Acerca de nosotras ·

domingo, 16 de agosto de 2015

Hilda Hongell (1867-1952)


Hilda Hongell fue una de las primeras arquitectas finlandesas, perteneciente a la primera generación de mujeres que a finales del siglo XIX comenzó a consolidar una carrera profesional fuera del hogar. Su intensa producción arquitectónica durante la década de 1890 y principios de 1900 la constituye como principal autora de la localidad costera de Mariehamn, la cual se considera el principal fundamento de la historia arquitectónica de la ciudad.


Hilda Hongell (nacida Hilda Elisabeth Sjöblom) nació el 16 de Enero de 1867 en Mariehamn, ciudad capital de la Provincia Autónoma de las Islas de Åland (Finlandia), fundada en 1861. Su padre Johan Andersson Sjöblom (1831-1888) fue concejal de Mariehamn, pero en su tiempo libre se dedicaba a diseñar residencias para los futuros habitantes de la isla. Hongell lo asistió desde pequeña, desarrollando su interés en el diseño y la construcción.

En 1889, tras la muerte de su padre, Hongell continuó diseñando residencias en Mariehamn. Debido a la falta de oportunidades en las Islas de Åland para formalizar su formación como proyectista viajó en 1891 a Helsinki e inició sus estudios en la Escuela Industrial (fundada en 1871), en una época en que únicamente hombres eran admitidos. En 1893 recibió el título de Master Builder, convirtiéndose en la primera mujer en recibir este título, y en 1894 inició sus estudios en Arquitectura en la misma institución. Resulta interesante mencionar que Finlandia fue el primer país europeo en permitir a las mujeres cursar estudios profesionales de arquitectura y recibir un título, aunque inicialmente fuesen llamadas “estudiantes especiales”.

En 1896 Hilda Hongell se incorporó a trabajar en un estudio de arquitectura en Helsinki, un año después contrajo matrimonio con Sandrid Hongell (1870 – s.f.), con quien trabajó y diseñó en conjunto durante los primeros años de su carrera.

Entre los aspectos que más llaman la atención de la producción de Hongell se encuentra su dominio casi total del mercado de la construcción de residencias privadas en Mariehamn durante la década de 1890 e inicios de 1900, período que coincidió con una serie de transformaciones en la ciudad: la inauguración de una “Casa de baño” (balneario) en 1889, construida con el fin de atraer a turistas, la cual provocó un particular incremento en la población (tras 30 años de inactividad se duplicó en menos de 10 años) y un creciente el interés por parte de los habitantes en hacer de la isla una “estación balnearia de moda”.

El papel que tuvo Hilda Hongell en el proceso de expansión y modernización de la ciudad de Mariehamn fue determinante, pues se le atribuye el diseño de al menos 98 edificaciones (44 de ellas aún se encuentran en pie). La Dra. Mia Åkerfelt se plantea en su tesis doctoral este interrogante ¿Qué valor agregado podría ella ofrecer a los clientes de Mariehamn? Éste hecho puede atribuirse a varios factores determinantes: en primer lugar a su infancia, su comprensión e interpretación de las tradiciones locales de construcción y vivienda, en segundo lugar su experiencia como asistente de su padre en la administración pública y en la construcción de residencias, la cual le permitió consolidar una lista de clientes privados, y finalmente su formación profesional, ya que fue capaz de superar al resto de dibujantes y proyectistas de Mariehamn al tener conocimiento de nuevas soluciones técnicas y tendencias arquitectónicas contemporáneas. El conocimiento de las necesidades de los habitantes de Mariehamn, al combinarse con las tradiciones locales y la expectativa de cómo debería verse un pueblo costero dieron origen a una nueva tradición arquitectónica.

Entre los principales aportes de Hongell se pueden mencionar: una propuesta novedosa de alojamiento para turistas (en amplios apartamentos con terrazas), la adaptación de la vivienda tradicional de Mariehamn (sala, comedor y cocina) a los ideales burgueses, al incorporar un pórtico en la entrada principal de cara a la calle, balcones, terrazas y ornamentos característicos del Swiss style. Sus aportes siguen siendo hasta este día el fundamento de la historia arquitectónica de la ciudad.

A partir del nacimiento de su segundo hijo en 1902, Hongell disminuyó su producción arquitectónica; se han registrado un total de 107 proyectos diseñados a lo largo de su vida, la última edificación diseñada para la ciudad de Mariehamn data de 1912 y el último proyecto registrado fue un edificio en las islas de Åland en 1928.

Hongell falleció el 10 de junio de 1952, a los 85 años de edad.





Agradecemos a  Mia Åkerfelt  que ha elaborado una tesis sobre el trabajo de Hilda  acercandonos sus aportes.
http://www.alandstidningen.ax/kultur/doktorerar-pa-hongells

https://undiaunaarquitecta.wordpress.com/tag/hilda-hongell/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más