Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora Poeta feminista Pintora Artista Cantante Música Actriz directora de cine Escultora Periodista activista Defensora de derechos humanos Arte abogada compositora Profesora Política investigadora medica Arquitecta Fotógrafa Maestra Filosofa Historiadora Rosas para todas nuestras heroínas fotografa Ilustradora Mujeres Creadoras Socióloga dibujante Artista plástica guionista Educadora Literatura Pintura literata química Antropologa bailarina sindicalista Ecologista Pedagoga Diseñadora Novelista Psicóloga coreógrafa feminista y activista por los Derechos Humanos jurista Descubridora Fisica Narradora Teologa científica cineasta pianista urbanista Anarquista Artesana Cuentista Documentalista Economista Enfermera Filóloga Poetisa cantautora ceramista Actriz de teatro Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Diseñadora gráfica Dramaturga Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Jueza Psicologa Psicoterapeuta Rapera matemática mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana alfarera Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Compositora de música Directora de orquesta Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Naturalista Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diplomatica diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

sábado, 17 de enero de 2015

SIMONE VEIL


SIMONE VEIL, 1927

Simone Veil dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos y a la lucha contra la intolerancia. Simone Veil sobrevivió al campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial. Fue liberada en 1945 y estudió Derecho en París. Siendo ministra de Sanidad en Francia aprobó la ley de despenalización del aborto. Presidió el Parlamento Europeo entre 1979 y 1982. Forma parte del Comité de Honor Internacional de la Fundación para la Memoria del Holocausto. Entre otros muchos premios, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2005.

Veil fue la encargada de defender ley de la interrupción del embarazo, una cuestión que levantó un duro y agrio debate en la sociedad francesa desde el anuncio de su elaboración. Como la propia Veil recordaría más tarde en su autobiografía, Une vie, “frente a un estamento conservador -el médico- yo ofrecía tres significativos defectos: Ser mujer, estar a favor de la interrupción del embarazo y por último, ser judía”


.

“No podemos seguir cerrando los ojos sobre los 300.000 abortos que cada año mutilan a las mujeres de nuestro país”. Con estas palabras, Simone Veil, la ministra de Sanidad del gobierno de Jacques Chirac denunciaba el drama de los abortos clandestinos en Francia ante los diputados de la Asamblea francesa



El primer día de debate en la Asamblea, un hemiciclo donde el ambiente era tan denso que se podía cortar el aire con el filo de un cuchillo, y con una buena parte de los diputados de su propia formación política en su contra, Simone Veil pronunció unas palabras que resonaron en toda la sala: “Me gustaría hacerles compartir una convicción de las mujeres. Pido disculpas por hacerlo ante una asamblea formada exclusivamente por hombres: Para ninguna mujer abortar es una cosa placentera” 



A lo largo de más de veinticinco horas de debates Veil tendrá que escuchar los ataques más violentos (y hasta personales) desde los sectores más radicales de la derecha. La misma Veil verá cómo su casa amanece con pintadas injuriosas, cruces gamadas y recibe amenazas de los sectores más integristas. Un diputado, Alexandre Bolo, la acusa de “instaurar un nueva forma de eutanasia legal”. Las palabras del político conservador suscitan un gran escándalo en el parlamento cuando se le recuerda que la familia de Simone Veil había muerto en las cámaras de gas de los campos de concentración. Veil no abdica en sus convicciones, lo único que le preocupa es poder alcanzar esa mayoría necesaria para aprobar la ley. “Los poderes públicos no pueden eludir su responsabilidad” responde a los opositores mientras defiende su ley como” representante público y como mujer”.


Despues de tres días de debates apasionados y enardecidos, la ley de despenalización del aborto es finalmente votada en la noche del 29 de noviembre de 1974: 285 votos a favor y 188 en contra. En los votos a favor se mezclan los de la izquierda, socialistas y comunistas, y de centro. El proyecto de ley recorrerá despues el senado siendo finalmente el 17 de enero de 1975 promulgada. Una despenalización del aborto, que a pesar de sus limitaciones y provisionalidad, entre otras deficiencias, quedaba fuera de la cobertura de la Seguridad Social y acababa con una legislación que a lo largo del siglo XX había penalizado a las mujeres. En algunos casos hasta con la pena de muerte. Como el caso de Marie-Louise Giraud, que moriría en la guillotina en 1943 acusada de realizar abortos. Una mujer y un discurso de cuarenta y cinco minutos en la Asamblea habían conseguido cambiar finalmente el curso de la historia. La valentía y la firme convicción de una mujer que, quizás sin quererlo, acabaría convertida en uno de los iconos del combate de la mujer por sus derechos en el siglo XX.
CARLES GÁMEZ

Traemos distintos articulos que nos acercan a esta mujer imprescindible en las luchas feministas :

Mujeres que son ejemplo

ELENA MARTÍNEZ LÓPEZ 7 JUN 2005

Hace pocos días Simone Veil fue galardonada con el premio a la Cooperación Internacional que cada año concede la Fundación Príncipe de Asturias. Su mérito fue representar en su trabajo como eurodiputada los ideales de una Europa Unida.

Para quienes aún confiamos en el proyecto europeo como capaz de fomentar la solidaridad en el mundo, este premio supone una doble alegría. La primera, conocer que hay políticos que defienden unos valores dignos de elogio; y la segunda, aunque no la menos importante, aumentar la lista de mujeres que son un ejemplo para la sociedad.

