Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 21 de octubre de 2017

Ericka Coello Paredes ilustradora y diseñadora gráfica ecuatoriana


Ericka Coello Paredes es una joven ilustradora y diseñadora gráfica ecuatoriana que deslumbra con sus creaciones llenas de contenido pop ochentero. Dice gustarle todos los colores y en especial el fucsia. 



Erika Coello “deslumbra con sus creaciones llenas de contenido pop ochentero.”, tal como reseña el portal Inkult en un artículo dedicado a ella.

En sus diseños deja ver el especial gusto que tiene por todos los colores y sobre todo por el fucsia, el que dice gustarle más que ningún otro. “Mi inspiración viene de todo lo que me rodea”, afirmó Erika y según reseña el portal ecuatoriano de diseño Haremos Historia .

Sus trabajos ya ha sido publicados en algunos libros australianos de ilustración como Curvy #6 (2009) y Semi-Permanent (2009 y 2010), en el 2014 su trabajo fue publicado en la revista Markka Registrada de Ecuador.





Mi inspiración viene de todo lo que me rodea la verdad, a veces hasta lo que sueño, sacas buenas ideas de ese lugar que se llama subconsciente, la música obviamente, las revistas, la gente pilas, los libros, el internet y los vídeos de música, a mí me gustan demasiado más que el cine y la propia televisión y también mi abuelita.



Visuales Super Demo Mini Reel 2013 from Ericka Coello on Vimeo.

Todos mis artistas favoritos, diseñadores, fotógrafos, escultores, músicos y mis amigos, de cada uno he aprendido mucho y lo aplico en mis cosas. Jean Paul Goude es mi modelo a seguir y de artistas que admiro mucho, también Peter Saville, Kate Moross, So Me, Jonas Akerlund, Roberta Ridolfi, Floria Sigismondi, es una ensalada bien rara pero es lo que me influye y me gusta de cierta manera, también los ochentas son como mis pulmones, la gogotería es como un estilo de vida.




https://erickacoello.wordpress.com/
https://www.youtube.com/user/erickacoello
http://inkultmagazine.com/blog/ericka-coello-ilustracion/
http://www.haremoshistoria.net/noticias/ericka-coello-ilustracion-y-diseno-grafico
Leer más...

viernes, 20 de octubre de 2017

Otti Berger artista textil, tejedora y profesora de la Bauhaus

Otti Berger  fotografiada por Gertrud Arndt


Otti Berger (4 de octubre de 1898 en Zmajevac / Baranja , Hungría; 1944/45 en el campo de concentración de Auschwitz ) fue un artista textil y tejedora. Ella fue  una estudiante y después profesora en la Bauhaus . Berger nació en Zmajevac , parte de la actual Croacia, tenía la ciudadanía yugoslava, pero a menudo es acreditada entre los artistas húngaros. 



Berger completó estudios en la Colegiata de Niñas de Viena antes de inscribirse en la Real Academia de Artes y Oficios de Zagreb, ahora la Academia de Bellas Artes de la Universidad de Zagreb . Continuó sus estudios en Zagreb hasta 1926 antes de asistir a la Bauhaus en Dessau , Alemania. Allí, Berger estudió con László Moholy-Nagy , Paul Klee , y Wassily Kandinsky , entre otros. Berger ha sido descrita como "uno de los estudiantes más talentosos en el taller de tejer en Dessau". 



Berger experimentó con metodología y materiales durante el transcurso de sus estudios en la Bauhaus para incluir finalmente textiles de plástico destinados a la producción en masa.  Al igual que Anni Albers y Gunta Stözl, Berger rechazó la comprensión de los textiles como un arte femenino y utilizó la retórica utilizada en la fotografía y la pintura para describir su trabajo. Durante su tiempo en Dessau , también escribió un tratado sobre telas y la metodología de la producción textil, que permaneció con Walter Gropius y nunca fue publicado.  Berger es la única diseñadora de Bauhaus que buscó patentes para sus textiles.

Berger fue adjunta de  la diseñadora Lilly Reich en el taller textil de la Bauhaus. Ella comenzó a crear su propio plan de estudios, y actuó como  mentora de los estudiantes Bauhaus más jóvenes que llevaron a cabo métodos Bauhaus, incluyendo Zsuzsa Markos-Ney y Etel Fodor-Mittag, que se convirtió en un tejedor  en Sudáfrica. 
Otti Berger fotografiada por  Gertrud Arndt

Berger cerró su empresa en 1936. Berger huyó a Londres, donde los intentos de emigrar a Estados Unidos para trabajar con su prometido Ludwig Hilberseimer y otros profesores de la Bauhaus fracasaron. No pudo encontrar un trabajo estable en Londres, en parte porque no hablaba el idioma, también porque tenía problemas auditivos y no encontró un círculo social.  Berger regresó a Zmajevac en 1938 para ayudar a su familia por la mala salud de su madre.  De allí, ella fue deportada con su familia al campo de concentración de Auschwitz en abril de 1944, donde  murió. 

https://en.wikipedia.org/wiki/Otti_Berger
https://www.bauhaus100.de/en/past/people/masters/otti-berger/

Leer más...

jueves, 19 de octubre de 2017

Ana Romero, Fina Acuña Graña, Silvia Fernández Perez heroínas contra el cáncer

Ana Romero



La vida de tres luchadoras incansables  se apagó en solo 10 meses -"Nos enseñaron a valorar la vida; su lema, nunca rendirse"


Luto de lazos rosas. La lucha contra el cáncer de mama acaba de cerrar una nueva página. El último adiós que O Morrazo dio ayer a la buenense Ana Romero, directiva de la Asociación de Diagnosticad@s de Cancro de Mama "Adicam" se suma al duelo aún reciente por la pérdida de la fundadora y corazón de la asociación, Fina Acuña, y a la despedida de otra luchadora y directiva del colectivo, Silvia Fernández, en menos de diez meses. 2017 ha sido un año aciago.

"Se fueron tres campeonas que nos enseñaron a las demás, que nos quedamos aquí, a valorar la vida", reconoció aún emocionada la actual presidenta, Olga Sotelo, al salir del funeral de Ana Romero.


En diciembre falleció Silvia Fernández; en el mes de julio se fue Fina Acuña y esta semana fallecía Romero a los 52 años de edad. Había sido operada de un cáncer de mama y posteriormente se sometió a una operación para la reconstrucción del pecho. Al parecer esa intervención fue el origen de una posterior enfermedad degenerativa, que finalmente apagó su vida el pasado lunes.

El luto de Adicam se hace extensivo a Vigo y su comarca. Destacan el ejemplo que suponen personas como estas tres afectadas, por su tesón y ganas de seguir adelante. "Las tres fueron luchadoras con una sonrisa en la cara, siempre positivas, animando a todas... Nunca se vinieron abajo. Su lema era 'prohibido rendirse'. Como ellas tres no hay otras. Tenemos que mantener la esperanza aunque cada vez llegan chicas más jóvenes, que es lo más triste", añadía Olga Sotelo. "Queremos que se acabe 2017 para olvidarlo ya, es un golpe muy duro", reconocía otra integrante de Adicam, tratando de que el dolor del impacto social no empañe la energía que las caracteriza.

