Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Música Periodista Escultora activista directora de cine Defensora de derechos humanos Política abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora fotografa Rosas para todas nuestras heroínas dibujante Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista Artista plástica Educadora guionista química Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Narradora Pedagoga cineasta Documentalista Dramaturga ceramista feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 18 de agosto de 2018

Hermila Galindo maestra, revolucionaria, feminista y política mexicana.



Hermila Galindo Acosta, más conocida como Hermila Galindo de Topete (Ciudad Lerdo, Durango, México, 2 de junio de 18861​-Ciudad de México, 18 de agosto de 1954), fue una maestra, revolucionaria, feminista y política mexicana.


Fue bautizada como hija natural. En el acta, aparece registrada como María Hermila Acosta.​ Se dice que la madre de Hermila Acosta falleció durante sus primeros días de nacida. Es probable que, debido a su orfandad, su padre, Rosario Galindo, la haya recogido y le haya dado su apellido y la haya dejado al cuidado de su hermana soltera, Ángela Galindo. Al quedar huérfana de padre en 1902, Hermila comenzó a trabajar como profesora de taquigrafía en diversas escuelas de Torreón, Coahuila. En 1909, cuando tenía 23 años, Hermila comenzó a simpatizar con el reyismo y posteriormente, con el maderismo y su postura antirreeleccionista. Es probable que su primer acercamiento a estas corrientes haya sido como taquígrafa del abogado antiporfirista Francisco Martínez Ortiz, dirigente del semanario 'El Nuevo Mundo. En 1911, se trasladó a vivir a la Ciudad de México, en donde fue secretaria del general Eduardo Hay. Tras el derrocamiento de Francisco I. Madero, ocurrido en la Decena Trágica, Hermila se quedó sin un trabajo permanente; impartía cursos de taquigrafía en la escuela Miguel Lerdo de Tejada, de la Ciudad de México. Es probable que durante ese tiempo mantuviera contacto o perteneciera a clubes revolucionarios, porque en 1914 fue elegida por el club Abraham González para que formara parte del comité de bienvenida al Ejército Constitucionalista. De esta forma, conoció a Venustiano Carranza, quien la invitó a colaborar como su secretaria particular. A partir de entonces, trabajó y promovió la política carrancista.3​

En 1915, fundó y dirigió el semanario literario y político Mujer Moderna. A través de esta publicación, promovió la educación laica, la educación sexual, así como la igualdad de la mujer y los hombres. En 1916, envió una ponencia al Primer Congreso Feminista de Yucatán, "La mujer en el porvenir", que causó revuelo entre las mismas feministas. En ella, expuso sus ideas sobre el feminismo: explicaba la necesidad de igualdad entre mujeres y hombres, incluyendo sus derechos sexuales y políticos. Solicitó la necesidad de implementar un plan de educación sexual, y señaló a la religión como la principal responsable de la ignorancia de la población al respecto de este tema, por tratarlo como un tabú.4​ Impartió conferencias sobre feminismo en diversos lugares del país, en los que fundaba clubes feministas: Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.5​ Viajó a La Habana para dar a conocer la postura política de Venustiano Carranza y para protestar en contra de la política intervencionista de Estados Unidos en México. Fue autora del libro La doctrina Carranza y el acercamiento indolatino.6​

A fines de 1916, Hermila, secretaria particular de Venustiano Carranza, envió al constituyente un escrito en el que solicitó los derechos políticos para las mujeres, argumentando lo siguiente:

"Es de estricta justicia que la mujer tenga el voto en las elecciones de las autoridades, porque si ella tiene obligaciones con el grupo social, razonable es, que no carezca de derechos. Las leyes se aplican por igual a hombres y mujeres: la mujer paga contribuciones, la mujer, especialmente la independiente, ayuda a los gastos de la comunidad, obedece las disposiciones gubernativas y, por si acaso delinque, sufre las mismas penas que el hombre culpado. Así pues, para las obligaciones, la ley la considera igual que al hombre, solamente al tratarse de prerrogativas, la desconoce y no le concede ninguna de las que goza el varón."

Defendió la igualdad de la mujer y su derecho a voto, promoviendo la inclusión de éste en los artículos 34.° y 35.° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917. Sin embargo, el Congreso Constituyente decidió no incluir el voto femenino en la nueva carta magna, bajo el argumento siguiente:7​

El hecho de que algunas mujeres excepcionalmente tengan las condiciones necesarias para ejercer satisfactoriamente los derechos políticos no funda la conclusión de que éstos deben concederse a las mujeres como clase [...] la actividad de la mujer no ha salido del círculo del hogar doméstico, ni sus intereses se han desvinculado de los de los miembros masculinos de la familia; no ha llegado entre nosotros a romperse la unidad de la familia, como llega a suceder con el avance de la civilización; las mujeres no sienten pues, la necesidad de participar en los asuntos públicos, como lo demuestra la falta de todo movimiento colectivo en ese sentido.

En 1918, desafió la ley electoral,​ y se presentó como candidata al Congreso de la Unión por el 5.° distrito electoral de la capital.​ A pesar de que obtuvo la mayoría de votos, el resultado fue rechazado por el Colegio Electoral. Durante las décadas de 1920 y 1930, continuó participando en la política. Finalmente, en 1952, se convirtió en la primera mujer congresista federal de México. En 1953, vio realizado su sueño, cuando el Congreso y el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines aprobaron la reforma al artículo 34.° constitucional:

Son ciudadanos de la República los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan además los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años de edad, siendo casados, o 21, si no lo son, y tener un modo honesto de vivir.

La modificación al artículo fue dada a conocer a través del Diario Oficial de la Federación el 17 de octubre de 1953. El voto de las mujeres fue resultado de la tarea realizada no sólo por Hermila Galindo, sino de Elvia Carrillo Puerto, Adelina Zendejas, Adela Formoso de Obregón Santacilia, María Lavalle Urbina y Amalia González Caballero de Castillo Ledón, entre otras.


Hermila Galindo murió en la Ciudad de México el 18 de agosto de 1954, víctima de un infarto agudo de miocardio.



Hermila Galindo, pionera feminista y primera candidata a diputada federal

Luchadora social, gran oradora, revolucionaria, maestra y periodista, la defensa de los derechos de las mujeres marcó su vida personal y su trayectoria política



Hermila Galindo estaba predestinada a estudiar Química en Estados Unidos y para ello se mostraba aplicada en los estudios y obediente a los planes de su padre. Sin embargo, la muerte de éste truncó ese proyecto de vida y se vio obligada a empezar a trabajar para salir adelante. La política se topó con ella por casualidad, pero se quedó para siempre convirtiéndose en pionera en la reclamación, siempre activa y por todos los medios, de igualdad para las mujeres en todos los ámbitos de la vida. En 1917 propuso al Congreso Constituyente el reconocimiento de los derechos políticos electorales de las mujeres en México.


Hermila Galindo Acosta, más conocida como Hermila Galindo de Topete, nació el 2 de junio de 1886, en Villa Juárez, en el municipio de Lerdo, Durango. Su madre, Hermila, murió a los tres días traerla al mundo, por lo que fue criada por su tía, Ángela Galindo, y por su padre, Rosario Galindo. Mientras asistía a escuelas tanto a nivel local como en Chihuahua y Torreón, dominaba no solo la mecanografía y la taquigrafía, sino que también estudiaba inglés.


