Acerca de nosotras ·

jueves, 22 de junio de 2017

Pasamos los 2.000.000 de páginas vistas


Copiamos seguido nuestro agradecimiento de cuando llegamos a las 400.000 páginas, de paso pusimos el acento en páginas que habíamos olvidado en esta carrera por mostrar los olvidados e invisibilizados  aportes de las mujeres. 

Fue difícil, como lo sigue siendo. Nuestros aportes por mas que estén bien presentados y sean interesantes son tapados por miles de noticias de publicidad interesada a todas y todos dirigida. Ahora seguimos constatando en otros de nuestros espacios la dificultad de llegar a un lugar ( no sabemos cual ) en el que ustedes puedan vernos . (Desde aquí pueden encontrarnos en mujer del mediterráneo,  mujeres salvando el mundo Equal rights for women worldwide

Seguimos necesitando compartirles tantas historias maravillosas de vida y de trabajo y seguimos queriendo que nos acompañen con sus propias historias . 
Sin duda avanzamos, la palabra feminismo no asusta, por mucho que hasta grandes almacenes quieran hacernos mas divertidas . Desconocen lo divertidas que somos . 
Repetimos nuestro agradecimiento y nos felicitamos de ser inspiración de ampliación de alguna de las historias de vida que compartimos que llegan incluso a  wikipedia como la de nuestra querida Amparo Barayon Miguel   elaborada por Cuarto Propio en Wikipedia
Seguimos pidiendo su ayuda !
Seguimos tejiendo redes 
Seguimos empoderandonos  y seguro que sin querer seguimos errando con la gramática( Sabrán perdonarnos )


Nos gusta saber que estáis ahí, que encontráis útil o interesante lo que os ofrecemos. Quisiéramos que la interacción entre nosotras y vosotr@s fuera mayor, lo esperamos y trabajamos para que así sea. Sabed que para nosotras es importante hasta el más pequeño signo  de vuestra presencia.
Entre tanto es para nosotras un honor pasar los 2.000.000 paginas vistas.  GRACIAS. !Vamos ya a por el tercer millón !  

Nos llena de alegría y nos empodera un poco, aunque sabemos lo incierto de la red. Sabemos de muchas mujeres que vienen por aquí para documentarse, esperamos que también para apoyar a todas las mujeres en situación de riesgo que difundimos. 
Contamos con vuestra ayuda en cuanto a difusión y acompañamiento . 


Las mujeres, a pesar de haber sido las transmisoras de la vida de todos los seres humanos que  pueblan la tierra y de todos los que la poblaron, nos encontramos que nuestro aporte ha sido negado, ocultado, olvidado por nuestros hijos compañeros, padres, hermanos y antepasados. 

Todas y todos sabemos que el aporte de las mujeres ha ido mucho más allá de parirnos, nos han cuidado por dentro y por fuera, han sido nuestro aliento y estimulo, nuestras colaboradoras, inspiradoras y han sido sujeto de grandes realizaciones.  Este olvido social de nuestra aportación por milenios es una violencia más que no se puede minimizar bajo el nombre de androcentrismo. La historia había sido el boceto de una realidad contada con la mirada central del hombre heterosexual etnocentrico.

Estamos por aquí reforzando nuestra Her-story entendiendo por esta palabra (de origen ingles pero muy útil y de imposible traducción ) la historia de mujeres (her = de ella ) ( story =historia )frente a Hi-story, historia en general pero que verdaderamente fue la historia de ellos ( his = su , de él )

Han tenido que ser las mujeres tras conseguir el acceso a la cultura en los últimos cien años las que han removido esa losa que pesaba sobre nosotras. Ellas, desde la academia han planteado los Estudios sobre mujeres que han devenido en Estudios de género por aportaciones valiosísimas conceptualmente de las feministas. Ahora bien como dice Eli Bartra, hemos entrado en estos estudios por la puerta lateral que exige estar reconfirmando el espacio conquistado.

Como afectadas por ese ocultamiento y minusvaloración social, evidente hoy en casi todas las sociedades, esperamos nos ayudéis a que esta realidad  cambie. 

GRACIAS
Leer más...

Isabel Rosique Molina exiliada



Isabel Rosique Molina (Barcelona, 1926)

Nace en Barcelona, en el barrio de Gracia. Se cría en una portería junto a sus dos hermanos. Su padre, Bartolomé Rosique, es impresor, juez de paz, masón y militante de Esquerra Republicana en la Seu d’Urgell.

En julio de 1936, cuando se produce el golpe militar contra la Segunda República, el padre de Isabel se encuentra en Madrid. Isabel y sus hermanos son enviados a casa de un tío durante unos días. Al regresar a Barcelona recuerda ver caballos muertos tendidos en la Plaza de Cataluña. A finales de 1936 Bartolomé acude a un congreso en París y lleva allí a Isabel, que permanece en Francia en casa de unos amigos de la familia con la idea de que aprenda francés y posteriormente pueda viajar a Francia el resto de la familia y evitar el conflicto bélico. En marzo de 1937 Isabel regresa a Barcelona y se reúne con el resto de la familia que entonces vive en las Escuelas Pías, en Sarriá. Bartolomé trabaja entonces para el Socorro Rojo Internacional. Isabel acude a un colegio montado por cuáqueros ingleses en Pedralbes.

Una madrugada de comienzos de 1939 el padre de Isabel llega del frente y les dice a todos que deben marcharse. Han de recorrer 26 kilómetros a pie. Para animarles a hacerlo, Bartolomé  les va tirando durante el trayecto una pelota a Isabel y sus hermanos que estos van recogiendo. Luego consiguen que un camión les lleve hasta Figueres. Durante el trayecto, tienen que esquivar un ataque de aviones que les ametrallan. En Figueres pasan dos días en las oficinas del Socorro Rojo Internacional, tras los cuales parten bajo la lluvia y el frío hacia La Junquera. Llegan a la frontera al amanecer. Allí les tienen formados bajo la lluvia hasta las cuatro de la tarde. Cuando por fin atraviesan la frontera son conducidos a unas instalaciones de la Cruz Roja donde son vacunados. De allí son trasladados a una estación de ferrocarril donde toman un tren rumbo a Donzy. Allí permanecen en un centro para refugiados.

El padre de Isabel queda internado en el campo de concentración de Argelés-sur-Mer hasta que el prefecto de Perpignan consigue sacarle y llevarle a Macon. Consigue traer a su familia junto a él y permanecen allí hasta que con la ayuda del prefecto de Perpignan consiguen pasajes para embarcar en el Sinaía. El barco parte de Séte a finales de mayo de 1939. Desde Séte hasta Gibraltar son perseguidos por buques de guerra españoles. Al atravesar el estrecho de Gibraltar el escritor Antonio Zozaya lee al resto de los pasajeros un discurso de despedida de España que Isabel todavía recuerda. En el barco ella y su madre duermen en la parte de arriba con más mujeres y el padre y los dos hermanos en las bodegas. Recuerda que con ellos viaja la Orquesta Madrid que todas las noches toca para los pasajeros. El 13 de junio llegan a Veracruz. La primera noche tienen que dormir en un barco. Después toda la familia es enviada a Ciudad de México donde reciben ayuda del SERE (Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles) para poder alojarse en un hotel. El SERE monta un comedor para alimentar a los refugiados. Allí trabajan las mujeres refugiadas por turnos. Pasado un tiempo los padres de Isabel conocen a un matrimonio mexicano que también eran masones con los que traban amistad y que les ayudan a instalarse en un piso.

Isabel pasa temporadas viviendo en casa de Dora Pascual Monje, conocida como la maestra Dorita, refugiada española que llega a ser un referente importante para el exilio republicano en México. Durante esos años Isabel estudia en el Ruiz de Alarcón,  el Colegio Madrid y el Instituto Hispano. A los quince años deja los estudios, debido a que su madre por motivos médicos se ve obligada a dejar de trabajar. Ella comienza entonces a trabajar para ayudar económicamente al sustento familiar. Trabaja primero como envolvedora y luego de cajera. A los dieciocho años se casa con un ciudadano mexicano y suspende su actividad laboral. Tiene cinco hijos. En 1972 vuelve a trabajar, durante quince años más, en una tienda de muebles.