Y es que el 16 de julio fallecía en un centro hospitalario de Vigo Fina Acuña Graña, la fundadora de la Asociación y su presidenta hasta hace apenas un año. La noticia supuso un mazazo para su familia y compañeras. "Era valiente, luchadora, incansable, siempre con una sonrisa en la cara y consolando a los demás cuando a lo mejor era ella quien estaba enferma", recuerda con emoción la actual presidenta quien recogió su testigo. A lo largo de estos casi 18 años Acuña se convirtió en uno de los referentes y símbolos de la lucha contra esta enfermedad.

Fina Acuña Graña

Fina Acuña tenía 48 años y llevaba luchando contra el cáncer de mama desde antes de cumplir los 30. La primera vez que apareció en su vida fue en 1999 y en 2001 decidió crear una asociación para ayudar a otras mujeres en su misma situación y que tuviesen un lugar al que acudir. Todo en un momento en el que la lucha contra el cáncer de mama no tiene la relevancia social de hoy en día.

Silvia Fernández Perez

Hace justamente un año, el hospital Povisa sacó a la luz un vídeo para infundir energía y animar a llevar una vida normal a las pacientes con esta enfermedad. El vídeo, colgado en las redes sociales, estaba protagonizado, precisamente, por la canguesa Silvia Fernández.

Tras seis años de lucha contra la enfermedad, se convertía en la cara visible de la lucha contra el cáncer de mama en el área sanitaria de Vigo: con sus hijos y dos enfermeras, prestó su historia para argumentar un vídeo del hospital Povisa titulado "Tú cuida de los tuyos. Nosotros cuidamos de ti". En él charlaba y aconsejaba a sus hijos mientras mostraba sin complejos las secuelas de esta enfermedad y de su tratamiento.

Silvia Fernández moría el 14 diciembre con 41 años pero su ejemplo, al igual que el de Fina Acuña y Ana Romero, será perenne.

 Tomado del articulo de Elena Ocampo  05.10.2017 


Seguimos solicitando un sobreesfuerzo en recursos para  investigación al objeto de  frenar  el cáncer de mama y su impacto. Nuestro pedido para que se cuide más nuestro entorno, nuestro planeta y se vaya a las causas que producen el cáncer terminando con ellas.

http://www.farodevigo.es/sociedad/2017/10/05/adios-3-heroinas-cancer/1761639.html
http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2016/10/20/animo-pacientes-hagan-vida-normal/1554593.html
http://www.heroinas.net/2016/10/pilar-galera-martin-hematologa-malagena.html

Leer más...

miércoles, 18 de octubre de 2017

Aprendiendo de la vida de mi madre María Beatriz Couto



Mi madre duerme... Duerme un silencio tranquilo de pastillas; duerme un silencio de toda la vida.
Duerme el haber estudiado y duerme su cuadro de honor.
Duerme sus trabajos y sus estudios de piano.
Duerme el cuidado de su madre y duerme el cuidado de su hijo y de su hija.
Duerme el encierro, duerme el servicio de su esposo, duerme el servicio a mi padre.
Mi madre el haber cuidado de mi hijo y mi hija mientras yo trabajaba.
Mi madre duerme el no tener que "ocuparse de".
Duerme su amado magisterio y sus alumnos y alumnas.
Mi madre duerme el sueño de su sueño...
Mi madre es quien dio su vida a todos y todas las que cupiere ser cuidados y cuidadas con el rigor.
Mi madre postergó sus sueños que hoy duermo con pastillas y doctores.
Mi madre fue rigurosa guardiana de los valores que le inculcaron callarse y callarnos.
Mi madre trabajó duro.
Muy duro trabajó mi madre.
Hoy duerme no saber quién era esa mujer amante del Arte y libre ganando su dinero.
Mi madre dio su vida por este sistema y hoy no sabe para qué.
Para que yo no deje que eso pase nunca más con ninguna mujer, amada madre.
María Beatriz Couto, madre amada mía




María Beatriz Couto  nació el 26 de febrero de 1935.
Hija de Concepción Biscione e Ignacio José Couto; la seguna de cuatro hermanas mujeres. Estudió su escuela promaria y su escuela secundaria en el barrio de Villa Lugano, ciudad de Buenos Aires; y en su quinto año del comercial fue galardonada con el cuadro de honor por sus calificaciones.
Al recibirse comenzó a trabajar en contaduría dentro de la fábrica Piazza Hnos.; y recuerdo que siempre contaba que votó en la primera votación femenina de la historia argentina y además fue presidenta de mesa.
Se compró un piano; tomó clases de piano por años. Gustaba de la ópera y de la música clásica, sacaba abonos en los teatros y concurría a las audiciones radiales con orquestas en vivo.
Conoció a mi padres, se casó.
Siguió trabajando ahora en Jabón Federal, accedió a un crédito por vivienda y vino a vivir a la provincia.
Tuvo a mi hermano y a mí, vinieron tiempos de desempleo y violencia.
Comenzó a coser en su máquina de casa para una textil; casi ni le pagaban.
Mi padre no quería que saliera de casa mucho tiempo pues necesitaba que lo atendieran, tampoco gustaba del teatro o de las salidas, por lo que ella se fue quedando aislada.
Cada vez más y más amarga la vida y las relaciones familiares para ella y para mi que debíamos servir a mi padre y a mi hermano.
Decidió a sus 40 años comenzar el Magisterio porque necesitaba trabajar; así que fue maestra de primaria hasta que se jubiló.
Fue maestra de adultas y adultos también; yo reemplazaba sus labores en la casa mientras tanto y ella al llegar, la comida y atenciones a su marido y a mi hermano. Esos cuidados eran como los que se le hacen a un niño... 
Y finalmente los cuidados a su madre, viajar hasta la capital los fines de semana para cuidarla y a su vez dejar todo preparado para mi padre y soportar a su regreso las recriminaciones por la ausencia.
Atender a mi hermano cuando venía a la casa familiar.
También ha cuidado de mi hijo e hija cuando yo salía a trabajar.
Murió su madre a los 99 años y comenzó una espiral de senilidad que no le permitieron poder disfrutar de nada de lo que podría disfrutar si no la hubieran adoctrinado al servicio sacrificado.
Murió mi padre y su hijo la abandonó para nunca más visitarla siquiera.
Demencia senil severa es su diagnóstico; irreversible y progresiva.
La cuidamos con mi hijo y mi hija.
Susana Mora Couto
Leer más...

martes, 17 de octubre de 2017

Las Cleopatras de Egipto y María Eugenia Trujillo.


Una estrategia contra la violencia en Bogotá : Junto con la artista María Eugenia Trujillo, tres mujeres deEgipto, céntrico barrio  de Bogota, exponen sus creaciones contra el olvido, la violencia y la estigmatización.


En una periférica zona del centro de Bogotá existen tres mujeres: Carmen, Nayibe y María Antonia, más conocidas como Las Cleopatras del barrio Egipto. Ellas, junto a la artista colombiana María Eugenia Trujillo, lanzaron la exposición artística Exvotos en la biblioteca de la Universidad Externado de Colombia, que estará exhibida hasta febrero de 2018.


Una de las piezas de la exposición es Un dechado. “Un dechado fue una forma de enseñar a hacer no solo ciertas costuras y puntadas a las mujeres, sino al tiempo dar una lección de moral. Las monjas enseñaban a bordar frases como ‘debo ser una niña buena’. Lo que se hace aquí es una trasgresión al bordado con intensos calificativos hacia las mujeres”, afirma la artista María Eugenia Trujillo.