La participación en política de Hermila Galindo comenzó por casualidad cuando todavía era estudiante pero recorrió el camino político de muchos revolucionarios: fue reyista, maderista y constitucionalista. En 1909, un abogado, Francisco Martínez Ortiz, realizó un discurso a favor de Benito Juárez y contra Porfirio Díaz que Hermila transcribió al saber mecanografía. Cuando el alcalde de Torreón se enteró del discurso exigió que se entregaran todas las copias para evitar su publicación, pero ella conservó la suya.

En una celebración local en honor de Benito Juárez ese mismo año, el hijo de éste supo que todavía había una copia del discurso de Francisco Martínez y pudo realizar copias suficientes para distribuirlas y contribuir a aumentar la atmósfera política cada vez más hostil hacia la dictadura de Porfirio Díaz.

Con de 15 años, Hermila Galindo se mudó a Ciudad de México, donde se unió al Club Liberal Abraham González para canalizar su sensibilidad hacia los problemas políticos y sociales en uno de los numerosos grupos de discusión en medio de la convulsión política.

En 1914 México era una nación sumida en el caos por la guerra civil. Ese año, después de la renuncia del presidente Huerta, Venustiano Carranza llegó a Ciudad de México para celebrar el triunfo de su causa constitucionalista. En representación del Club Liberal Abraham González, Hermila Galindo pronunció un discurso en su honor en un acto en el que lo comparó con el alabado Benito Juárez. Impresionado por su oratoria, Carranza le pidió que se convirtiera en su secretaria privada y ella aceptó.

El resultado fue que viajó por todo México durante los siguientes años organizando clubes revolucionarios en pueblos y aldeas para difundir el mensaje de la ideología constitucionalista de Carranza, que hacía hincapié en defender la soberanía nacional y a la vez llevar a cabo una reforma social.

Aunque gran parte de la energía de Hermila Galindo se destinó a la propaganda de las fuerzas constitucionalistas, nunca descuidó la vertiente feminista, ya que creía que debía constituir un aspecto importante de la revolución mexicana, tal y como señaló al resumir las discriminaciones legales contra las mujeres que se encontraban en el Código Civil de 1884: al menos sobre el papel, esta ley concedía a las mujeres solteras adultas prácticamente los mismos derechos que a los hombres. Sin embargo, las mujeres casadas, perdían estos derechos y se definían como ‘imbecilitas sexus’ (“un imbécil por razón de su sexo”).

Convencida de las graves desigualdades de las leyes denunció que una esposa “no tiene ningún derecho en su hogar. Está excluida de participar en cualquier asunto público y carece de personalidad jurídica para realizar cualquier contrato. No puede deshacerse de sus pertenencias personales, ni siquiera administrarlas, y está legalmente descalificada para defenderse contra la mala administración de su patrimonio por parte de su esposo, incluso cuando utiliza su fondo para fines que son más innobles y ofensivos para ella. No tiene autoridad sobre sus hijos y no tiene derecho a intervenir en su educación... Debe, como viuda, consultar a las personas designadas por su esposo antes de su muerte, de lo contrario puede perder sus derechos sobre ellos”.

En septiembre de 1915 Hermila Galindo fundó, junto a otras feministas, la revista ‘La mujer moderna’. Se publicó durante cuatro años, con la misma breve duración que la primera revista feminista importante de México, ‘La mujer Mexicana’, editada entre 1904 y 1908. Durante esos años Galindo viajó a La Habana y Colombia para explicar por qué la agenda de nacionalismo y reforma social de Carranza eran importantes no solo para México, sino también para América Latina.

De vuelta en México, Hermila Galindo concentró cada vez más sus esfuerzos en promover una agenda feminista en un ambiente político que estaba totalmente dominado por los hombres. Siempre negándose a reconocer su derrota, su franqueza y determinación indignaron a la mayoría de los hombres mexicanos y también a la mayoría de las mujeres conservadoras del país, pero su inteligencia y coraje también impresionaron a una minoría de líderes revolucionarios.

Entre los individuos políticamente poderosos con los que pudo contar como apoyo se encontraban dos líderes revolucionarios en el estado de Yucatán, Salvador Alvarado y Felipe Carillo Puerto. Precisamente fue allí, en Yucatán, donde la revolución mexicana reveló algunas de sus tendencias más radicales, en gran medida debido a las desigualdades económicas locales.

Hermila Galindo no asistió al primer congreso feminista de México, celebrado en la ciudad de Mérida, Yucatán, a mediados de enero de 1916 (seis años después del primer congreso feminista en América Latina, celebrado en Buenos Aires). El documento que envió para ser leído en la asamblea, titulado ‘La mujer en el futuro’, resultó ser una bomba al declarar que la Iglesia era un gran obstáculo para el logro de los objetivos feministas en México. En otras partes del documento pedía el sufragio de las mujeres, la legalización del divorcio y el fin de la cultura del machismo.

A pesar de la división de opinión que sus ideas recibieron en el congreso feminista de Mérida, Galindo nunca se desanimó y continuó trabajando para la administración Carranza, logrando que éste que promulgara una nueva Ley de Relaciones Familiares en 1917.

Sus argumentos para la igualdad educativa de las mujeres, que presentó en forma impresa y en discursos, enfatizaban que las mujeres eran en parte culpables de su propia falta de progreso social. En diciembre de 1916, Hermila Galindo, de 20 años, era la presencia femenina más visible en el Congreso Constitucional celebrado en Querétaro para elaborar un documento político fundamental para el nuevo estado mexicano. Aunque tan elocuente como siempre, tanto a Galindo como al puñado de mujeres presentes en las distintas reuniones, o bien se rieron de ellas o, directamente, las ignoraron. Solo el jefe de la oficina de asuntos educativos del gobierno, Félix Palavicini, hizo un esfuerzo para discutir seriamente el caso del sufragio femenino.

Nuevamente negándose a desanimarse, Hermila Galindo se presentó en 1917 como candidata a diputada del quinto distrito electoral de Ciudad de México. Aunque declaró durante la campaña que no tenía esperanzas de ser elegida y que simplemente deseaba presentar la causa del sufragio de las mujeres ante la nación, de manera sorpresiva resultó elegida aunque la Cámara de Diputados de México le negó el resultado debido a su género.

En esos años Hermila Galindo no solo fue una agitadora, propagandista y defensora de los derechos de las mujeres, sino que también se había convertido en una periodista y editora altamente productiva. Además de su trabajo para la revista ‘La Mujer Moderna’, escribió cinco libros sobre diversos temas relacionados con la revolución mexicana, así como una biografía de Venustiano Carranza, pero para entonces, muchos mexicanos ya se habían desilusionado con un régimen que había prometido reformas sociales importantes pero que no había entregado prácticamente nada a los millones de trabajadores pobres y desposeídos y campesinos sin tierra.

La sangrienta desaparición del régimen de Carranza marcó el final de la primera fase del feminismo mexicano, así como la repentina finalización de la carrera pública de Hermila Galindo. Si bien continuó escribiendo y publicando textos en los que reclamaba la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres, Galindo se retiró a la edad de 24 años para tener una vida privada más tranquila. En 1923 se casó con Manuel de Topete y la familia tuvo dos hijas. Durante varios años, vivieron en los Estados Unidos, pero regresaron a México.

Finalmente, en 1952, Hermila Galindo se convirtió en la primera mujer congresista federal de México y en 1953 vio realizado su sueño cuando el Congreso y el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines aprobaron la reforma al artículo 34 de la Constitución con el siguiente texto: “Son ciudadanos de la República los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos reúnan además los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años de edad, siendo casados, o 21 si no lo son y tener un modo honesto de vivir”.

