Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

miércoles, 31 de octubre de 2012

La organización del cuidado de los hijos sigue principalmente a cargo de las mujeres a pesar de que ambos padres trabajen.


Una investigación determinó que persisten más exigencias sobre madres que padres
Un estudio realizado a mujeres y hombres de clase media porteña concluyó que “si bien existen diversas modalidades de interacción entre varones, cónyuges e hijos, esta tendencia no hace que la división de actividades entre padres y madres sea equitativa, ya que sobre las mujeres recaen las mayores exigencias”.
"A pesar de que ambos padres trabajen, la organización del cuidado de los hijos sigue principalmente a cargo de las mujeres", señaló la socióloga Elsa López, una de las coordinadoras de la investigación realizada sobre 30 mujeres y 21 varones de la Ciudad de Buenos Aires que trabajan y que tienen al menos un hijo.
Los resultados del estudio, que también fue coordinado por la doctora en Ciencias Sociales Liliana Finding y financiado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, fueron publicados en el libro “Maternidades, paternidades, trabajo y salud. ¿Transformaciones o Retoques?”.
En él, las autoras concluyeron que "existen más retoques que transformaciones porque pese a las declaraciones de las mujeres en el sentido de compartir con sus parejas de manera equitativa las cargas relacionadas con el cuidado de los hijos, todavía recaen sobre ellas mayores exigencias".
Entre los cambios, las investigadoras, ambas del Instituto Gino Germani, destacaron que "actualmente las mujeres otorgan gran importancia al desarrollo profesional y no podrían ni querrían dedicar mayor tiempo al cuidado del hogar y de los hijos".
"La experiencia de los varones ha sido históricamente distinta, ya que ni el matrimonio ni el crecimiento de la familia afectaron su desempeño en el trabajo ni en el hogar -explicaron- pero hoy algunos intentan reestructurar sus horarios laborales haciéndolos más flexibles para poder colaborar con el cuidado de sus hijos".
En relación a las continuidades, las especialistas advirtieron que "a pesar del aumento en la edad a la unión y el retraso de la edad al primer nacimiento, se comprueba la permanencia de argumentos tradicionales en las motivaciones para tener hijos y en el número imaginado de éstos".
Advirtieron que "las dificultades de las mujeres para delegar quehaceres socialmente aceptados como femeninos y sus sentimientos de culpa por no cumplir con los mandatos de `buena madre y ama de casa` congelan en esos lugares el rol de las mujeres.
“No obstante -continuaron- dejan trascender cierta desvalorización del ejercicio exclusivo del papel de guardianas del hogar".
En referencia a la división de tareas, el estudio arrojó que “las mujeres se ocupan de la salud y la escuela de sus hijos, son tejedoras de redes, se apoyan en la ayuda de empleadas para compatibilizar la vida profesional de la pareja con el cuidado de los hijos y la administración del hogar”.
“Con respecto al cuidado de los hijos -advirtieron- los varones tienen una presencia más puntual en el ámbito privado: el juego es un medio fundamental para la comunicación con sus hijos, pero también los bañan, los cambian y los alimentan”.
El ámbito público es característico de los hombres: “son ellos los que los llevan al jardín/guardería, a los cumpleaños, a la plaza".
Según las especialistas, estos "retoques" no se convierten en transformaciones “por el fuerte arraigo de pautas culturales que resisten el cambio”.
“Si desde la educación formal y no formal (grupos de concienciación y organizaciones no gubernamentales que trabajen en este tema) no se educa a los niños para que adquieran una visión de género más equitativa será difícil producir una transformación de la división sexual del trabajo”, advirtió López.
Y añadió que “también debe propenderse a establecer un nuevo contrato social entre varones y mujeres que permita la corresponsabilidad en lo que respecta a la reproducción y la democratización de las relaciones entre sexos”.
La especialista aseguró que “para facilitar la compatibilidad familia-trabajo se requieren cambios en las actuales políticas sociales en el sentido de extender las licencias por maternidad y paternidad, regular adecuadamente la presencia de guarderías en los lugares de trabajo y ampliar la oferta de matrículas públicas y privadas de guarderías y jardines de infantes”.
También advirtió la necesidad de “repensar desde el mercado laboral horarios y modalidades más flexibles de trabajo para las mujeres madres y avanzar en la legislación para incrementar los permisos para el cuidado familiar durante la jornada laboral tanto para madres como para padres, entre otras medidas”.
“Una mayor articulación entre instituciones laborales y educativas podría favorecer la conciliación entre maternidad y trabajo, con lo cual se reducirían prácticas perjudiciales para las carreras laborales y la vida de las mujeres”, concluyó.

http://web.telam.com.ar/nota/41446/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más