La máquina de coser de Carmen Ibáñez es uno de los objetos que hacen parte de la exposición en la biblioteca de la Universidad Externado. / Fotos: Cortesía Juanita Eslav


El dechado mezcla palabras como: amada, bella, bruta, cerda, concubina, dama, diosa, fufurufa, muñeca, perra, princesa, reina, puta, tarada, querida. La violencia de género es también una violencia del lenguaje, más sutil, más poderosa, aceptada, cotidiana.

Esta pieza hace parte de Exvotos, una exposición que intenta dar reconocimiento y una forma de expresión y visibilización a estas mujeres de una de esas tantas realidades ocultas en Bogotá.

El barrio Egipto tiene un estrecho pasaje bordeando la última avenida del oriente capitalino, el callejón San Bruno, hogar de las Cleopatras. Un lugar estigmatizado por la violencia urbana, nodo de pobreza y todas las formas de exclusión: económica, social y política, la falta de oportunidades, la violencia intrafamiliar y hacia la mujer.

Nayibe, una de las Cleopatras, en contra de la fatalidad de las condiciones de su barrio dice: “Si usted anda entre la miel, que no se le pegue. Este barrio ha sido llamado el cagadero. Pero de este cagadero ha salido gente luchadora, madres luchadoras, como nosotras”.

Las Cleopatras representan la resistencia de personas, mujeres y comunidades que se niegan al olvido, al anonimato y a la marginación. Esta exposición hace un fuerte llamado contra el “imperio del hombre”, pero “no es hacer ver a los hombres como los malos, estamos buscando hacer valer los derechos que las mujeres también tenemos”, asegura la misma Cleopatra. Y es que esta exposición si pudiese resumirse en una noción sería “reconocimiento”.

El reconocimiento es fundamental para la construcción no sólo de comunidad, sino de cada individuo. La falta de reconocimiento es quizá el daño primordial contra la individualidad y, por lo tanto, contra la trama de lo social. Y esta exposición señala ante todo esa reivindicación. Unas formas de expresión artística sí, pero que exploran los límites de estas vidas hasta ahora relegadas.

“El arte es un potente vehículo para transformar la sociedad y luchar por los derechos humanos”, recuerda Yolanda Sierra, abogada constitucionalista, coordinadora del grupo de Derecho, Arte y Cultura de la Universidad Externado de Colombia, organizadores de la exposición.



“El exvoto es un objeto para hablar de cosas imposibles, para pedir, por ejemplo, por la sanidad de una enfermedad, por la protección de un ser querido. Por ello, no necesariamente es un objeto religioso, puede ser un objeto laico”, afirma la constitucionalista Sierra.


El arte se presenta aquí como un milagro, un momento, un lugar, un encuentro. Las piezas expuestas “transfiguran de un lugar a otro, hacen visible algo que está oculto al ponerlo a la vista pública”, agrega finalmente la abogada Sierra.

“En mi exvoto pude plasmar cosas que sentía, cosas que cuando uno de mis hijos murió no le pude decir y las tenía escritas. Recordar y revivir el momento en el que él se fue, fue duro. Al plasmarlo en este bordado siento que saqué un poco del dolor que tenía guardado y que a nadie le he expresado”, dice Carmen, otra de las Cleopatras.

El exvoto de Carmen, una pequeña máquina de coser adornada con bordados, “representa el tiempo que estuve alejada de mis hijos, las fechas especiales, las necesidades que ellos pasaron cuando estuve en una cárcel. Pero también lo que tuve que hacer desde ese lugar para sostenerlos. Mientras estuve ocho meses encerrada pude hacer algo por ellos gracias a esa máquina”.

Exvotos es una exposición dignificante, y de alguna manera escandalosa, como todo aquello que pretende remover las formas en que se mira, se piensa, se siente la realidad, las realidades de esos otros con los que compartimos la misma ciudad; pero que a pesar de ciertas condiciones, que no escogieron, luchan, litigan, resisten al anonimato, la forma inicial de la inhumanidad.

 Tomado del articulo de Marco Cortés


http://colombia2020.elespectador.com/pais/el-arte-de-las-cleopatras-de-egipto
Leer más...

lunes, 16 de octubre de 2017

Eva Geber diseñadora gráfica, autora y publicista cultural austriaca


Eva Geber  (3 de julio de  1941 ) es diseñadora gráfica, autora y publicista cultural austriaca .


Eva fue entre 1974 y  2011, durante 35 años, directora de la revista AUF – Eine Frauenzeitschrift , revista de los  movimiento de mujeres vienesas. Ellas crearon numerosas publicaciones en revistas y antologías.

Eva  es un miembro de la Grazer Autorinnen Autorenversammlung .

Premios
2009 precio de Viena Mujeres
2013 el reconocimiento Premio Bruno Kreisky para el libro político de la clase de mujer luchadora

Publicaciones
1992: Co-fundador de AUF-edición, Viena:
1992: "Las mujeres de Viena". Un libro de la ciudad de Fanny, Frances y Francesca. Hg. Donantes Eva, Sonja Rotter y Marietta Schneider) y con / autor de 14 artículos, 466 páginas.
1995: "Todo el sufrimiento y Spassettln. La vida de Lucía Wester Guardia ". Biografía literaria, 126 páginas  Mandelbaum Verlag

1998: nueva edición de tres obras de Rosa Mayreder (1878-1938), la gran teórico feminista del movimiento de las primeras mujeres: - La casa en el Landskrongasse. Jugenderinnerungen (Prefacio, p 6-13) y los dos volúmenes de ensayo filosófico feministas: - Contribución a la crítica de la feminidad (Epílogo S 261-274) - Género y Cultura (Epílogo S 321-330)
2001 :. Hg y prefacio (S 7-60): "Betty Paoli: ¿Qué tiene el espíritu  en común con el sexo"
2010 :. Hg y epílogo (S 169-187): Rosa Mayreder, la civilización y el género. Un libro de lectura.

https://de.wikipedia.org/wiki/Eva_Geber
https://www.wien.gv.at/menschen/frauen/stichwort/politik/frauenpreis/preistraegerinnen/eva-geber.html
https://www.wien.gv.at/menschen/frauen/stichwort/politik/frauenpreis/preistraegerinnen/eva-geber.html
https://www.wien.gv.at/wiki/index.php?title=Eva_Geber
https://www.wien.gv.at/menschen/frauen/stichwort/politik/frauenpreis/preistraegerinnen/eva-geber.html
Leer más...

domingo, 15 de octubre de 2017

Justicia para Joane Florvil mujer y migrante

Joane Florvil unos días antes de su muerte 

Joane tenia muchos puntos para ser objeto  de injusticias: era mujer, migrante, pobre y negra . Joane no hablaba español. Ella era una más de los miles de haitianos que pasaban horas esperando colas para conseguir papeles diversos en los centros de emigración de Chile. Seguro que soñaba con una vida mejor y eso la alentó a dejar su país. Tenia 27 años y había sido madre hacia dos meses.


Aprovechamos para insistir en la necesidad de unos agentes sociales verdaderamente formados, sensibles y no excluyentes,  de una sanidad pública a la que todas las personas que vivan en el país tengan acceso, de unos medicamentos , ajenos a monopolios , y accesibles a la ciudadanía...

 


Justicia para Joane 

 La familia y las organizaciones que la asesoran, quieren que se  analicen las presuntas irregularidades del caso y se llegue a los responsables, de donde sea que provengan, incluido dentro del mismo Ministerio Público. Parten de la base de que existen antecedentes suficientes para suponer irregularidades o al menos indicios de negligencias graves en las distintas etapas que condujeron a la muerte de Joane. También manifiestan su consciencia de que no se trata de un caso común, sino de un sector de la población especialmente vulnerable.