La modificación del artículo fue dada a conocer 17 de octubre de 1953 y este logro del voto de las mujeres fue el resultado de la tarea realizada no sólo por Hermila Galindo, sino también por otras mujeres luchadora como Elvia Carrillo Puerto, Adelina Zendejas, Adela Formoso de Obregón Santacilia, María Lavalle Urbina y Amalia Castillo Ledón, entre otras.

Hermila Galindo de Topete murió en Ciudad de México el 19 de agosto de 1954. A pesar de su jubilación anticipada de la vida pública y de la consecuente pérdida de una de las personalidades más talentosas y persuasivas de la causa del feminismo mexicano, la lucha por los derechos de las mujeres se ralentizó, pero nunca completamente. Las mujeres de México tuvieron que esperar hasta 1958 antes de que recibieran la plena igualdad política.

En el recuerdo siempre quedará la labor incansable de Hermila Galindo, no solo pionera en la consecución de los derechos políticos, laborales, sociales y educativos de las mujeres en México y en América Latina, sino también considerada la primera diplomática en el país.



http://www.actitudfem.com/entorno/genero/mujeres/hermila-galindo-quien-fue-la-primera-diputada-federal-mujer-mexicana
https://elpais.com/internacional/2018/06/02/mexico/1527930330_055710.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Hermila_Galindo
Leer más...

viernes, 17 de agosto de 2018

Fredrika Bremer sufragista sueca


Fredrika Bremer (Turku, Finlandia, 17 de agosto de 1801 - Estocolmo, Suecia, 31 de diciembre de 1865) fue una escritora y activista sueca. Fue muy influyente en la sociedad de Suecia durante su tiempo, especialmente en las causas feministas.


Fredrika Bremer nació en Åbo (Turku), Finlandia, pero se mudó a Estocolmo con su familia cuando tenía tres años de edad. Creció en las afueras de Estocolmo, en la mansión Årsta. Su padre fue descrito como un tirano en su hogar y su madre como una mujer mundana. Fredrika y sus hermanas fueron presentadas en sociedad para contraer matrimonio; el toque final para su presentación fue un viaje por el continente, llevado a cabo entre 1821 y 1822.

Bremer no estaba feliz ante esta situación, y cayó en estado de crisis, del cual salió realizando obras caritativas en el país. En 1828 se inició como escritora, en forma anónima, con una serie de novelas que se publicaron hasta 1831. Sus novelas eran historias románticas de la época y se focalizaban en mujeres en edad de casarse; eran hermosas y superficiales o poco atractivas sin esperanzas de casarse, y la narradora solía ser una mujer independiente. Fredrika Bremer quería establecer un nuevo tipo de vida familiar, el cual no se focalizara en los hombres de la familia, sino que se le diese más lugar a la mujer para desarrollar sus propios talentos y personalidades. Hacia la década de 1840, ya era muy reconocida en la vida cultural de Suecia y sus libros se habían traducido a varios idiomas. Políticamente, era liberal pero también tenía simpatía por el socialismo de la clase trabajadora de Inglaterra.

Su novela Hertha (1856) fue su obra más influyente. Es una novela oscura que trata sobre la falta de libertad que tenían las mujeres, e inició un debate que fue una de las bases de la nueva ley de mayoría de edad legal para las mujeres adultas solteras de Suecia en 1858, el cual fue una especie de punto de partida para el verdadero movimiento feminista en el país. Cuando se debatió la reforma electoral en 1862, apoyó la idea de darles a las mujeres el derecho a votar. Se dijo en los medios que sería una "vista horrible" ver "miriñaques ante las urnas electorales": ese mismo año, las mujeres mayores de edad pudieron votar en las elecciones municipales en Suecia.


El primer movimiento organizado sobre los derechos de las mujeres en el país, Fredrika Bremer Förbundet, fundado por Sophie Adlersparre en 1884, fue nombrado así por ella. Le gustaba mencionar y recomendar las obras de otras profesionales; mencionó tanto a la doctora Lovisa Årberg como a la artista Sofia Ahlbom en sus libros, y ayudó a Johanna Berglind a fundar una escuela para niños sordos y mudos en Estocolmo.

Entre 1849 y 1851, Bremer viajó a los Estados Unidos y a la isla de Cuba. Se desilusionó ante lo que creía que sería una "tierra prometida", principalmente por la esclavitud. Se cree que fue la primera que escribió sobre la música gospel, la canción de los esclavos, a los que había escuchado cantar. También visitó Suiza, Italia, Palestina y Grecia entre 1856 y 1861, y escribió populares relatos de sus viajes.

Fredrika Bremer jamás se casó. Llegó a conocer a Per Böklin, un director de una escuela de Kristianstad en la década de 1830, quien le dio clases privadas y fue su amigo. Le pidió matrimonio pero, después de considerarlo durante varios años, ella lo rechazó.

Mary Howitt tradujo varias de sus obras al inglés. En Mujercitas, de Louisa May Alcott, la Sra. March les lee un libro de Bremer a sus cuatro hijas.

https://es.wikipedia.org/wiki/Fredrika_Bremer
https://www.britannica.com/biography/Fredrika-Bremer
https://nordicwomensliterature.net/writers/bremer-fredrika/
https://www.google.es/search?sa=X&q=the+colonel%27s+family+the+home+-+scholar%27s+choice+edition&stick=H4sIAAAAAAAAAONgFuLRT9c3NErKzTU1LDZU4gXxDJPKUywt0wqKtHic8vOzgzNTUssTK4sB7Ev2_i0AAAA&ved=2ahUKEwjAwdfHovPcAhWKbsAKHTQCAiYQxA0wEHoECAoQIw&biw=1292&bih=631
Leer más...

jueves, 16 de agosto de 2018

Mignon Talbot paleontóloga



Mignon Talbot (16 de agosto de 1869-18 de julio de 1950) fue una paleontóloga estadounidense que se dedicó al estudio de vertebrados e invertebrados. Descubrió los únicos restos fósiles conocidos del dinosaurio Podokesaurus holyokensis en 1910, ubicados cerca del Mount Holyoke College, y publicó una descripción científica de los mismos en 1911. Fue la primera mujer que consiguió ser miembro de la Sociedad Paleontológica.


Mignon Talbot nació el 16 de agosto de 1869 en Iowa City, Iowa. Asistió a la Universidad Estatal de Ohio, donde recibió su título de pregrado, y se graduó de doctorado en la Universidad de Yale en 1904.​ Comenzó a impartir clases de Geología y Geografía en el Mount Holyoke College en 1904. 


Mignon Talbot pasó su carrera de paleontología centrada en la educación y el coleccionismo. Inmediatamente después de graduarse de la escuela, fue contratada como instructora en Mount Holyoke College, una universidad exclusivamente para mujeres. Mientras que a otras mujeres profesionales en este momento a menudo se les negaban ascensos y ascensos, las mujeres empleadas en colegios de mujeres solían tener un gran potencial de crecimiento profesional. Talbot pronto fue nombrada profesora asistente, luego profesora asociada y profesor,a y en 1908 era presidenta del departamento de geología. En 1929, fue profesora de geología y geografía, y presidió ambos departamentos.