Uno de sus hijos, estudiante de filosofía, es uno de los cabecillas de las revueltas de 1968 en las que el gobierno mexicano reprime con extrema violencia las protestas estudiantiles. Isabel logra sacar a su hijo de México y mandarle para España donde permanece un tiempo tras el cual marcha a Italia. En 1976 Isabel marcha a Italia a visitar a su hijo. Después viaja a España por primera vez desde que partió hacia el exilio. Allí descubre con indignación que sus sobrinos desconocen que tienen familiares en México.

Afirma sentirse en su tierra cuando regresa a España pero no puedo evitar extrañar México cuando lo hace, y extrañar España cuando está en México. Lamenta que la iglesia siga teniendo tanto poder en España, y que la justicia española se haya negado a investigar los crímenes del franquismo.





Palabras de Isabel Rosique Molina

Buenas tardes: Estar aquí ante ustedes con algunos compañeros de viaje y con otros, los más, descendientes de aquellos que durante veinte días estuvimos juntos en “el barco de la esperanza”, en el Sinaia, es recordar muchas cosas; cosas que por supuesto no alcanzaría a platicar en este breve espacio con el que me han distinguido.

Recuerdo la tristeza de mis padres, sacudidos por la tragedia de la guerra civil, el derrumbe de nuestra República, la azarosa huida a pie desde Barcelona a finales de enero de 1939 hasta la frontera francesa, perseguidos por la aviación franquista, el encierro de mi padre en el campo de concentración de Argèles, el accidentado abordaje del Sinaia en el puerto de Sèt, la incierta travesía, mi madre que arrojó al Atlántico su paraguas Chamberlain “porque México era un desierto y no lo iba a necesitar”… Recuerdo los juegos infantiles (yo tenía doce años y mis hermanos diez y ocho años), la alegría de la Banda Madrid, las veladas literarias, las pláticas y la construcción de las amistades. Recuerdo la llegada del barco a la bahía de Veracruz el día 12 de junio, el tiempo de espera antes de bajar al día siguiente, de pisar tierra mexicana hasta que acudieran las autoridades mexicanas y el presidente de la república española, Juan Negrín, para darnos la bienvenida, para darnos vida y esperanza.

Por supuesto que el Puerto de Veracruz era otro, el muelle, también; sin embargo, el color del cielo, el mar, y los afectos de la gente siguen igual, siguen siendo la voluntad de los mexicanos por cobijarnos, y compartir un pedazo de ellos, para que todos juntos lo trabajáramos. Y así, desde hace 75 años hemos estado aquí, luchando hombro con hombro, transformándonos en mexicanos completos, a través de nuestros hijos, de nuestros nietos y bisnietos, sin olvidar jamás de dónde venimos, cómo venimos y por qué luchábamos y seguimos luchando.

Nuestros primeros pasos en México (el país donde las ilusiones monárquicas acabaron en el Cerro de las Campanas) fueron aquí, en este lugar donde hoy dejamos como testimonio de ese doloroso exilio una placa que da cuenta del hecho para recuerdo de todos, para el futuro, para recordar la bonhomía y la generosidad del pueblo mexicano y de su presidente Lázaro Cárdenas, y la certeza de que con todo y la trágica derrota que sufrimos por las armas del fascismo internacional, la razón nos asistía y hoy España, de donde vinimos, levanta la voz para confirmarla.

¡Viva la República española!

¡Viva México!

¡Viva el referéndum por la democracia republicana!

Muchas gracias

Veracruz, Ver., 13 de junio de 2014.





A sus 88 años, Isabel Rosique Molina ha vuelto muy cerca del lugar en el que hace tres cuartos de siglo la historia desembarcó con ella. Allí, en un muelle que ahora ocupa una gigantesca estructura de hormigón, fue donde el 13 de junio de 1939, a eso de las cinco de la tarde, finalizó la travesía del Sinaia, un buque de vapor que transportó hasta México a 1.599 refugiados españoles que huían de la represión franquista y de los campos de concentración franceses. Ese día acabó el viaje, pero dio comienzo una leyenda del exilio republicano, un símbolo que abrió la puerta a otras muchas travesías y que ayer fue conmemorado por los supervivientes. Para celebrar el 75 aniversario destaparon una sencilla placa de agradecimiento a México y Veracruz. El acto, en el que participaron con palabras vigorosas las autoridades mexicanas, fue breve. Aunque hubo aplausos y vivas, algunos exiliados del Sinaia lloraron, otros simplemente se quedaron mirando el vacío. Se respiraba entre ellos una España que en España queda lejos, pero que en tierras mexicanas aún vibra con fuerza: la que representó la República.

- ¿Es usted republicana?
- A muerte. Fíjese que el otro día hasta me puse a llorar al ver la manifestación en la Puerta del Sol de Madrid.

Isabel Rosique acaba de liberar una enorme sonrisa. La mujer, un torrente de energía con cinco hijos, siete nietos y tres bisnietos, no olvida. A la edad de 12 años se subió con su familia al barco en el puerto francés de Sète. La navegación duró 18 días. Luego vino el resto de la vida. Pero ella nunca ha abandonado del todo aquel buque. Su padre, cajista del periódico barcelonés Última hora y afiliado a Esquerra Republicana, murió en México sin poder volver a España. Tampoco logró hacerlo su madre. E Isabel, tras una existencia plena, quiere ahora que sus cenizas se esparzan en las aguas que siente más cercanas, las de Veracruz. “Con suerte llegarán a España”, dice en voz más baja.

Isabel Rosique, como Juan Atilano, Carlos Rodríguez Núñez, Néstor de Buen, Regina Díez Martín o Aida Pérez Flores-Valdés poseen casi todos la doble nacionalidad, aunque se declaran más mexicanos que españoles. Tienen presente que fue esa tierra la que les recibió con los brazos abiertos en tiempos de derrota. Y que lo hizo sin tapujos.

La decisión correspondió al presidente Lázaro Cárdenas, el mismo que había expropiado un año antes el petróleo a las multinacionales estadounidenses y británicas. Aunque hubo algún antecedente, como el episodio de los niños de Morelia, en 1937, el visto bueno al Sinaia representó una clara apuesta política de México por la causa republicana en una hora de pasividad general. Una línea maestra que mantuvo hasta el 28 de marzo de 1978 cuando, ya asentada la democracia en España, se restablecieron las relaciones diplomáticas


La expedición, la primera de una larga serie, se organizó con ayuda del Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles, controlado por el Gobierno republicano. El 25 de mayo, con un pasaje que duplicaba su capacidad , zarpó el buque. Atrás dejaba un continente que la barbarie nazi estaba a punto hacer estallar.

La vida a bordo fue recogida en un documento excepcional: una publicación editada en ciclostil bajo la cabecera Sinaia, diario de la primera expedición de republicanos españoles a México. En sus páginas, dirigidas por el periodista y escritor Juan Rejano, tienen cabida noticias relevantes de aquellos días, piezas didácticas sobre la tierra de acogida, análisis de alto voltaje político y loas descaradas a Cárdenas. Pero también se reproduce el microcosmos del barco y sus 307 familias. Ahí se habla de idilios surgidos en la inmensidad del Atlántico, del nacimiento de la niña Susana Sinaia Caparrós o de la vuelta a la humanidad que experimentaban muchos pasajeros tras abandonar los humillantes uniformes de los campos de concentración.