Desde "La tercera" nos cuentan como su su vida terminó en un mes:

Los 30 días de calvario de Joane Florvil


La acusaron, detuvieron y criminalizaron por abandonar a su hija. Luego supieron que todo había sido una confusión, donde el problema había sido el idioma. Las versiones de este caso son muchas, pero en la historia hay dos hechos: una haitiana que nunca entendió lo que estaba pasando y que terminó sus días en la ex Posta Central. Acá, el último mes de vida de una inmigrante que no volvió a ver nunca más a su hija.


Mi beba, mi beba. El 27 de septiembre, Joane Florvil volvió a preguntar por su hija. Llevaba 27 días internada en la ex Posta Central, 27 días sin ver a su hija. Y habían pasado 27 días desde el incidente que la hizo conocida por, supuestamente, abandonar a su guagua de dos meses.

Era cerca del mediodía y la mujer de nacionalidad haitiana había sido trasladada a una de las salas del quinto piso, a la Unidad de Cuidados Intensivos. Su condición había empeorado. Junto a ella estaba Wilfred, su pareja, y Roxana, su cuñada. Joane se había descompensado.

Entró una enfermera para empezar con el procedimiento habitual: conectarla a las máquinas y sedarla para disminuir el dolor. A Joane le pesaba el cuerpo, tiritaba. Pero lo que le dolía era otra cosa, le faltaba algo.

—Hermana, tú, ayuda, la beba –le suplicó a Roxana.

Fue lo último que alcanzó a decir Joane Florvil. Murió dos días después.

* 30 de agosto

Se podría decir que hasta el 29 de agosto la vida de Joane Florvil era más o menos ordinaria. Hace siete meses había decidido venirse desde Juana Méndez, en Haití, buscando una mejor calidad de vida, pero las cosas en Chile no habían sido fáciles. Aún así, la familia había logrado establecerse en una casa en Cerro Navia. Ella y Wilfred trabajaban en lo que apareciera con tal de generar ingresos: limpiar, pintar, transportar cosas.

Por eso, cuando un hombre se acercó a Joane y le ofreció trabajo para su marido, a ella le pareció una buena oportunidad. El trabajo, según fuentes de la Municipalidad de Lo Prado que vieron lo sucedido, era simple. Le pedían sacar el pasto del jardín de la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia de Lo Prado.

–Lo que había pasado es que este hombre, desconocido y sin aparente vínculo municipal, le pidió permiso al guardia de la oficina para entrar al jardín a “sacar pasto para los conejos” –dicen desde la municipalidad.

Fue en ese contexto que a Wilfred le robaron su mochila, donde estaba su pasaporte, el carné de identidad de su hija y lo que más le importaba a Joane: el carné para el consultorio de la niña. Wilfred, desesperado, hizo una denuncia en la Oficina de Migración de la misma municipalidad e incluso un funcionario lo acompañó a su hogar.
Al día siguiente, a las cinco de la tarde, cuando aún faltaba media hora para que la OPD de Lo Prado cerrara, llegó Joane Florvil a pedir que le devolvieran la mochila de su marido.

–Ella llegó con su guagüita. Entró y habló con el guardia. Pero lo único que dijo fue “ayuda marido”. El guardia le explicó que allí no atendía la oficina de migración, pero ella no entendió nada –dice una fuente municipal.

Para los haitianos, según Roxana, la cuñada de Joane, las personas con uniforme -como los guardias o policías- son vistos como autoridades respetables y de quienes se pueden fiar. Joane necesitaba explicar bien lo que había pasado, y como su español era bastante reducido, decidió ir a buscar un traductor. Por eso, dicen desde la familia Florvil, Joane dejó a su hija con el guardia.

La haitiana de 27 años salió desde el edificio municipal caminando. Primero fue a una construcción cercana, donde trabajaban haitianos, pero nadie la quiso ayudar. Luego decidió ir a su casa, que está, exactamente, a ocho minutos caminando desde la OPD de Lo Prado.

En la oficina municipal ni siquiera habían pasado 10 minutos desde que Joane había dejado a su hija con el guardia. Fuentes de ese lugar explican que apenas vieron a la guagua sin su madre emitieron una alarma de que había sido abandonada y que la directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), Adriana Sanhueza, comenzó a dar órdenes. Que se contactaran inmediatamente con Carabineros y luego con el Sename. Aunque la niña dormía tapada y tranquila en su coche, la orden fue textual: había que deshacerse del problema.

Según consta en el parte de Carabineros, fue Lya Araya Díaz una de las denunciantes y quien entregó fotografías que habían sido tomadas por dos funcionarios municipales que siguieron a Joane Florvil: Marcelo Sandoval Vivanco y Felipe Rivera Valenzuela. Ambos, según el parte, habían incluso grabado un video de la haitiana mientras entraba a su casa.

-Pero si la siguieron, si le sacaron fotos, por qué no conversaron con ella. Sabían que era inmigrante. Deberían haberla parado, preguntarle qué le pasaba y se hubiesen dado cuenta de que no entendía nada. No hicieron ningún esfuerzo -explica una alta fuente municipal.

Fue alrededor de las 18 horas que Carabineros de la 48 Comisaría de Asuntos de Familia en Santiago recibió la denuncia de abandono de una menor y se dirigieron a la casa de Joane. Intentaron hablar con ella, pero como no hablaba español y, según consta en el documento de Carabineros, un vecino hizo de traductor.

A las 21 horas, por instrucción del fiscal Julio Contardo Zúñiga, se detuvo a Joane Florvil por presunto abandono de menor. La traducción de sus derechos al creolé también fue hecha por su vecino.

–En ningún protocolo está establecido que Carabineros lleve a un traductor –explica desde la institución.

El director de la Fundación Fre, ONG que apoya a la familia Florvil, José María del Pino, explica que desde ese momento hay una nebulosa en la historia.

—Hay 12 horas, desde que Joane es detenida, en que no tenemos claridad de los hechos.

Esas 12 horas son claves, porque son las que detonan la seguidilla de irregularidades que hay.

El parte de Carabineros detalla una cronología. Entre 21.00 y 22.25 horas, Joane Florvil estaba conversando con Carabineros intentando explicar lo sucedido. Ya a las 23.38 es ingresada, en calidad de detenida, al segundo pabellón de aislamiento de la 48 Comisaría. Allí era observada mediante las cámaras de seguridad. Eso, hasta que a las 23.55 comenzó a golpearse la cabeza contra el muro del calabozo.



 Joane fue exhibida   esposada y llorando en los noticiarios de la televisión-

* 31 de agosto

A las 0.12, Joane Florvil fue trasladada hasta la ex Posta Central. Su registro de ingreso al servicio de urgencia fue a las 0.34. A las 6.30 horas seguía en la posta.
La detenida, según órdenes del fiscal, debía permanecer bajo custodia hasta que un juez resolviera lo contrario. Entre las 8 y las 11 de la mañana, Joane Florvil estuvo custodiada por diferentes funcionarios de Carabineros. Hasta que a las 11.45 fue ingresada a la UCI, por una falla renal.