Fotografía de los restos fósiles del Podokesaurus holyokensis, tomada por Mignon Talbot en 1911
Uno de sus mayores descubrimientos se produjo en 1910, cuando ella simplemente estaba dando un paseo con su hermana. Inmediatamente notó una pequeña colina que en realidad era una acumulación de arena y grava que habían quedado atrás por los glaciares que retrocedían. Dentro de una roca de arenisca, Talbot vio una franja blanca y luego de una inspección más profunda, la reconoció como una vértebra. En este momento, Talbot había encontrado el primer esqueleto de dinosaurio de Mount Holyoke. El espécimen estaba completo, a excepción de su cabeza, y Talbot lo llamó Podokesaurus holyokensis (saurio de pies rápidos de Holyoke).


Durante sus treinta y un años en Mount Holyoke College, recopiló una gran colección de fósiles de invertebrados, huellas del Triásico y minerales. Desafortunadamente el museo se quemó en 1917 y casi todos los especímenes fueron destruidos, incluido el esqueleto incompleto del Podokesaurus.​ Se retiró de la enseñanza en 1935, pero pasó muchos años después del incendio que reconstruyó sus colecciones en la universidad. De hecho, solo ocho años después del incendio, la colección del departamento se había hecho muy grande. 

 Durante una reunión de la Sociedad Paleontológica en diciembre de 1910, Talbot calificó al dinosaurio como carnívoro. Mientras su investigación continuaba, también identificó a la criatura como un terópodo, junto con Richard Swan Lull, profesor de la Universidad de Yale. Friedrich von Huene, colega de Lull, incluyó al Podokesaurus holyokensis en una nueva familia basado en el género.​ Fue descrito formalmente por la propia Talbot en junio de 1911, convirtiéndose en la primera mujer en nombrar a un dinosaurio no aviar.​

Falleció el 18 de julio de 1950. Muchas de sus notas de investigación se consideran documentos  históricos. Las contribuciones de Talbot a la Geología de invertebrados fueron reproducidas posteriormente en una colección realizada por varios académicos, titulada Revision of the New York Helderbergian Crinoids.





https://es.wikipedia.org/wiki/Mignon_Talbot
http://www.daringtodig.com/talbot/

Leer más...

miércoles, 15 de agosto de 2018

Matilde Throup Sepúlveda primera mujer chilena en recibir el título de abogada



Matilde Throup Sepúlveda (Angol, 18 de agosto de 1876-1922) fue la primera mujer chilena en recibir el título de abogada, y la tercera en obtener un título profesional desde la vigencia del decreto Amunátegui de 1877, que permitió a las mujeres ingresar a la Universidad.


Nació en Angol en 1876. El 28 de marzo de 1887 obtuvo el Bachillerato en Filosofía y Humanidades. Posterior a ello, ingresó a estudiar a la Facultad de Leyes y Ciencias Políticas —hoy en día Facultad de Derecho— de la Universidad de Chile, donde recibió el Bachillerato en Leyes y Ciencias Políticas el 25 de mayo de 1891.
El 6 de junio de 1892 obtuvo la Licenciatura en Leyes, convirtiéndose así en la primera mujer chilena en recibir este grado universitario, lo que le permitió recibir el título de abogada, otorgado por la Corte Suprema. La segunda mujer en convertirse en abogada sería Matilde Brandau, titulada en 1898. La titulación de Throup fue antecedente para Bélgica y Argentina en el otorgamiento del título de abogada a mujeres de sus respectivos países.
Tras convertirse en abogada, Throup postuló al cargo de secretaria del Juzgado de Letras, notaria y conservadora de Bienes Raíces del departamento de Ancud. La Corte de Apelaciones de Concepción, que conocía de esta oposición, pidió un informe en derecho al fiscal de turno respecto a su procedencia, el que estimó que por ser mujer no podía acceder al puesto, criterio que hizo suyo el tribunal de alzada mediante resolución publicada el 6 de abril de 1893. Throup apeló a la Corte Suprema, que revocó la decisión inicial, el 23 de septiembre de 1893, sentando un precedente respecto al derecho de las mujeres para acceder a cargos públicos, en que se requería el título de abogada, en iguales condiciones a los hombres.
Posteriormente se presentó a los concursos para los cargos de oficial civil de la Primera Circunscripción de Santiago y notaria público de Santiago, siendo en ambas aceptada para el examen correspondiente, y en el segundo caso fue incluida en la terna desde donde el puesto era elegido por el gobierno. Falleció en 1922.

http://biografiasdejuristas.blogspot.com.es/2016/02/73-matilde-throup-sepulveda.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Matilde_Throup

Leer más...

martes, 14 de agosto de 2018

Dorothea Schlözer, primera en recibir un doctorado en Filosofía en Alemania

Dorothea Schlözer .1790


Dorothea Schlözer (18 de agosto de 1770 - 12 de julio de 1825) fue una estudiosa alemana y la primera mujer en recibir el grado de doctora en Filosofía en Alemania. Fue una de las llamadas Universitätsmamsellen, un grupo de cinco mujeres muy activas durante los siglos XVIII y XIX, hijas de académicos de la Universidad de Gotinga, entre las que podemos incluir a Meta Forkel-Liebeskind, Therese Huber, Philippine Engelhard y Caroline Schelling.




Dorothea von Rodde-Schlözer nació en Göttingen, hija de un profesor, destacado historiador y teórico en educación y de Caroline Friederike, artista y pintora. Su padre, August Schlözer, creía que la inteligencia de las mujeres era igual a la de los hombres. Para resolver una disputa con otro profesor sobre la eficacia del método de educación de Johann Bernhard Basedow acordaron educar a sus hijos primogénitos por diferentes métodos para ver cómo los resultados.​ Ambos niños resultaron ser chicas. A Dorothea Schlözer se la educó según el régimen de no-Basedow, ella tenía los mejores tutores privados y un plan de estudios riguroso, que hizo posible que aprendiera a leer con cuatro años. También fue educada en varios idiomas desde temprana edad, y al cumplir 16 años ya dominaba 9 idiomas: francés, inglés, neerlandés, sueco, italiano, latín, español, hebreo y griego. También estudió matemáticas con el profesor Kasner, que se sorprendió de sus habilidades. Más tarde estudió botánica, zoología, óptica, religión, minería y mineralogía.​ Además, recibió instrucción en áreas que se creía típicamente femeninas, como tocar el piano, cantar, coser, tejer y cocinar.


Las mujeres generalmente no estaban autorizadas a estudiar en la Universidad de Gotinga en ese momento, y Dorothea Schlözer se sometió a un extenso examen individual por un comité de la Facultad en los temas de lenguas modernas, matemáticas, arquitectura, lógica y metafísica, clásicos, geografía y literatura. Obtuvo su título a finales de la década de 1780.

En 1792 se casó con un rico comerciante, el senador Mattheus Rodde, en la localidad de Lübeck. Con él tuvo tres hijos. A partir de entonces, la escritora adoptó el nombre de Dorothea von Rodde-Schlözer, el primer uso de apellido doble en alemán. Su hogar se convirtió en un centro para la vida social e intelectual que atraía a visitantes de toda Alemania y Francia. Más tarde estudió arte en París y alcanzó un alto nivel. Le encargaron pintar un retrato del Káiser Francisco II.

Es conocida su relación con el escritor francés Charles Villers (1765-1815). Desde 1794, vivieron juntos el matrimonio y el escritor francés.​ 

En 1810 el negocio de su marido fue declarado en quiebra y su salud se resquebrajó, con una senilidad prematura. Este golpe fue seguido por la muerte de Villers y de dos de sus hijos. Débil y enferma, Dorothea von Rodde-Schlözer se trasladó a Aviñón (Francia), buscando un clima más suave y con la esperanza de salvar la vida de su única hija superviviente. Murió allí de neumonía en 1825, a los 55 años.