En aquellos días, Julián Atilano era un chico de 12 años que correteaba por la cubierta del Sinaia y, cuando nadie le veía, se metía en los botes salvavidas a comerse galletas. Han pasado 75 años y recuerda ese tiempo con un punto de tristeza: “Hubo un momento imborrable cuando pasamos por delante del Peñón de Gibraltar e íbamos a dejar definitivamente atrás España. Algunos integrantes de la Orquesta Sinfónica de Madrid que viajaban en el barco se pusieron a interpretar Suspiros de España. Ahí sentimos que no había retorno”.

El diario, a lo largo de sus 18 entregas, desgrana una faceta de la vida a bordo que hizo del exilio republicano un referente latinoamericano: su poderío intelectual. Los conciertos, las conferencias, las lecturas poéticas, los debates profesionales se sucedían. El poeta Pedro Garfias (“España que perdimos, no nos pierdas”, escribió en la travesía), los filósofos José Gaos y Adolfo Sánchez Vázquez o el escritor Manuel Andújar, entre otros muchos intelectuales se habían sumado a aquella aventura. “Franco habló del oro robado por la República, pero se le escapó que el mayor tesoro lo transportaba el Sinaia”, afirma la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara.

Al descender del buque, esperaban a los exiliados cerca de 20.000 personas. A los supervivientes ese recuerdo se les ha quedado grabado. “Yo, que de México no sabía más que lo que había visto en un noticiero sobre la extracción del pulque, me encontré un puerto lleno de banderas, pancartas y aplausos. Nos querían”, recuerda Rosique. El enviado del Gobierno mexicano se refirió a los recién desembarcados como “exponentes de la causa imperecedera de las libertades del hombre”.
Después del Sinaia arribaron con la misma carga otros muchos buques como el Ipanema o el Mexique ; el último fue el Nyassa, en 1942. A lo largo de esos años, desembarcaron unos 25.000 exiliados republicanos. Su huella se hizo sentir. Fundaron centros educativos de gran influencia como el Colegio Madrid, el Instituto Luis Vives y la Academia Hispano-Mexicana. Germinaron en la universidades y en el campo de la cultura y la ciencia. “Fueron un movimiento de transterrados, como ellos mismos decían, se fundieron en la tierra que les recibió”, explica Carmen Tagüeña, presidenta del Ateneo Español de México, organizadora del aniversario.

En un mundo en llamas, el Sinaia corrió otra suerte. El 22 de agosto de 1944, el buque de vapor de 122 metros de eslora fue hundido por los nazis frente al puerto de Marsella. Dos años después, acabada la guerra, fue reflotado y desguazado. Una pequeña placa junto al puerto de Veracruz da las gracias desde ayer a México por hacer posible su travesía.
SAÚL RUIZ





Fuentes:
http://www.javilarrauri.com/exiliadas/exiliadas.html
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/14/album/1402753764_332608.html
http://www.ateneoesmex.com/inicio/2707/eventos
Entrevista a Isabel Rosique, 9 de marzo de 2012. México DF.
Portal Movimientos Migratorios Iberoamericanos de la Subdirección General de los Archivos Estatales del Ministerio Cultura de España. (http://pares.mcu.es/MovimientosMigratorios).
Leer más...

miércoles, 21 de junio de 2017

Eva Besnyö fotografa del movimiento "nueva objetividad "



Eva Besnyö (Budapest, 29 de abril de 1910 - Laren, Países Bajos, 12 de diciembre de 2002) fue una fotógrafa húngaro/holandesa perteneciente al movimiento de la nueva objetividad (en alemán: Neue Sachlichkeit), y considerada "la Gran Dama" de la fotografía holandesa.


Se cría con dos hermanas en el seno de una familia liberal judía, en Budapest, Hungría. En dicha ciudad desarrolla sus primeros pasos en la fotografía, con una cámara Kodak Brownie, junto a su amigo Ernö Friedmann, más conocido como Robert Capa del que está  probado que su primer contacto con una cámara llegó de la mano de su amiga húngara.


Entre 1930 y 1932 vivió y trabajó en Berlín, como voluntaria y fotógrafa freelance, con un marcado interés por el fotorreportaje. El libro Die Welt ist Schon (El Mundo es Bello), del fotógrafo Albert Renger había despertado su interés por la fotografía de interés humano y social y la impulsó hacia el movimiento de la "nueva objetividad".

En 1932, debido a sus ideas marxistas y su origen judío, se vio obligada a abandonar Alemania y radicarse en Ámsterdam. En 1933 se casó con el cineasta John Fernhout, a quien había conocido en Berlín. Durante la guerra tuvo que pasar a la clandestinidad y trabajó para la resistencia

En 1945 se divorció de Fernhout y contrajo matrimonio nuevamente con Win Brusse, con quien tuvo dos hijos.

Siempre comprometida con las causas sociales, durante los años 70 fotografió las acciones del grupo feminista Dolle Mina.



En una entrevista de 1991 comentaba:
“En un principio, la forma era más importante para mí que el contenido. Lentamente esa tendencia cambió hasta la llegada del feminismo, de repente el tema se hizo protagonista. La forma es esencial para mi. La composición es importante, y me hubiera traicionado a mi misma si no hubiera tenido esto en consideración, que por un tiempo fue así. Espero haber encontrado el equilibrio entre forma y contenido”






Pese a ser reivindicada como la "Gran Dama" de la fotografía holandesa, en 1980 rechazó el título Ritterorden (título de caballero) ofrecido por la Reina Beatriz. En 1999 la Sociedad Alemana de Fotografía le otorgó el Premio «Erich Salomon» a la trayectoria profesional, y ese mismo año tuvo lugar una gran muestra retrospectiva de su trabajo, en el Centro Portugués de Fotografía de Porto.

Fallece el 12 de diciembre de 2003 en Laren, Países Bajos.


https://lamiradadelmamut.com/2015/10/08/fotografia-hecha-por-mujeres-eva-besnyo/
https://www.pinterest.com/pin/67131850667884665/
http://www.20minutos.es/noticia/1269409/0/eva-besnyo/robert-capa/fotografia/
Leer más...

martes, 20 de junio de 2017

Silvina Ocampo Aguirre escritora, poeta y artista visual


Silvina Ocampo (Buenos Aires, 21 de julio de 1903 – 14 de diciembre de 1993) Escritora argentina. Era hermana de la escritora y fundadora de la revista Sur, Victoria Ocampo, y esposa del gran narrador argentino Adolfo Bioy Casares. Autora deslumbrante por la calidad literaria de sus cuentos, ha pasado a la historia de la literatura argentina del siglo XX por la crueldad desconcertante que supo imprimir en algunos protagonistas de estos relatos.

Nacida en el seno de una familia hondamente arraigada en los círculos culturales argentinos, su primera vocación artística la orientó hacia el cultivo de las artes plásticas; pero, tras recibir lecciones de pintura de Giorgio de Chirico, abandonó los pinceles y se adentró en el mundo de las letras.

Su irrupción en el panorama literario argentino vino de la mano de un libro de cuentos, Viaje olvidado (1937), que al cabo de los años acabaría siendo objeto del desprecio de la propia escritora. Tras este mediocre estreno en la narrativa, volvió a las librerías con su primer libro de versos, titulado Enumeración de la patria (1942), en el que se sumaba a la tendencia de recuperar los modelos clásicos de la antigua poesía castellana. Idéntico esfuerzo realizó en su siguiente poemario, Espacios métricos (1945), al que siguieron, dentro del campo de la lírica, otras publicaciones como las tituladas Poemas de amor desesperado (1949), Los nombres (1953) y Pequeña antología (1954).

Tras un largo período de silencio poético en el que el cultivo de la prosa ocupó sus quehaceres literarios, en 1962 volvió a dar a la imprenta otro poemario, Lo amargo por lo dulce, que enseguida quedó considerado como uno de sus mejores logros en el género de la lírica. Finalmente, en 1972 publicó su última entrega poética, titulada Amarillo celeste.