Ni Wilfred, su pareja; ni Samantha Florvil, su hermana; ni Roxana, su cuñada, sabían dónde estaba Joane. Habían pasado la noche recorriendo comisarías sin éxito. Luego les comunicaron que estaba grave y hospitalizada, pero tampoco les señalaron dónde. Recién al mediodía lograron dar con el paradero de Joane en la ex Posta Central. Allí les dijeron que la mujer tenía epilepsia, pero la información los sorprendió, porque ella nunca había sufrido esa enfermedad. Después les explicaron que sólo era un cuadro epiléptico.

Desde hacía horas que Wilfred había comenzado a preguntar desesperado por su hija. Les decía a los carabineros que custodiaban a Joane que él era el padre, que lo ayudaran. Le pidieron documentación que acreditara el parentesco, pero esos documentos se los habían robado.

* 4 de septiembre

–¿Y la beba?

Cuando el 4 de septiembre Joane Florvil salió de la UCI, lo primero que hizo fue preguntar por su hija. Pero “la beba”, como ella la llamaba, estaba a cargo del Sename, en la Casa Nacional del Niño, por instrucciones del Juzgado de Familia de Pudahuel.
Wilfred salía todos los días a las 6 de la mañana desde su casa en Cerro Navia a Ñuñoa para ver a la niña. Pero Joane no tenía ninguna posibilidad de saber que su hija estaba bien. Repetía una y otra vez: “Foto, foto pa’ la mama”, por lo que Wilfred pidió autorización en la Casa Nacional del Niño para sacarle una foto a su hija. Le dijeron que no, que estaba prohibido.

Cada vez que Wilfred salía de la pieza en la ex Posta Central, recuerda su cuñada Roxana, la cara le cambiaba.

–Me decía: “Joane se va a morir sin la beba. Yo tengo mucho problema, mucho problema”. Y se quebraba.

* 13 de septiembre

La familia de Joane Florvil en Haití pedía a diario reportes de su salud y fotos para ver cómo evolucionaba. Las imágenes del 13 de septiembre, al fin, los calmaron. Joane parecía verse bien y, de hecho, se sentía mucho mejor. Pero anímicamente estaba cada vez más decaída.

—Estaba muy triste, lloraba. Le comenzó una depresión horrorosa por el tema de su hija. Le decíamos ‘la beba está bien, la están cuidando’. Pero Joane estaba desesperada y en su desesperación decía ‘mi beba no está y no me quieren decir’ –recuerda Roxana, cuñada de Joane.

Entre las visitas a la ex Posta Central, Wilfred, Samantha y Roxana hacían las gestiones para recuperar a la niña. El 20 de septiembre tenían la primera audiencia para ratificar la medida proteccional: Wilfred inició los trámites para recuperar sus documentos.
Estaba en eso cuando el 13 de septiembre recibió una llamada desde la OPD de Lo Prado anunciándole que habían aparecido los documentos.

Sin embargo, en una audiencia el 27 de septiembre, el Juzgado de Familia de Pudahuel ratificó que la niña seguiría bajo el cuidado del Sename.

* 27 de septiembre

—¡Joane! ¡Joane, grave, grave, grave! –gritaba Wilfred al teléfono.

A las tres de la tarde, Joane Florvil había sido trasladada nuevamente a la UCI. Estaba grave, muy grave, y eso era lo que Wilfred intentaba decirle a Roxana por teléfono. Cuando ella llegó, alcanzó a hablar por última vez con Joane y esta le suplicó que le trajera a su hija. Luego la entubaron y sedaron.

–Ella está grave, tiene una hepatitis fulminante. Necesita un trasplante de hígado –recuerda Roxana que le dijo el doctor en su oficina. Ella, dice, comprendió de inmediato la gravedad de la situación y le preguntó lo que no quería preguntar:

—¿Debe viajar la familia desde Haití?

* 28 de septiembre

Los huracanes habían dejado estragos en Centroamérica. Haití fue azotado por el huracán María. Había gente varada en el país, vuelos retrasados. Roxana no podía comprar un pasaje para que algún familiar de Joane viajara a Chile y acá las noticias empeoraban.
Según los médicos de la ex Posta Central, no existían los recursos para hacerle un trasplante de hígado a Joane. Debían ir a un hospital o a una clínica. Le dijeron a la familia que estuviera tranquila, que estaban haciendo todos los esfuerzos.

Roxana, Wilfred y Samantha esperaron hasta las 10 de la noche del 27 de septiembre que trasladaran a Joane. No pasó nada. Al día siguiente, la haitiana estaba convulsionando. Una de las enfermeras le pasó a Wilfred una receta para que comprara un medicamento. Levetiracetam era el compuesto.

En la farmacia, justo al frente de la ex Posta, lo tenían por el nombre de “Kopodex”, a 42.990 pesos. Pero cuando Wilfred llegó con el medicamento, ni siquiera había un médico. Le tuvo que pedir a una enfermera que le diera el remedio a Joane.

En un español apenas entendible, Wilfred recuerda ese momento:

—Debilidad, falta de fuerza, impotencia. Mucha tristeza, mucha tristeza.

* 29 de septiembre

— ¿Cuántos días? –preguntó Roxana.

La doctora Javiera Espinoza Torres solo la miró.

—Tengo un vuelo para el miércoles, llegan el jueves acá –explicó Roxana.

—No creo que pase del lunes –respondió la doctora.

Roxana estaba en estado de shock. Durante la noche del 29 de septiembre habían trasladado de urgencia a Joane al Hospital Clínico UC. La doctora le explicó que Joane había llegado con muerte cerebral y que ya no estaba en la lista de espera para trasplantes. Roxana ni siquiera podía llorar.

Cuando abrió la puerta de la habitación donde estaba Joane vio a Wilfred al lado de la camilla sosteniendo la mano de su mujer y acariciándola suavemente. Roxana no quiso interrumpir e intentó cerrar la puerta, pero alcanzó a escuchar las palabras en creolé que Wilfred le decía a Joane:

–Mama, ya po, mama.

* 30 de septiembre

A las 4.10 de la mañana entró una llamada al celular de Roxana desde el Hospital UC. A las 5.00, Roxana llamó a Wil.

—Vente a la clínica, porque Joane no está bien.

Roxana, Wil y Samantha llegaron al hospital alrededor de las 6.00. Pasaron a la habitación de Joane, acercaron unas sillas a la cama y se pusieron a esperar. Ella estaba entubada, ellos apenas la miraron. Los tres pares de ojos estaban clavados en el monitor. A las 7.15, después de 30 días, Joane Florvil murió.

La causa de muerte, según el parte de Carabineros, fue un paro cardiorrespiratorio producido por una falla hepática fulminante. Según exámenes de la ex Posta Central, Joane no presentaba disfunción hepática, pero el fármaco proporcionado alertaba sobre efectos adversos ante un cuadro de esas características. La Fiscalía Centro Norte abrió una investigación, a cargo del fiscal Marcelo Cabrera, para determinar la causa de muerte de Joane.

—Le pedí disculpas, porque mi país le había hecho tanto daño. A ella, a su hija, a Wilfred. Me sentí tan impotente por no haber podido hacer nada, dice Roxana entre lágrimas.

-Se fue diciendo: “Hermana, tu país, tú trae bebé”. Ella sufrió hasta el último minuto porque no pudo ver a su bebé. Se murió pensando que su hija estaba muerta.

* Post mortem

A casi una semana de su muerte, el hermano de Joane, Realyno Florvil, se ve compuesto. Es jueves 5 y acaba de llegar a Chile.