Busto de mármol de Dorothea Schlözer (1806), por Jean-Antoine Houdon

https://es.wikipedia.org/wiki/Dorothea_Schl%C3%B6zer
Leer más...

lunes, 13 de agosto de 2018

Leyla Zana escritora y política feminista kurda turca


Leyla Silvan, conocida como Leyla Zana (Silvan, Diyarbakır, 3 de mayo de 1961) es una escritora y política kurda turca, de ideas feministas y progresistas y defensora de la autonomía del Kurdistán en una Turquía federal. Es diputada de la Asamblea Nacional de Turquía desde junio de 2015 por el Partido Democrático del Pueblo.

De 1994 a 2004 estuvo encarcelada por su activismo político. Previamente, de 1991 a 1994 fue diputada independiente.

Fue galardonada con el Premio Sájarov de 1995 por el Parlamento Europeo, pero no pudo recoger su premio hasta su liberación en 2004. También recibió el Premio Rafto en 1994 después de haber sido reconocida por la Fundación Rafto por haber sido encarcelada por su lucha pacífica en favor de los derechos del pueblo kurdo en Turquía.


Nació en Silvan, cerca de Diyarbakir. Fue casada a los 14 años con su primo Medhi Zana, elegido alcalde de Diyarbakır en 1977. Tras el encarcelamiento de su marido, a raíz del golpe de estado en Turquía en 1980, Leyla comenzó una intensa actividad en defensa de los detenidos políticos y por la amnistía.

Empezó a estudiar a los 23 años y obtuvo los diplomas de primaria y secundaria en tres años.

A principios de los 90 colaboró en la fundación del periódico Yeni Ülke, uno de los primeros rotativos editados en kurdo.

En octubre de 1991 se convirtió en la primera mujer kurda que accedió a un escaño en el parlamento de Turquía.​ Su activismo en favor de los derechos humanos y de los derechos del pueblo kurdo le otorgó un gran reconocimiento por parte de la población kurda de Turquía. Logró convertirse en diputada por el distrito de Diyarbarkir con el 84% de los votos por el partido DEHAP (Partido de la Democracia del Pueblo).

Zana fue la primera diputada electa en plantear abiertamente el llamado "conflicto kurdo" en la Asamblea Nacional de Turquía. Ingresó el seis de noviembre de 1991 con un gran escándalo para el nacionalismo kemalista. Juró su cargo luciendo una diadema con los colores de la prohibida bandera kurda y usando la proscrita lengua kurda, "en nombre de la hermandad entre los pueblos turco y kurdo".

En marzo de 1994 tras un controvertido discurso en EEUU siendo diputada del Partido de la Democracia le fue cancelada la inmunidad parlamentaria y fue detenida bajo las acusaciones de traición y separatismo, así como de pertenencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), junto con sus compañeros de partido Hatip Dicle, Orhan Dogan y Selin Sadak.

El ocho de diciembre de ese año fue condenada a quince años acusada de "traición" y "pertenencia a una organización ilegal", cargos que ella siempre negó.

En 1995 le fue concedido por el Parlamento Europeo el Premio Sájarov​ para libertad de pensamiento por su "valiente defensa de los derechos humanos y su compromiso a forjar una resolución pacífica y democrática al conflicto kurdo".​

El caso de Leyla Zana despertó un importante interés internacional, especialmente a raíz de los intentos de Turquía por ingresar en la Unión Europea. La UE insistió repetidamente al gobierno turco para que Zana fuera liberada. En el año 2000, la película La espalda del mundo de Javier Corcuera dedicó uno de los tres reportajes a la historia de Zana, aumentando su popularidad en el exterior de Turquía.

En 2001 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló contra el gobierno turco por el caso de Zana, calificándola como presa de conciencia. No obstante, Turquía no reconoció el fallo. Fue liberada en 2004.

En 2005 el Tribunal Europeo dictaminó una compensación de 9.000€ a Zana por parte del gobierno turco. Ese mismo año Zana participó en la formación del Movimiento Democrático del Pueblo (DTH), el cual se fusionó con el Partido de la Democracia del Pueblo (DEHAP) dando lugar al Partido Democrático del Pueblo (DTP), donde actualmente milita Zana.

Defensora de una Turquía federal con una región denominada Kurdistán, en abril de 2008 fue condenada a dos años de cárcel por "propaganda terrorista". En diciembre del mismo año fue también condenada a otra década en la cárcel por "terrorismo". El 28 de julio de 2009 otro tribunal la condenó a 15 meses de prisión por un parlamento. Las tres penas se suspendieron.


El doce de junio de 2011 regresó al parlamento. Fue reelegida como independiente debido a una prohibición vigente de pertenecer a un partido. Defensora de una solución política al conflicto kurdo, se reunió en 2012 con el que posteriormente sería Presidente, Tayyib Erdogan, y apostó por él públicamente para resolver el conflicto kurdo lo que le valió críticas de los propios sectores kurdos. Su iniciativa sirvió de base para el proceso negociador entre el PKK y el gobierno turco, gracias al cual el líder del PKK Abdullah Öcalan realizó el histórico llamamiento a basar de la resistencia armada a la lucha política.

En verano de 2015 se inició una nueva ofensiva judicial a consecuencia del violento fin del proceso de paz con el PKK. El Partido Democrático del Pueblo fue acusado de ser el brazo político del PKK. La formación lo niega y denuncia una purga para acabar con la disidencia del país.

En mayo de 2016 el parlamento turco aprobó levantar la inmunidad parlamentaria de los diputados que tengan abiertos procesos judiciales.

En noviembre de 2016, Zana fue nuevamente arrestada junto con otros diputados del BDP / HDP, acusados de afiliación con el PKK y en febrero de 2017 de nuevo fue arrestada brevemente y liberada.

https://es.wikipedia.org/wiki/Leyla_Zana
http://alischirasi.blogsport.de/2016/02/01/der-kleine-schwarze-fisch-und-leyla-zana/
https://www.yenisafak.com/video-galeri/haber/leyla-zana-1991de-de-yemin-edememisti-2067151
http://www.europarl.europa.eu/intcoop/sakharov/laureates/zana_en.html
Leer más...

domingo, 12 de agosto de 2018

Maribel Arias Fernández exiliada republicana

Maribel Arias 

Maribel Arias Fernández (Avilés, 1923)

Hija de Rita Fernández y David Arias, alcalde de Avilés de 1920 a 1923 por parte del Partido Reformista y posteriormente de 1931 a 1933 por parte de Izquierda Republicana. David Arias, hombre comprometido con la realidad social que le rodea, defiende gratuitamente como abogado a muchos de los presos que han participado en la revolución de Asturias de 1934.

Al producirse el golpe de estado militar, la familia se encuentra veraneando en Ribera de Pravia y regresa a Avilés. Cuando el ejército franquista llega al río Nalón, David envía a su mujer y sus cuatro hijos a Santander. Regresan al estacionarse el frente de batalla.

En 1937, poco antes de la caída de Asturias, Maribel embarca junto a sus tres hermanos y su madre en un barco inglés, el “Margaret Rose”, rumbo a Francia. Desembarcan en Burdeos, donde les dicen que no es seguro quedarse en Francia. Así que marchan de nuevo a España, rumbo a Barcelona, donde se reúnen de nuevo con David.

