Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Escultora Actriz directora de cine Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte compositora abogada Profesora Política investigadora Arquitecta medica Fotógrafa Maestra Filosofa Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Historiadora Artista plástica Socióloga dibujante guionista Literatura literata química Antropologa Pintura bailarina sindicalista Educadora Diseñadora Ecologista Novelista Pedagoga Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Artesana Cuentista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Anarquista Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Documentalista Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

jueves, 6 de octubre de 2016

Karla Micheel Salas Ramirez feminista defensora de los derechos humanos



Karla Micheel Salas Ramírez (México, D. F., 1980) es abogada feminista y defensora de los derechos humanos mexicana. Es Secretaria de Derecho Internacional de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) e integrante del Consejo de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Fue la abogada del caso conocido como Campo Algodonero en México.

Ella, junto con David Peña Rodríguez, también integrante de la ANAD, fueron galardonados con el premio de Derechos Humanos 2010, que otorga el Consejo de Abogados de Europa, por su trabajo como defensores de derechos humanos en los casos de Feminicidio en Ciudad Juárez, así como de otros procesos en el interior de la República Mexicana
Como amiga no podemos dejar de destacar su calidad humana, su horizontalidad y empatía. Es un placer para nosotras recalcar su valor y su aporte a los avances en derechos de las mujeres, sumándonos al reconocimiento que desde todas partes del mundo se le hace. 

Karla es integrante de "Vidas feministas"  preciosa iniciativa mexicana que recupera el camino recorrido por algunas de ellas y su relevante contribución para avanzar en el acceso de los derechos humanos de las mujeres en las últimas décadas

Estas feministas, históricas, paritarias e igualitarias, no le han fallado a su Matria, han sido impulsoras de importantes avances en el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y niñas desde diversas trincheras. Mirar este avance a través de sus historias de vida, también nos ayuda a encontrar las similitudes, las diferencias, los distintos puntos de salida y el mismo punto de llegada que es la vida, la dignidad, la libertad, la seguridad y la justicia para las mujeres.





"Los hombres matan a las mujeres porque pueden"