En las oficinas de la ONG Acción, Mujer y Madre, otra de las instituciones colaboradoras, vestido con una chaqueta azul y pantalones café, habla con voz calma con los abogados. A su lado está Roxana, su cuñada, quien ha sido la vocera de la familia desde que ocurrió la detención, y Samantha Florvil, que apenas es capaz de hablar. Desde ahora, Realyno representará a la familia.

–Esta situación le causó mucho dolor a mi familia y mucho daño, porque destruyeron la imagen de los Florvil. Es la muerte de Joane más el daño a su honra –dice Realyno.

–Pero el foco hoy es repatriar el cuerpo de mi hermana. Queremos que vuelva a su país, a Juana Méndez. Allá todos están esperando para hacerle una ceremonia. Y nuestro otro objetivo es recuperar a la niña, comenta.

El 17 de noviembre es la audiencia para definir quién estará a cargo del cuidado personal de la hija de Joane. Respecto del sobreseimiento definitivo de la causa contra Joane por el supuesto abandono, la audiencia será el 22 de noviembre.

A las ocho de la noche la familia Florvil se dirige a su casa, ahora con el hermano mayor a la cabeza. Realyno está cansado, lleva más de un día viajando. Roxana también está agotada, ha sido durante un mes la vocera de los Florvil. De pronto, mira su teléfono. Allí está una de las últimas fotos de Joane con vida, cuando estaba en la ex posta. Están las dos, riéndose, a pesar de la situación. Roxana guarda el celular. Mañana será otro día para defender a Joane.

–Porque ya no es la mujer haitiana que abandonó a su bebé. Nunca lo fue.

 Carla Ruiz Pereira







http://www.eldesconcierto.cl/2017/10/06/el-mes-de-injusticia-que-apago-la-vida-de-la-haitiana-joane-florvil-en-chile/
https://afrofeminas.com/2017/10/10/por-que-la-muerte-de-joane-florvil-mujer-negra-caida-no-importa-a-las-feministas/
http://www.latercera.com/noticia/los-30-dias-calvario-joane-florvil/
Leer más...

sábado, 14 de octubre de 2017

María Izquierdo pintora mexicana



María Cenobia Izquierdo Gutiérrez (San Juan de los Lagos, Jalisco, 30 de octubre de 1902 - Ciudad de México, 2 de diciembre de 1955) fue una pintora mexicana, la primera en exponer sus obras fuera de México, en 1930. Su primera exposición tuvo lugar en el Art Center de la ciudad de Nueva York.  Su obra se caracteriza por el uso de intensos colores y temáticas que incluyen autorretratos, paisajes, naturaleza y muestras claras de surrealismo.


A los cinco años de edad perdió a su padre, por lo que desde pequeña su educación fue delegada a sus abuelos hasta que su madre se casó nuevamente. Su infancia fue probablemente la razón de sus fuerzas libertarias como artista.

Sus primeras obras, las que comprenden el período de 1927 a 1930, muestran su entorno más inmediato: retratos de sus seres queridos y amigos, como el Retrato de Belem (1920), o Niñas durmiendo (1930), el cual es el retrato de su hija Amparo y una sobrina; así como naturalezas muertas y paisajes. Los paisajes revelan mucho del entorno que la envolvió en su tránsito desde su infancia rural y la vida adulta en la Ciudad de México. En algunas de sus obras aparecen incluso algunas industrias, las cuales existían contundentemente en el entorno y que, de esa manera, en 1930 llevó a cabo una composición de la cementera La Tolteca, con la que participó en un concurso artístico convocado por la misma empresa y que le otorgó una mención honorífica especial del jurado.


Las composiciones de María Izquierdo formaban parte de la gran variedad de propuestas plásticas del momento; a pesar de tener grandes diferencias pictóricas e ideológicas con algunos de sus contemporáneos, también simpatizaba con la idea de crear un arte vanguardista vinculado con una estética que atendiera aspectos propios de la cultura mexicana y al mismo tiempo le diera un carácter universal. No se interesó por mostrar un nacionalismo histórico, narrativo o idealizado pues al igual que muchos de sus compañeros, estaba en contra de este tipo de pintura; además perteneció al grupo de artistas que entendieron y expresaron la mexicanidad de muy diversas formas; si bien es cierto el “indigenismo pictórico” era una tendencia común, no se presentaba de manera uniforme, incluso María Izquierdo desarrolló una pintura que se alejaba de la alegría, el sabor vernáculo, la vitalidad popular o la mexicanidad desbordada de aquellos años.

Este tipo de interpretaciones sobre su pintura han terminado por construir un mito fundamentado en la pureza de las formas, provocando el olvido y abandono del sentido crítico de sus composiciones y fomentando un discurso preciosista del mundo popular mexicano. Cuando en realidad la propuesta de María Izquierdo revierte la iconografía posrevolucionaria y el discurso tradicional sobre el nacionalismo artístico y nos muestra una realidad más existencial y emotiva que nacionalista.

La iconografía de María Izquierdo es muy amplia y diversa. Además de naturalezas muertas, paisajes solitarios y escenas cirsences, encontramos que la figura femenina es un tema recurrente y poco trabajado en la historiografía sobre la pintora y su desarrollo artístico. En su mayoría, los estudios que existen se refieren a trabajos generales sobre su trayectoria artística, centrando la atención en el sentido vernáculo y popular de sus composiciones y haciendo a un lado el papel que juega lo femenino, tanto en sus ideas como en sus pinturas. Es por ello importante estudiar los significados metafísicos, existenciales y sociales que Izquierdo incorpora en su idea de lo femenino y sus representaciones.



Hacia los años treinta, se percibe un cambio importante en las pinturas de María Izquierdo. El poeta José Gorostiza escribe que hay una nueva actitud estética: “se dirige ahora a los rincones profundos del alma”. Como los pintores Naif, María aborda la tela empíricamente, sin previo boceto, nos muestra un mundo suburbano desde el interior, desde una postura existencialmente poética que transfigura la descripción y al mismo tiempo denuncia la realidad social y cultural de su época.

María inicia una temática en la cual la mujer es la figura protagónica, en sus composiciones Mujer y columna (1932), Mujer de espaldas, tres columnas y un arco, Dos mujeres, dos caballos y columnas de 1932 y Autorretrato, Velorio y Consolación de 1933, se observan escenas que han sido interpretadas desde enfoques autobiográficos, sin embargo la gestualidad de sus figuras nos indican que la intención de la pintora se basa en una reflexión existencial sobre la soledad humana. Estas mujeres desnudas aparecen silenciosas y pensativas, rodeadas de una atmósfera amenazante, en algunos casos desprovistas de vida, ocupando espacios inquietantes y extraños. Por ejemplo en Tristeza realizada en 1934 justo el año de la ruptura con Tamayo, aparecen cuatro mujeres desnudas con gestos de dolor y deseperación. María representó distintos momentos de un estado de crisis absoluta. Las cuatro figuras ocupan un espacio oscuro y desolado que no tiene salida; esta sensación de claustrofobía, pesadilla y depresión es reforzada por el movimiento circular de las figuras y las pinceladas agresivas del fondo, provocando un continuo caos emocional en toda la composición.

A diferencia de la representación de la mujer-madre, mujer-maestra, mujer-patria que comúnmente se observa en la iconografía posrevolucionaria, tanto en los murales como en las pinturas de caballete de la época, María la coloca en lugares desolados que pertenecen a los recuerdos resignificados que se conectan con la subjetividad emotiva y melancólica de la artista y que al mismo tiempo se convierten en una crítica a la dominación masculina. En sus composiciones, es evidente el sufrimiento y el abandono que sufre la mujer, pero también hay una propósito de denuncia. Las mujeres esconden un código interno y manifiestan la inconformidad, el silencio y el vacío que revelan las paradojas entre lo masculino y lo femenino.