Pero las mayores cotas literarias las alcanzó Silvina Ocampo con sus incursiones en el género de la narrativa de ficción, al que contribuyó también con valiosas aproximaciones en forma de ensayos y antologías. Dentro de una de las tendencias congregadas en torno a la revista Sur, y constituida por autores de la talla de Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Manuel Peyrou y Enrique Anderson Imbert, Silvina Ocampo apostó por la elevación de la literatura fantástica y policíaca a la categoría de géneros de primer orden.

Silvina Ocampo escribió cuentos, novelas, poemas, piezas teatrales y realizó numerosas traducciones de poetas ingleses y norteamericanos. Entre su extensa obra se destaca: Viaje olvidado (1937), Autobiografía de Irene (1946), La furia (1959), Las invitadas (1961), Los días de la noche (1970), Y así sucesivamente (1987), Cornelia frente al espejo (1988). En poesía: Enumeración de la patria (1942), Espacios métricos (1942), Los sonetos del jardín (1946), Poemas de amor desesperado (1949), Los nombres (1953), Lo amargo por dulce (1962), Amarillo celeste (1972). Junto con Adolfo Bioy Casares escribió Los que aman, odian (1946) y junto con J. R. Wilcock creó la pieza teatral Los traidores (1956). 

Si la verdad se vuelve una mentira...

Si la verdad se vuelve una mentira,
si se vuelve dolor la dicha aviesa,
si se vuelve alegría la tristeza
con sus falsas promesas cuando expira,

si la virtud a la cual en vano aspira
mi vida frustra la habitual promesa,
si el corazón de odio o de amor me pesa
y al helarse cual mármol, aún suspira.

Si no pude enmendarme al recibir
la ingratitud de los que más he amado
ni pude ensombrecerme al eximir

de mi cariño a los que me han colmado,
será porque los dioses me han herido
del inocente horror de haber nacido.




Envejecer

Envejecer también es cruzar un mar de humillaciones cada día; 
es mirar a la víctima de lejos, con una perspectiva 
que en lugar de disminuir los detalles los agranda. 
Envejecer es no poder olvidar lo que se olvida. 
Envejecer transforma a una víctima en victimario. 

Siempre pensé que las edades son todas crueles, 
y que se compensan o tendrían que compensarse 
las unas con las otras. ¿De qué me sirvió pensar de este modo? 
Espero una revelación. ¿Por qué será que un árbol 
embellece envejeciendo? Y un hombre espera redimirse 
sólo con los despojos de la juventud. 

Nunca pensé que envejecer fuera el más arduo de los ejercicios, 
una suerte de acrobacia que es un peligro para el corazón. 
Todo disfraz repugna al que lo lleva. La vejez 
es un disfraz con aditamentos inútiles. 
Si los viejos parecen disfrazados, los niños también. 
Esas edades carecen de naturalidad. Nadie acepta 
ser viejo porque nadie sabe serlo, 
como un árbol o como una piedra preciosa. 

Soñaba con ser vieja para tener tiempo para muchas cosas. 
No quería ser joven, porque perdía el tiempo en amar solamente. 
Ahora pierdo más tiempo que nunca en amar, 
porque todo lo que hago lo hago doblemente. 
El tiempo transcurrido nos arrincona; nos parece 
que lo que quedó atrás tiene más realidad 
para reducir el presente a un interesante precipicio.





Silvina Ocampo, artista visual
El dibujo y la pintura, con los que entró en contacto de niña, dejaron en su obra literaria huellas profundas que pueden rastrearse en algunos de sus temas y en las palabras que eligió para crear universos ficticios



Silvina Ocampo solía autodenominarse "el etcétera de la familia", en alusión al último lugar que ocupaba en una dinastía cuya reina se llamó Victoria. Fue, además, erróneamente catalogada como la sombra detrás de Bioy. Y aunque todo ello le permitió coquetear desde los márgenes con aquel centro importador de modernidad que fue la revista Sur , durante varios años los ecos de su obra fueron enmudecidos como pasos sobre una espesa alfombra. Sólo una minoría la leyó y valoró en su tiempo. Sus relatos aguardaron el encuentro con lectores póstumos que, imantados por sus múltiples miradas, los sacaran a pasear. El abordaje de sus dibujos y pinturas, en cambio, aún hoy está en suspenso.

El primer contacto de Silvina con las artes plásticas se produjo en 1908 en Europa, donde la familia permaneció dos años. Como relata en el poema "El caballo blanco" ( Poesía inédita y dispersa ), Silvina recogía los restos que sus hermanas desechaban durante las clases de dibujo en el Hotel Majestic. Escondida debajo de una mesa parisina, primero los calcaba y luego los expandía, haciendo uso de una imaginación sin límites. Con el pulso de sus cinco años, un día dibujó un caballo cuyas "protuberancias" escandalizaron a sus hermanas. Rápidamente ellas se encargaron de borrar "la infidelidad" del dibujo infantil. La crueldad, hincada en la mirada del otro, no la detendría. Por el contrario, Silvina la haría resonar en sus relatos por medio de un coro irreverente de ventrílocuos, conformado por las voces de la niñez. Así, la desnudez humana –el ser oculto tras el disfraz social hilvanado con puntadas de vestimentas y vestiduras– se coló entre sus renglones y, al mismo tiempo, el desnudo idealizado como manifestación artística se transformó en uno de los temas más recurrentes de sus dibujos, óleos y pasteles.


A comienzos de la década del 30, Emilio Pettoruti le ofreció a Silvina organizar una exposición de grandes óleos de desnudos femeninos. Ella declinó la invitación para no disgustar a su madre. Participó, en cambio, del "Salón de Pintores Modernos" organizado por la Asociación Amigos del Arte en Buenos Aires donde, en 1931, exhibió dibujos y acuarelas junto a Xul Solar, Horacio Butler, Norah Borges y otros integrantes del Grupo de París.



Aunque en 1950 Silvina dejó de exponer, nunca cesó de dar continuidad a una vocación pictórica que se remonta a su infancia y que profundizó, durante su adolescencia, tomando clases con Cata Martola de Bianchi, en Buenos Aires, y con Giorgio De Chirico y Fernand Léger, en París. Sólo se conocen estudios de sus desnudos en carbonilla y lápiz que, como sus croquis de la plaza y los retratos a amigos notables (Jorge Luis Borges, Alejandra Pizarnik, Wilcock y Pepe Bianco, entre otros), ilustraron artículos periodísticos, libros y revistas. Aquellos catados por el ojo audaz de Pettoruti y otros que pertenecen a colecciones privadas siguen envueltos en un manto de misterio tan grande como el que rodea a la propia Silvina.


Podríamos aventurarnos a decir que los desnudos por el momento accesibles al público recaen en lo que el crítico de arte John Berger denominó nude. En su célebre ensayo Modos de ver , el autor establece una división dentro de este género artístico: nude/naked. El primer concepto hace referencia a la exhibición de la propia desnudez. No verse y sí, en cambio, ser visto y juzgado por un otro voyeur, que observa el cuerpo ajeno como objeto e influye en la definición de la propia subjetividad desde afuera. A esta noción Berger opone la de naked: estar desnudo, sin disfraces, siendo uno mismo.

En los cuentos de Silvina, las vestimentas que aparentan exhibir los rasgos de personalidad de los personajes esconden la llave que permite dirigir la mirada hacia el interior de los cuerpos que envuelven. Los vestidos son disfraces que, como sus textos, ocultan al impostor: es en sus puntos y puntadas finales donde solemos encontrar la punta del ovillo.


Algunos de sus relatos ilustran esto. En "El Remanso" ( Viaje olvidado ) Libia y Cándida, las hijas del nuevo casero, se convierten en las mejores amigas de las niñas de la casa. Cuando crecen y la brecha social se acrecienta, quedan en el olvido y sólo reciben migajas de afecto en forma de vestidos usados y sonrisas heladas. Esto las impulsa a entrar a escondidas en la casa grande para mirarse en los altos espejos. Al verse siendo las otras y sentir "el abrazo de las mangas vacías de los vestidos", huyen de sus propias imágenes. La piel ilusoriamente cubierta por las vestimentas se descama y muta, en la letra, como el cuerpo desnudo de un modelo vivo sobre el lienzo.

