Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política Fotógrafa investigadora medica Arquitecta Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista urbanista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 10 de noviembre de 2012

PARVIN ARDALAN



“Si eres mujer y vives en Irán, te darás cuenta muy rápidamente de que tienes que luchar para conseguir tus derechos” IRÁN, 1967 Escritora y periodista, es una de las fundadoras del Centro Cultural De Las Mujeres (Markaze Farhangi-e Zanan). Ha sido editora de la revista feminista digital Zanestan y es una de las iniciadoras de la Campaña de un Millón de Firmas para la igualdad de derechos. En el año 2007 recibió el Premio Olof Palme para su trayectoria y lucha por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres en Irán.

Es 6 de marzo del 2007. Parvin Ardalan aparece en la pantalla del televisor leyendo su discurso de agradecimiento por el premio que acaba de recibir, el Premio Olof Palme que cada año se otorga a una personalidad por su “extraordinario hazaña” en el ámbito de la paz, de la igualdad o de la seguridad. Su mensaje se transmite durante la ceremonia de entrega del premio en directo desde Teherán porque cuando el 3 de marzo del 2007 Parvin quiso viajar a Estocolmo junto con su hermana para recibir su premio, las autoridades iraníes la obligaron a salir del avión de Air France apenas unos instantes antes del despegue y le confiscaron su pasaporte.

¿De qué cargo la acusaban? Poner en peligro la seguridad nacional. Es un cargo común en Irán contra las activistas del movimiento feminista y también contra activistas de otros movimientos sociales, como el movimiento estudiantil. Pero los múltiples obstáculos que siembran las autoridades en el camino de las personas que luchan por la igualdad de derechos y la libertad no han detenido sus acciones y reivindicaciones.

Parvin Ardalan lleva más de 15 años luchando contra las discriminaciones que sufren las mujeres en Irán y a pesar de las dificultades nunca ha renunciado ni ha comprometido sus ideales. En el año 1990, junto con otras feministas iraníes, fundó el Centro Cultural de Las Mujeres. Se trata de la primera ONG iraní en defensa los derechos de las mujeres además de ser un centro de documentación y de análisis. Parvin Ardalan fue sucesivamente editora de la revista feminista en línea Zanestan (que significa “la ciudad de las mujeres”) creada en el año 2005 y de la pagina web “Iranian Feminist Tribune” (“Tribuna de las Feministas Iraníes”). Tanto la revista como la web y el centro fueron clausurados por orden judicial en el año 2007. Todas estas prohibiciones, de censuras e incriminaciones empezaron después del 12 de junio del 2006, cuando el movimiento de mujeres, encabezado por Parvin Ardalan, Nushin Ahmadi Khorasani o la poeta Simin Behbhani (nominada al Premio Nobel de Literatura en 1997) organizaron una manifestación pacifista en la Plaza Hafte-Tir de Teherán para denunciar las leyes discriminatorias en contra de las mujeres iraníes. Un día antes, las fuerzas de seguridad notificaron a las organizadoras que si seguían con la manifestación tendrían que asumir las consecuencias. Nada las detuvo. A las cinco de la tarde todas las mujeres empezaron a reunirse en la plaza. La represión fue muy dura y las mujeres fueron violentamente silenciadas: la policía las dispersó golpeándolas con porras y usando gases lacrimógenos. Más de 70 mujeres fueron arrestadas. A partir de este momento, cualquier actividad de las feministas iraníes fue prohibida por “atentar contra la seguridad nacional”.

A pesar de este clima de represión, Parvin Ardalan y otras militantes feministas iraníes decidieron lanzar la campaña “Un Millón de Firmas Para Pedir Cambios de las Leyes Discriminatorias”. La campaña empezó oficialmente el 27 de Agosto del 2006, durante un seminario titulado “El impacto de las leyes en la vida de las mujeres”. Una de las primeras en firmar la petición fue la premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi.