Las mujeres también son figuras anónimas, sin rostro, decapitadas que provocan estupor y angustia en el espectador como en Alegoría de la libertad (1937) o Sueño y presentimiento (1947). Son imágenes metafísicas y figuras desplazadas de su contexto familiar, usual y racional que aparecen en mundos misteriosos que tienen un carácter subjetivo y también social. De alguna manera, indican una poética de la ausencia y el vacío; es evidente un sentimiento personal de angustia existencial. Son expresiones de una idea pesimista, metáforas de una lúgubre visión del mundo, figuras femeninas atormentadas, torturadas y atadas como Esclavas en paisaje mítico (1936), Prisioneras (1936), Sin título (1937) y Desolación (1947), en donde la mujer está representada en un mundo en ruinas, desgarrador, rodeada de paisajes apocalípticos y ciudades fantasmales y enigmaticas. Estas pinturas expresan la condición de la mujer en escenarios de impotencia frente a la normatividad social.


Durante los años treinta, como muchas mujeres de su época y sin descuidar su trabajo como pintora María Izquierdo participó en distintas agrupaciones que luchaban en contra del fascismo y el imperialismo, asimismo se dedicó a expresar sus ideas con respecto al papel de la mujer en la sociedad contemporánea, en donde encontramos el sentido de su “estética feminista”.

En 1935 dirije la exposición itinerante Carteles Revolucionarios Femeninos, organizada por Bellas Artes y patrocinada por el Partido Nacional Revolucionario. María exhibió, junto con Lola Álvarez Bravo, Regina Pardo, Gloria Urrieta, Esperanza Muñoz, Celia Arredondo y otras maestras miembras de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarias (LEAR), el cartel, Pulquería El Atorón una xilografía que sirvió de propaganda para la campaña presidencial de Lázaro Cárdenas. En 1937 como miembro de la sección femenil de Artes Plásticas del Departamento de Bellas Artes de la Secretaría de Educación Pública, organizó una subasta de arte mexicano para contribuir al pago de la deuda petrolera y participó en una exposición de propaganda política. Exhibió la ilustración para un cartel de contenido social, en el cual incluyó la leyenda: “proletario destruye a tus enemigos de clase”. En este contexto, declaró que la mujer debía dejar de ser un objeto de lujo y transformarse en un factor participativo dentro de la lucha de clases.

En julio de 1939 formó parte del Comité Ejecutivo de la Sociedad Panamericana de Mujeres; en ese mismo año ofreció una conferencia radiofónica con el título: “La mujer y el arte mexicano”, en la cual se percibe una postura crítica frente a las mujeres feministas y a las “intelectualoides”-como ella les llamaba- distinguiéndolas de la “mujer auténtica”. En este sentido, pensaba que la lucha no debía centrarse en la superioridad de unos sobre otros ya que esta postura “en vez de ayudar al engrandecimiento de la mujer (por tantos años esclava de todo) entorpece su emancipación”. En 1944 fue presidenta del comité organizador del Primer Congreso Internacional de artistas y escritoras antifascistas.

La actividad política de María se desarrolló en paralelo con su postura a favor de la mujer. En 1942 escribió en la revista HOY que “el primer obstáculo que tiene que vencer la mujer pintora es la vieja creencia de que la mujer sirve sólo para el hogar […] cuando logra convencer a la sociedad que ella también puede crear, se encuentra con una gran muralla de incomprensión formada por la envidia o complejo de superioridad de sus colegas; después vienen los eternos improvisados críticos de arte que al juzgar la obra de una pintora casi siempre exclaman: ¡para ser pintura femenina […] no está mal! Como si el color, la línea, los volúmenes, el paisaje o la geografía tuvieran sexo.”

María pensaba que la mujer pintora se enfrentaba con una doble discriminación, por un lado estaban los pintores que ven en ella una “competidora estorbosa e inferior que atacan venenosamente” y por el otro luchaba con las mujeres conservadoras que se convierten en sus enemigas porque se imaginan que la artista se encuentra en el mundo masculino de la bohemia, el desorden, el anarquismo y el libertinaje.


En 1945 cuando fue contratada para pintar un mural de más de 200 m2 en el edificio sede del gobierno del Distrito Federal. Llegó a ejecutar algunos bocetos a lápiz y acuarela y otros tantos a tinta. La pintura debía realizarse al fresco y la temática sería: “La historia y desarrollo de la ciudad de México”. Cuando todo estaba listo para iniciar el trabajo –andamios, materiales comprados, maestros ayudantes contratados, pintores, químicos y albañiles-, María recibió la orden de la cancelación del proyecto. Al principio le fueron argumentadas razones técnicas, de hecho le ofrecieron muros en una escuela pública o un mercado pero nunca se concretó la propuesta. A decir de Raquel Tibol, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros fueron consultados y les pareció excesivo el encargo para una artista de nula experiencia en la práctica de pintar murales. Cabe mencionar que en esta nota Tibol le da la razón a los “experimentados muralistas” por haber rechazado también los tableros La música y la tragedia que María había realizado para demostrar sus aptitudes muralísticas. María Izquierdo decidió declarar a la prensa la existencia de un monopolio en la pintura mexicana; se atrevió a nombrar públicamente que los murales estaban reservados solamente a algunos pintores, entre los que se encontraban, Rivera, Orozco y Siqueiros; a decir de la pintora, ellos eran responsables de un complot en su contra. Es por ello que María hacía un llamado a todos los pintores para no permitir que se impusiera un control en el pensamiento y el espíritu de los artistas. Declaró que ella “jamás se sometería a esta inquisición oficial intelectual”. 


El discurso feminista, verbal y visual de María Izquierdo adquiere importancia en las sociedades contemporáneas. Seguimos reproduciendo un sistema de signos, palabras e imágenes que legitiman una estructura de dominación, en la cual mujeres y hombres somos responsables. Izquierdo realizó una crítica a la cultura hegemónica, a las representaciones sociales que refuerzan el poder y la dominación. Se declaró en contra de la autoridad de signos codificados que ordenan el universo de los sexos. Denunció la práctica doméstica de las mujeres y los estereotipos enmarcados en los tradicionales estudios de género que a partir de establecer diferencias entre lo masculino y lo femenino construyen códigos unitarios e inamovibles.
Durante la infancia, migró a Aguascalientes y después a Saltillo, Coahuila. Muy joven, fue persuadida por su familia de contraer matrimonio con un militar: Cándido Posadas, con quien procreó tres hijos. 



En 1927 ingresó a la Academia de San Carlos en donde estudió durante un año. En ella tuvo a algunos maestros como Germán Gedovius y a Manuel Toussaint, aunque cabe mencionar que la influencia más profunda la obtuvo de Rufino Tamayo.

Hacia finales de los años 20, ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes, en enero de 1928, y se mantuvo como alumna de la antigua Academia de San Carlos hasta junio de 1929. Fue ahí donde se matriculó en la clase de pintura de Germán Gedovius, quien impartía la clase de colorido y composición, y años más tarde en pintura de figura. Cursó historia del arte con Antonio Caso y dibujó con Alberto Garduño. Tomando en cuenta que ella llevaba relativamente poco tiempo en la academia, comenzó a asistir a cursos avanzados, considerando que era una novata; incluso el maestro Germán Gedovius le concedió permiso para no asistir a la escuela y pintar y estudiar desde su casa ya que, como el decía: "la muchacha tenía mucha cabeza para la pintura".

