Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

jueves, 19 de noviembre de 2015

Alika Kinan Sanchez


Alika Kinan Sanchez, nacida el 24 de junio de 1976, alternadora. Pisó Ushuaia y no sólo el viento y la helada la despabilaron. También, la apertura de “un legajo”, en el que la Policía acreditaba que no tenía antecedentes penales y un médico negaba que tuviera enfermedades de transmisión sexual. Eran los requisitos de la Dirección de Comercio e Industria de la Municipalidad para trabajar en cualquiera de los tantos cabarets de la ciudad. Su primer legajo es del 96. Tuvo montones. El último es de 2010, cuando ya estaba vigente la Ley 26.364 de Prevención, Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas. Esos documentos hoy forman parte de la causa en la que por primera vez una víctima de trata se reconoce como tal y se planta como querellante. Alika no sólo demanda a sus proxenetas, también pide una reparación moral y económica al Estado. La causa fue elevada al Tribunal Oral de Ushuaia, el juicio será el año que viene y la expectativa es enorme, ya que su historia puede sentar precedente y alentar a otras víctimas a reclamar sus derechos.


Nieta, hija y sobrina de mujeres prostituidas por todos los varones de la familia, parecía difícil escapar del mandato. Y se hizo imposible cuando sus padres la abandonaron a los 15 años, dejándola a cargo de su hermana de 9. Entonces intentó varios trabajos, hasta cocinar alfajores de maicena, pero nada resultó. Su padre fue claro: “Vos ya sabés lo que tenés que hacer”. Y lo hizo. Vivía en Córdoba. Una reclutadora le habló de Ushuaia y enseguida aparecieron los pasajes de avión.


El Sheik -local entre pretencioso y decadente montado en la céntrica esquina de Roca y Gobernador Paz- era de Pedro Montoya y su pareja, gente bien conocida entre los vecinos. Alika vivió allí años, en una pieza que jamás pasó por una inspección. Allí dormía, comía y se entregaba. La oscuridad no acababa nunca en aquellas noches de diez, doce “pases”, con argentinos, chinos, filipinos, bolivianos, militares, obreros y funcionarios varios.


Ahora es de noche y Alika está otra vez frente a ese lugar que la terminó de vaciar. Había llegado rota, pero perder su libertad y someterse a la perversión fue (es) demasiado. Cuenta todo: en su retahíla hay alcohol, cocaína, golpes, sangre. En las partes más vergonzantes usa una sana tercera persona. Y habla de sus compañeras vulneradas, alejadas de sus hijos, aterradas, adictas sin querer, embarazadas por error, enfermas por los abortos.

La variaron por muchos cabarets (los varones se aburren, piden novedad), pero la terminaron rescatando en 2012 de El Sheik, que fue clausurado, como Candilejas y Black & White.


Al ser rescatada, Alika intentó escapar. “Te quieren matar. De repente las dejás sin trabajo, sin casa -dice la fiscal de instrucción María Hermida-. La primera reacción es negarse como víctimas y defender a los tratantes”.


María hizo reaccionar a Alika: “Venís de una familia de mujeres abusadas y vos tenés hijas. Esto lo tenés que cortar vos”. Alika buscó psicóloga y abogado y se rearmó.
“Es querellante y actora civil contra los tratantes y el Estado. Pide sanción penal para los dueños y encargados de El Sheik por el delito de trata y pide sanción civil por daños y perjuicios. Su demanda puede sentar jurisprudencia en el país”, dice su abogado, Jorge Pintos.


Pide 2.300.000 pesos. ¿Cómo tasar el dolor y el daño moral? Manuel Raimbault -su abogado civil- usó argumentos de la Organización Internacional del Trabajo “porque la trata y la explotación sexual se asemejan al trabajo esclavo y son comparables a los delitos de lesa humanidad”. Alika va por los bienes de sus explotadores y por el cumplimiento de la ley de trata, que habla de alojamiento, manutención, asistencia psicológica, médica y jurídica gratuitas. Ella sólo recibió un terreno vacío.


Se casó, tiene cinco hijos, trabaja en la universidad y creó Sapa Kippa, un instituto de género y ayuda a víctimas de trata. “Al reclamar derechos me di cuenta que estaba militando. Hablo desde el fondo del infierno, es mi verdad y la de muchas mujeres”. Su mensaje es claro: quien tiene miedo, quien no puede elegir, no es libre. La esclavitud no requiere cadenas.



La zona roja del fin del mundo, sin más cabarets


Los cabarets fueron por décadas parte del paisaje de esta isla helada rodeada de montañas siempre nevadas, y parte fundamental de la oferta casi turística de esta ciudad que se vende a sí misma como “el fin del mundo”.


Ushuaia tiene un puerto que está lleno de barcos pesqueros, buques militares y cruceros con turistas. Enfrente se impone una gran base naval con mil y pico de hombres de la fuerza.


Hubo una época en la que en la ciudad había una mujer cada cien varones. Y como la cultura siempre imperante descontó que los varones necesitan sexo como aire, llevaron chicas de Santiago del Estero, Corrientes, Formosa, Chaco. Luego paraguayas, bolivianas, peruanas, dominicanas. Ushuaia se convirtió en la zona roja más austral del mundo.


A partir de los 80 la isla se pobló y se llenó de familias, pero los cabarets siguieron allí, imperturbables, al lado de la iglesia, del jardín de infantes, con sus prepotentes luces de neón y sus nombres exóticos: Tropicana, Sheik, Black & White, Candilejas.


Ahora todos están clausurados. Tienen fajas judiciales y graffitis en aerosol de No a la trata, Ninguna mujer nace para puta. El año pasado la provincia prohibió la instalación de cabarets y locales de alterne (ley N°983).


Juan Soria, fiscal federal que participó en todas las clausuras, habla del reciente juicio en el que se probó la trata y los proxenetas del Black & White fueron condenados a 7 y 5 años de prisión. “Se probó la captación y el trabajo. Había extranjeras con necesidades económicas, que fueron agravantes.


Haber mostrado la ilegalidad hizo que la gente tomara conciencia de que estas mujeres son víctimas, antes nadie reparaba en eso, no había conciencia”.


Federico Sciurano, intendente desde 2007, dice que “fue un shock saber que había mujeres esclavas”, aunque parecería obvio tratándose de mujeres solas de otros países o de provincias tan ajenas a la nieve. Peor es la justificación de la no inspección de las piezas de los cabarets: “no estaban habilitadas”.


“La explotación sexual y la trata están. El delito sigue, sólo que mutó -dice desde la Fiscalía Fernando Rota-. Se usan departamentos privados y locales dudosos. Diría que la situación es casi peor porque ahora es más difícil de probar”.
Mariana Iglesias 

http://www.clarin.com/sociedad/Ushuaia-delito_de_trata-cabarets_0_1468053232.html

Leé también: "La gran mayoría no sabe que es una víctima de trata"
http://cronistaurbano.com.ar/alika-la-primera-esclava-sexual-que-lleva-a-juicio-su-calvario-clarin/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más