Para Parvin Ardalan el objetivo de esta campaña es acabar con todas las discriminaciones legales basadas en el género, como por ejemplo las leyes de divorcio y de la custodia de los hijos, todas arraigadas en la legislación iraní. Desde el año 2006, las voluntarias de la campaña, muchas de ellas mujeres jóvenes de edades entre 20 y 25 años, recorren todo el país para reunir un millón de firmas como medio de presión sobre el Parlamento iraní para que cambien estas leyes. Pero Parvin es consciente de que el mayor logro de la campaña no es una reforma legislativa inmediata sino un cambio de actitudes de las personas hacia estas leyes. Con la campaña, lo que han conseguido es llamar la atención de la opinión pública, tanto de mujeres como de hombres, sobre el hecho de que promover los derechos de las mujeres conlleva de manera más amplia una promoción y la defensa de los valores democráticos.

De hecho, además de reunir firmas, la campaña pretende ser un espacio y una herramienta de empoderamiento de las mujeres iraníes, creando conciencia de género, y canalizando las voces de las mujeres. Además,la iniciativa quiere ser un vehículo de acción y de promoción de valores igualitarios y democráticos. Por ello, organizan en todo el país talleres de sensibilización, tertulias, y difunden folletos informativos. Utilizan las nuevas herramientas tecnológicas, como Internet, para difundir los mensajes de la campaña. La originalidad y la fuerza del movimiento es haber logrado integrar a mujeres y hombres de edades diferentes, de orígenes sociales y culturales diferentes. Además, la campaña manifiesta abiertamente que no está en contra de los principios islámicos ni del sistema político iraní.

Sin embargo, precisamente bajo la acusación de lanzar “propaganda contra el Estado”, en el año 2007 Parvin fue detenida junto con otras 33 militantes y sentenciada a dos años de prisión. Todas las actividades de las personas que integran la campaña están vigiladas y prohibidas, las activistas son perseguidas y detenidas por la justicia iraní (muchas veces sin cargos claros) pero afirman que nada las detendrá. Para Parvin “si eres una mujer y vives en Irán, te darás cuenta muy rápidamente de que tienes que luchar para conseguir tus derechos”.

A pesar del contexto muy difícil y represivo, sus esfuerzos fueron reconocidos internacionalmente. Además del premio Olof Palme, la campaña recibió numerosos galardones, entre otros, el Premio Simone de Beauvoir de las Mujeres para la Libertad, el Premio de Reporteros sin Fronteras y el Premio Deutche Well para la página web de la campaña. Para Parvin, estos premios han proporcionado a la campaña un reconocimiento internacional y han dado mucha esperanza a las activistas dentro de Irán y a los y las seguidoras fuera del país.

La lucha de Parvin Ardalan y de sus compañeras no es solamente un desafío dentro de Irán sino también fuera. Ha conseguido romper con muchos estereotipos sobre mujeres que viven en sistemas patriarcales muy extremos. Ha demostrado que las mujeres iraníes quieren, saben y pueden defender sus derechos como muchas mujeres en el mundo. Parvin nos dice: “Estoy orgullosa de ser una mujer laica que pertenece a un movimiento con una trayectoria de más de 100 años de lucha y de resistencia para conseguir los derechos de las mujeres. Durante más de 100 años, nosotras también, como nuestras hermanas en el mundo, hemos luchado para conseguir nuestros derechos humanos más básicos “.

CLAVES PARA ILUSTRACIÓN

- La campaña de las 1.000 firmas asociada a la defensa de los derechos humanos y de los derechos de las mujeres
- Con la campaña, lo que han conseguido es llamar la atención de la opinión pública, tanto de mujeres como de hombres, sobre el hecho siguiente: promover los derechos de las mujeres conlleva de manera más amplia una promoción y la defensa de los valores democráticos
- “Estoy orgullosa de ser una mujer laica que pertenece a un movimiento con más de 100 años de historia de lucha y de resistencia para conseguir los derechos de las mujeres. Durante más de 100 años, nosotras también, como nuestras hermanas en el mundo, hemos luchado para conseguir nuestros derechos humanos más básicos “

Autora del texto :Charlotte Van den Abeele


FUENTES
Campaña “Change for Equality”
Mir-Hosseini, Z. (2006) “Is Time on Iranian Women Protesters’ Side?” en Middle East Report Online
Sverige Radio (2008) “Palme Prize to Iranian Women’s Right Activist”
http://www.we-change.org/english/spip.php?article214
http://www.iranian.com/main/singlepage/2008/parvin-ardalan
http://www.we-change.org/english/spip.php?article46
http://www.1325mujerestejiendolapaz.org/otrsem_parvin.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más