Lo contrario ocurre en "Las vestiduras peligrosas" ( Los días de la noche ). Allí Régula, la modista y narradora, nos informa que Artemia, la niña ociosa para quien confecciona vestidos, ha sido abandonada por su novio. Hay algo, sin embargo, que además de paliar el ostracismo de Artemia también se presenta como su mayor virtud: dibujar vestidos extravagantes cuyas hechuras mantienen en vela a la modista. De manera inexplicable, sus originales son copiados en Budapest, Tokio y Oklahoma, por chicas que, según informa el diario, cuando los visten son violadas y asesinadas por patotas. Artemia, decepcionada, cree que eso debería sucederle a ella. A pesar de que Régula lee en esa afirmación un exceso de bondad, detectamos en Artemia la necesidad de ser reconocida como una persona bella y, en recompensa, ser poseída por otro. Con tal fin, se ofrece como mercadería. "¿Para qué tenemos un hermoso cuerpo? ¿No es para mostrarlo, acaso?", pregunta. A su singularidad artística no le corresponde una originalidad de pensamiento. La moda era entonces tan tirana como aún hoy la desnudez. Cuando la necesidad de ser vista la lleva a acatar el consejo de Régula y vestirse con "una vestimenta sobria, que nadie podía copiarle, porque todas las jóvenes la llevaban", es violada y acuchillada "por tramposa".

De acuerdo con Berger, exhibirse sin ropa es otra forma de vestido, es estar condenado a nunca estar desnudo por completo. Es tener la superficie de la piel transformada en un disfraz que uno no puede quitarse. El hecho de que Libia y Cándida en "El Remanso" hayan operado ellas mismas como sujeto que mira / objeto mirado permite una instancia de aprendizaje en la que es posible la redención. Lo contrario sucede en "Las vestiduras peligrosas", donde la narración de Ocampo castiga la mímesis de Artemia.

El dibujo y la pintura dejaron, en la obra literaria de Silvina Ocampo, huellas profundas que pueden rastrearse en algunos de sus temas, en la fragmentación de los cuerpos –propia del cubismo y la pintura metafísica– y en la mirada de sus mundos pintados con palabras, en general reducidos a la riqueza de una casa grande. Revisitando la tumba de su infancia, Silvina logró horadar la lápida, desempolvar recuerdos y, como en un juego, hacerlos posar en la antesala de su memoria. Desde allí, en pequeñas dosis, los fue desnudando. Y mientras aguardamos el encuentro con la totalidad de su obra plástica, andando y desandando por entre las hojas espejadas de sus relatos, vamos descubriendo a Silvina, más allá de Bioy y más allá de Ocampo.
Luciana Olmedo-Wehitt



http://www.lanacion.com.ar/1650885-silvina-ocampo-artista-visual
http://puesta-en-valor.blogspot.com.es/2014/01/silvina-ocampo-artista-visual.html
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/ocampo_silvina.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Silvina_Ocampo
https://www.educ.ar/recursos/109330/silvina-ocampo-el-viaje-olvidado
Leer más...

lunes, 19 de junio de 2017

Lee Krasner influyente artista del expresionismo abstracto


Lee Krasner (27 de octubre de 1908 - 19 de junio de 1984) fue una influyente artista del expresionismo abstracto en la segunda mitad del siglo XX.

Nació en Brooklyn, Nueva York. Su verdadero nombre era Lena Krasner, y era la sexta hija de un matrimonio de inmigrantes judíos procedentes de Rusia.

Krasner estudió con Hans Hofmann a partir de 1937. Hofmann mostró a Krasner la obra de Picasso, Matisse y otros pintores abstractos europeos, lo que ejerció una gran influencia sobre ella. En 1940, comenzó a exponer con un grupo de pintores norteamericanos, estableciendo el Expresionismo abstracto.

En 1945, Krasner contrajo matrimonio con el artista Jackson Pollock, también influenciado por el mismo movimiento artístico.

Ella se volcó en la promoción de la obra de su esposo, el cual desarrollaría en estos años su famosa técnica del dripping. Sin embargo, Krasner no abandonó del todo su obra, centrándose en obras de pequeño tamaño, llegando incluso a realizar una exposición individual en 1955. no obstante al infierno de la vida con un Pollock alcohólico y mujeriego 

Muerto Pollock (1959)  Lee Krasner retoma su trabajo pictórico, aunque la sombra de su marido seguiría eclipsándola en vida, y tanto es así que en los primeros estudios y recopilatorios que se realizan sobre el Expresionismo Abstracto, ella no aparece. Su obra tiene dos etapas claramente diferenciadas, cuya frontera se halla en su relación con Pollock.


Al fin, a la muerte de su marido, pudo liberar una rabia contenida, pero también su talento, realizando series de gran formato, como La tierra verde. Sin embargo, cuando su obra se consolidaba, en 1962 sufrió un ictus. Tal proceso le dejó un cuadro de inestabilidad crónica que le provocó una caída con fractura de la muñeca. Tardó más de 2 años en recuperarse, pero luego comenzó nuevas obras inspiradas en la naturaleza y recicló obras previas mediante la producción de collages. 

Por fin, su figura se reivindicó con exitosas exposiciones en la Galería Whitechapel de Londres (1965) y en el Museo Whitney de Nueva York (1973). Aunque comentaría ácidamente que este reconocimiento le llegaba 30 años tarde, Krasner también se dedicó con denuedo a propagar la obra de su marido, creando, junto con su propia obra, la Fundación Pollock-Krasner para la difusión y promoción de jóvenes artistas. 




 Pintora del expresionismo abstracto  influenciaría y daría forma al estilo de Jackson Pollock. Fue siempre criticada por no ser convencionalmente atractiva y rechazada por su familia por no seguir las tradiciones, es decir, casarse con su cuñado después de que muriera su hermana. 

Krasner es una de las pocas mujeres a quien se le ha dedicado una retrospectiva en el MoMA.

https://es.wikipedia.org/wiki/Lee_Krasner
http://fahrenheitmagazine.com/arte/mujeres-artistas-borradas-libros-historia-arte/#
https://circarq.wordpress.com/2015/01/12/jackson-pollock-y-lee-krasner/
https://en.wikipedia.org/wiki/Lee_Krasner#Earth_Green_Series:_1956-1959

Leer más...

domingo, 18 de junio de 2017

Ruth Rivera Marín arquitecta



Ruth Rivera Marín (18 de junio de 1927, Ciudad de México, México- 15 de diciembre de 1969, Ciudad de México, México) fue una arquitecta y la primera mujer en ingresar a la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional. 

Ruth Rivera Marín se dedicó principalmente a la enseñanza, y desde 1959 hasta su muerte fue la jefa del Departamento de Arquitectura del Instituto Nacional de Bellas Artes.

En 1950 se convirtió en la primera mujer en egresar con el título de Ingeniera-Arquitecta de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Durante sus años de formación en la ESIA, incursionó en diversas disciplinas tomando clases de Literatura, Antropología, Teatro, Danza y Bellas Artes. Su formación junto a figuras como Diego Rivera, Juan O’Gorman, Pedro Ramírez Vázquez y Enrique Yáñez, forjaron su fuerza intelectual y su arraigo nacionalista. Se dedicó a difundir y proteger el patrimonio arquitectónico y artístico de México logrando importantes aportes desde diferentes facetas, la docencia, la gestión institucional, la teoría y el ejercicio profesional. También se involucró en la construcción del Centro Médico Nacional y colaboró con Pedro Ramírez Vázquez en el proyecto del Museo de Arte Moderno (Chapultepec, DF).