A finales de enero de 1939 marchan todos hacia Francia junto a cientos de miles de republicanos. Primero llegan en camión hasta Puigcerdá, donde sufren un bombardeo. Desde allí tienen que continuar a pie hasta Bourg-Madame. Al llegar a la frontera el gobierno francés todavía no permite la entrada de hombres, solo de mujeres, niños, ancianos y combatientes heridos, así que David queda en zona española, al que no vuelven a ver hasta un año después y Rita pasa la frontera con los hijos, tras lo cual son llevados en tren hasta la Abadía de Noirlac, en el departamento de Cher. Allí se monta un campo de refugiados donde conviven unos 800. Al llegar les inyectan un medicamento que hace que al día siguiente todos están indispuestos, con fiebre. Maribel y otro muchacho de 15 años tienen que atenderles a todos y darles agua sacándola de un pozo.

En abril consiguen comunicarse con el padre de Maribel que durante su estancia en Francia recorre los campos de concentración de Argelés-Sur-Mer, Bram y Montolieu. Ese mismo mes, Maribel y su familia son conducidos al Chateau La Brosse, también en Cher, donde permanecen hasta la llegada del verano en que son enviados a Chateaufer, unas antiguas cuadras donde únicamente hay paja en el suelo y donde permanecen hasta su salida de Francia. Durante su estancia en Francia, Maribel es la responsable de todos los refugiados del campo, al ser la única que sabe hablar francés. Una noche llega a presenciar la muerte de un bebé por congelación.

Gracias a la ayuda de algún amigo de la familia consiguen dinero y pasajes para salir de Francia. En enero de 1940 se reúne toda la familia en Burdeos y embarcan en el buque “De la Salle” rumbo a República Dominicana haciendo escala en Casablanca donde pasan unos días sin poder apearse del barco. El 24 de febrero llegan a Puerto Plata. En Santo Domingo pasan un año tras el cual la familia parte hacia México tras pasar una breve temporada en Cuba. En febrero de 1942 llegan a Veracruz. Desde allí viajan en tren hasta Ciudad de México, donde les esperan muchos refugiados de Avilés. Allí alquilan un pequeño apartamento donde se instala toda la familia. Maribel es la primera de la familia que se pone a trabajar, en unos laboratorios que habían puesto unos refugiados españoles, primero empaquetando medicinas pero en seguida pasa a ser la encargada de la oficina. Permanece en ese trabajo durante 3 años, hasta que decide casarse con un nativo mexicano, a pesar de las reticencias por parte de su familia. En ese momento deja de trabajar. Recuerda que en aquellos años “el marido no la dejaba trabajar casada”. Llega a tener cinco hijos, a los que inculca el respeto hacia España aunque todos son y se sienten profundamente mexicanos.

Hoy asegura sentirse mexicana. Más mexicana que muchos mexicanos.

Fuentes:
Entrevista a Maribel Arias, 10 de marzo de 2012. México DF.
Cartas desde el Exilio (1939 – 1969), de Luis Amado-Blanco y David Arias, con textos de Alicia Alted y Roger González. Ediciones Azucel. 2003.
Portal Movimientos Migratorios Iberoamericanos de la Subdirección General de los Archivos Estatales del Ministerio Cultura de España. (http://pares.mcu.es/MovimientosMigratorios).
Leer más...

sábado, 11 de agosto de 2018

Hanna Nagel artista grafica


Hanna Nagel (nacida como Johanna Nagel ) (10 de junio de 1907 en Heidelberg - 15 de marzo de, 1975 ibid) era ilustradora y diseñadora gráfica alemana. En sus primeras etapas, se la considera representante del Verismo y la Nueva Objetividad. Su trabajo incluye principalmente dibujos, grabados e ilustraciones de libros.  Su trabajo tienen un tono satírico, algo onírico. En  la figura femenina,  la  artista se refleja criticamente  como una mujer en muchos roles.

Hanna Nagel creció siendo la hija mayor del gran comerciante Johannes Nagel y su esposa Bertha Geb. Nuss, con una hermana, Margarete, en Heidelberg, donde asistió a una escuela para niñas. Ya de niña, que era  zurda se entretenia dibujando. En 1924  comenzó un aprendizaje como encuadernadora.  Entre 1925-1929 estudió en la Escuela de Arte del Estado de Baden en Karlsruhe Karl Hubbuch, Wilhelm Schnarrenberger y Hermann Gehri, más tarde fue estudiante de maestría en la clase de grabado en el Walter Conz. En el otoño de 1929, se mudó a Berlín, al igual que su esposo posterior, y en 1930 comenzó a estudiar en las Escuelas de Artes Libres y Aplicadas de los Estados Unidos. 

 Hanna Nagel, Autorretrato, 1929

Uno de sus  profesores vio en ella una "nuevo Kollwitz"; Allí y con la profesora Meid, una ilustradora muy exitosa, ella pudo usar estudios maestros.

En 1931 se casó con el pintor Hans Fischer y se graduó poco después, a partir de 1932, Entre 1933 y 1936 permaneció varias veces en la Villa Massimo en Roma. En 1936 publicó el primero de más de 100 libros ilustrados, incluidos libros para niños. Ella ilustró La Gaviota de Anton Chekhov, El asilo nocturno de Maxim Gorky y Obras de Daphne du Maurier. Los ciclos gráficos de Hanna Nagel incluyen "Fantasías sobre 24 preludios de Chopin", "El sueño" y "Miedo".



 Debido a su decidido rechazo de la escena artística nazi y a su inmensa crítica  sobre los roles de género existentes, la familia Fischer-Nagel solo podía sobrevivir aceptando pequeñas encargos (como páginas de calendario o arte comercial).


La pintora y poeta Irene Fischer-Nagel que  nació en 1938 en Heidelberg fué su única hija. El padre fue reclutado para el servicio militar en 1940; En 1947 la pareja se separó.


Los siguientes 30 años Hanna Nagel vivío en Heidelberg, sufriendo constantemente   dolores. Después de una operación de su brazo, tuvo que cambiar y dibujar con  la mano derecha. 

Hanna Nagel creó innumerables dibujos, litografías y aguafuertes.
Su extenso trabajo es parcialmente inédito, su patrimonio artístico en su mayoría de propiedad privada.
El Premio Hanna Nagel, que lleva su nombre, es otorgado anualmente por un destacado jurado de mujeres  en Karlsruhe.


https://de.wikipedia.org/wiki/Hanna_Nagel
http://weimarart.blogspot.com/2010/07/hanna-nagel.html
http://www.artnet.de/k%C3%BCnstler/hanna-nagel/
Leer más...

viernes, 10 de agosto de 2018

Barbara McClintock, Nobel de Medicina en 1983

Barbara McClintock1​ (Hartford, Estados Unidos, 16 de junio de 1902 – Huntington, Estados Unidos, 3 de septiembre de 1992) fue una científica estadounidense especializada en citogenética que obtuvo el premio Nobel de Medicina o Fisiología en 1983.