Han sido demasiados siglos de predomino de los hombres, tanto en lo bueno como en lo malo, y en todos los terrenos. La concesión de premios de relevancia social a nombres femeninos es un signo de que la mujer empieza a ocupar en igualdad de oportunidades (aunque tan sólo en el mundo occidental, no se debe olvidar) los mismos cargos que el hombre. De esta forma, además, los ideales podrán pintarse con rostro de mujer en todos los campos. Hasta hace muy poco sólo nos dejaban aparecer en los de la belleza, ahora estamos conquistando los de la inteligencia y el buen hacer. Pero falta mucho para que el femenino resuene con la misma o mayor fuerza que el masculino en el mundo del arte, la literatura, la música, etc. Necesitamos mujeres con el Premio Nobel, mujeres como Frida Khalo en la pintura y como Madame Curie o Rita Levi-Montalcini en ciencia. Einstein dijo una vez: "El ejemplo no es la principal manera de influir en los demás, es la única". Por eso necesitamos mujeres que sean ejemplo, para que la sociedad no interiorice unas diferencias que no son reales, sino culturales.



ENTREVISTA:SIMONE VEIL | EX PRESIDENTA DEL PARLAMENTO EUROPEO

"Queda mucho por hacer para llegar a la paridad de la mujer"

JOSÉ MARÍA MARTI FONT Barcelona 25 FEB 2009

Simone Veil (Niza, 1927), superviviente del Holocausto; la mujer que como ministra sacó adelante la ley de despenalización del aborto en Francia y que presidió el Parlamento Europeo entre 1979 y 1982, recibió ayer en Barcelona el Premio Libertad, que otorga la asociación Mujeres por la Libertad y la Democracia, por su "defensa de la libertad, los derechos humanos, la justicia y el papel de las mujeres en la sociedad moderna".

Veil, que en las últimas elecciones francesas dio su apoyo explícito a Nicolas Sarkozy, preside actualmente la Fundación para la Memoria del Holocausto y dirige el Fondo para las Víctimas, dependiente del Tribunal Penal Internacional (TPI).

"Es muy importante porque es la primera vez que existe algo así", explica, pero considera que el proceso de creación dejó a este organismo internacional con "algunas carencias" para determinadas cosas. "Tal vez se marcó objetivos poco ambiciosos", apunta, "el funcionamiento está casi totalmente ligado a los jueces, que, por otra parte, son en conjunto muy buenos, pero no hay más que ellos y esta especie de apéndice para las víctimas que yo presido. Pero las cosas se mueven".

MÁS INFORMACIÓN
"No creo que Estados Unidos firme el Tratado del Tribunal Penal Internacional"
No cree que la nueva Administración norteamericana se implique en el TPI. "Es difícil", señala, "de entrada Estados Unidos no ha firmado el tratado, y por otra parte, no estoy en absoluto segura de que lo vayan a firmar". El fondo para las víctimas que ella preside tiene complicaciones añadidas, porque exige la presencia de representantes de los cinco continentes y sólo se puede ocupar de casos sobre los que el TPI haya abierto un sumario.

Esta superviviente del campo de exterminio de Auschwitz, donde perdió a casi toda su familia, no cree que haya un rebrote del antisemitismo, ni siquiera de la xenofobia. Distingue entre la crítica a "cómo ha gestionado" el Estado de Israel la invasión de Gaza y la postura de las sociedades occidentales sobre, por ejemplo, las teorías negacionistas. "En Francia, por lo menos, la sociedad y especialmente la Iglesia católica han reaccionado en contra de quienes niegan la existencia del Holocausto, muestra de que la gente no lo acepta".

La primera mujer ministro de la V República francesa y la primera que dirigió la Eurocámara considera que la presencia de las mujeres en la esfera pública, tanto política como económica, está lejos de ser lo que debería ser. "Queda mucho por hacer", explica, "si se contempla el pequeño número de mujeres que han conseguido hacerse un hueco en el Gobierno [francés] o en las altas esferas de la Administración, se ve que estamos muy lejos de la paridad. Incluso para conseguir una promoción en la vida profesional, los hombres siguen cerrando el paso a las mujeres". "Se pueden hacer leyes, se puede hacer un montón de cosas y se han hecho un montón de cosas, pero sigue habiendo una gran diferencia", sentencia.





IVG : le difficile combat de Simone Veil por lemondefr

http://elpais.com/diario/2009/02/25/catalunya/1235527645_850215.html
http://www.1325mujerestejiendolapaz.org/otrsem_simone.html
http://elpais.com/diario/2005/06/07/opinion/1118095208_850215.html
http://www.humanite.fr/il-y-40-ans-simone-veil-montait-au-creneau-en-faveur-de-livg-558324
http://1jour1actu.com/articledossier/simone-veil/

3 comentarios:

  1. Una mujer imprescincible en la historia del siglo XX. Yo también la tengo pendiente de publicación.
    Gracias por el blog. Gracias,por tu enorme trabajo,Hortensia.
    Besos y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hemos puesto en este dia ,pues hace 40 años que se aprobo en Francia la ley sobre el aborto gracias a su trabajo . Gracias Ana por pasarte por aca y esperamos seguir siguendote en tus blogs que tanto valoramos . abrazo

      Eliminar
  2. Nadie de la familia de Simone Veil murio gaseado, aunque ellos, como ella misma, figuran en las listas de gaseados en el supuesto holocausto, es un misterio como esta señora resucitó y fue luego Ministra.

    ResponderEliminar

HH

Más