A partir de 1952 fue docente en la ESIA de las cátedras de Teoría de la Arquitectura, Composición Arquitectónica, Taller de Planificación y Urbanismo y Teoría del Urbanismo. Y entre 1959 y 1969 ejerció la jefatura del Departamento de Arquitectura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). A partir de 1952 fue docente en la ESIA de las cátedras de Teoría de la Arquitectura, Composición Arquitectónica, Taller de Planificación y Urbanismo y Teoría del Urbanismo. Y entre 1959 y 1969 ejerció la jefatura del Departamento de Arquitectura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).
Participó activamente en diversas instituciones de nivel nacional e internacional, entre otras, el Colegio de Arquitectos de México, la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, la Asociación Mexicana de Críticos de Arte, el ICOMOS, el Subcomité de Museos de la UNESCO; y ejerció como presidenta de la Unión Internacional de Mujeres Arquitectas y vicepresidencia de Arquitectas Mexicanas.

En el campo de la teoría de la arquitectura y el urbanismo, hizo importantes aportes. Escribió artículos y libros como Meditaciones ante una crisis formal de la arquitectura, Treinta años de funcionalismo en la ESIA, Urbanismo y planificación en México, Anahuacalli y Arquitectura viva japonesa; además de su valiosa gestión para la publicación de los Cuadernos de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico del INBA.


En lo profesional rechazó el “internacionalismo” y la repetición e imitación de la cultura europea ajenas a las necesidades del pueblo y la geografía, en defensa de una arquitectura plural atenta a los factores culturales y a las circunstancias. Su mayor obra, realizada entre 1945 y 1957 con Diego Rivera y Juan O’Gorman, fue el Museo Anahuacalli en Coyoacán.

Fue hija del pintor Diego Rivera y de la escritora Guadalupe Marín. Fue la única esposa del artista y pintor mexicano Rafael Coronel con quien tuvo un hijo. Con Pedro Alvarado tuvo dos. Murió tempranamente, a la edad de 42 años.

https://es.wikipedia.org/wiki/Ruth_Rivera_Mar%C3%ADn
https://undiaunaarquitecta.wordpress.com/2015/06/12/ruth-rivera-marin-1927-1969/

Leer más...

sábado, 17 de junio de 2017

Ratnaboli Ray defensora de los derechos de personas con problemas de salud mental en la India


Durante más de dos décadas, Ratnaboli Ray ha sido una renombrada defensora de los derechos de personas con problemas de salud mental en la India. Ray encabeza iniciativas para detener los abusos en instituciones gubernamentales, combatir la estigmatización y brindar capacitación para la adquisición de habilidades.  Ratnaboli Ray  liderara la lucha —a menudo exponiéndose a un considerable riesgo personal— para que  India progrese hacia un sistema de atención de la salud mental basado en la protección de derechos.


Ratnaboli Ray ha sido la principal defensora de los derechos de las personas con discapacidad psicosocial (condiciones de salud mental) en la India durante más de dos décadas. Miles de estas personas están confinadas en las instituciones gubernamentales, donde a menudo sufren malos tratos a puerta cerrada . Ray,  está trabajando para cambiar  el estigma, la discriminación y las amenazas debido a su propia condición de salud mental que sufren estas personas .

Nacida en una familia de activistas sociales comprometidos, Ray trabajó con comunidades marginadas en Calcuta y Bengala Occidental. Después de que ella tuvo una crisis en 1997, su jefe la obligó a renunciar. Ella ha utilizado su experiencia personal, incluyendo  el estar injustamente encerrada en un hospital psiquiátrico por los organizadores sindicales que trataban de intimidarla, para presionar por un cambio de paradigma en las instituciones de salud mental del gobierno. En 2000, Ray fundó Anjali , una pequeña organización no gubernamental que ofrece capacitación a personas con discapacidad psicosocial que trabajan  en instituciones gubernamentales. Anjali ha ganado un amplio reconocimiento por sus estrategias innovadoras para el cambio sistémico, incluyendo desafiar con éxito el uso del aislamiento y la terapia de electroshock sin el consentimiento de Bengala Occidental.


Además, Ray  es co-fundadora de una alianza nacional para el acceso a la justicia para las personas con problemas de salud mental. Ray y su organización son partes clave de Human Rights Watch en su trabajo sobre los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad en la India . Durante el curso de su carrera, se ha enfrentado a una considerable resistencia y oposición debido al estigma que rodea la severa discapacidad psicosocial en la India, y sin embargo continúa su trabajo sin inmutarse.





Ratnaboli Ray fue elegida como socia de Ashoka en 1999. Ella ha estado trabajando sin descanso en el espacio de salud mental durante muchos años, y en 2005 cofundó la Alianza Nacional para el Acceso a la Justicia para las personas con enfermedad mental . Es la fundadora y gestora  de Anjali: Organización de Derechos de Salud Mental. 

Hablamos con ella sobre su viaje como  empresaria en el campo de la mujer y lo  social, y tiene algunas ideas muy interesantes para compartir con nosotros.

¿Qué le inspiró para empezar a trabajar en el campo de la salud mental?

Crecí en un ambiente que era muy cómoda con enfermedad mental y las personas con enfermedades mentales. Véase, en ese momento, la psiquiatría, como ciencia era incipiente. La tecnología no era tan buena como lo es ahora y la ciencia médica no había llegado a la etapa en la que es ahora. Mientras uno crece con tal cosa, es una parte de su ambiente y de  usted mismo. Estoy agradecida por mi familia porque me dio esa visión. 

Mi familia estaba involucrada en muchas organizaciones benéficas, y tuve la oportunidad de conocer a los campeones de las causas. Yo estaba profundamente motivada e influenciada por mi madre y mi abuela. Cuando era más joven, siempre me relacioné con personas que estaban marginados. Mi familia nunca me dijo que eran diferentes a mí. Me gustaba jugar con los niños que vivían al lado de nuestra casa, y vivían en los barrios pobres.

Estudié psicología en la universidad, e inmediatamente después de la graduación , me uní al sector del desarrollo. No tenía ni idea de lo que implicaba sin embargo. Me he unido porque me gusta trabajar con la gente y pensé que tenía una habilidad que podría utilizar.

Fue sólo mucho más tarde que me di cuenta de en lo que me había metido, y empecé a leer mucho. Traté de entender lo que era el desarrollo y   lo que significaba ser una persona en desarrollo. 

¿Qué significa el término 'espíritu empresarial' para usted? ¿Se considera una mujer empresaria?

Creo que he sido empresaria toda mi vida. Puedo sentir  la oportunidad, y sé cuándo  hacer  una oportunidad lucrativa. 

Durante mucho tiempo, nunca pensé conscientemente acerca de si era un hombre o una mujer. Nunca se me ocurrió. Luego, en 2000, cuando puse en marcha mi programa y decidí trabajar con el gobierno,  es cuando me di cuenta de que era una 'mujer'. Yo estaba trabajando en estos hospitales públicos estatales y que es un espacio muy dominado por lo  masculino. Toda la mirada era patriarcal, y me miraban como una mujer. Y, cuando eres vista como una mujer,  que está tratando de desafiar las normas y tendencias y tratas de cambiar el sistema, la primera reacción fue la de la indulgencia. 'Oh, ella es una mujer, déjale  decir lo que tiene que decir.'

La segunda reacción fue de indignación, 'Ella es una mujer, ¿por qué debería escucharla? y la tercera reacción fue aceptar que una mujer tiene el poder. 

No  me trataron bien en ninguno  de los hospitales en los que trabajé por el hecho de que yo era una mujer. Fui  vista como una alborotadora porque en vez de ser un agente estatal era  la agente de los pacientes! Yo estaba encerrada, y fui objeto de acoso sexual.

¿Cómo cree que un empresario de sexo masculino habría sido tratado en esta situación?