En el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, había una galería de arte, atendida por Carlos Mérida y Carlos Orozco Romero. En esa galería se llevó a cabo la primera exposición de María Izquierdo, la cual fue muy comentada por las publicaciones de la época. La introducción al catálogo fue escrita por Diego Rivera, quien era ya director de la Escuela Nacional de Bellas Artes. En ese texto plasmó el gran desarrollo que había tenido la joven pintora, a la cual definió como una de las personalidades más atrayentes del panorama artístico y uno de los mejores elementos de la academia, considerándola "un valor seguro; seguro y concreto".


También surgieron muchas reseñas periodísticas sobre sus trabajos. Retrato de Belem, una de las primeras obras suyas de las que se tiene conocimiento, es un retrato en el que abandonaría el uso de la perspectiva académica, explorando y proponiendo en el terreno de lo compositivo.


Llevar a cabo este tipo de acciones significó cuestionar lo que había aprendido con su maestro Germán Gedovius, el cual le exigió un esfuerzo técnico totalmente distinto. Muchas de sus composiciones, realizadas por María en 1929, rememoran en buena medida los trabajos de las escuelas de pintura al aire libre, las cuales visitaba frecuentemente.


Otra gran influencia que tuvo en esta época fue la del pintor mexicano Rufino Tamayo, el cual impartía clases en la Escuela Nacional de Bellas Artes y tenía afinidad con los proyectos de Diego Rivera.  



Existen semejanzas entre sus pinturas y las de Tamayo en el período de 1929 a 1933 cuando compartían estudio. Al año siguiente, en 1930, en el Arts Center Gallery de Nueva York se celebró su primera exposición individual en los Estados Unidos, colocándola como la primera expositora mexicana en ese país. Su exposición contemplaba catorce óleos, que incluían naturalezas muertas, retratos y paisajes. En ese mismo año, la American Federation of Arts presentó, en el Metropolitan Museum of Art, una exposición de arte popular y pintura mexicana que incluyó obras de Rufino Tamayo, María Izquierdo, Diego Rivera y Agustín Lazo, entre otros.


La mayoría de sus obras se encuentran en manos de extranjeros y muchos de sus restantes trabajos se encuentran perdidos.

Algunos de sus cuadros
Retrato de Belem, 1928
La Sopera, 1929
El teléfono, 1931



Hombre con caballo, 1932
Naturaleza muerta, 1932
El domador, 1932
Calvario, 1933
Alegoría del trabajo, 1936
Alegoría de la libertad, 1937
La raqueta, 1938
Caracoles, 1939
Retrato de Juan Soriano, 1939
Ensayo de ballet, 1939
El circo, 1939
El mantel rojo, 1940
El ronzal azul, 1940
Estación tropical, 1940
Escena de circo, 1940
El baile del oso, 1940
Retrato de María Asúnsolo, 1941
El alhajero, 1942
Mi tía, mi amiguito y yo, 1942
Guachinango, 1943
Troje, 1943
Orquídeas, 1944
Viernes de Dolores, 1944 – 45
Coscomates, 1945
Retrato de Edmé Moya, 1945
Zapata, 1945
Payasos, 1945
Naturaleza muerta con huachinangos, 1946
Armario abierto, 1946
Llamas de Machu Pichu, 1946
Caballos en el río, 1946
El idilio, 1946
La niña indiferente, 1947
Autorretrato, 1947
Alacena, 1947
La soga, 1947


Murió pobre en la Ciudad de México. Sus restos se depositaron en la Rotonda de las Personas Ilustres, en el Panteón Civil de Dolores, el 22 de noviembre de 2012.

http://wikimexico.conaculta.gob.mx/articulo/maria-izquierdo
http://www.mvsnoticias.com/#!/noticias/la-intimidad-y-el-surrealismo-de-maria-izquierdo-se-exhibe-en-el-mam-943
http://viridianasalper.com/maria-izquierdo/
https://artcontemporaneo.wikispaces.com/HOMENAJE+A+MARIA+IZQUIERDO
https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Izquierdo_(pintora)
Leer más...

viernes, 13 de octubre de 2017

Jane Connors primera defensora de derechos humanos en ONU de las víctimas de explotación sexual


La ONU nombró el  12 de agosto de 2017, a su primera representante para las víctimas de abuso sexual, tras las diversas acusaciones registradas contra cascos azules del organismo.
 La abogada australiana Jane Connors, que trabajaba en Ginebra para la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI), asumirá el cargo. Las Naciones Unidas pueden investigar acusaciones de abuso sexual y retirar a los soldados de sus misiones. Sin embargo, las acusaciones penales sólo pueden llevarse adelante en los países de origen de los cascos azules. Connors deberá trabajar junto a los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones de derechos humanos para garantizar que se apliquen las leyes correspondientes, indicó hoy el secretario general de la ONU, António Guterres, en Nueva York. 
Tras asumir su cargo a principios de año, Guterres dijo que quería erradicar los casos de abuso sexual por parte de las tropas de la ONU. En diciembre, la ONU identificó a 41 presuntos abusadores en la República Centroafricana y le encargó a Gabón y Burundi, que enviaron a los efectivos, que asuman las investigaciones al respecto. El Congo retiró a sus cascos azules tras acusaciones similares, mientras que en Haití también hubo varios casos



Jane Connors, abogada  australiana y defensora de los derechos humanos de larga data, fue nombrada por el Secretario General António Guterres como  primera defensora de las Naciones Unidas de los derechos de las víctimas de explotación y abuso sexuales.

El nombramiento está en línea con la promesa del Secretario General -en su informe sobre medidas especiales para la protección contra la explotación y el abuso sexuales: un nuevo enfoque- de que las Naciones Unidas pondrán los derechos y la dignidad de las víctimas en  la vanguardia de su prevención y esfuerzos respuesta .

La Sra. Connors, actual Directora de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional en Ginebra, aporta una larga y multifacética carrera en la defensa de los derechos humanos, así como en los derechos humanos y la asistencia humanitaria en los ámbitos académico, y sociales.

Como defensora de los derechos de las víctimas, la Sra. Connors apoyará una respuesta estratégica integrada a la asistencia a las víctimas en coordinación con los actores pertinentes del sistema de las Naciones Unidas.

Trabajara con instituciones gubernamentales,  sociedad civil y organizaciones nacionales y jurídicas de derechos humanos para crear redes de apoyo y ayudar a asegurar que se produzca el pleno efecto de las leyes locales, incluidos los recursos para las víctimas.

Antes de unirse a Amnistía Internacional, fue Directora de la División de Investigación y Derecho al Desarrollo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). También trabajó en la División de Tratados de Derechos Humanos del ACNUDH y como Jefa de la Subdivisión de Procedimientos Especiales.

Entre 1996 y 2002 fue Jefa de la Sección de Derechos de la Mujer de la División para el Adelanto de la Mujer del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU en Nueva York.



http://www.wunrn.com
http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=57401#.WaPY9u_8LIW
http://static.un.org/News/dh/photos/large/2017/August/626408-connors.jpg
http://www.elcomercio.com/actualidad/onu-janeconnors-victimas-abuso-sexual.html.
Leer más...
Más