En México un 47% de las mujeres mayores de 15 años ha sido víctima de violencia de género. La falta de atención del Estado, una sociedad permisiva con este tipo de violencia y el narcotráfico son algunos de los motivos por los que México se encuentra entre los países con mayores tasas de violencia machista.
Karla Michel Salas Ramírez (1980, Ciudad Juárez) es una valiente abogada mexicana que lucha por los derechos de las mujeres en su país y también fuera de él. Premiada con galardones que reconocen su labor en esta materia, como el premio Derechos Humanos 2010 otorgado por el Consejo de Abogados de Europa, Karla Michel desarrolla una batalla contra la violencia de género en el país del mundo en el que probablemente más casos de este tipo se suceden.
¿Por qué en México hay esta violencia exagerada contra las mujeres?
Lo primero, hay una debilidad legislativa clara. Hasta 1993 las mismas Naciones Unidas no dijeron que la violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos. La relatora de las Naciones Unidas sobre la violencia contra las mujeres, Rashida Manjoo, dijo que "los hombres matan a las mujeres porque pueden" y eso es lo que sucede en México. Hay una cultura que es permisiva. Cuando un marido maltrata a su mujer o una niña es víctima de violencia sexual por padres o abuelos, la sociedad la normaliza, lo calla. Hay una permisividad social que justifica esa violencia.
Otro punto cultural es que lo hombres creen que el cuerpo de las mujeres les pertenece y que pueden incluso privarlas de la vida. Luego hay que apuntar la impunidad, y es que el 98% de los crímenes están en impunidad. El Estado ni los gobernantes luchan contra este problema. Y claro, no nos podemos olvidar del narcotráfico. El circuito creado por productores, distribuidores y consumidores de droga es el culpable de gran parte de esta violencia. Si ya teníamos un problema en el país, el narcotráfico lo ha multiplicado.
¿Por qué acusa al Estado de ser uno de los principales culpables de la violencia de género?
El Estado no cumple su trabajo. No manda mensajes claros de que está para proteger; no manda mensajes claros de que la violencia contra las mujeres no está permitida, que no está tolerada; porque sí se permite y se tolera este tipo de violencia. Y porque su política de seguridad no ha considerado que esa violencia se ha exacerbado contra las mujeres, y ahora mismo, simplemente, las mujeres y las niñas son invisibles. En México las más pobres son las mujeres; los más analfabetos, son las mujeres; las más desempleadas, son las mujeres; las que peor cobran, son las mujeres.
¿Qué importancia tiene la representación femenina en puestos políticos para la lucha contra este problema?
Nosotras siempre decimos: 'cuerpo de mujer no garantiza conciencia de género'. Es importante que las mujeres ocupen escaños, pero desgraciadamente ese hecho no se ha visto reflejado en las leyes.
"Ahora mismo para el Estado, simplemente, las mujeres y las niñas son invisibles"¿Qué tipo de campañas ha llevado a cabo el Estado mexicano para tratar de concienciar sobre este tema?
Justo falta una decisión desde las más altas esferas del Estado, desde donde se mande un mensaje muy claro, para que la población y los servidores públicos sepan que la violencia machista no está permitida y que debe ser perseguida y castigada.
¿Ha habido mejoras en la defensa de la mujer?
Hemos avanzado. En 2007, por primera vez, tras 30 años de lucha, conseguimos una ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. Esta ley ha permitido identificar todas las formas de violencia contra las mujeres, establece la responsabilidad del Estado en la prevención, atención y la sanción de la violencia. Rompemos así el mito de que este tipo de violencia es sólo cuestión entre particulares. También a partir de la sentencia de Campo Algodonero hemos conseguido introducir en el Código Penal el tipo penal de feminicidio. Esto significa que ya es oficial que no se puede matar a las mujeres.
¿Copiaría alguna de las políticas realizadas en España?
España siempre ha sido un referente para el caso mexicano. En el DF se adoptaron muchas de las políticas implementadas en España, como la labor judicial respecto a estadísticas, medidas contra la violencia, medidas de protección a las víctimas y políticas en derechos sexuales y reproductivas como la irrupción legal del embarazo. Por cierto, España debe defender los avances logrados en esta materia.
¿Cómo es ser abogada feminista en México?
Yo me denomino abogada pro derechos humanos y feminista. No tengo ningún problema en definirme como feminista, pero hay un estigma o estereotipo alrededor a esta palabra. En México hay graves condiciones de riesgo para quienes trabajan defendiendo los derechos humanos y peores aún para quienes defendemos los derechos de las mujeres. Hay agentes del Estado —y no del Estado— en contra de nuestro trabajo; los que trabajamos en esta materia hemos sufrido atentados contra nuestra propia vida. Por ejemplo, una compañera sufrió cinco disparos, pero sobrevivió; más tarde la trasladamos a Ciudad de México pensando que allí estaría más tranquila, pero le volvieron a atacar. Ahora mismo debe ir permanentemente con escolta.
 ¿De qué ha valido la cuarta edición de 'Feminicidio en Mesoamérica', celebrada en Madrid?
Este foro ha permitido abordar desde diferentes perspectivas el feminicidio, en este caso desde lo que sucede en Guatemala, en el Salvador y en México. Y de todo lo que hemos hablado han salido conclusiones pero también más preguntas. No pretendemos sacar soluciones, pero sí empezar a dibujar algunas alternativas. Una conclusión clara es que los feminicidios se pueden erradicar. Cuando haya países en los que se respeten los derechos humanos y a las mujeres, desaparecerán estos crímenes.
¿Cómo entendemos los feminicidios?
Los feminicidios son la máxima expresión de la violencia de género, es la violencia contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres.
¿Cree necesaria la crudeza en la descripción de los hechos en los medios de comunicación?
Hay violencia que resulta innecesaria y si se puede omitir, tanto en los medios escritos como en los visuales, estará bien. Naciones Unidas ya se ha pronunciado al respecto. Lo ha hecho sobre la hambruna en África: antes ponían imágenes de niños con moscas, con la panza inflamada y ahora ponen a niños con cara de felicidad porque es a lo que aspiramos. La imagen que tiene la mujer en los medios de comunicación no resulta positiva.
¿Qué significa ser mujer en México?
Ser mujer en México significa estar recordando continuamente a los hombres, a la sociedad, al Estado, que existimos, que somos seres humanos, que tenemos y exigimos nuestros derechos. No somos víctimas, sino ciudadanas que exigimos nuestro lugar en la sociedad. Nuestra voz se tiene que escuchar.
¿Qué futuro ve para las mujeres en México?
Yo espero para México y para el mundo sociedades justas y democráticas, donde todos sean iguales, donde los derechos de las mujeres sean una realidad y yo no lo veo como una utopía, sino como algo perfectamente alcanzable. Estoy convencida de que los feminicidios se pueden erradicar. Espero no tener que estar hablando de la tragedia o de la muerte, sino de nuestros derechos.