McClintock se doctoró en Botánica en 1927 por la Universidad Cornell, donde posteriormente lideró el grupo de citogenética del maíz, su campo de interés a lo largo de toda su carrera. A finales de la década de 1920, estudió los cambios que acontecen en los cromosomas durante la reproducción del maíz, poniendo de manifiesto mediante métodos de microscopía desarrollados en su laboratorio procesos tan fundamentales como la recombinación genética que se produce durante la meiosis. Iniciadora de la cartografía genética en maíz, describió el primer mapa de ligamiento de este genoma y puso de relieve el papel de los telómeros y centrómeros. Debido al gran nivel de su trabajo científico, fue galardonada en varias ocasiones, entrando a formar parte de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en 1944.

En los años cuarenta y cincuenta, McClintock descubrió el proceso de transposición de elementos del genoma y lo empleó para explicar cómo los genes determinan ciertas características físicas. Desarrolló hipótesis sobre la regulación de la expresión génica y la transmisión de los caracteres de los parentales a la progenie de plantas de maíz. Estas investigaciones fueron observadas con escepticismo por parte de sus colegas, lo que provocó que dejara de publicar sus datos en 1953. Tras esto se dedicó al estudio de la citogenética y etnobotánica de las razas sudamericanas de maíz. En la década de los sesenta y setenta otros científicos publicaron los mecanismos de regulación de la expresión génica que ella había descrito o postulado décadas antes.


Como galardón a sus descubrimientos en el campo de la transposición genética le fue adjudicado en solitario el premio Nobel.

Conferencia en la entrega del Nobel


Barbara McClintock, la investigadora que descubrió los “genes saltarines”


La investigadora Barbara McClintock, Premio Nobel de Medicina en 1983, no tuvo las cosas fáciles. Su historia sirve de inspiración para seguir trabajando y luchando por nuestros sueños.



Se llamaba Barbara McClintock, y aunque para muchos este nombre suene desconocido, fue una de las grandes científicas en el campo de la genética. Su trabajo fue ignorado durante décadas, debido en buena medida a sus resultados casi “revolucionarios” y al hecho de que no lo tuvo fácil como mujer investigadora. Por suerte la historia tuvo final feliz, ya que recibió el Premio Nobel de Medicina en 1983.

Sus innovadores resultados llegaron de la mano de una planta muy utilizada en investigación y en nuestra alimentación diaria: el maíz. Estudiando su genoma, es decir, observando las miles de “letras” que componen su ADN, vio por primera vez que existía una serie de secuencias genéticas que podían, de alguna extraña manera, cambiar su posición.

Más adelante a estos genes “saltarines” se les llamó transposones. Sus trabajos iniciados en 1944 en el conocido Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York comenzaron a fructificar en 1948, cuando describió por primera vez la existencia de elementos transponibles en el genoma del maíz.

¿No era acaso esto una locura? ¿Pensar que pequeños fragmentos de ADN podrían variar su situación en los cromosomas de alguna manera desconocida? Las posibilidades que ofrecían los resultados de Barbara McClintock eran muy variadas y suponían sin duda un verdadero quebradero de cabeza para los genetistas.

Barbara McClintock

Estos transposones, al variar su posición en el genoma, podían de alguna forma “encender” o “apagar” la expresión de otros genes en el maíz. Sus revolucionarias ideas fueron publicadas en un famoso artículo científico, titulado “The origin and behavior of mutable loci in maize“, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La teoría de Barbara McClintock no sólo era revolucionaria, sino que teóricamente también resultaba muy compleja. Los “genes saltarines” cambiaban en buena medida el conocimiento que se tenía sobre la genética hasta aquel momento. Por este motivo, sus resultados fueron recibidos con una mezcla de perplejidad e incluso hostilidad por buena parte de la comunidad científica.

Sin embargo, su tenacidad como investigadora también sirvió para demostrar que sus resultados eran ciertos: los transposones existían. Las décadas de trabajo le valieron el Premio Nobel de Medicina en 1983. Diez años antes de este galardón, Barbara McClintock escribió un gran texto, que bien puede servir para todos aquellos emprendedores que desean hacer su idea realidad:

A lo largo de los años he descubierto que es difícil, si no imposible, hacer que otra persona sea consciente de sus suposiciones tácitas si, a través de mis experiencias, yo lo he sido. Esto se hizo dolorosamente evidente en la década de los 50 cuando intenté convencer a mis colegas de que la acción de los genes tenía que estar y estaba controlada. Hoy día es igualmente doloroso reconocer la inmovilidad de las suposiciones que otras personas mantenían respecto de los elementos reguladores en el maíz y su modo de acción. Uno debe esperar al momento idóneo para un cambio conceptual.

El ejemplo de Barbara McClintock nos ayuda a ver cómo a veces debemos remar “a contracorriente” y esperar al momento perfecto para lograr que lo que deseamos se cumpla. Las cosas no son fáciles, y más en un momento de crisis económica como el que vivimos, pero sin duda, sus revolucionarios trabajos con el maíz y el reconocimiento del Premio Nobel demuestran que, una vez más, el éxito y el buen trabajo terminan por abrirse camino a través de las dificultades.
 Angela Bernardo

https://blogthinkbig.com/barbara-mcclintock-genes-saltarines
https://es.wikipedia.org/wiki/Barbara_McClintock
https://hackaday.com/2017/12/28/barbara-mcclintock-against-the-genetic-grain/
http://mujericolas.blogspot.com/2016/06/barbara-mcclintock-premio-nobel-de.html
https://mujeresconciencia.com/2014/06/16/barbara-mcclintock/
https://www.famousscientists.org/barbara-mcclintock/
Leer más...

jueves, 9 de agosto de 2018

Ingeborg Bachmann poeta y escritora austriaca


Ingeborg Bachmann (Klagenfurt (Austria), 25 de junio de 1926-Roma (Italia), 17 de octubre de 1973) fue una poeta y autora austríaca, una de las más destacadas escritoras en lengua alemana del siglo XX.


Hija mayor de un profesor de educación secundaria, Ingeborg Bachmann pasó su infancia y juventud en Carintia en Austria. Durante la posguerra, entre 1945 y 1950, y tras haber comenzado estudios de derecho, se consagró a la filosofía, psicología y literatura alemana.

Pasó por las universidades de Innsbruck, Graz y por último Viena, donde terminó sus estudios, doctorándose en filosofía con una tesis titulada: La recepción crítica de la filosofía existencial de Martin Heidegger.

Pronto publicó su primera historia corta. Su carrera literaria se benefició del contacto con Hans Weigel (literato y promotor de la literatura joven de posguerra) y el renombrado círculo literario Gruppe 47, entre cuyos miembros también se contaban Ilse Aichinger, Paul Celan, Heinrich Böll, Marcel Reich-Ranicki y Günter Grass. De este grupo recibió en 1953 un premio por su primera colección de poemas Die Gestundete Zeit (El tiempo postergado).

Un empleo en la emisora de radio Rot-Weiss-Rot (Rojo-Blanco-Rojo, la emisora de radio de las fuerzas de ocupación americanas) facilitó a Bachmann hacerse con una visión amplia de la literatura contemporánea, a la vez que le proporcionó un sueldo decente que le permitió un trabajo literario serio. Además, sus primeras obras radiofónicas fueron publicadas por la emisora, como Ein Geschäft mit Träumen (1952) (Un negocio con los sueños) o Die Radiofamilie (La familia de la radio).

Sus poemas y dichas obras obtuvieron simultáneamente éxito ante la crítica y el público, lo que le significó gran éxito en el mundo germanófono. Mediante sus poemas, buscaba de acuerdo con el objetivo del Grupo 47, renovar la lengua: no se construye «un mundo nuevo sin un lenguaje nuevo». Otro tema puramente bachmaniano se muestra lentamente: el amor y su violencia inherente a las relaciones; la incomunicación en la pareja; lo trágico de la existencia femenina.