Si se tratara de un empresario de sexo masculino, no habría sido un esfuerzo de hacer amistad con él en lugar de excluirlo como 'nadie'. O bien, supongo que habría sido objeto de un juego de poder para expulsar a los demás! 

¿Cómo superó este desafío?

Tuvieron  que pasar cinco años de construcción las relaciones  para que la gente me tomara en serio.  Si ellos me encontraban   agresiva o enojada, eran   desdeñoso. Debían  conectarse a mi ser, a mi emoción. Creo que la construcción de relaciones es clave para tener éxito en su viaje. La cantidad de conversaciones   que he hecho es inimaginable: una en una, en  grupos y  en reuniones formales e informales. Y, con la gente de todos los ámbitos de la vida  desde barrenderos  y asistentes a  médicos y ministros. Mi viaje era ir paso a paso.

¿Qué consejo le daría a las mujeres jóvenes que empiezan en este viaje?

No tener miedo. Seguir  su intuición y seguir  su instinto. También debe recordar que hay una dignidad en riesgo. Lo que he aprendido es que incluso la toma de riesgos puede ser muy digna.
Por Sathy Joseph



https://india.ashoka.org/ratnaboli-ray-mental-health-crusader
http://www.anjalimentalhealth.org/founder.php
https://www.hrw.org/news/2016/09/01/ratnaboli-ray-india

Leer más...

viernes, 16 de junio de 2017

Ruth Asawa escultora


Ruth Asawa (Norwalk, California, 24 de enero de 1926 - San Francisco, 5 de agosto de 2013) fue una escultora estadounidense, de origen japonés.




Conocida en San Francisco como la "dama fuente", su obra se encuentra en importantes colecciones en el Museo Guggenheim y el Whitney de Nueva York. 


Ella fue una fuerza impulsora  en la creación de la Escuela de Artes de San Francisco, más tarde, en 2010, llamada la Escuela Asawa Ruth de las Artes de San Francisco 




Ruth Asawa tuvo una carrera duradera y muy variada que incluye dibujos y pinturas creadas en la década de 1940 en  el Blak Mountain College, escuela de arte experimental en Carolina del Norte.

Ponemos  de relieve sus esculturas de alambre  que forman su vocabulario visual de formas abiertas y atadas en bucle con las  que continuó experimentando a lo largo de su carrera a partir de 1949. Elegida como representante de los Estados Unidos para la Bienal de Sao Paulo 1955, Asawa recibió reconocimiento  de su país  por estas atrevidas  esculturas  en los años 1950 y 1960. 




Ruth Asawa |hija de inmigrantes japoneses en Estados Unidos, fue internada junto con su familia en los campos de concentración que el gobierno americano instaló en su territorio la década de los 40. Este cautiverio marcaría su vida y su obra produciendo  intrincadas esculturas metálicas de forma molecular.

https://www.famsf.org/blog/ruth-asawa-1926-2013
https://es.wikipedia.org/wiki/Ruth_Asawa
http://fahrenheitmagazine.com/arte/mujeres-artistas-borradas-libros-historia-arte/#
http://www.kireei.com/ruth-asawa/

Leer más...

jueves, 15 de junio de 2017

Begoña San José Serrán feminista sindicalista


Desde el privilegio de conocer a Begoña, podemos afirmar su compromiso, su humildad, su generosidad,  su lucidez, su calidez ...Todo esto unido a un continuo trabajo vital. Un lujo de persona a la que  le surgen reconocimientos por doquier como el de que nuestra maestra Celia Amorós  le dedicara  uno de sus libros. El efecto trasformador de sus esfuerzos en el cambio de la historia de este país tiene una magnitud inmensa . 


Begoña San José Serrán (Real Sitio de San Ildefonso, 13 de agosto de 1949) es una destacada feminista española cuya trayectoria se inicia en los años 70. Fue la primera Secretaria de la Mujer del sindicato CCOO, tanto de Madrid (1976) como del ámbito Confederal (1977), cargo que ocupó hasta 1981. Además ha sido Subdirectora de la Mujer de la Comunidad de Madrid (1989-1991); Concejala del Ayuntamiento de Madrid por IU (1991-1995) y Presidenta del Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid (2000-2003). Licenciada en Derecho, ha sido Secretaria Interventora de la Administración Local desde 1984 hasta su jubilación en el 2014. Ha impulsado en las Administraciones locales y autonómicas la creación de organismos específicos vinculados a la promoción de la igualdad de las mujeres. Cofundadora del Fórum de Política Feminista y presidenta de la Coordinadora de Mujeres para la Participación y la Igualdad (COMPI). De ella las filósofas Celia Amorós y Ana de Miguel, han destacado su labor por haber sabido hacer siempre puente entre la teoría feminista y la militancia política.



Begoña San José Serrán nace en La Granja (Segovia) en 1949 en el seno de una familia numerosa. Como señala María Martínez González, en su trabajo sobre trayectorias militantes en los feminismos contemporáneos, a los 18 años empieza a estudiar la carrera de Agronomía, se independiza de sus padres y realiza trabajos de servicio doméstico. Un año después entra a trabajar en una fábrica y deja la carrera que había iniciado. En la fábrica empieza a militar en el sindicato CCOO, donde establece los primeros contactos con el feminismo y también se afilia al PCE. San José relata cómo la invitaron a participar en una reunión del Movimiento Democrático de Mujeres (MDM), y cómo aquella reunión la deslumbró. A partir de este momento iniciático, su compromiso feminista se va concretando en el activismo. Realiza acciones directas para la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en la aún España del Nacionalcatolicismo, como acudir al ginecólogo para conseguir anticonceptivos, en una época en la que hacerlo era ilegal y motivo de reprobación, más aún sin estar casada.


Es detenida en dos ocasiones, en 1973 y 1974, y encarcelada durante tres meses como consecuencia de su militancia en CCOO, en un momento en el que los sindicatos y los partidos eran ilegales en España. La segunda vez es despida de la fábrica donde trabajaba.

1975 es un año muy importante en la lucha por los derechos de las mujeres: es declarado el Año Internacional de la Mujer y tiene lugar la I Conferencia Mundial sobre la Mujer en México. En España San José se mantiene muy activa en las movilizaciones que, principalmente las asociaciones de amas de casa -legales desde los años 60- estaban realizando en contra de la carestía de la vida. En diciembre, al poco de la muerte de Franco, se celebran en Madrid y todavía en la clandestinidad, las I Jornadas Nacionales para la Liberación de la Mujer en las que participa San José.

En 1977, coincidiendo con la legalización de los sindicatos, Begoña San José es nombrada Secretaria de la Mujer de CCOO, la primera en la historia de la democracia. En este periodo se configura la organización y el programa del sindicato respecto a su política sobre las mujeres y las organizaciones feministas. En diciembre de 1979 interviene en las II Jornadas Estatales Feministas que se celebran en Granada, y en 1980 en la II Conferencia Mundial sobre la Mujer en Copenhague, lo que le permite entrar en contacto con el movimiento feminista de otros países. Un año después, en 1981, participa activamente en la organización de la conmemoración del cincuenta aniversario de la obtención del voto femenino en España. En este año deja la Secretaría de la Mujer de CCOO y cuando quiere reincorporarse a su puesto de trabajo en la fábrica, le niegan esta posibilidad, lo que representa el fin de su militancia sindical.
 Begoña San José Serrán junto con Carmen Galdón Corbella  presentando el libro  de  Organización feministas ante el cambio generacional y político  2011-2016 

Este tiempo de paro es aprovechado por San José para estudiar la carrera de derecho, preparar oposiciones y consolidar su militancia en el feminismo. Se incorpora al Centro Feminista de Estudios y Documentación que fue promotor de la exposición itinerante sobre el trabajo de las mujeres través de la historia. Este grupo le permite impregnarse de conceptos y teorías feministas, así como participar en acciones en favor de la legalización del aborto, o revindicar la consulta del gobierno a los grupos feministas en la elaboración del I Plan de Igualdad, que no se había producido. Finalmente abandona este colectivo por su decisión mayoritaria de no oponerse como feministas a la entrada de España en la OTAN en el referéndum de 1986. En el año 1981, tras su X Congreso, abandona el PCE, de cuya Comisión de la Mujer formaba parte, y en 1986 se incorpora a Izquierda Unida. En 1984 aprueba las oposiciones de Secretaria-interventora municipal, que ejerce en varios ayuntamientos hasta 2014.