MARIO RUIZ-AYÚCAR DORADO


Imagén de una conferencia de Karla 


ENTREVISTA GEA – KARLA MICHEL SALAS RAMÍREZ


Las mujeres y las niñas de Ciudad Juárez son prescindibles para las autoridades mejicanas. Casi 2000 mujeres fueron asesinadas en Ciudad Juarez desde 1993, el 60% en los últimos 6 años. Los militares enviados por el gobierno mejicano son nuevos actores en los feminicidios. Karla Michel Salas Ramírez, presidenta de la Asociación de Abogados Democráticos (ANAD), recibe a GEA PHOTOWORDS para hablar de estos temas.




Karla Michel Salas Ramírez es presidenta de la Asociación de Abogados Democráticos (ANAD), experta en litigio estratégico y abogada del caso conocido como “Campo Algodonero” en Méjico. Lleva 12 años trabajando en la asociación “Nuestras Hijas de Regreso a Casa”. Una organización de familiares y amigos de víctimas de los feminicidios en Ciudad Juarez, registrados desde 1993. La denuncia y la prevención de estos crímenes y la lucha contra la violencia de género en el país se han convertido en un objetivo vital para la letrada. Ahora la asociación pasa por un mal momento, las condiciones de Ciudad Juárez impiden el trabajo allí. “Acompañamos a las familias, buscamos desaparecidas, presentamos denuncias y esperamos que en algún momento podamos encontrar justicia para todas esas mujeres asesinadas”, explica.

Pero hoy, como denuncia la activista, esta tarea se convierte en una misión imposible. Las integrantes de la organización han sufrido varios ataques a lo largo de su vida, por lo que actualmente Karla Michel vive en Ciudad de Méjico. La presidenta de “Nuestras Hijas de Regreso a Casa”, Norma Andrade ha sufrido varios atentados. Maricela Ortiz, copresidenta, se encuentra actualmente en trámite de asilo político en los Estados Unidos tras sufrir diversas amenazas.

Salas ha recibido a GEA PHOTOWORDS en Madrid donde ha participado en el primer debate sobre esta lacra en el marco del crimen organizado y la respuesta estatal en la región mesoamericana, junto a la Asociación de Mujeres de Guatelama. Miles de mujeres son asesinadas cada año en ese lado del planeta. El 95% de los crímenes sigue sin culpables. En las últimas dos décadas, casi 2000 mujeres han sido asesinadas en Ciudad Juárez, según cifras del Colegio de la Frontera Norte, el 60% de los crímenes se han cometido en los últimos seis años.

Porque  las mujeres son las víctimas favoritas de las fratrías violentas como los cárteles de la droga, las mafias, los cuerpos ilegales y clandestinos de seguridad (CIACS) y las pandillas, denuncia Karla. “Sólo pedimos que las autoridades hagan su trabajo. En el caso de las asesinatos, que investiguen y sancionen a los responsables. Las familias quieren saber por qué se las llevaron, por qué les hicieron lo que les hicieron y por qué las mataron. Las familias necesitan que los responsables paguen por ello para que no vuelvan a hacer lo mismo con las hijas de otros“.