La sesión del Grupo 47 de 1958, denominada Grossholzleute presenció la emergencia de una facción femenina llevada por Bachman, Ilse Aichinger y otras autoras. El Grupo 47 debía liberar a los Hombres de las palabras manchadas por los nazis y ayudarles a escribir un nuevo mundo. También debía servir, se decían ellas, a limpiar la lengua de aquellas palabras de las que se sirven los hombres para hablar de las mujeres en su nombre usurpando su sitio y matando sus pasiones. Fue el principio de un intento literario original y revolucionario de escribir el Amor, con la representación de él que las mujeres hacen con sus palabras, y no con las fabricadas durante siglos por autores masculinos: sobre este tema, véase el relato de Bachmann "Ondine", en la recopilación Das dreißigste Jahr (El trigésimo año)

Este cambio de objetivo "político", de temática literaria, así como el paso de la poesía a la novela, rompieron el vínculo inicial entre Bachmann y el público.

Posteriormente el trabajo de Bachmann se centró principalmente en temas como los límites personales, el establecimiento de la verdad y la filosofía del lenguaje, esta última siguiendo las ideas de Ludwig Wittgenstein.


En 1953 se mudó a Roma, donde dedicó la mayoría de los años siguientes a escribir poemas, ensayos, libretos de ópera e historias cortas que pronto le significaron fama internacional y numerosos premios. Entre 1958 y 1963 tuvo como compañero al escritor suizo Max Frisch (1911-1991), con quien vivió en Roma y Fráncfort. Esta relación la condujo a Suiza y ofreció el papel del segundo protagonista en la obra de Frisch: Mein Name sei Gantenbein.

En 1959 inauguró, como primera profesora invitada, un puesto relacionado con la poesía creado por la universidad de Frankfurt-am-Main para permitir a un escritor de lengua alemana exponer allí su "arte poético". De las seis conferencias inicialmente previstas (desde noviembre de 1959 a diciembre de 1960, Bachmann sólo dará cinco, tituladas Cuestiones de poesía contemporánea.




En 1964 recibió el prestigioso premio Büchner por sus poemas, y compuso para la recepción de éste su texto: Berlin, un lugar de azares.

Malina, primer tomo de la tetralogía inacabada Todesarten, fue su último trabajo publicado en vida, en 1971. El libro le valió en 1972 el Premio Anton Wildgans, uno de los más prestigiosos de su país.

Su muerte en un hospital de Roma tres semanas después de un incendio en su habitación, el 17 de octubre de 1973, dejó su obra incompleta. La verdadera causa de su muerte sigue sin dilucidarse.


El prestigioso Premio Ingeborg Bachmann, concedido anualmente en Klagenfurt, lleva su nombre.






El tiempo postergado

Vienen días más duros.
El tiempo postergado hasta nuevo aviso
asoma por el horizonte.
Pronto tendrás que atarte los zapatos
y correr los perros de vuelta a las granjas marismeñas.
Pues las vísceras de los peces
se han enfriado al viento.
Arde pobre la luz de los altramuces.
Tu mirada rastrea la niebla:
el tiempo postergado hasta nuevo aviso
asoma por el horizonte.

Allí se te hunde la amada en la arena,
sube por su cabello ondeante,
le quita la palabra,
le ordena callarse,
le parece mortal
y dispuesta a la despedida
tras cada abrazo.

No mires hacia atrás.
Átate los zapatos.
Corre los perros de vuelta.
Tira los peces al mar.
¡Apaga los altramuces!

Vienen días más duros.

Traducción de Arturo Parada


En la penumbra

De nuevo metemos los dos las manos en el fuego,
tú, para el vino de la noche largamente embodegada,
yo, para la fuente de la mañana, que desconoce los lagares.
Aguarda el fuelle del maestro, en quien confiamos.

Al sentir el calor de la preocupación, el soplador se acerca.
Se va antes de que amanezca, viene antes de que llames, es viejo
como la penumbra en nuestras tenues cejas.

De nuevo, él prepara el plomo en caldera de lágrimas,
a ti, para un vaso -se trata de celebrar lo desaprovechado-,
a mí, para el pedazo lleno de humo -este se vacía sobre el fuego.
Así avanzo hasta ti y hago sonar las sombras.

Descubierto está quien ahora vacile,
descubierto, quien haya olvidado el dicho.
¡Tú no puedes ni quieres saberlo,
tú bebes del borde, donde está fresco,
y como antaño, bebes y permaneces sobrio,
a ti aún te crecen cejas, a ti aún te contemplan!

Pero yo ya aguardo el momento
en amor, a mí se me cae el pedazo
en el fuego, a mí se me convierte en el plomo
que era. Y detrás de la bala
estoy yo, tuerta, segura del blanco, delgada,
enviándola al encuentro de la mañana.

Traducción de Arturo Parada


Nueva

Sale del atrio celestial templado de cadáveres el sol.
No están allí los inmortales,
sino los caídos en batalla, oímos.

Y el esplendor no repara en la putrefacción. Nuestra deidad,
la Historia, nos ha dispuesto una sepultura
de la que no hay resurrección.

Traducción de Arturo Parada

Sombra rosas sombra

Bajo un cielo extraño
sombra rosas
sombra
sobre una tierra extraña
entre rosas y sombra
dentro de un agua extraña
mi sombra

Traducción de Cacilia Dreymüller y Concha García


Temprano mediodía

Silencioso verde a el tilo en el verano inaugurado,
muy apartada de las ciudades tiembla
el brillo opaco de la luna diurna. Ya es mediodía,
ya se agita en la fuente el chorro,
ya se alza bajo el destrozo
el ala maltratada del pájaro de fábula,
y la mano, desfigurada por tirar la piedra,
cae en el despertar del trigo.

Donde el cielo de Alemania ennegrece la tierra,
busca su ángel decapitado una tumba para el odio
y te entrega el cuenco del corazón.

Un puñado de dolor se pierde sobre la colina.

Siete años más tarde
te acuerdas nuevamente,
junto a la fuente, ante la puerta,
no mires demasiado profundamente,
se te saltarán los ojos.

Siete años más tarde,
en casa de amortajado,
apuran los ayer verdugos
el vaso dorado.
Se te hundirían los ojos.

Ya es mediodía, en las cenizas
dobla el hierro, sobre el mandril
está izada la bandera, y sobre la roca

del sueño ancestral, queda de aquí en adelante
forjada el águila.

Solo la esperanza, aquejada de ceguera, está acurrucada bajo la luz.
¡Rompe sus cadenas, guíala
ladera abajo, ponle
la mano sobre los ojos, que no la
abrase ninguna sombra!

Donde la tierra de Alemania ennegrece el cielo,
busca la nube palabras y llena el cráter de silencio
antes de que el verano las perciba bajo la llovizna.
Lo inexplicable recorre, en voz baja, el país:
ya es mediodía.

Traducción de Arturo Parada

https://www.zendalibros.com/5-poemas-ingeborg-bachmann/
https://tamtampress.es/2018/04/23/peter-handke-e-ingeborg-bachmann-abren-el-catalogo-de-tresmolins-la-editorial-de-la-ensayista-y-traductora-alemana-cecilia-dreymuller/ingeborg-bachman/
https://es.wikipedia.org/wiki/Ingeborg_Bachmann
Leer más...
Más