Sofokles el bebé dinosaurio) con ilustraciones coloreadas de Angelica Kauffmann, St. Pölten, 2004
Gesammelte Gedichte 1939-2003 (Poemas escogidos) ed. por Marcel Beyer, Fráncfort del Meno, 2005
Und ich schüttelte einen Liebling (Y me sacudí un favorito), Fráncfort del Meno, 2005

Obras radiofónicas
Die Umarmung, nach Picasso (El abrazo, según Picasso)
Repetitionen, nach Max Ernst (Repeticiones, según Max Ernst)
Schubertnotizen oder das unbestechliche Muster der Ekstase (Memos de Schubert, o el modelo incorrupto del éxtasis)
Arie auf tönernen Füßen (Aria sobre los pies de barro)
Das zu Sehende, das zu Hörende (Ser visto, ser oído) Obtuvo el premio a la obra radiofónica de ORF
Die Kantate oder, Gottes Augenstern bist Du, (La cantata o, eres las estrellas de los ojos de dios) música por Wolfgang von Schweinitz (2003)

Con Ernst Jandl:
Der Gigant (En giante)
Gemeinsame Kindheit (Infancia juntos)
Five Man Humanity / Fünf Mann Menschen
Spaltungen (Divisiones)
Libreto[editar]
Stretta, música de Wolfram Wagner. Estreno mundial en la Sirene Opera, Viena 2004



No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más