Su Asociación lleva casos como el de Esmeralda Castillo. Una joven de 15 años desaparecida hace 5. Su padre es uno de los pocos hombres en Méjico que ha alzado la voz para exigir a las autoridades que hagan su trabajo. “La seguimos buscando porque tenemos indicios que nos llevan a pensar que la niña sigue viva y está siendo víctima de una red de trata”, explica la abogada. “Hace año y medio su padre sufrió una terrible represalia, siendo acusado de un delito que no cometió y condenado a prisión durante 8 meses”, añade. Karla denuncia que las condiciones para las familias son muy complicadas. Un extremo que les ha llevado a buscar la presión internacional que exija al gobierno la imposición de límites. Las activistas ni siquiera denuncian a las redes o a las autoridades, en el caso de muchas desaparecidas por el riesgo que supone, directamente se lanzan a la calle a buscarlas.
En I Seminario Internacional “Feminicidio/Femicidio en Cuenca ( Ecuador ) junto con representantes de Colombia, Guatemala y España.

La pasividad del gobierno mejicano es otro de los ingredientes que fortalece el crimen organizado, asegura la activista. Según explica, las niñas y las mujeres no son importantes para el estado. “No son una gran pérdida para la sociedad, son pobres, perfectamente prescindibles para las autoridades”, exclama. Los índices de impunidad alcanzan casi el 100% de los casos de feminicidio en Méjico. Sólo dos de cada 100 son sancionados. “Son crímenes evidentes. Tienes el cuerpo de la mujer privada de la vida de una forma brutal y tienes identificado al sujeto que cometió ese crimen, en la mayoría de los casos conocido de la víctima. ¿Qué más quieren?”. Karla reitera que las mujeres se llevan la peor parte del crimen organizado: “¡porque es en sus cuerpos donde se está disputando esa guerra!”, denuncia.

Para la activista mejicana, la hoja de ruta trazada por su gobierno para hacer frente a esta lacra es el ejemplo de lo que nunca se debe de hacer. El ejecutivo ha enviado 8.000 militares armados a la zona fronteriza. El objetivo, poner fin al crimen organizado que se debate entre el cartel de Juarez y el de Sinaloa con el tráfico de drogas de telón de fondo. Pero el efecto ha sido el contrario, alerta, ahora se ha sumado un nuevo actor a los feminicidios. “Ya teníamos al marido, al ex esposo, a la pareja, al pretendiente, a los narcotraficantes, a los pandilleros y ahora tenemos también a los militares”.

Ciudad Juárez es conocida en todo el mundo como la ciudad del feminicidio. Pero, la letrada recuerda que los crímenes contra las mujeres no sólo se producen allí. “A pesar de estos 20 años de lucha y de asesinatos diarios, la comunidad internacional no puede ver el exterminio contra las mujeres como algo correcto. No es normal que a pesar de contar con una sentencia internacional, a pesar de la difusión que se ha dado en los medios de comunicación, los crímenes no sólo no se reduzcan, sino que aumenten”, apunta. Ahora buscan alternativas para que los criminales sean juzgados fuera de su país. “Lo que ocurre en Ciudad Juarez no es un problema de Méjico, sino de toda la comunidad internacional”.

Karla confiesa que suele ser positiva a pesar de encontrase tantas barreras. Su tarea diaria es su vocación. Un camino elegido desde hace años porque nunca quiso hacer otra cosa en la vida, confiesa. “Como dice una amiga mía guatemalteca, María Eugenia Solís, no podemos quejarnos. No estamos llamadas a cambiar la historia de la humanidad. Hagamos lo que podamos y pongamos ese granito de arena en esa pequeña parte de la historia que nos ha tocado vivir”.


Por Gemma Rodríguez Betrian para GEA PHOTOWORDS
Gemma Rodríguez Betrian es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha desarrollado su carrera periodística en diversos medios durante los últimos diez años. Punto Radio, Onda Cero, el diario ABC, Europa Press o Intereconomía entre otros. Enviada especial a países en conflicto y crisis humanitarias, siente especial interés por los temas sociales y la política internacional. En la actualidad, es la responsable de comunicación de Fundación Amigó, además de colaborar en diversas publicaciones.



http://www.cimacnoticias.com.mx/node/70401
http://www.geaphotowords.com/blog/entrevista-gea-karla-michel-salas-ramirez/
http://www.publico.es/actualidad/hombres-matan-mujeres.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Karla_Micheel_Salas_Ram%C3%ADrez
http://www.vidasfeministas.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más