En 1986, junto con una veintena de activistas, funda el Fórum de Política Feminista, que desde sus comienzos reivindica políticas de igualdad al Estado, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. En este momento el movimiento feminista había obtenido algunas victorias de gran trascendencia, entre ellas el derecho al divorcio (1981), o la ley del aborto (1985). En este contexto, el Fórum de Política Feminista pretende ir más allá, planteando un feminismo político, independiente de los partidos y del gobierno, pero no antiinstitucional, y mucho menos anti-político. Muy al contrario su interés es, a través de pactos entre organizaciones feministas, incidir en la sociedad y en los poderes públicos. Sobre estos dos aspectos versa la primera de una larga serie de publicaciones del Fórum de Pólitica Feminista. Así en 1989 ve la luz el primer monográfico de la organización titulado "Mujeres, feminismo y poder", centrado en el texto de Celia Amorós del mismo nombre, y en el de Jo Freeman "La tiranía de la falta de estructuras". Ambos son un referente e impregnan fuertemente el activismo de San José. En el contexto de este interés San José participa dentro de Fórum de Política Feminista en la aplicación de la Declaración de Atenas de 1992, -primera cumbre europea de "Mujeres y poder" en la que se denuncia el déficit democrático y se proclama la necesidad de conseguir un reparto equilibrado de los poderes públicos y políticos entre hombres y mujeres-, y en la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing 1995.


En 1989 es nombrada subdirectora de Empleo y Cooperación de la recién creada Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, donde permanece hasta 1991, cuando es elegida concejala del Ayuntamiento de Madrid por IU. En 1992, como Presidenta de la Comisión de la Mujer de la Fundación Dolores Ibárruri, coordinó distintos proyectos y programas, entre ellos los proyectos EQUAL, de financiación comunitaria, sobre "Homologación e impulso de las Agentes de Igualdad de Oportunidades para las mujeres", y "Más mujeres en los poderes locales". En las elecciones municipales de 1995 San José se retira de la candidatura a la Asamblea de Madrid, junto con otras compañeras, como protesta porque las listas no alcanzaban la cuota del 35% de mujeres en puestos de salida establecida en los estatutos de IU.


Desde 1999 hasta el 2003 ejerce el cargo de presidenta del Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid, que entonces aglutinaba a 80 asociaciones de mujeres, y que fue eliminado por la presidenta autonómica Esperanza Aguirre (PP) en 2010.


Desde el 2008 forma parte y trabaja en la Plataforma Impacto de Género Ya que cada año elabora un análisis desde una perspectiva de género de los Presupuestos Generales del Estado, acompañado de un manifiesto con los resultados, el informe se presenta ante los partidos políticos en un acto de incidencia política en el Congreso de los Diputados. Entre el 2010 y el 2015 San José preside la Coordinadora de Mujeres para la Participación y la Igualdad (COMPI) fórmada por 28 Organizaciones.

En los años 2013 y 2014 participa en la Plataforma por el Derecho al Aborto de Madrid, junto con las feministas del Movimiento 15M, activistas que San José considera garantía de continuidad y relevo generacional dentro del movimiento feminista de España. En 2014 y 2015 también se mantiene muy activa dentro de la Plataforma CEDAW Sombra España 2014, cuyo informe sobre la aplicación del compromiso adquirido por Naciones Unidas en 1979 de eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer fue suscrito 300 ONG.

 En el 2015 San José también se implica y participa activamente en Plataforma 7N, encargada de organizar la Marcha Estatal Contra las Violencias Machistas que tuvo lugar el 7 de noviembre convocada por centenares de organizaciones feministas de toda España reclamando que la erradicación de la violencia de género fuera considerada una cuestión de Estado. La Marcha del 7N, fue un hito dentro de las movilizaciones feministas en España, con una participación multitudinaria de una ciudadanía proveniente de todos los rincones de la geografía española, e incluso desde fuera del territorio nacional.


Publicaciones

(1989) Contra la pobreza, contra la feminización de la pobreza. Contrarios, Revista de Crítica y Debate,
(1989) Democracia e igualdad de derechos laborales de la mujer: Por un consenso social sobre la necesidad de una política contra la discriminación de las mujeres en el empleo. Edita Instituto de la Mujer. Madrid, 214.
(1991) Acción positiva hacia las mujeres en los planes de empleo y de igualdad de la Comunidad de Madrid, 1989-1991. Economía y Sociología Del Trabajo, , 165-175.
(1995) Los ayuntamientos y la igualdad de oportunidades. C­ernos de Relaciones Laborales, 6, 57.
(2003) De la globalización del derecho a la igualdad al trabajo local y cotidiano. Jornadas Políticas Locales para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, , 24-50.
(2003) De la impotencia al empoderamiento. In Almudena Hernando. (Ed.), ¿Desean las mujeres el poder? Minerva.
(2004) De la impotencia de Antígona al empoderamiento de las mujeres en el siglo XXI. Mujeres: El análisis (1ª ed. p. 49-66) Universitat Jaume I.
(2006) Asociaciones de mujeres y democracia participativa en España hoy. Mujeres: ciudadanas. La identidad de dénero en la construcción de la nueva ciudadanía, Córdoba: INET.
(2009) La aplicación de la ley de dependencia, un análisis de género. Las políticas públicas desde la perspectiva de género.
(2009) Feminismo y sindicalismo durante la transición democrática española (1976-1982). In Fundación Pablo Iglesias (Ed.) El movimiento feminista en España en los años 70 (p. 335-368) Cátedra.
(2010) Incidencia política y social del feminismo: Organizaciones, indicadores y comunicación. Mujeres, sexos, poder, economía y ciudadanía. (pp. 87-98). Madrid: Fórmum de Política Feminista.
(2011) No solo queremos cuidar ni queremos hacerlo solas. Apuntes Ciudadanos, 4, 157-17426 .
(2012) Por un feminismo activo frente al recorte de los servicios públicos y de la democracia. In Fórum de Política Feminista (Ed.), Las asociaciones de mujeres ante el empleo, la violencia y la participación. (pp. 49-56). Madrid.
(2014, 30/04/2014) Feminismo y neoliberalismo. Diagonal.
(2014, Marzo 2014) De Gallardón a Gallardón, treinta años de batalla sobre el cuerpo de las mujeres. Trasversales, 31bis.
(2014) Igualdad versus austeridad: Resistencia, protestas y propuestas del movimiento feminista. Investigaciones Feministas: Papeles de estudios de mujeres, feministas y de género, (5), 185-206
(2015) Beijing+20, los objetivos de desarrollo sostenible y la sociedad civil. Bilbao.
(2015, Noviembre 2015) Las feministas y los presupuestos del estado para 2016. Revista Trabajadora.,

 Nuestro agradecimiento a  Carmen Galdón Corbella de Cuarto Propio en Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Bego%C3%B1a_San_Jos%C3%A9
http://www.heroinas.net/2012/09/las-feministas.html
https://cedawsombraesp.wordpress.com/
http://www.que.es/madrid/201103091749-pilar-bardem-manuela-carmena-begona-epi.html
http://conlaa.com/marcha-7n-las-organizaciones-feministas-convocan-los-partidos-apoyan/
https://www.navarra.es/home_es/Actualidad/Sala+de+prensa/Noticias/2016/03/17/importancia+asociaciones+mujeres.htm
https://cedawsombraesp.wordpress.com/
Leer más...
Más